Tu aporte para nuestro futuro

Desde la modesta posición en la que os encontréis, podéis contribuir al bien de toda la humanidad. Consagrad cada día, al menos unos minutos, a pensar cómo en el futuro la humanidad llegará a ser una gran familia en la que todos sus miembros se amen, se comprenden, se sonríen. ¡Hay tantas cosas buenas en las que pensar para la felicidad de la tierra entera! Que todos los humanos van a contemplar la salida del sol, que se reúnen
para danzar y cantar himnos de gozo y de gratitud al Creador…

¿No es maravilloso poder formular tales deseos, en vez de alimentar continuamente tantos pensamientos y sentimientos pesimistas, prosaicos, egoístas? Y pensad también en toda esta vida que hay en el Cielo: los ángeles, los arcángeles, las divinidades, todas las jerarquías… Pensad en la luz, en el amor, en la pureza en las que viven, y desead que este esplendor descienda sobre la tierra. De esta manera construís puentes, creáis comunicaciones para que la perfección, la riqueza, la belleza de arriba desciendan realmente un día sobre la tierra.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Visita Wadie.com

biblia

Lea:   Tu estado de ser determinar tu creación
Menú de cierre

Comparte con un amigo