Saltar al contenido

Aprende a detectar cuando estás siendo víctima de una mala influencia energética

Aunque no nos demos cuenta de ello, todos somos propensos a que las malas influencias entren en muestro espacio de paz y de armonía, especialmente si nos encontramos perturbados por alguna preocupación, por alguna angustia, o nos encontramos deprimidos, tristes y en estado de nostalgia.

El mundo nace en nosotros, como Descartes hizo reconocer, y dentro de nosotros adquiere su influencia habitual. Edmund Husserl

Las malas influencias suelen hacer presa fácil a aquellas personas que se descuidan y que no saben reconocer de donde les sopla el viento, de hecho muchas veces, terminamos actuando o reaccionando de maneras inesperadas, incluso para nosotros mismos y no llegamos a comprender que nos sucedió exactamente.

Esto no quiere decir que estamos exentos de responsabilidad alguna, evidentemente tenemos libre albedrío y somos responsables de nuestros actos, sin embargo, muchas reacciones humanas tienen que ver con influencias externas que entran en nuestro campo del pensamiento y que terminan generando alguna emoción contraria que se traduce en hecho desafortunado generalmente.

No hay influencia buena; toda influencia es inmoral, inmoral desde el punto de vista científico. Influir sobre una persona es transmitirle nuestra propia alma. Oscar Wilde

Debemos aprender a reconocer cuando una influencia negativa se nos acerca, cuando no nos corresponde y cuando no forma parte de nuestro pensar o accionar común, una rabia arrebatadora, una tristeza inesperada, una emoción profunda que nos sorprende y nos hace pensar que está sucediendo…

Cuando nuestra intuición nos habla y genera una reacción en el cuerpo, debemos estar atentos y prestar atención, pues los pensamientos afines y comunes siempre se atraen, de alguna manera flotan en el éter y en el ambiente y así solemos atraer los pensamientos cuando nos encontramos en una vibración determinada, por ejemplo, si estamos tristes, pues llegan a nosotros infinidades de recuerdos que agraven nuestra emoción y nuestra sensación de tristeza, lo mismo pasa con la alegría, hasta convertirse incluso en una risa desbordada.

mala influencia energética

Hasta las personas más insignificantes ejercen cierta influencia en el mundo. Louisa May Alcott

Se trata entonces de saber defendernos de una influencia negativa, reconocerla, entender que puede manifestarse a través de una persona, comentario, mensaje, o de cualquier otra manera, puede llegar a nosotros y hacernos accionar contrario a nuestros deseos y en muchos casos lo que queda es el arrepentimiento.

Sé sensible ante estas manifestaciones, aprende a liberarte de las influencias negativas, y observa siempre tus pensamientos y lo que te generan, para que puedas asumir un control real de tu vida.

Por: Marvi Martínez
via Rincon del Tibet

Envíaselo a alguien especial

cerrar
error: Content is protected !!

Send this to a friend