image

Se le ha ocurrido alguna vez que el único tiempo que siempre tiene es el momento actual? Todos hemos escuchado muchas veces esa afirmación, pero probablemente muy pocos comprendemos, incluso ligeramente , todo lo que implica . Lo que significa es que uno sólo puede vivir el presente. Lo que significa es que uno sólo puede actuar en el presente. Lo que significa es que uno sólo puede experimentar el presente.

Sobre todo, significa que lo único que uno tiene que curar es el pensamiento actual. Si usted lo comprende bien, todo se transformará en un cuadro de armonía y gozo. Cuando algunos estudiantes escuchan estas reflexiones piensan: “Si, lo sé. Hace años que lo sé”. Pero lo más probable es que no lo hayan comprendido cabalmente. Cuando lo entienden, logran notables resultados.

Todo lo que usted puede saber es su pensamiento actual, y todo lo que puede experimentar es la expresión externa de todos los pensamientos y creencias que abriga en el momento actual. Lo que usted llama pasado, sólo puede ser su recuerdo del pasado. Las aparentes consecuencias de pasados sucesos, sean buenas o malas, no son más que la expresión de su estado mental de ese momento ( incluido, por supuesto, el subconsciente).

Lo que usted llama futuro, las cosas que puede estar planeando, o las que puede estar temiendo, no es más que un estado mental de ese momento.

Este es el verdadero significado de la frase tradicional el Eterno Ahora. La única alegría que puede experimentar es la que experimenta ahora. Un recuerdo grato es una alegría actual. El único dolor que puede sufrir es el dolor del momento actual. Los recuerdos tristes son penas actuales.

Lea:   Los 7 tipos de empatía que están aquí para cambiar el mundo

Que el momento actual sea correcto. Experimente la paz, la armonía, el gozo, la buena voluntad, en el momento actual. Al concentrarse en esas cosas y reclamarlas – y olvidar, durante el tratamiento, todas las demás – los problemas del pasado y del futuro se resolverán por sí solos.

“Por lo demás, hermanos, atended a cuanto hay de verdadero, de honorable, de justo, de puro, de amable, de virtuoso y de digno de alabanza, a eso estad atentos “. Filipenses.

 

Emmet Fox

Menú de cierre

Send this to a friend