Bendita sea tu pureza

Y eternamente lo sea,

Pues solo un dios se recrea

En tan grandiosa belleza,

A ti celestial princesa,

Virgen sagrada maria,

Yo te ofrezco en este dia

Alma, vida y corazón,

Miranos con compasión,

No nos dejes madre mía

Y danos tu santa bendición

Que la recibimos

En el nombre del padre,

Del hijo

Y del espiritu santo,

Amen.

Tan pronto te llegue debe irse.

La virgencita intercede por nosotros

Comparte este mensaje con tus amigos.

Solo cuesta 1 min.

Hagámoslo.

 

tpsdave / Pixabay
Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend