Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Los dolores de parto de la nueva humanidad

Estos son tiempos bastante difíciles de veras, la nueva humanidad está naciendo. Muchos de están chillando de pavor y dolor físico. Nosotros sentimos ese dolor y también de manera inmediata les mandamos ayuda para consolarlos y ofrecerles orientación. Mas muy frecuentemente, no pueden sentirlo. Considerablemente más están descorazonados, encerrados en un profundo estado de desesperación. Ustedes se preguntan si van a ser capaces de aguantarlo. ¿Nos confundimos cuando afirmamos que la Madre Tierra está en trabajo de parto para dar a luz a la Nueva Humanidad desde su útero? ¿Va a llegar el “bebé” alguna vez? ¿Subsistirá la Madre?

Estos son tiempos bastante difíciles de veras. Muchos de están chillando de pavor y dolor físico. Nosotros sentimos ese dolor y también de manera inmediata les mandamos ayuda para consolarlos y ofrecerles orientación. Mas muy frecuentemente, no pueden sentirlo. Considerablemente más están descorazonados, encerrados en un profundo estado de desesperación. Ustedes se preguntan si van a ser capaces de aguantarlo. ¿Nos confundimos cuando afirmamos que la Madre Tierra está en trabajo de parto para dar a luz a la Nueva Humanidad desde su útero? ¿Va a llegar el “bebé” alguna vez? ¿Subsistirá la Madre?

la nueva humanidad
Los nuevos humanos ya están naciendo.

Esto sucede en todos y cada uno de ellos de todos y cada uno de los santos días. Aspiran, viven. Espiran, mueren. Bombean sangre fresca a los órganos de su cuerpo, retornan la sangre gastada a sus órganos de filtrado y supresión. Adentro, afuera, el pulso de la vida – a diario, hora tras hora, instante a instante. Una mujer en trabajo profundo de parto es llamada a dejar ir algo que estuvo meciendo y alimentando en su vientre a lo largo de muchos meses. Se volvió parte de ella. ¿De qué manera puede separarse ahora de eso? ¡Mas debe hacerlo! Por el hecho de que ese bebé no va a ser negado. ¡El bebé demanda su sitio en este planeta! Y de esta forma, el trabajo de parto sigue.

También en soyespiritual.com:   La numerología de tu domicilio

LOS DOLORES DE PARTO DE LA NUEVA HUMANIDAD via Ángeles Amor
Las Reconexiones por Daniel Jacob
Traducción Susana Peralta

Cerrar menú

Comparte con un amigo