Entendiendo la Soledad y el Aislamiento Durante los Cambios Espirituales

Está bien donde estás, está bien que necesites espacio, está bien que te regales lo que necesitas.

La soledad es algo que TENEMOS que regalarnos sin lugar a dudas a lo largo de nuestros caminos espirituales – incluso cuando estamos con la gente – tenemos que aparecer continuamente para nuestras propias necesidades personales y emocionales.

Esto alberga el potencial para nuestro continuo crecimiento expandido hacia las ilimitadas posibilidades de experiencias multidimensionales y así tenerlas con las personas que amamos a nuestro alrededor.

Para realmente entrar en esto necesitamos darnos apoyo – tiempo y soledad.

Ni una noche aquí ni otra allá, sino tiempo real para realmente sintonizar con las necesidades de auto-cuidado para que nuestras almas sean sostenidas en el espacio necesario para evolucionar. Puede Sentirse intimidante tan inherentemente como los humanos que buscamos desesperadamente aferrarnos al apoyo de los demás. Pero si tomamos estos momentos puede ser la creación de nuestras realidades y tratar de mejorar nuestras relaciones.

Recomendado: Poderosos recordatorios para cuando empieces a compararte con los demás – Camina tu propia vida

La soledad apoya:

  • Nuestra autenticidad a medida que regresamos a nuestra propia energía para expandirnos.
  • Toma un reajuste, una recarga, procesando nuestros pensamientos y emociones.
  • Los dones espirituales comienzan a mejorar, ya que estamos puramente con nosotros mismos y con el amor divino que fluye a través de nosotros.
  • Llegamos a desenredar las cuerdas de las emociones, pensamientos, sentimientos, expectativas, ego, dramas y bajas vibraciones de otras personas.
  • Nos recuerda quiénes somos por debajo, libres de la acumulación de energías externas.
  • Durante nuestras transiciones habrá muchos altibajos, ya que las cosas que alguna vez amamos ya no parecen encajar en nuestras almas. Las relaciones, los trabajos, el gusto cambiarán a medida que tengamos más amor y luz en nuestros corazones. Nuestro tiempo a solas es imperativo mientras nos ejercitamos de nuevo, mientras cambiamos a nuestra nueva sanación y conciencia para la vida.
También en soyespiritual.com:   Si Tienes Estos 14 Rasgos Eres Un Alma Avanzada

Cuando comenzamos en un viaje espiritual ocurren tantos cambios y revelaciones que se puede sentir muy aislante. A veces, cuanto más cambiamos y descubrimos cosas sobre nosotros mismos y sobre el mundo que nos rodea, las conexiones que alguna vez tuvimos con la gente pueden a menudo sentirse retraídas. Estos momentos de sentirse desconectado son los momentos de sentirse el más aislado de la vida.

Todavía no hemos anclado todo nuestro aprendizaje, verdades y autenticidad en la práctica. Un punto dulce emerge dentro de uno mismo. Sabemos que no podemos volver a nuestras historias, temores y creencias limitantes para sentirnos cómodos. Sabemos que la persona que creíamos que éramos está evolucionando, pero aún no sabemos cómo se supone que debemos aparecer en el mundo.

entendiendo la soledad
Entendiendo la soledad

Este punto dulce, este vacío, este desasosiego e incertidumbre sobre cómo se supone que debemos presentarnos es el momento perfecto para estar presentes. Acepta el no saber, la nada, la libertad, el potencial y las oportunidades que aún no nos han sido reveladas y acepta la soledad.

Este es el momento para realmente ir hacia adentro, para realmente trabajar en la sanación, seguir soltando, seguir abriendo y expandiendo el corazón. Aprende a no aferrarte a cosas que están destinadas a dejar nuestras vidas, aunque sea por el momento. Saber que lo que se alineará de nuevo será la alineación más perfecta del alma.

Estos momentos de crecimiento espiritual son las oportunidades perfectas para conocernos una vez más, disfrutar de nuestra compañía y conectarnos de nuevo con nuestra intuición.

Estos son los momentos de soledad es para recordarnos a nosotros mismos que está bien que no estemos muy seguros de cómo se supone que debemos aparecer en el mundo todavía, todo lo que tenemos que hacer ahora mismo en estos momentos es aparecer por nosotros mismos en el amor – con el auto-cuidado, el espacio, la base y la curación.

También en soyespiritual.com:   Tienes la habilidad de comunicarte con el reino espiritual

Para entender quiénes somos necesitamos volver a divertirnos. Ya sabemos que las cosas están por sanar. Ya sabemos que no somos nuestras historias. Ya sabemos que no somos las limitaciones de nuestros miedos. Abracemos una vez más el no saber, el punto dulce y la entrega en el AHORA.

  • Ríndete en la alegría
  • Ríndete y diviértete
  • Ríndase al juego
  • Ríndete en el amor
  • Ríndete a la luz

Es DIVERTIDO sentirse vivo, sentirse despierto, sentirse uno con lo que somos. Es divertido volver a pasar tiempo en nuestras propias energías. Es divertido no pensar en el pasado.

Recordemos al niño que una vez fuimos. Abracemos el tiempo para comenzar nuevos proyectos creativos, unámonos a nuevos grupos con intereses similares a los nuestros, demos largos paseos por la naturaleza y bailemos como si nadie nos viera. Estar solos durante estas transiciones encenderá la llama desde lo más profundo de nuestro interior para que podamos empezar a ganar fuerza una vez más en nuestra autenticidad.

Visita Wadie.com

Aprovechemos también el tiempo a solas para soltarnos realmente, gritar, llorar y caer al suelo mientras nuestros cuerpos liberan los traumas emocionales de la vida.

Abracemos la soledad para cabalgar las olas de emociones que no tienen sentido pero que encuentran fuerza porque tendrán sentido para nuestras almas.

Menú de cierre

Comparte con un amigo