La Quietud antes del Alumbramiento

La Quietud antes del Alumbramiento
por Alexandra Mahlimay y Dan Bennack

26 de enero, 2008 en Cluj-Napoca, Rumania

Hola a todos,

¿Cómo nos hemos sentido recientemente? Aburridos? Apáticos? Lánguidos? ¿Sin propósito o sentido? ¿Nos sentimos insatisfechos? ¿Preguntándonos adónde se ha ido nuestra energía?

Cuando llegamos a este punto, podemos sentirnos como si no quedara nada más para experimentar. Nada nos inspira ni nos atrae. Es una especie de sensación extrema. Podríamos sentirnos más como un envase vacío que un ser humano; un envase que ha sido drenado, lenta e inexorablemente, de todo lo que contenía – todo lo que conocíamos.

¿Es aterrador este vacío? ¿Nos sentimos incómodos con nuestra propia Quietud, o podemos aceptarla, y hasta hacer las paces con ella?

En una reciente canalización por Alexandra, Kuthumi Lal Singh y María, la Madre de Jesús, compartieron con nosotros acerca de la naturaleza y propósito de la Quietud.

María vino a recordarnos que lo que estamos viviendo – esta Quietud – no es nueva en absoluto. De hecho, es bien conocida. Es una señal de que el período de embarazo está llegando a su fin.

Sí, estamos a punto de alumbrarnos a nosotros mismos – y la “quietud” que sentimos es la etapa final, la maduración final, de lo que vamos a empezar a explorar al adentrarnos plenamente en la Nueva Tierra. No entraremos como infantes, por supuesto – no estaremos sin sabiduría en esto. Pero experimentaremos el mundo en formas nuevas y profundas.

Las mujeres que se acercan al final del embarazo han tenido sensaciones similares a las que pueden acompañar la experiencia de Quietud. Estas sensaciones pueden aparecer días, semanas o incluso meses antes del parto. Son sensaciones de pesadez – decaimiento, falta de energía, y la sensación de que el tiempo se alarga y sigue sin ningún tipo de resolución a los desafíos del embarazo.

Te puede interesar:   Si Tienes Estos 14 Rasgos Eres Un Alma Avanzada

¿Pero qué pasó finalmente? Llegaron las contracciones del útero. Y con estos movimientos, el niño nació en relativamente poco tiempo.

Como siguió diciendo la Madre María, ella se ofreció a ser nuestra “partera espiritual”, diciendo que gustosamente nos apoyaría en nuestro proceso de parto. Específicamente, aceptó a ayudarnos a tomar las decisiones apropiadas que estén en armonía con los Mayores Movimientos en este tiempo, a fin de que nuestro surgimiento en el Nuevo Mundo y la aparición de nuestras nuevas creaciones sean fáciles y alegres.

Kuthumi también proporcionó algunos recordatorios útiles.

Dijo que nos encontraríamos en este momento de quietud con el propósito de la contemplación – de reflexionar sobre las cosas que deseamos traer al mundo. Él nos invitó a experimentar plenamente la Quietud. No apresurarnos o forzar nuestro alumbramiento en contra del ritmo natural de los acontecimientos que se desarrollan.

Kuthumi señaló que a finales de Enero y hacia Febrero, nuestras vidas se sentirán como que vuelven a moverse hacia adelante otra vez. Algunos de nosotros podríamos experimentar esto en forma caótica. Pero cuando este movimiento ocurra, añadió, hay que recordar mantener las cosas lo más simples posible. No debemos apresurarnos demasiado con nuestras decisiones o acciones.

Las oportunidades que vienen a nosotros están destinadas a expandirse en posibilidades aun mayores. En general, esto significa que será importante reflexionar antes de actuar. Nos podría resultar especialmente útil ampliar nuestras perspectivas conscientemente antes de decidir cualquier curso de acción en particular.

¿Por qué?

Porque cuando estamos apresurados, no siempre vemos las cosas como realmente son. Las decisiones impulsadas por la urgencia de seguir adelante, sobre todo después de habernos sentido atrapados por tanto tiempo, pueden ser decisiones impulsivas – no inspiradas. Si actuamos precipitadamente, sin sentir plenamente los potenciales que tenemos ante nosotros, podríamos encontrarnos alejándonos de estas oportunidades, en lugar de creciendo y expandiéndonos con ellas.

Te puede interesar:   Depresión y espiritualidad

El mensaje de Kuthumi fue oportuno: Mantener las cosas simples. Y alentó esta simplicidad al recordarnos que traigamos las “pequeñas cosas” hacia el frente en nuestras vidas cotidianas. Son los detalles pequeños, a menudo pasados por alto, los que añadirán alegría a nuestros corazones – una buena comida, un baño tibio, abrazar a un ser querido, reír a gusto.

Estos actos sencillos y rituales diarios son importantes porque refuerzan nuestra base interior para confiar en nosotros mismos – sabiendo que estamos seguros y somos amados, donde sea que nos encontremos en el mundo y lo que sea que estemos haciendo. Estos recordatorios serán útiles cuando empecemos a explorar las nuevas oportunidades que se abrirán en breve.

Recuerden, queridos amigos, que nunca estamos solos y que estamos totalmente apoyados en todas nuestras experiencias. Aunque a veces pareciera que estuviéramos por nuestra cuenta, tengan en mente y en el corazón que nuestros Guías, nuestro Soporte Angélico, y nuestras Almas nos están ayudando – siempre.

Muchas bendiciones a ustedes,
Alexandra y Dan

Visita Wadie.com

Este material se ofrece para ayudar a liberarnos de las limitaciones al expandir nuestra conciencia humana. Puede ser distribuido libremente, siempre que se respete esta intención. No podrá ser comercializado por segundo o terceros, ya sea en su totalidad o en parte, sin el consentimiento expreso y por escrito del titular del copyright, Alexandra Mahlimay.
Si está reproduciendo este material, por favor dé crédito al autor por su nombre e incluya el siguiente enlace a su sitio web http://www.joyandclarity.com
. Para obtener más información acerca de las canalizaciones de Alexandra y sus sesiones de trabajo, por favor, envíe un correo electrónico a: mahlimay@yahoo.com

 

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre

Comparte con un amigo