orando
La oración es una aventura y un proceso de descubrimiento. ¿Qué puedes hacer para estar sintonizado con el infinito?  Deja ir tus conceptos y ven a orar, manteniéndote abierto a la revelación.

Preséntate a orar tan abierto que puedas estar en un estado de contemplar lo que es la verdad viviente.

Tienes que mirar muy de cerca a lo que está sucediendo y que partes están dirigidas conscientemente y que partes están en respuesta automática.

Podrás encontrar áreas que quieras redirigir, para poder ponerlas en mayor equilibrio con el proceso global de lo que quieres lograr.

Cuando tienes el manto del Guerrero Espiritual en ti y a tu alrededor, es cuando te yergues por dentro,  como una gran persona espiritual, no como una que domina, sino como una que sirve sin egoismo, con fortaleza y propósito, como una que ama.

Todos van a llegar a la conciencia superior de Dios mediante el corazón espiritual.

 

– John Morton y John-Roger

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend