Un cuento de Hadas Galáctico

Un cuento de hadas galáctico
Michael Lightweaver
lightweaver@aol.com

Un cuento de Hadas Galáctico 1

Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana vivían todos esos pequeños seres que se divertían y disfrutaban de la vida y de la dimensión si tiempo. Pero un día un enorme y magnífico ángel se les apareció con una mirada muy seria y les informó que estaba buscando voluntarios para una misión cósmica muy importante.
“Tenemos este pequeño planeta, muy especial que está al borde de la galaxia de Alcione, llamado Gaia. Resulta ser bastante único, como un hermoso jardín que ahora está reuniendo a decenas de miles de diferentes formas de vida. Ha funcionado como una estación experimental de la galaxia y contiene una forma de vida humanoide de lo más interesante, que incorpora las frecuencias más elevadas y más bajas que se conozcan en el cosmos. De hecho se trata del epítome del dualismo. Por un lado este planeta tiene una forma de vida increíblemente hermosa y es capaz de sostener las más altas frecuencias de amor, luz y alegría que se conozca en todo el Universo. Pero, por otro lado es capaz de sostener la frecuencia más oscura y densa que el cosmos jamás haya experimentado, una que el resto de la creación superó hace eones.
Esta es la situación que les presento, dentro del dominio del tiempo, ese planeta atraviesa ciclos cósmicos periódicos. Actualmente está llegando al final de dos de sus ciclos más importantes, una larga era de 2000 años, la de Piscis, y el final del largo año cósmico que 25000 años que dura su vuelta alrededor de Alcione, el sol central de la galaxia conocida como Vía Láctea.
Al completarse ese ciclo, muchas cosas finalizan y muchas otras están por comenzar. Pero, lo más importante es que el planeta está experimentando una infusión de luz que incrementa dramáticamente su frecuencia. Como en cualquier tiempo de transición, habrá ciertas turbulencias, algunas serán geológicas porque la misma Gaia es un planeta vivo que también está evolucionando. Pero gran parte de la turbulencia que vive tiene que ver con la especie humanoide que domina el planeta.
No se trata de un periodo particularmente fácil para las especies que la habitan, especialmente para aquellas que duermen y las que vibran a baja frecuencia. A medida que la frecuencia cambie, creará cierta inseguridad que a su vez se convertirá en temor.
La primera era de evolución sobre este planeta fue la era física y su palabra clave fue ‘supervivencia’. La segunda era, que está concluyendo ahora, fue la era mental y la palabra clave fue la ‘lógica’. La tercera era que ahora comienza, es la era del corazón y su palabra clave es ‘amor’. Esta es la frecuencia más elevada.
Aquellos que actualmente controlan el reino de poder sobre el planeta son los de la vieja orden de lo mental y lo físico. En la medida que ellos puedan realizar una transición tranquila a esa vida guiada por el corazón y la divinidad, entonces su transición será fácil. En la medida que ellos sean incapaces de hacer eso, experimentarán mucha confusión.
Así que esa es la situación actual en Gaia. La razón por la que estoy acá es para buscar voluntarios que estén dispuestos a encarnarse en la forma humanoide sobre ese planeta en esta época para ayudar a que la transición sea fácil y tranquila. En el pasado, enviamos profetas y maestros, los que muchas veces fueron brutalmente perseguidos o muertos; en otras oportunidades, fueron considerados “dioses” y los idolatraron. Los humanoides elaboraron religiones y rituales alrededor de esos profetas y maestros, y usaron esas religiones para controlarse los unos a los otros. Hicieron de todo menos practicar las enseñanzas que les impartían.
Así que esta vez estamos tratando de hacer algo diferente. No más profetas, salvadores o avatares que puedan usar para crear religiones. Esta vez estamos enviando miles, de hecho cientos de miles, de seres ordinarios de luz con solo dos tareas:
1)Que se mantengan centrados en su corazón. Sin importar qué suceda, se deberán mantener centrados en su corazón.
2)Que recuerden quienes son, por qué están allá y de que se trata todo eso.
Ahora, esto se ve bastante fácil, ¿verdad?, desafortunadamente, ¡no es así! Como les he dicho, la dualidad ha alcanzado su pico en ese planeta. Esa especie ha perfeccionado la ilusión del bien y del mal. El mayor reto que experimentarán será recordar quienes realmente son, por qué están allá y de qué se trata todo en realidad. Cuando lo recuerden serán capaces de mantenerse centrados en su corazón, sin importar los eventos externos.
¿Que cómo van a saber que lo están olvidando? Fácil, observen sus juicios. En el instante en que se den cuenta de que están en un lugar de juicio sabrán que se han olvidado de quienes realmente son, por qué están allá y de qué se trata todo en realidad. Esa será la señal.
Ahora, este es el reto, la vida sobre ese planeta requiere un gran discernimiento, la evaluación sabia de lo que es verdad, de lo que conviene y qué es lo que produce un bien mayor tanto para ustedes mismos como para el planeta. El discernimiento se parece mucho al juicio, sin embargo, se darán cuenta de que están juzgando cuando se sientan fuera de su corazón y se sientan en la zona de la culpabilidad.
Sabemos el reto que representa ese planeta, sabemos cuan real parece la ilusión en ese planeta, comprendemos la increíble densidad de esa dimensión y la presión que van a encarar. Pero si sobreviven a esta misión, y recuerden que es voluntaria, ustedes evolucionarán a una hipervelocidad.
También deberíamos decirles que muchos de los que irán a ese planeta como semillas de estrellas jamás germinarán, nunca despertarán a la memoria de quienes realmente son. Algunos despertarán y comenzarán a brillar, solo para ser ahogados por las opiniones y las formas de pensamiento que prevalecen a su alrededor. Otros despertarán y se mantendrán despiertos y su luz se convertirá en fuente de inspiración y de recuerdo para muchos otros.
Encarnarán en todos los rincones del planeta; en todas las culturas, razas, países y religiones. Pero serán diferentes pues nunca encajarán del todo. A medida que despierten se darán cuenta de que su verdadera familia no es de su misma raza, cultura, religión, país, ni siquiera sus propias familias biológicas. Se trata de una familia cósmica, quienes vinieron como ustedes, en misión de asistir en las cosas grandes y pequeñas de esta transición.
La verdadera hermandad y globalización en su forma más elevada, se manifestará solo en el recuerdo de Quienes Realmente Son, Por Qué están Allá y De qué se Trata Todo en Realidad. Se manifestará en la medida que retornen al verdadero templo de la Presencia Divina, sus corazones, ese lugar en el que ocurre el recuerdo y desde donde son llamados para servir al mundo.
Así que, ¿están listos? ¡Bien!
Ah, y por cierto, hay un par de cositas que debería mencionarles…
Debido a la densidad, no pueden operar en esa dimensión sin un traje espacial. Un traje biológico que realmente cambia con el paso del tiempo. Hay muchas cosas que les podríamos decir sobre esto pero nuestro tiempo de orientación es muy corto, así que creo que pueden ponérselo y experimentarlo. Sin embargo, debemos advertirles… existe el peligro de que olviden quienes realmente son, puede que crean que SON su traje espacial en lugar de reconocer el hecho de que es solamente su vehículo para esa dimensión. Una vez allí, se darán cuenta de la gran variedad de trajes espaciales y la atención que se les brinda. Sin embargo, a pesar de la variedad infinita, y debido a que ese es un planeta de dualidad, los trajes se dividen en dos grandes categorías básicas llamadas ‘género’. De nuevo, realmente no tenemos mucho tiempo para esto ahora, pero se darán cuenta de que su relación con su propio traje espacial es de lo más ilustrativo e interesante.
Otra cosita… para operar en esa dimensión, también recibirán un microchip llamado ‘personalidad’, que es como una huella de identidad que junto con su traje espacial, los hará esencialmente diferentes de cualquier otra persona. Eso les permitirá participar en el holograma de ese lugar, algo que ellos llaman la ‘realidad por consenso’. De nuevo, existe el peligro real de que se vean tan involucrados en los dramas de su personalidad holográfica que se olvidarán quienes son en realidad y pensarán que SON su personalidad. Se que suena bastante increíble en este momento, pero cuando lleguen allí…
De nuevo hay tantas cosas que podríamos decirles para orientarles, pero creemos que ustedes pueden aprender lo demás de forma experimental ‘en el sitio’. Lo único importante es recordar Quienes Realmente Son, Por Qué están Allá y De qué se Trata Todo en Realidad. Si pueden hacer eso, todo lo demás saldrá bien. Pero tomen nota: los pocos que de verdad recuerdan esto sobresalen por lo ‘diferentes’ y otros los llamarán ‘Iluminados’ o ‘Despiertos’ o con términos similares. Raro, ¿verdad?

También en soyespiritual.com:   El mayor cambio de energía en el planeta está ocurriendo ahora mismo Prepárate para la misión más grande de tu vida


Bueno, ¡Buena Suerte y Buen Viaje!
Traducción: Elisabeth Tepper

 
Cerrar menú

Comparte con un amigo