Estas son las características de los padres tóxicos, sirve para identificar en ti o tus padres ciertas características que los científicos determinan como tóxicos. Ideal para transformar personalidades tóxicas antes que terminemos de hacer daño a nuestros hijos y familiares.

Debes ser el mejor

Ciertos progenitores demandan y demandan a sus hijos la perfección. Son muy críticos con ellos y procuran solamente que alcancen la excelencia en todos y cada uno de los campos. Tal es su demanda, que los pequeños a posteriori llegan a sentirse humillados, deseoso y decepcionados con ellos mismos.

Esta forma de instruir basada en lograr la cima, lo máximo, les hace estar muy tensos y angustiados. Además de esto, el daño sensible que padecen es todavía más profundo si sus progenitores les están recordando sus fallos continuamente. La presión extrema les impide ser capaces de gozar de los logros que van alcanzando en su vida.

De manera frecuente, estos progenitores acostumbran a planear la carrera de sus descendientes. Es su forma de supervisarles. Así, les fuerzan a vivir la vida que han construido para ellos y no permiten que sus hijos tomen sus resoluciones ni tracen su rumbo.

Conmigo o con nadie

Son aquellos progenitores excesiva y de manera compulsiva protectores. Los que no permiten que su hijo asista a un aniversario de un compañero de clase o bien vaya al cine con sus amigos por temor a que le pase algo o bien a perderle.

Son personas que temen la soledad, de ahí que, impiden a sus pequeños tener cualquier ápice de independencia. No desea decir que lo más recomendable es dejarles obrar a su antojo, mas un excesivo control es tan perjudicial como una extrema relajación.

Es preciso que los pequeños vayan adquiriendo cierto grado de autonomía acorde con su edad. Es bueno dejarles efectuar actividades fuera de casa. No obstante, los progenitores absorbentes les hacen sentir culpables solo por el hecho de que deseen estar con otras personas. Naturalmente, esta situación se agudiza mucho en la etapa adolescente. Especialmente cuando comienzan a aparecer amigos y novios.

Lea:   12 Razones por las que la mayoría de los hombres no pueden manejar la empatía femenina
Las 6 características de los padres tóxicos
Las 6 características de los padres tóxicos

Atrévete a ser mejor que yo

Por realmente difícil de comprender que parezca, hay progenitores que compiten con sus hijos. Por poner un ejemplo, es común localizar disputas entre madre y también hija por pura rivalidad física o bien progenitores que caricaturizan a sus pequeños en el campo deportivo para sobresalir y resaltar sobre ellos.

Son por norma general progenitores que han visto frustrado algún género de sueño a lo largo de su niñez o bien han tenido progenitores que han hecho lo mismo con ellos. Así, descargan la frustración que llevan amontonada a lo largo de todo este tiempo en los más pequeños. Es una forma de culparles de sus desgracias, una humillante forma de descargar ira y saña.

Fíate solo de mi

Otro género de progenitores tóxicos adoptan una actitud manipuladora, así sea consciente o bien de manera inconsciente. Por ejemplo: “Nadie te cuidará como lo hago yo” o bien “no salgas esta noche que bien sabes que tu madre se pone muy mal de los nervios. No desearás que debamos ir al centro de salud, ¿no?”.

Como especialistas en advertir vulnerabilidades y debilidades extrañas, se creen con el poder y el derecho de lograr lo que deseen. Y todo ello, a costa de sus hijos. Se aprovechan de la inocencia infantil para hacer y deshacer a su antojo.

Quiéreme como jamás te he querido

Muy frecuentemente, hemos puesto encima de la mesa la relevancia que tiene el apego a lo largo de los primeros años de vida del pequeño. El vínculo que produce el bebé con su madre, su padre y otras figuras esenciales de su ambiente, marca determinantemente su desarrollo siguiente.

Lea:   8 pasos sencillos para manifestar todo lo que deseas

De ahí que, si los progenitores le privan de ese cariño, no le muestran ningún género de cariño o bien sencillamente no crean algún vínculo sensible con él, las repercusiones pueden ser realmente serias. El modelo familiar debe fundamentarse en el amor y la confianza. Si se carece de esto, las relaciones sociales que sostenga en un futuro el pequeño van a ser muy ineficaces.

Esto solo lo hacemos los padres tóxicos

Tampoco se debe olvidar que la imitación es la base del aprendizaje del pequeño. Por este motivo, todos y cada uno de los hábitos, costumbres y demás comportamientos los aprenden de los adultos sin apenas contrariedades.

Cuidado con lo que les mostramos a nuestros hijos: léxico, conductas, comentarios… Todo lo absorben y después es bastante difícil remendarlo. Los progenitores son modelos para ellos y los progenitores tóxicos, por desgracia, asimismo.

Ligado a esta idea, se halla la ocasión que tenemos de enseñarles hábitos vitales saludables. Alimentarse bien, practicar deporte a menudo, no tomar alcohol o bien substancias tóxicas, dormir las horas suficientes… Si no se inculca desde la cuna, es bastante difícil comenzar a hacerlo cuando se está ya sumido en otro género de rutinas.

No hay duda de que cada familia tiene sus circunstancias. Mas tener un comportamiento perjudicial con tus hijos no es justificable. Los progenitores tóxicos no semejan ser siendo conscientes de que están formando a sus hijos de forma errada. Y no solamente eso, sino les están ocasionando un daño severo que puede ser crónico.

Las 6 características de los padres tóxicos via La Mente es Maravillosa

Menú de cierre

Send this to a friend