PERMANECIENDO EMOCIONALMENTE EQUILIBRADO EN MOMENTOS CAÓTICOS

Por Paul Reinig

25 de agosto, 2011

www.MasteringTrueLove.com

www.NewEnergyDanceExpression.com

Blog: http://MasteringTheArtOfTrueLove.wordpress.com

Radio Show:  www.blogtalkradio.com/mastering-true-love

http://www.facebook.com/?ref=home#!/justbewhoyouare

http://twitter.com/JustBeWhoYouAre

Traducido por Maribel González – marigo28@gmail.com

La humanidad está pasando por el proceso de liberarse de las ilusiones históricas de estar separados de Dios y de ser defectuosos al nacer que históricamente han creado una conciencia colectiva que cree que necesita mantener todo bajo su control. Irónicamente, esta necesidad de control ahora se está disparando sin control y todos hemos acordado colectivamente a un nivel divino que estamos hartos de esto. Queremos una solución. Sin embargo, debido a nuestra creencia histórica en estas ilusiones tenemos una mentalidad de víctima arraigada en lo profundo de nuestro ADN. No entendemos que somos el creador de lo que vemos en nuestro mundo exterior.

Un tipo de enfrentamiento está ocurriendo a nivel global en estos momentos entre lo divino dentro de nosotros y la mente de la humanidad. Es decir, lo divino se está fusionando con lo humano y cuando nuestra mente ve esto se siente amenazada. Cada uno de nosotros tiene un montón de aspectos que no les gusta la idea de lo divino fusionándose con nosotros ni un poco y todos están en alerta máxima y en modalidad de rebeldía. Existe el potencial de que una sublevación de nuestros aspectos, una especie de motín,  se produzca en cualquier momento dentro de cada uno de nosotros. El mundo exterior es en realidad un reflejo de esto. Universalmente a todos los niveles estamos viendo un mundo en caos debido a que el mundo interior de los humanos es muy caótico en este momento.

Las presuntas cosas malas no están aflojando las riendas. De hecho, las cosas parecen estar empeorando  – la economía, más asesinos van en aumento cada día, y con los  terremotos, tornados e incendios, el caos y la destrucción aumentan día a día. Todos podemos sentir la intensidad de esto dentro de nuestro cuerpo. Nada es como solía ser. Ya no nos sentimos a salvo o seguros. Todo esto equivale a un montón de sufrimiento en todas partes. Nos sentimos atrapados en un mundo que parece ser extremadamente caótico. Ponerse en los zapatos de lo divino y responsabilizarlos por las cosas que suceden en nuestro mundo es una elección que muy pocos están dispuestos a hacer porque simplemente no se puede creer que sea cierto, e incluso si se cree, no es fácil.

La mente es la fuente de estos aspectos que no se preocupan de lo divino. En realidad, ni siquiera cree en lo divino y por lo que a ella respecta, ella tiene que ser la que entienda todo. Se siente responsable porque esa es la labor que le dimos y, de hecho, sólo tiene una agenda – sobrevivir – y con este fin nos empuja a hacer lo que sea para mantener nuestra vida bajo control, eso es, de alguna manera mantener todo seguro para que nadie pueda hacernos daño, y por supuesto, para que nuestro dinero esté seguro. Esto sucede porque la perspectiva entera de la mente se basa en las dos ilusiones de estar separados de Dios y de ser defectuosos al nacer y debido a esto, históricamente, la mente ha tenido mucho peso en la toma de decisiones sobre el corazón de la humanidad. Ha dominado y rara vez le ha permitido al alma siquiera ser vista o expresarse.  Por esta razón ha habido tan pocos individuos que hayan alcanzado el estado de iluminación, y todo eso ha sido apropiado, dada la mentalidad de la humanidad. De hecho, a pesar de que todos hemos acordado colectivamente que estamos hartos, el enfrentamiento que esto está causando puede compararse con tratar de desengancharse de la heroína. La sensación del síndrome de abstinencia, o de soltar lo que ha estado tan cerca y ha sido tan querido para nosotros, puede ser muy intenso y esta intensidad es lo que todos estamos sintiendo en el interior. Después de todo, a veces la mente puede proporcionar algunos estímulos increíbles de placer y sentimos que no podemos vivir sin ellos. Creemos que ceder el control de la mente sería el fin de estos estímulos y, ¿cómo sería posible vivir sin eso? En última instancia, este es un temor de perder nuestra identidad de quien creemos que somos, porque con lo único que nos hemos identificado es con la mente.

Sinceramente tengo compasión por todos, porque estoy experimentando en el interior todo lo que los demás están pasando. Siento la intensidad de una mentalidad que cree que nada nunca es lo suficientemente bueno, y que nunca va a haber suficiente.  Esto es lo que la gran mayoría de la humanidad cree y yo también tengo aspectos que han creído esto durante siglos. Yo entiendo el deseo de tratar de controlar el mundo exterior con la esperanza de hacer de alguna manera que las cosas vuelvan a la normalidad, de la forma en que solían ser, o al menos a un lugar donde me puedo sentir cómodo y seguro de nuevo. Este es el lugar al que mi mente constantemente quiere llevarme. Da vueltas y vueltas con esto todo el tiempo y lo estoy observando. Esto es lo que yo llamo una adicción al dolor emocional o sufrimiento. Es realmente una adicción a la mente histórica. Es un monstruo que todos creamos colectivamente – locura total – pero la mayoría de los humanos están convencidos de que lo que su mente les está diciendo es quienes son, tanto que como dije, en esta Nueva Energía ahora se está disparando sin control en su intento por mantener todo bajo su control.

Quizás a veces se sientan con ganas de darse por vencidos y simplemente decirle a su vida “a la mierda”. Yo entiendo esto. Tengo aspectos que se vuelven extremadamente sarcásticos y cínicos. De repente me pillo pensando. “Después de todo el trabajo que he hecho para integrar mis aspectos todo lo que recibo a cambio es esto – nada de dinero y aun así, ¿tengo que lidiar con incluso más aspectos? ¿Qué clase de vida es esta de todas formas? Tengo otros aspectos que se enojan mucho con mi alma y la acusan de colgar una zanahoria delante de mí que en realidad nunca puedo comer. Cuando me pongo así, esto no es una mala cosa porque esto me muestra los aspectos de fondo que una vez creé y puesto que yo los creé, de hecho soy responsable de traerlos a casa. Una vez que se haya traído a casa a la mayoría de los aspectos, se comienza a enfrentar los aspectos de nivel básico más profundos que se crearon. Estoy hablando de los más persistentes de todos, los que han permanecido tan insidiosamente ocultos y, sin embargo, siempre se las ingeniaban para aparecer justo cuando las cosas parecían ir bien para uno y que de manera tan elocuente le quitaban a uno el gozo que se estaba experimentando. Debido a que me he identificado con estos aspectos, he mantenido mi abundancia y gozo a una distancia prudente. Hay una ira virtuosa con la que se ha sentido muy bien identificarse. Es por eso que digo que soltar esto es como liberar con una adicción a las drogas fuertes. Hay un profundo amor por, apego a, e identificación con estos aspectos.

Sin embargo, cuando se entiende lo que realmente está pasando, se puede ver que ha llegado el momento de resolver todos estos aspectos. Como seres divinos, colectivamente optamos por crear una conciencia colectiva que está completamente ajena a la verdad acerca de  quién somos y porque ahora estamos tan cansados de los efectos de nuestra elección, hemos acordado colectivamente dejar que se dispare sin control para impulsarnos a encontrar una solución a este dilema. Al entender esto, uno se da cuenta de que no es su mente y esto le permite empezar a abrir su corazón a lo divino que se encuentra en lo profundo, lo que yo llamo el alma.

El alma es quien realmente se es, y es la creadora de esta experiencia que ahora se está realizando de desengancharse de la mente y de abrir el corazón, aprendiendo a confiar en quien realmente se es en vez de poner la confianza en la mente. De hecho, ya han escrito el guion de su vida. Esto significa que han arreglado de antemano todo lo que necesitan que aparezca en el camino a lo largo de toda la aventura. En otras palabras, al final de su guión ya todo está resuelto. Simplemente están experimentando día-a-día la forma en que está funcionando. Todo lo que les está pasando es un regalo que el alma les da, porque es lo perfecto que con el tiempo va a ayudarlos a volver a casa a sí mismos, y lo que quiero decir con eso es ser plenamente conscientes y darse cuenta de sí mismos en todo momento sin ningún aspecto metiéndolos de nuevo en la ilusión. Hacia aquí va la humanidad y cada uno de nosotros está experimentando este proceso a nuestra propia manera única.

Con este entendimiento, quiero hablarles de lo que se puede hacer para resolver todos estos aspectos rebeldes que tienen dentro de sí mismos, que va a permitirles permanecer equilibrados en este caótico estado actual de la humanidad. Lo primero y más importante de hacer es respirar profundamente y conectarse a la quietud que está en su interior. No tienen que crearlo. No tienen que alejar nada. Simplemente se respira hasta llegar a este lugar. Ahora tomen un momento para respirar. Permitan que su respiración se expanda por todo su cuerpo y mientras lo hacen, tomen conciencia de su cuerpo. Sientan su cabeza, su cuello, sus hombros. Sientan sus brazos, sus piernas, sus pies. Simplemente suelten la necesidad de entenderlo todo. Permítanse relajarse en la silla que están sentados. Continúen respirando. Sientan su vientre levantarse mientras el aire entra de manera fluida  y luego siéntanlo que vuelve a bajar con cada exhalación. Vuelvan a ustedes. Esto los saca de su mente. Se están dando cuenta de ustedes – el verdadero ustedes – . En este lugar, esta quietud, aquí es donde se puede experimentar lo divino. En este lugar pueden comenzar a encontrar la aceptación de todo lo que está pasando en su vida.

Esto es algo que sólo puedo hablar con ustedes. Cuando lo experimentan, lo sabrán. Lo sentirán. Podría ser sólo medio momento al principio, cuando de repente se dan cuenta de que sólo durante un respiro estuvieron quietos. Es un lugar donde la mente no está agolpándose, o si quiera haciendo algo. Es un lugar donde se está tanto en el cuerpo que casi se siente pesado. Es un lugar al que se puede entrar y volverse uno con la respiración. Esta quietud es el punto inmóvil, el punto central o punto básico de ustedes en sus potenciales creativos. Es un lugar donde está el equilibrio, lo físico, emocional y mental. Es el punto de equilibrio. Cada vez que se experimenta la quietud, se hace un poco más fácil volver. Así que los invito a sentir esto, a respirar esto y a hacer esto tan a menudo como puedan porque esto va a desarrollar un espacio seguro dentro de ustedes y van a necesitar ir a este espacio cuando se vuelvan más conscientes y están en su vida, porque a medida que lo hacen, se dan cuenta de todos los aspectos de ustedes que hasta ahora han ignorado y alejado. De repente todos van a aparecer en su cara buscando resolución y este espacio seguro es precisamente el lugar al que pueden ser invitados y en el que pueden ser resueltos.

También los invito a sentir la compasión que su divino tiene por el ustedes humano, por los problemas con que quizás están luchando. Ellos son parte de su experiencia humana en este momento – ni bueno ni malo, correcto o incorrecto, grandes o pequeños – simplemente son lo que son. Su alma tiene compasión infinita. Ya sea que su aspecto humano sea consciente de ello o no, hay compasión absoluta en lo profundo de ustedes, y concesión, y aceptación de todo lo relacionado a su sí mismo humano. Lo divino simplemente permite que todo sea y los está invitando a ustedes el humano a hacer lo mismo. Lo divino quiere que ustedes se le unan a aceptar plenamente todo ustedes. Este es un proceso de sumergirse voluntariamente y de permitirse involucrarse conscientemente en su vida, estando presentes en todo lo que hacen, y eso es algo atemorizante para la mayoría.

Lea:   Los grandes cambios que vendrán para la Humanidad ¿Estás preparado?

Ciertamente, puede ser un desafío de tal magnitud aceptar y sumergirse en realidad y absolutamente en lo que se está experimentando. Sin embargo, es importante entender que siempre que uno se resista a cualquier experiencia en su vida, o incluso a tenerlas en su vida, seguirán aumentando. Los animo a ir hacia cualquier experiencia. Sumergirse en ella. A liberar la resistencia a ella, pero al mismo tiempo, no puede haber ninguna agenda cuando se hacen estas cosas ya que tendrá el efecto contrario al deseado, ven.  Cuando se están sumergiendo o yendo hacia una experiencia como una forma de deshacerse finalmente de la experiencia, se están engañando porque hay una parte más profunda de ustedes que sabe que todavía la están alejando, así que aumenta y se agranda para enfrentar su fuerza. Estas experiencias aumentan en su intensidad y fuerza ya que ustedes son cada vez más fuertes. Y sin embargo, si esa intensidad y fuerza en su interior todavía se utiliza para deshacerse de o tratar de deshacerse de lo que están experimentando cuando se trata de estas cosas que son tan difíciles, únicamente va a empeorar las cosas. Es algo difícil de comprender dentro del humano y dentro de la mente humana plenamente honrar, aceptar y abrazar algo que no les gusta porque la mente dice si no nos gusta esto, tenemos que deshacernos de ello. Si se le dice que sí a esto significa que se obtiene más de ello, y en cierto sentido eso es correcto. En la dualidad a menudo ha sido el caso. Sin embargo, en la nueva conciencia y la Nueva Energía, las cosas funcionan de otra manera. Este es un tiempo en el que estamos siendo arrastrados por nuestra alma, que es compasión y amor puro y aceptación,  a que nos identifiquemos con ella, y al hacerlo, todos los aspectos de nosotros mismos que se han fragmentado y perdido afuera en otras dimensiones podrán por fin volver a casa. Casa significa, que se está volviendo a la esencia de nuestro Sí Mismo divino, ya no siendo arrastrados e influenciados por todas estas partes de nosotros. Se está eligiendo conscientemente estar en la vida y sentir los aspectos con plena aceptación, sin importar lo doloroso que puede ser, y esto es lo que nos permite convertirnos en los seres divinos que somos, libres para ser/hacer lo que queramos.

Así que los invito a añadir una herramienta a su repertorio, a su caja de herramientas, pero esta herramienta no funciona para deshacerse de algo. Verán, en los niveles más profundos, el alma no tiene ningún deseo de deshacerse de ninguna de estas experiencias,  ya que todas se suman a su sabiduría, compasión y conocimiento. El alma simplemente está teniendo experiencia tras experiencia y no tiene ningún deseo de eliminar o cambiar nada. Y sin embargo, en lo más profundo se está buscando equilibrio. No se puede encontrar este equilibrio cuando se rechaza algo. Aquellas cosas que son tan indeseables sí tienden a desaparecer a medida que uno se equilibra, pero es irónico que no se pueden alejar con el fin de equilibrarse, y no se puede uno equilibrar con la esperanza de que desaparezcan. Siempre que el enfoque esté en lo que no se quiere,  incluso si se está tratando de hacer todas las cosas correctas como se enfoca en lo que no se quiere, ello le añade energía. Habrá equilibrio en algún momento. Se encontrará equilibrio donde se esté en el Sí Mismo divino la mayoría de las veces, donde se experimente estas cosas difíciles sin ser borrados del mapa por ellas, donde se permite que las emociones y las energías sean sentidas y se sea capaz de dejarlas que nos atraviesen sin que nos retuerzan las tripas. 

Para ayudarlos a llegar a este punto ofrezco una herramienta, pero de nuevo, no se deshará de nada sino que empezará a permitir que el equilibrio entre. Cada ángel en forma humana es un ser que se auto-equilibra. Es nuestro estado natural. Nos desequilibramos para tener todas estas experiencias. Ese era el experimento que todos acordamos jugar. A pesar de que muchos se hayan desequilibrado tanto que parecería imposible regresar, no lo es. Es un proceso natural. No hay nada que se tenga que forzar o empujar o que se tenga que lograr a la fuerza hacia su camino. Esta herramienta, es muy, muy sencilla y les servirá si lo permiten. Esta herramienta es decir y simplemente respirar “sí” a todo lo que se encuentre en el camino de la vida – a toda experiencia, a toda emoción, a todo desequilibrio,  a toda frustración, a todo pensamiento que sea menos que bello acerca de ustedes mismos. A toda experiencia que encuentra su camino a su vida, respiren “sí”. Respiren sí con mucho amor por ustedes. Respiren sí con absoluta confianza de que el equilibrio va a suceder.

En cierto sentido será como un niño pequeño que se ha caído y lastimado su rodilla. Él está llorando. Lo mejor que la madre puede hacer es abrazar a ese niño y decir, “Sí, duele. Sí, estás a salvo. Sí, te amo. Sí, tu rodilla se sentirá mejor pronto. Sí, sé que duele. Sí, está bien. Sí, simplemente siéntate conmigo y déjame abrazarte.” Al poco tiempo el niño está equilibrado y sale corriendo a jugar otra vez, casi olvidándose de que su rodilla está sangrando porque ella se limitó a decir que sí a todo lo que él sintió. No hay nada que arreglar, el cuerpo se arreglará a sí mismo – quizás un poco de limpieza, un poco de cuidado amoroso – pero se limitó a decirle que sí. Si la madre le hubiera dicho al niño, “deberías estar atento por dónde vas, no deberías ser tan torpe, ibas en la dirección equivocada, con razón te caíste,” todas estas cosas estarían diciendo que no, que hay algo malo contigo. El niño no se equilibraría tan fácilmente. Cuando ustedes pueden decir sí en amor absoluto hacia sí mismos, oh, entonces  se equilibran. Están permitiendo al humano equilibrarse. “Sí, estoy sintiendo esto. Sí, estoy sintiendo aquello. Sí, duele. Sí, mi corazón duele.” Respiren el sí. “Sí, estoy tan frustrado conmigo mismo. Sí, un día será diferente. Sí, en este momento no me gusta. Sí, está bien el que no me guste.”

Respiren consigo mismos. Digan “gracias,” que es otra herramienta que les ofrezco ahora. Gracias es agradecimientos por la experiencia y ayuda a conectarse con el alma. Una tercera herramienta es respirar compasión consigo mismos, sea lo que sea que se esté experimentando. No se puede utilizar esto como una manera de engañarse. El sí tiene que ser un verdadero sí. No puede ser, “Bueno, te diré que sí si te vas.” Eso es un truco. “Sí, esto es lo que estoy sintiendo. Sí, esto es lo que mi alma se suma a sus bancos de memoria. Sí, esto es lo que esta vida tiene para mí en este momento. Sí, a veces es una mierda.” Cuando se dice sí desde el sí mismo completo a lo que está pasando, se desactiva. Cuando se trata de un verdadero sí, no de un sí falso pero un verdadero sí, se desactiva la resistencia. Desactiva el empujar contra y eso es lo que permite que el equilibrio entre de nuevo en sus vidas. No tienen que temer que si le dicen sí a algo que no les gusta va a crecer, esa no es la manera en que funciona la energía, y sin embargo, si la alejan, crecerá porque se le está añadiendo energía. Si se dice sí, se está liberando la energía. Están liberando su atención y sus lazos a ello y va a encontrar su equilibrio, lo que sea. Cuando dicen sí, están liberándose y liberando a todo en su vida para que encuentre su equilibrio.

Les daré un ejemplo de cómo el haberle dicho que sí a algunas emociones profundas que estaba sintiendo una vez permitió que se produjera dentro de mí un equilibrio sorprendente. En el verano de 2008 estaba haciendo mucho baile en fila y en cierto momento estaba bailando con una mujer y sólo su movimiento en sí – ella estaba eligiendo moverse de cierta manera – y ese movimiento creó inmediatamente una gran resistencia dentro de mí. Estaba con esta persona y no solamente estábamos de pie, en realidad estábamos bailando. Hubo una parte de mí que sólo quería alejarla físicamente, diciendo, “¡Fuera de aquí, no puedo con esto!” En ese preciso instante fue cuando me dije que sí. Es decir, que independientemente de las circunstancias, ustedes vienen primero. En mi caso, ahí había una mujer que conoció a una persona extraña que se fue en medio del baile y se preguntó de qué se trataba todo eso. ¡Y qué! Ir hacia ello no significa confrontar la situación y expresar esos sentimientos con la otra persona. Se trata de ir hacia ello dentro de uno mismo. Todo el mundo fuera de ustedes es tan sólo un sostén para guiarlos y reflejarlos. Ahora bien, estaba con una mujer y algo sucedió, un movimiento que se hizo y algo dentro de mí se desencadenó. Una gran resistencia apareció, y con buena razón. Hay energías – cosas que experimenté en el pasado, sobre todo en vidas pasadas – que estaban siendo desencadenadas que no tenían nada que ver con la persona delante de mí. Todo se trataba sobre lo que estaba dentro de mí, así que en ese momento cuando sentí esta enorme resistencia me detuve y la permití. La mujer dijo, “¿Qué pasa, no estás bailando?” Yo dije, “hay algo ocurriendo dentro de mí, tengo que salir por un momento. Quizás vuelva, quizás no.” No di explicaciones. No necesitaba que ella fuera diferente. No tenía que equilibrar nada con ella. Simplemente tenía que decirme sí a mí mismo. “Sí, estoy sintiendo esta enorme resistencia en mi interior. Sí, voy a entrar en ella y a sentirla. Voy a respirar conmigo mismo.”

Lo que sucedió fue que salí y me senté en mi auto y respiré. Mi corazón latía con fuerza. Estaba temblando y las ideas se me agolpaban en la cabeza y nada más lo sentí. Empecé a llorar y nada más lo experimenté. Me decía lo mucho que me amaba y que todo iba a estar bien. Eventualmente las emociones se desvanecieron y volví a entrar. No necesitaba saber de qué se trataba, aunque finalmente lo supe, pero en ese momento que me tomé, como ese niño que se lastimó la rodilla, la madre en mí lo tomó en su regazo y nada más dejó que llorara y lo dejó sentir y nada más le dijo que sí. Tomé a mí sí mismo humano e hice un espacio seguro para él dejándolo sentir lo que estuviera sucediendo. El hecho de que me dijera que sí sentó un precedente dentro de mí, así que hubo un poco más de seguridad que alguna parte de mí sintió. Verán, cuando esa resistencia se produjo mientras estaba bailando, fue porque había una parte de mí que se sentía absolutamente insegura y para sentirme seguro tenía que alejarme de esa mujer. No importaba por qué, pero el hecho de que me dijera que sí a mí creó un espacio seguro, lo que sea que eso significara para mí en ese momento. Todo se trataba sobre mí, no había necesidad de infligir mi realidad en ella y hacer que ella fuera de cierta manera. Nada más se trataba sobre mí y sobre cuidarme. Si ustedes se encuentran siendo provocados por otra persona, cuídense. Si parecen un tonto o no, no importa. Lo más importante es que ustedes son primero.

Incluso le pueden decir sí a su mente y observarla agolparse porque su mente no es ustedes. Pueden escuchar a su mente agolparse y sentir su cuerpo y observarlo y recordar que ustedes son el yo soy el que soy. Ahora bien, también es importante saber que saber que ustedes son el yo soy no necesariamente detendrá el agolpamiento en la mente. Tarde o temprano se va a calmar simplemente porque se vuelve inefectiva ya que hay un nuevo equilibrio que llega, pero cuando se está en su divino Sí Mismo yo soy, su mente aún podría estar agolpándose pero ustedes conocerán a su verdadero sí mismo en un nivel diferente.

Si son como yo, si rechazan o se resisten a esta experiencia de la mente agolpándose e incluso se juzgan por tener tales pensamientos, eso no puede evitar que se sientan un poco críticos hacia los demás. Yo creía que era mejor que otros, pero luego me sentía culpable y me juzgaba por eso y esto daba y daba vueltas dentro de mí. No hay nada de malo con nada de esto. Yo simplemente estaba teniendo una experiencia. Finalmente tuve que aceptar el juicio, “Sí, tengo una mente crítica. Sí, estoy en juicio en este momento. Creo que soy mejor que ellos. Sí, me siento culpable por pensar que soy mejor que ellos.” Lo que sea que esté sucediendo, nada más obsérvenlo porque este es ustedes diciéndole que sí a sus aspectos, permitiéndoles su existencia sin restricciones. Es como si le estuvieran diciendo que sí a ese niño, permitiéndole llorar y gritar. Él piensa que todo está mal y ustedes saben que nada más es un rasguño y que va a estar bien. Así que le dicen que sí y permiten que ese caos retumbe por dentro pero ustedes, su verdadero sí mismo, permanece en equilibrio. Los aspectos de ustedes nada más están buscando aceptación. Esto no significa que sus expresiones o sus pensamientos y todas esas cosas estarán inmóviles  de inmediato, pero con el tiempo se equilibrarán cuando dejen de resistirse a ellos.

Lea:   Los grandes cambios que vendrán para la Humanidad ¿Estás preparado?

Quiero decir algo acerca de las modalidades de sanación, porque hubo un tiempo en que pensé que podía haber alguna modalidad de sanación que me ayudara a estar más en el yo soy porque me estaba olvidando de quién soy e identificándome con mis aspectos más de lo que me hubiera gustado y leí historias o escuché de personas que liberaron sus problemas a través de una modalidad de sanación. Sin embargo, siempre hay una continua elección sin importar cuál modalidad o método de sanación se utilice para liberar algo. Se trata de una continua evolución. Por la naturaleza misma de estar vivos no existe ninguna elección que se haga de una vez por todas y por siempre jamás. Puede haber un cambio de dirección. Puede haber una elección de ir hacia o de alejarse de una experiencia, pero es una continua elección. Digamos que tomaron la decisión de caminar hasta el parque. Tomaron la decisión,  pero de manera instantánea no están en el parque. Cada paso debe tomarse entre aquí y allá. A veces hay desvíos. A veces hay distracciones. Ustedes han hecho la elección y luego está el desarrollo de esa decisión. En cuanto a las modalidades de sanación, si se sienten atraídos por algo entonces yo diría que confíen en sí mismos, pero no hay nada más simple o más eficaz que la respiración.

Ustedes nada más se tienen que recordar, “Yo soy el que soy,” que es una cuarta herramienta, y cuando se dice esto, se inhala hasta abajo a la parte inferior de sus pies.  Dos o tres profundas, conscientes, enfocadas respiraciones harán más para llevarlos de vuelta a su centro y calmar su mente que cualquier otra cosa. Cuando hablo de estas cosas, a veces mi mente es como un niño que se ha tapado los oídos para no tener que escuchar lo que otra persona está diciendo, y eso está bien, pero esto es sólo otro aspecto que quiere volver a casa. Cuando un aspecto se ha disparado, respiren con la emoción.  Hagan lo que tengan que hacer para volver a ustedes. Verán, esa es la elección consciente. No ayuda en absoluto si estas cosas que aparecen los hacen trastabillar y ustedes dicen, “Oh, pasó de nuevo y no sé cómo manejarlo, no sé cómo permanecer en mi centro.” En cambio digan, “Elijo volver” en el momento en que están desequilibrados. Ustedes pueden enfocarse en estar desequilibrados o pueden volver a ustedes. Se trata de una elección consciente y una continua elección con cada paso que dan. Se mantiene el equilibrio cuando se sigue caminando derecho. Del mismo modo, con cada respiración que toman eligen estar en su equilibrio. Se trata de una continua elección. Se trata de una continua elección de soltar, de volver a ustedes, de ser lo más importante en su vida – todas estas cosas –. Tarde o temprano las elecciones se vuelven más, se podría decir, habituales. Se volverán un poco más fáciles pero es una continua elección. No hay ninguna elección que puedan hacer que sea a todos los niveles por siempre jamás. Eso simplemente no existe.

Cuanto más se acerquen a sí mismos y más integrados entren en su núcleo, más cercanos y estrechos están consigo mismos, más y más su vida externa se alineará con eso, se creará a sí misma en resonancia con su resonancia. Sin importar lo que esté sucediendo a su alrededor en su vida, continuamente opten por volver a ustedes, por respirar con ustedes,  por sentirse,  por amarse, por aceptarse,  por abrazarse, por permitirse, todo lo que son. Y cuando digo ser todo lo que son, me refiero al denominado bueno y lo malo. Ser todo lo que son incluye todo. Si ser todo lo que son en un momento particular significa estar un poco asustados o preocupados o un poco aburridos, o significa estar en paz y gozosos y eufóricos, permítanse esa experiencia. Ser todo lo que son no tiene que tener definición.

Cuando opté por no expresarme externamente a esta mujer con la que estaba bailando y en cambio opté por cuidarme en el interior, nunca le dije lo que pasó. Ella nunca supo que me había provocado y, sin embargo después de unos meses de amarme en silencio de la manera que he descrito, tuve la oportunidad de estar cerca de esta mujer sin que nada se disparara en absoluto. Ahora bien, podría haber momentos en que se encuentran en una situación y no pueden marcharse, como estar en el trabajo, y algo los provoca. Incluso entonces, pueden aplicar estas cuatro herramientas que he mencionado en silencio en el interior mientras respiran profundamente. Esto significa que están decidiendo no expresar sus emociones externamente y sin embargo aún están encargándose de sus emociones. Por otro lado, si nada más apiñaran sus emociones y siguieran trabajando se sentirían aplastados, se cerrarían en sí mismos y se sentirían controlados y estas emociones entonces simplemente seguirían aumentando en su interior porque las están alejando. Cuando deciden honrarse, pueden tener la misma apariencia exterior, es decir, nadie lo sabe, pero cuando conscientemente deciden estar en aceptación y decirle que sí a todo lo que se siente – “sí, siento esto y lo permito a pesar de que opte por no expresarlo externamente,” eso es muy empoderador  y les envía un mensaje a ustedes, a su Sí Mismo interno, a todos estos aspectos que están clamando y tratando de volver a ustedes. Se envía el mensaje de que son seguros, de que ustedes son un espacio seguro para todas estas partes de ustedes porque se encuentran en elección consciente.

Otra cosa a recordar es que no se trata de ustedes. Su sí mismo esencial no viene de una agenda. Ustedes están en sí mismos en el momento, pero sus aspectos despiertan. Ellos reconocen los aspectos de otra persona, se podría decir. ¡No es ustedes! Así que no se trata de ustedes sino de sus aspectos. El pasado de ustedes, ellos no son ustedes pero los siguen de cerca porque ustedes son su creador, por lo que energéticamente están atados a ustedes. Ustedes están trabajando diligentemente para integrarlos y ellos están apareciendo y metiéndoseles en su cara, trayendo todos estos sentimientos con ellos. No es ustedes. No entren en cuestionarse o juzgarse sobre por qué se sienten atraídos por alguien que después termina provocándolos. Permanezcan en su centro y todas esas otras cosas que se presentan, son los sentimientos y los recuerdos, historias y juegos que sus aspectos están incluyendo al panorama. No hay juicio aquí. Ustedes se traerán para lo que están preparados. Ustedes están en el camino de la integración. Están en el camino del despertar. No están inconscientes. No están trastabillando por la vida con los ojos cerrados. Por lo tanto, se traerán a sí mismos para lo que están preparados y lo que están dispuestos a tratar.

Digamos que están afuera pasándolo de maravilla y de repente se encuentran con alguien que detona todas estas cosas. Agradézcanse por este regalo porque ese momento, esa interacción, acaba de despertar algunos de los aspectos más profundamente heridos que ahora están listos para volver a casa o para ser integrados, donde pueden inhalarlos de vuelta a casa. Ellos están sintiendo su espacio seguro por el hecho de que ustedes se cuidan respirando consigo mismos e incluso deteniéndose si es necesario parar. Se traen estas experiencias a sí mismos por el regalo de la integración que pueden entregarles. Ni siquiera jueguen con la idea de que hay algo malo con ustedes o de que van para atrás o de que se olvidaron de sí mismos o todas estas cosas juiciosas. Ustedes se están trayendo exactamente para lo que están preparados. 

Una vez que se haya construido la base de un espacio seguro y sagrado en el interior donde se puede volver a él con una respiración profunda, cada uno de estos momentos permite un nuevo nivel de entrega. Se puede reconocer a cada uno de los aspectos que surge y se puede estar en la presencia yo soy y usarse estas cuatro herramientas para traerlos a casa. Se puede decir, “Yo soy el que soy y entiendo que te creé en mi consciencia, pero no eres real. Simplemente eres una ilusión. Debe haber sido apropiado en ese momento y sé que esta ilusión me ha servido hasta ahora, pero ya no la elijo porque ya no me sirve,” luego tomar una respiración profunda y decir, “y así es.” Yo sé que ustedes pueden hacer esto también. Los honro y tengo enorme compasión por ustedes.

Por lo tanto, a pesar de que el mundo parezca ser muy caótico, los animo a no desanimarse. Sigan usando estas cuatro herramientas que les he dado. Herramienta número uno es seguir diciendo que sí a toda experiencia. Herramienta número dos es seguir agradeciéndola porque ustedes están aprendiendo quiénes son y quiénes no son. Esto está ayudando con la herramienta número tres, cultivar la compasión, que es quienes ustedes son, y la herramienta número cuatro es seguir proclamando e identificándose con esta verdad: “Yo soy el que soy.” Cada vez que otro aspecto central vuelve a casa existe un nuevo nivel de entrega y esto tiene el efecto de liberar su energía estancada, que ha estado atada dentro de todas esas emociones. Al integrarse esto libera su energía para que pueda ser utilizada para expresarse y ser creativos. Además, como un guijarro que se arroja a un estanque, se produce una onda expansiva. Liberar la energía atascada también libera su luz y ahora sale a la conciencia, sembrando un potencial para que otros se conecten con ello si así lo desean.  De hecho, en algún lugar en lo profundo, cada humano siente la presencia de esta luz, a pesar de todo el caos. Algunas personas pueden de hecho percibir que hay una solución en algún lugar. Les da esperanza y animo a aquellos que están listos de modo que ahora puedan elegir la libertad para sí mismos también.

Hay un puñado de humanos, una cifra que está aumentando a un ritmo cuántico por día, que está despertando al hecho de que somos ciertamente divinos y simplemente hemos estado jugando un juego dentro de la dualidad, teniendo experiencias y expandiéndonos en el proceso. Siento una enorme gratitud por ser parte de este proceso de despertar que se está produciendo globalmente. Este es el proceso que todos estamos atravesando en este momento de liberarnos de las ilusiones históricas de estar separados de Dios y de ser defectuosos, lo que ha provocado que una mente colectiva se eleve y ahora esté fuera de control. Estamos en un recorrido dirigiéndonos hacia lo divino fusionándose con lo humano por completo y no hay vuelta atrás. La mejor decisión que pueden tomar es simplemente aceptarlo todo y permitirse sentir sus aspectos mientras optan por permanecer conscientes en el momento presente, no huyendo de ello. Esto es lo que les permitirá fusionarse totalmente con su verdadero Sí Mismo y al final, esto literalmente cambiará al mundo entero.



Keahak. Yo Soy la que Yo Soy una sensual pirata espiritual aquí en la Tierra. Maribel

Menú de cierre

Send this to a friend