No estamos solos en la oscuridad: Mirando lo que no queremos ver

Es una de los grandes paradojas de la vida que las cosas que no queremos ver en nosotros mismos son las mismas cosas que debemos mirar para conocernos mejor y llegar a ser más plenamente lo que somos. Los sentimientos que nos hacen querer huir son el tesoro escondido lleno de energía y de inspiración, si estamos dispuestos a mirar. Estos sentimientos vienen en muchas formas, desde extrañas imágenes, o fragmentos de información hasta sueños recurrentes y sentimientos que surgen aparentemente sin razón. De cualquier forma que vengan, y no importa qué tan temibles parezcan, estos mensajeros traen la información que necesitamos para poder crecer.

Cuando estamos cansados de empujar algo hacia abajo, o tratando de escapar de ello, un buen primer paso es escribir lo que creemos que estamos evitando. A menudo esto resulta ser sólo la superficie del asunto o un símbolo de alguna otra cosa. Expresarnos plenamente en el papel es una forma segura de comenzar a explorar el oscuro territorio del inconsciente. La frialdad del intelecto nos puede dar la distancia que necesitamos para leer lo que hemos escrito y tener menos miedo de ello.

Ayuda recordar que no importa lo oscuro o negativo que sean nuestros pensamientos o sentimientos, estas energías son compartidas por toda la humanidad. No estamos solos en la oscuridad, y todos los gurús y maestros que admiramos tuvieron que atravesar su propio territorio emocional sin procesar para poder salir al otro lado más brillantes y sabios. Esto nos puede dar el valor que necesitamos para abrir el cofre del tesoro de lo que hemos estado evitando.

Lea:   8 Síntomas de la Ascensión en 2018

Dentro de las partes de nosotros mismos que no queremos ver, hay emociones que necesitan ser sentidas. Las emociones sin sentir son energía atascada, y cuando dejamos emociones sin procesar, nos privamos del acceso a esa energía. Cuando nos sintamos lo suficientemente fuertes, podemos comenzar el proceso de sentir esas emociones, por nuestra propia cuenta o con la guía de un consejero espiritual. Es a través de este trabajo que el tesoro enterrado de la energía y la inspiración fluirá desde nuestros corazones, dándonos el valor de mirar a todas las partes de nosotros mismos con visión y compasión.

Sígueme en Facebook

TOMADO DE:
http://www.dailyom.com/articles/2008/12092.html

 

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre

Comparte con un amigo