Deconstruyendo lo Viejo, Dando a Luz a lo Nuevo
Un mensaje de Saint Germain, Arcángel Rafael canalizado por Alexandra Mahlimay

2 de febrero, 2008 en Cluj-Napoca, Rumania

Una canalización por Alexandra Mahlimay y Dan Bennack
(Nota: El siguiente material proviene de una sesión privada con Alexandra, ofrecida amablemente con el consentimiento del cliente.)

Nuestro querido amigo,

Aquí estamos, tu Equipo Angélico, junto con Adamus, y el Arcángel que conoces como Rafael. Nos unimos a ti en este momento de verdad, junto con tu Ser Dios, Tu alma, y el muy precioso Humano Tú.
Estas últimas semanas y meses han sido en verdad difíciles para ti. Han cuestionado tus creencias acerca de quién eres, y acerca de tu espiritualidad y tu vida.
Se ha producido un cambio importante en tu vida, un cambio en el que has dejado ir todos los sistemas de creencias que ya no te son útiles. Al hacer eso, te has soltado a ti mismo. Con esto queremos decir que cuando te sueltas a ti mismo, sueltas el control sobre el Humano Tú y tus creaciones.
Entonces, ¿qué pasa cuando te sueltas a ti mismo? El Humano Tú suelta lo Viejo y empieza a recrear su existencia energética. Esto significa que el Humano Tú podría sentirse desafiado por los distintos aspectos de su presencia aquí en la Tierra.
Concretamente, el Humano Tú comienza a sentirse desafiado en cuanto a todo lo que alguna vez creyó que eras tú; con las cosas que utilizaba en el pasado para definir tu identidad.
Por ejemplo, si alguna vez te consideraste un buen compañero porque cumplías con ciertos criterios – porque hiciste “esto” o sentías “aquello” – por favor ten en cuenta que las recientes transformaciones en tu existencia energética han quebrado estas antiguas estructuras, estas viejas creencias. Como consecuencia, el Humano Tú ya no sabe lo que significa ser un “buen compañero”.
Estas transformaciones han llevado al Humano Tú a reconsiderar la forma en que actúa, no sólo con una pareja, sino también en relación con otros – y lo que es más importante, en relación contigo mismo.
También has experimentado el colapso de estructuras en otras áreas de tu vida.
Por ejemplo, al mirar tu situación financiera, te encuentras en un lugar donde te preguntas cómo traer abundancia a tu vida. La manera antigua no tiene sentido, ni estás seguro de cómo funcionará la manera Nueva.
Tal vez hasta hace poco creías que estabas a punto de lograr la abundancia en tu vida. Pero de pronto descubriste que las estructuras en las que has trabajado por tanto tiempo, ya no te servían como antes. Aún más desconcertante, es ver cómo estas creencias y estructuras se desmoronan ante tus ojos. Esto te deja, una vez más, con la pregunta que pensaste que finalmente habías entendido, “¿Qué significa realmente ser abundante?”
Toda esta deconstrucción te ha llevado al punto de cuestionar tu camino espiritual. ¿Estás en él o no? Sí, incluso has llegado a dudar si eres espiritual o no.
Has dudado, y aún dudas, tu habilidad, tu capacidad y fuerza para seguir adelante. Las experiencias recientes te han dejado sintiéndote bastante vacío, desorientado y confundido – y sin ninguna pista sobre lo que va a venir ahora.
Entonces, ¿cómo te sientes ahora? Esta es mucha información, así que ¿por qué no nos tomamos un momento y respiras?
Mejor?
Bien.
Así que ahora, cambiemos nuestra perspectiva.
Probablemente ya has escuchado, aun cuando partes de ti no lo creyeron, que el Humano Tú está a punto de entrar en un Nuevo Mundo. ¿Cómo te sientes al oír esta declaración?
¿Tienes sentimientos acerca de esto, o tus preocupaciones te distraen de este conocimiento más profundo?
Vamos a intentar algo.
Relájate, respira profundamente – y una vez que te sientas en calma, pregúntate a ti mismo cómo te sientes acerca de esto.
¿Estás listo para dar la bienvenida a estos Grandes Cambios en tu vida, o sólo se siente como otro salto hacia lo desconocido?
Te pedimos que sigas tranquilo ahora, y sientas por dentro.
¿De verdad crees que se trata sólo de otro salto de fe en la oscuridad? ¿O podría haber algo más? Pregúntate esto.
Tal vez no se trata de saltar hacia lo desconocido en absoluto. Tal vez no se trata de lanzarte hacia un proceso que parece seguir y seguir. Tal vez ya has terminado con eso.
Tal vez ya no estás trepando la escalera del crecimiento y logro espiritual, con la esperanza de llegar a la cima. Tal vez tu ascenso ha terminado.
Si no es así, y sientes que sigues subiendo, entonces quizás deberías cuestionar la naturaleza de tu ascenso.
Pregúntate honestamente: ¿Son necesarios los peldaños de esta escalera?
¿Son siquiera reales? ¿O sólo parecen materializarse de la nada, cada vez que caes otra vez en la duda? ¿Cada vez que sientes que no eres lo suficientemente bueno, o crees que no has hecho lo suficiente para merecer una vida maravillosa?
¿Podría ser éste el caso? Pregúntate esto.
Tal vez no hay escalera en absoluto. ¿Alguna vez te has detenido a considerar esto? ¿Cómo cambiaría tu mundo esta información?
Mira a tu alrededor y ve donde te encuentras. ¿Has terminado con este trabajo? ¿Estás listo para haber terminado? – Porque de esto es que se ha tratado el “desmoronamiento” en tu vida en las últimas semanas y meses.
Te has soltado a ti mismo; o más bien, has permitido a tu Ama iniciar un extensivo proceso de deconstrucción a fin de traer a este mundo, desde las profundidades de tu Ser, al Nuevo Tú. Este Nuevo Tú nacerá en cuestión de semanas, no años.
Entrégate a la espontaneidad de este alumbramiento, en vez de agotarte “deseando” que las cosas progresen. Si lo haces, encontrarás una Nueva Libertad de Expresión – en las relaciones que tienes contigo mismo y con otros, en tus experiencias de abundancia más profunda, y en la forma como tu cuerpo empieza a moverse y funcionar en formas más saludables y equilibradas.
Todas estas cosas aparecerán con mayor frecuencia en tu vida, y con una mayor estabilidad, a medida que continúes encarnando al Nuevo Tú. Y puedes estar seguro de que esta transición hacia el Nuevo Tú será muy natural. No requerirá trabajo, esfuerzo, o lucha por tu parte. Simplemente permanecerás centrado, manteniendo un enfoque en el Nuevo Tú que estás invitando a tu vida.
Sólo permite que el Nuevo Tú surja en esta realidad. Permite el parto que has hecho posible a través de tus elecciones y deseos.
Recuerda, querido, que eres apoyado y amado más allá de cualquier medida. Sabe que lo estás haciendo bien y que estamos siempre a tu lado.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   Los 10 mandamientos de la ascensión

Este material se ofrece para ayudar a liberarnos de las limitaciones al expandir nuestra conciencia humana. Puede ser distribuido libremente, siempre que se respete esta intención. No podrá ser comercializado por segundo o terceros, ya sea en su totalidad o en parte, sin el consentimiento expreso y por escrito del titular del copyright, Alexandra Mahlimay.
Si está reproduciendo este material, por favor dé crédito al autor por su nombre e incluya el siguiente enlace a su sitio web
http://www.joyandclarity.com. Para obtener más información acerca de las canalizaciones de Alexandra y sus sesiones de trabajo, por favor, envíe un correo electrónico a: mahlimay@yahoo.com

 

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre

Send this to a friend