Las oraciones no son más que invocaciones que se hacen para pedir ayuda o dar gracias a esos seres espirituales que van más allá de la percepción de ser humano; y ese es el caso de la Oración poderosa a San Miguel Arcángel, ya que éste es reconocido por ser uno de los guerreros más fuertes del paraíso, capaz de doblegar cualquier demonio o fuerza maligna que quiera acecharnos en nuestra vida.

Es de suma importancia saber que la oración a San Miguel Arcángel puede ser utilizada para defenderte y protegerte de aquellos enemigos que te estén perjudicando en tu día a día, también puede utilizarse contra la envidia y la maldad que en ella se esconde; esto se debe a que su base está en la protección divina, la cual puede ser no sólo sobre nosotros mismos, sino también sobre nuestra familia, amigos, e incluso compañeros de trabajo.

Por otro lado, es aconsejable que al momento de hacer la Oración poderosa a San Miguel Arcángel puedas tener encendida una vela azul ya que la representativa de este poderoso Arcángel, de esta manera le puedes dar mayor fuerza a tu invocación mientras haces una ofrenda de luz.

¿Quién es San Miguel Arcángel?

El Arcángel Miguel es uno de los seres divinos más poderosos por ser el que comanda los ejércitos de ángeles celestiales que protegen al mundo de todo lo malo. Es por ello que cuando vemos algunos Misterios TV que se relacionan a entes demoníacos sale a relucir San Miguel Arcángel, siendo éste una figura representativa del poder del bien sobre el mal.

Oración poderosa a San Miguel Arcángel

Esta oración que colocaremos a continuación te permitirá liberarte de todo mal que te persiga y este influyendo en la creación de tus proyectos, también podrás tener una barrera contra las tentaciones de los entes enemigos y te protegerá de las humillaciones que puedan acecharte. También puedes utilizarla si tienes problemas en tu relación de pareja para alejar los celos y la envidia de terceros hacia ustedes.

Esta Oración poderosa puede ayudar a aquellas personas que han sufrido de abuso y maltrato físico ya sea a nivel amoroso, laboral o en abuso de poder, porque es una carta muy útil contra la opresión del vil sobre el bueno. Por otro lado Este Arcángel también puede fungir como un guía espiritual si así lo deseas, muchos encomiendan a sus hijos desde el nacimiento, y otros con el pasar de los años se vuelven devotos.

¡Oh poderoso y celestial San Miguel arcángel!
el más cercano a la Divinidad
el defensor celestial sin derrotas,
icono de las peleas y la gloria victoriosa sobre las maldades,
nuestro arcángel, tan perfecto y tan limpio,
mantenednos firmes contra toda afrontación que se nos presente,
para que podamos llegar a nuestra pureza interior,
oriéntanos y llévanos sanos y salvos por nuestros senderos
para que con tu virtud nos ampares día y noche en nuestras vidas.

Te pedimos que nos ayudes:

De mano con los Serafines
obsequianos la dicha de abandonar nuestro pecados
y rellena nuestros corazones del divino amor de Dios.

De mano con los Querubines
protégenos de los robos, de las insinuaciones,
tentaciones e incitaciones que nuestro enemigo proponga
y purifica nuestras almas con tu manto de humildad.

De mano con los Tronos
jamás dejes que seamos controlados y seamos servidores
de los espíritus malvados,
por la opresión, abusos y corrupciones,
por magia negra y brujería,
bríndanos la dicha de saber utilizar a la perfección nuestro sentidos
y corrige nuestras malas mañas.

De mano con las Dominaciones
cuida nuestra fe y concédenos sabiduría y entendimiento.

De mano con los Poderes
escucha nuestras peticiones
concédenos una actitud amable
para ser serviciales y honestos con los demás.

De mano con las Virtudes
libéranos de nuestros enemigos,
de falsas palabras, de malcriados,
vergüenzas y blasfemias,
de los envidiosos, agobiaciones y odio,
de los celos y los maltratos,
de los violentos y despiadados agresores, de los desquiciados y ansiosos,
de los infortunios y desgracias…
de absolutamente todo mal que me atormente
me hiera y me utilice.

De mano con los Principados
ilumíname con el deseo vivaz de desatarnos,
tanto a mi familia,
como a mis amistades, conocidos y resto de personas que nos rodean,
de enfermedades físicas y mentales
pero, más que nada, de las espirituales.

De mano con los Arcángeles
convence a nuestro señor de que nos ayude
y nos convierta en palabras andantes de nuestro señor Jesucristo,
para que vivamos en alegría, mucho gozo y llenos del amor divino
y así de esta manera, podamos compartirla,
a través de nuestras acciones a los demás.

De mano con los Ángeles
cuídanos en el transcurso de esta vida prestada,
dame tu mano cuando agonice
para que seas tú quien me guíe hasta el cielo
para disfrutar con ellos
la admiración de la Gloria Eterna de Dios.

Que así sea.

Fuente

Fuente

Cerrar menú

Comparte con un amigo