Abrazando lo Desconocido

La mayoría de nosotros los seres humanos hemos tenido un poco de miedo a la oscuridad. Venimos a este mundo desde un lugar sin tiempo de amor y apoyo incondicional y somos entregados en un entorno profundamente denso de incertidumbre y potencial para el dolor y el sufrimiento. Ya no tenemos el tipo de telepatía que existe en el mundo del Espíritu y ya tampoco tenemos el sentido de saberlo todo que es como la luz clara y brillante donde no hay secretos, ni escepticismo, y no hay dudas. Por esta razón, muchos niños tienen miedo a la oscuridad y quieren a alguien allí cuando se duermen tal vez una luz encendida en el pasillo sólo para darles una sensación de que pueden ver lo que está a su alrededor. Quién sabe, la oscuridad puede tener cocodrilos debajo de la cama, fantasmas viniendo del armario, o demonios trepando por la ventana. Incluso los adultos pueden alejarse de la oscuridad y tener momentos ocasionales de pánico en una calle oscura, o en un garaje, ático o sótano, temerosos de ladrones, atracadores, o asesinos. La oscuridad parece estar llena de misterio, lo desconocido, obstáculos, y por supuesto nuestras mentes tienden a ir hacia las malas posibilidades en vez de a las buenas. Somos más propensos a pensar en una rata o una pesada y peluda araña en la oscuridad que en una buena hada, un ángel, o un ramo de flores.

En un nivel más profundo esto se traduce en la necesidad de saber. Deslizamos los dedos sobre el encendido de las luces para asegurarnos de que ninguno de estos horrores existen o están al acecho listos para abalanzarse sobre nosotros. Asociamos ver con saber, y cuando no podemos verlo que está allí, nos llenamos de ansiedad y duda. El centro instintivo es activado y el cuerpo entra en modo de supervivencia, listo para luchar o huir. Por la misma razón mucha gente enciende la televisión, la computadora o la radio en sus autos las noticias de 24 horas, como si escucharas frases pegadizas reduciría su miedo. Cabezas parlantes analizan sin cesar cada evento pero aun así nadie se siente más seguro, más bien sienten todo lo contrario, porque los medios de comunicación quieren sensacionalismo para vender productos.

universo

Los seres humanos somos adictos a las predicciones y a las profecías porque llenan la necesidad de saber, incluso si se trata de una advertencia sobre algo que no es tan bueno. Al menos”Cuidado a mediados de marzo” nos dice cuándo esconderse y mantenerse fuera de problemas. Las personas que analizan y tratan de predecir el mercado de valores son muy requeridas y hacen montones de dinero, ya que tratan de quitar la incertidumbre de lo que sucederá. Esta es también la razón por la que la gente va a astrólogos, videntes, médiums y similares, porque quieren saber lo que podrían estar pasando por alto o perdiéndose, señalando más incomodidad de estar en la oscuridad.

Como muchas profecías han predicho ahora estamos en el Kali Yuga, el más profundo y oscuro de los tiempo justo antes de la temprana luz del alba. La bola de demolición está fuera y estamos desconstruyendo nuestro mundo para gran consternación de todos los intereses creados en el status quo. Acompañando este tiempo caótico de disolución está la falta de claridad, la incertidumbre, la imprevisibilidad, la falta de concentración, y por supuesto, todo esto trae un gran miedo a la oscuridad y al caos del vacío.¿A dónde estamos yendo? ¿Dónde acabará todo esto? ¿Hay alguna esperanza de sobrevivir a todo esto? ¿Estamos saliéndonos hacia el precipicio? Acabará el Ébola con la especie oes otra cosa viniendo a su paso lo que matará a todo el mundo? ¿Dominará el mundo el Estado Islámico o alguna otra nación aplicará la fuerza y destruirá a los Estados Unidos, la Unión Europea, o al resto del mundo? ¿Está el dólar finiquitado y qué sucederá si se estrella? Está todo el mundo enloqueciendo y nos mataremos unos a otros con revólveres? ¿Quedará algún ecosistema para sostenernos o todo va en caída? El calentamiento global, hará este mundo inhabitable? Y sigue y sigue! Nadie tiene las respuestas parece. Tal vez nunca ha habido tanta incertidumbre grave como ahora. Nunca han habido tantos eventos y situaciones que convergen a la vez que podrían llevar a la aniquilación de la raza humana. El miedo a la oscuridad, miedo al misterio y al caos, miedo a lo desconocido es el contexto de nuestro mundo en este exacto momento.

Una persona ciega se acostumbre a la oscuridad. Para ellos no existen habitaciones oscuras, callejones oscuros, lugares oscuros, porque se han acostumbrado a evaluar su entorno de acuerdo a criterios totalmente diferentes. Esto no quiere decir que no tienen momentos de ansiedad cuando han perdido sus puntos de referencia, el contexto de donde están. Sin embargo, algunas personas ciegas han desarrollados sentidos y habilidades especiales que les permitan saber siempre dónde están y cómo navegar por un mundo que no pueden ver con sus ojos.

Tal vez este es un tiempo en que necesitamos tomar una página de su libro. Tenemos que llegar a ser como los ciegos y dejar de lado nuestros requisitos típicos para saber lo que está sucediendo. Nuestros líderes y los expertos no saben ya nada más. O nos volvemos locos de atar o de pánico porque no podemos ver con claridad, o nos adaptamos y cambiamos nuestros criterios para saber. Hay momentos en la vida cuando nos tomamos unas vacaciones de saber y realmente nos gusta. Leemos historias de misterios, vamos a ver películas con finales sorpresa y no queremos un arruinador que nos diga lo que sucede antes de que lo veamos. Viajamos a diferentes culturas países sólo porque queremos ser sorprendidos y encantados con algo diferente. Vamos a un restaurante que sirve comida extranjera porque queremos probar algo nuevo. Tal vez no nos guste y tal vez seremos altamente sorprendidos y descubriremos una cocina totalmente nueva. Vamos a una reunión social porque tal vez haya una persona misteriosa allí que podamos conocer y tener un inesperado romance.

Lea:   Cuando una mujer dice BASTA, no hay nada que la haga cambiar de opinión

En otras palabras,nuestras vidas siempre están llenas de misterio y no queremos que sean demasiado predecibles porque eso es aburrido.Cuando éramos niños, nos encantaban las sorpresas las ansiábamos. Este es un tiempo en el que necesitamos volver a contactar con lo emocionante e interesante que el misterio y lo desconocido son en realidad. La seguridad debe pasar a segundo plano por un tiempo porque simplemente no está disponible en este mundo ahora mismo. Podemos volver a aprender a vivir con eso. Tal vez hemos crecido suaves y débiles con la falsa sensación de seguridad que nuestro mundo nos ha dado en los últimos años. Las vidas de nuestros antepasado serán mucho menos seguras y sin embargo, disfrutaron de la aventura de sus vidas. Después de todo, ellos eran simplemente versiones anteriores de nosotros.

Hay algunas cosas que podemos conocer y seguiremos siendo capaces de saber si nos lo permitimos. En cierto modo, estas cosas que podemos saber son probadas y verdaderas y, sin embargo, muchos han perdido el contacto con ellas en los tiempos modernos. Hay una serie de tres frases poderosas canalizadas por el medium Paul Selig que apuntan directamente a esta forma de saber. Son totalmente apropiadas para los tiempos en que nos encontramos. La primera frase o mantra es “Yo sé quién Yo soy.” Ahora podrías decir: “No, yo no sé quién soy”, pero en algún lugar profundo dentro de ti, tú lo sabes, todo el mundo lo sabe porque es verdad para todo el mundo, no importa lo que piense la personalidad local. La respuesta antigua es “Yo soy Espíritu”. Otras formas en que esto se ha expresado en diferentes contextos es “Soy un hijo de Dios, yo soy el que soy. Soy un hijo del gran misterio, yo soy la naturaleza de Buda, yo soy la luz del arco iris, yo soy una perspectiva de todo lo que es ” y así sucesivamente. Cuando tú puedes decir esto, de inmediato te pone de nuevo en el asiento del conductor. Tu personalidad puede no saber nada por el momento, pero en un nivel esencial tú sabes quién eres y eso nunca puede ser destruido o quitado por nadie. Es permanente.

La segunda frase es “Yo sé lo que soy.” Esta es una frase totalmente diferente aunque suene un poco lo mismo. “Lo que” se refiere a una condición local. Tiene que ver con lo que estoy haciendo en este momento. En este momento estoy siendo una mujer o un hombre que es un americano o un italiano y así sucesivamente. No es quien soy, es lo que soy. Así que la respuesta más verdadera para los que vivimos en este planeta es, “En este momento estoy siendo un humano. Eso es lo que soy “, en contraposición a un oso, un marciano, un fantasma, una hormiga, o cualquier otra cosa. El punto clave es que lo que yo estoy siendo es temporal. Yo no tengo que preocuparme de ello a largo plazo. Lo que soy va a cambiar, va a evolucionar, y es impermanente. Eso es un hecho. Así que puedo aceptar el cambio y la transformación, porque es parte de mi destino.

La tercera frase es: “Yo sé cómo sirvo.” Podría dar todo tipo de respuestas a esta pregunta y tal vez muchas de las respuestas serían correctas. Podría decir: “Yo soy un conductor de camión y sirvo al público trayendo sus bienes hasta ellos” o “yo soy una enfermera y yo sirvo cuidando físicamente a los enfermos”o “yo soy un camarero y sirvo comida a la gente”. Hay literalmente millones de formas diferentes en las que servimos. Sin embargo, estamos buscando aquí la respuesta más verdadera, la respuesta que es la más básica, más universal, ya sea que una persona esté o no en contacto con ella, lo esté haciendo o no en este momento, y sea o no consciente de ello. La respuesta más verdadera y duradera a esta pregunta acerca de cómo sirvo es, “Ya que soy Espíritu, temporalmente siendo un ser humano, yo sirvo siendo consciente de que cada persona que veo es en realidad Espíritu fingiendo ser un ser humano, y yo los perdono, los acepto incondicionalmente,los amo, y los bendigo. Mientras yo recuerdo hacer esto, yo en realidad les permito la posibilidad de recordar esta verdad también y de volver a ser eso conscientemente. Si se me olvida y en cambio los maldigo con juicios, críticas, y tal vez odio, los estoy en realidad conduciendo aún más en su ilusión y me maldigo a mí mismo con ilusión también”.

Lea:   12 cosas de las que ya no deberías avergonzarte

Cuando uno entiende plenamente esto, se hace evidente de inmediato cuán insano es criticar y odiar. Nos recuerda el refrán budista que dice que juzgara alguien es como beber un vaso de veneno y esperar que la otra persona muera. No existe una alternativa sana más que perdonar, aceptar y amar incluso si en este momento se están comportando de una manera que a ti te parece horrible.

Esto es, en definitiva, todo lo que cualquiera de nosotros realmente necesita saber. El resto es sólo cobertura o como dicen, la guinda del pastel. Esta es la solución a lo gran desconocido, los tiempos difíciles que el planeta está enfrentando, el gran misterio de hacia dónde vamos. No hay ningún misterio después de todo. Todos somos seres de Espíritu que fingen ser humanos, tratando de comportarse de una manera que sea apropiada con quienes somos en realidad. Estamos finalmente volviendo a casa después de tener un poco de un viaje siendo un extraño en una tierra extraña.

La Tierra es un juego difícil. Esta dimensión es muy densa en comparación con otras dimensiones. Hay muchos seres que se niegan a venir a esta tierra. Dicen que es demasiado difícil, pero admiran mucho a los que han optado por asumir el reto de ser humano a causa del gran valor que requiere. Por supuesto, las recompensas son proporcionales a los desafíos. Así que aquí estás, un ser humano, enfrentado a enormes obstáculos y armado con aún más enormes herramientas y capacidad para resolver problemas. Esto no es un juego destinado a derrotarte. Tú acordaste jugar el juego, tú eres responsable de todo lo que sucede, todas las pruebas, todas las iniciaciones. En lo profundo de tu psiquis sabes que habrá momentos en los que todo parece estar perdido, pero como en todo cuento de hadas no lo está. Todo lo que tienes que hacer es despertar y volverte muy comprometido a que, no importa qué suceda, prevalecerá el Espíritu, y lo hará. Si haces esto, no te volverás loco, no te volverás auto-destructivo, no te sentirás desesperado y derrotado ni serás apático. De hecho, recibirás ayuda enorme, más allá de cualquier cosa que puedas imaginar. Recuerda el dicho chamánico, “Nunca acepte las apariencias.” No importa lo mal que se vea, se trata de una ilusión destinada a probarte.¿Vas a pasar la prueba? Por supuesto que sí, tarde o temprano. ¿Por qué no antes?

No necesitas conocer todos los detalles y todos los hechos. Todo lo que necesitas saber es que estás en un viaje de héroe, un viaje que te inventaste con la ayuda de muchos guías y maestros antes de que nacieras. Tú sabías la naturaleza de los obstáculos y creaste escenarios que traerían esos obstáculos a ser soportados para que pudieras superarlos, no importa cuan terribles fueran los estrechos. Luego acordaste la amnesia, para que todo pareciera real y te diera la oportunidad de ejercitar el elegir. Tienes opciones de huir,resistir, enloquecer, y otras opciones o puedes ver a todos los desafíos a los ojos y sonreír sabiendo que eres el héroe, heroína de la fábula en la que te encuentras. Enloquecer y salir corriendo sólo retrasa lo inevitable y alarga la historia, pero al final el resultado es el mismo, no importa qué suceda. Tú te graduarás! Así que abrázalo desconocido con entusiasmo y una gran paradoja ocurrirá. Terminarás sabiendo lo que pensabas que no sabías. Recordarás.

17 de Noviembre, 2014

Sígueme en Facebook

Por José L. Stevens

www.thepowerpath.com

Traducción: Marcela Borean
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Estos y otros artículos de interés pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm para ARTÍCULOS DE INTERÉS
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo
http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

Menú de cierre

Comparte con un amigo