Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Los falsos mitos que hay sobre el tarot

Las barajas del tarot siempre han sido temas de interés para los amantes de los temas ocultos y paranormales pues es una herramienta para la adivinación.

Las primeras referencias de la historia del tarot se remontan al siglo XV, donde el duque de Milán, Filippo María Visconti, diseña la primera baraja en honor al casamiento de su hija Blanca.

En el volumen I de la obra Le Monde primitif, de 1781, Court de Gebelin ofrece una convincente argumentación a favor del origen egipcio de las cartas del tarot. Sostiene que los veintidós arcanos mayores son un antiguo libro egipcio, El Libro de Thoth, salvado del incendio que destruyó los templos.

tarot
Baraja del tarot

A fines del siglo XVIII y comienzos del XIX las cartas del tarot fueron asociadas al misticismo y a la magia. La tradición comenzó en 1781, cuando Antoine Court de Gébelin, un clérigo suizo y francmasón, publicó Le Monde Primitif, un estudio especulativo sobre el simbolismo religioso antiguo y sus remanentes en el mundo moderno.

No fue hasta el siglo XVIII que algunos grupos de ocultistas descubrieron el poder del tarot y lo comenzaron a usar como herramienta de adivinación y fuente de poder. Su origen tuvo lugar en Francia e Inglaterra.

Ahora hay muchos servicios que ofrecen tarot gratis que puedes encontrar en internet.

Falsos mitos sobre el tarot

  1. Leer el tarot es pecado: Falso. El tarot va más allá de la religión. No va en contra de ninguna religión, por lo que puedes hacerte el estudio adivinatorio totalmente tranquila.
  2. Es malo leerse las cartas muchas veces: Falso. Lo que es realmente malo es la obsesión que varias personas tienden a tener con el uso del tarot, pero normalmente son personas que se obsesionan con otras cosas, como la obsesión con una persona o ser reconocidas.
  3. Leerse el tarot atrae energías negativas: Falso. El tarot por sí mismo no atrae energías negativas, son nuestros pensamientos los que atraen estas manifestaciones energéticas. El tarot es sencillamente una herramienta.
  4. Los tarotistas son videntes: Falso. Cualquier persona puede aprender a leer las cartas del tarot. Como toda actividad, ésta necesita práctica constante. Hay personas videntes que no necesitan del tarot para ver qué sucederá con el futuro de las personas, pero no todos los tarotistas tienen el don de la videncia. Recuerda que siempre hay varios futuros probables y depende de nuestras acciones qué futuro tendremos.
  5. No leer el tarot en días sagrados o domingos: Falso. Puedes leer el tarot cualquier día del año, incluso en Navidad o Semana Santa puesto que la energía del tarot no sabe sobre temas religiosos, no está asociado a ninguna religión. Recuerda que siempre es beneficioso para la lectura realizarla en un lugar tranquilo y lleno de energía positiva para una lectura clara y precisa.

Lee también: Profecías de Nostradamus

Algunas tiradas del tarot:

  • Método sencillo o Gran Cruz
  • La cruz mágica
  • Tirada horoscópica
  • El árbol de la vida
  • Tirada céltica
También en soyespiritual.com:   Por qué el dinero nunca comprará la felicidad.

Nombres de las cartas del tarot

I. El Mago (Le Bateleur)
II. La Papisa o La Sacerdotisa (La Papesse)
III. La Emperatriz (L’Impératrice)
IV. El Emperador (L’Empereur)
V. El Papa o El Sumo Sacerdote (Le Pape)
VI. El Enamorado (L’Amoureux)
VII. El Carro (Le Chariot)
VIII. La Justicia (La Justice)
IX. El Ermitaño (L’Hermite)
X. La Rueda de la Fortuna (La Roue de Fortune)
XI. La Fuerza (La Force)
XII. El Ahorcado (Le Pendu)
XIII. Normalmente no tiene nombre, se le suele llamar El Arcano sin nombre (L’Arcane sans nom) o por su nombre más popular, La Muerte (La Mort)
XIV. La Templanza (Tempérance)
XV. El Diablo (Le Diable)
XVI. La Torre o la Casa Dios (La Maison Dieu)
XVII. La Estrella (L’Étoile)
XVIII. La Luna (La Lune)
XIX. El Sol (Le Soleil)
XX. El Juicio (Le Jugement)
XXI. El Mundo (Le Monde)
Sin número. El Loco (Le Mat)

Fuente: Wikipedia

Cerrar menú

Comparte con un amigo