orando

"¿Rezáis y tenéis la impresión de que esto no sirve para nada
porque vuestras oraciones no son atendidas?… Pues bien, os
equivocáis. Si vuestras oraciones son sinceras, intensas y
desinteresadas, sois atendidos, pero poco a poco. Lo que pedís,
no puede realizarse rápidamente, pero puesto que habéis
desencadenado un proceso, si sois tenaces, pacientes, este
proceso que es continuo, se irá amplificando. En el mismo
momento en que rezáis, vuestro deseo empieza a realizarse; pero
se necesita tiempo antes de que se realice completamente. Ponéis
una semilla en la tierra: para que esta semilla se convierta en
un árbol, se necesita tiempo, pero ya sois atendidos porque
empieza a germinar bajo la tierra.

¿Pedís el Reino de Dios y su Justicia? No lo haréis llegar en
un solo día, ni siquiera en algunos años, esto no es posible:
¡es un árbol gigantesco que necesita de tantísimo tiempo para
crecer! Pero puesto que la semilla ha sido sembrada, el árbol
está ya creciendo…"

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Cerrar menú