Buscando nuestro Corazon de corazones

1 de Febrero 2008

Traducción en servicio: Sandra Fernandez

BUSCANDO NUESTRO CORAZÓN DE CORAZONES

Karen Bishop

¡Saludos!

¿Han estado limpiando sus armarios últimamente? ¿Cambiando esos gabinetes del archivo? ¿Pasando a través de sus viejos lugares de almacenaje? ¿Librándose de todos aquellos viejos cds que ya no escuchan? ¿Arrojando lejos cosas que no han estado utilizando por un tiempo y que sienten que ya no encajan con ustedes? ¿Están ustedes recomponiendo y organizando?

Mercurio retrógrado nos está asistiendo en nuestra preparación para nuestros muy nuevos comienzos. Ir al pasado y despejar lo viejo es una parte de este proceso. Naturalmente, estamos alistándonos para lo que está por venir, tanto que pronto estaremos muy ocupados con todas las nuevas manifestaciones y no tendremos mucho tiempo para perder con viejos asuntos. En suma, lo viejo no nos servirá por más en un nuevo comienzo ya que es parte de una energía del pasado… una energía que no existe en esta muy nueva realidad en la que estamos en equilibrio para experimentar.

¿A dónde quiero llegar? se preguntarán. “Ya no puedo continuar yendo al pasado a las viejas creaciones de lo que fue, o a donde una vez estuve, ¡pero no tengo ni idea de adónde me dirijo ahora! ¿Y dónde está de todos modos? ¡Nada parece estar llegando o manifestándose para mí! ¡Sólo mucha confusión y ver cortes!” Si, no podemos volver atrás. Esto es porque ya no nos alineamos con lo viejo. A través de la reestructuración masiva y el proceso de purificación y dejar ir que emprendimos en el 2007, ahora con mucha más certeza, ya no somos lo que una vez fuimos.

Por eso entonces, sabemos que debemos ir adelante hacia algo nuevo, mientras es el tiempo más cierto para nuestros muy nuevos comienzos. El desafío que ahora enfrentamos, es que una realidad de vibración superior que ahora alcanzamos, aún no ha sido creada, y entonces nos hallamos en estados de confusión, sintiéndonos perdidos, con crisis de identidad, pérdida de confianza, inseguridad,  y cosas así.

“¿En qué lugar del mundo estoy?” pueden preguntarse. “Y ¿quién soy en este mundo?”  pueden preguntarse también. Avanzar dentro de situaciones y creaciones de lo viejo solamente sirve para sentir como un cambio lateral, y en el mejor de los casos decepcionado… y muchos de nosotros sabemos que es tiempo para un  cambio de hecho.

Este estado del ser puede crear indecisión también, porque no estamos totalmente seguros acerca de esto o aquello mientras nada parece ajustarse como debería. No podemos decir “¡SI!” como querríamos. Las elecciones presidenciales aquí, en los Estados Unidos, están iluminando este estado también. En un momento tenemos un corredor delantero, y luego este candidato podrá estar en el último puesto. Hay una nueva vuelta y giro a cada momento.

Estamos en un estado de indecisión, confusión, inseguridad, y angustia porque las cosas aún no están instaladas de acuerdo con lo que está viniendo. Todavía hay tiempo para el cambio, y tiempo para que individuos y situaciones tomen nuevas y diferentes decisiones antes del gran empuje de la nueva llegada.

Los individuos se mueven adelante, otros no se permiten realizar el cambio o dejar lo viejo, y así, abundan nuevas parejas. Y luego repentinamente, los cambios son hechos y un escenario enteramente nuevo se revela otra vez. Puede resultar difícil permanecer constantes y ¡alcanzar todas estas manifestaciones de la montaña rusa!  ¡Y encontrar y declarar una trayectoria constante puede resultar casi imposible también!.

Por eso entonces, durante este tiempo, estamos siendo llamados a consultar nuestro corazón de corazones. Nuestro corazón de corazones… la parte más profunda dentro nuestro… quienes realmente somos… de lo que se trata realmente… así, lo que realmente estamos deseando. Hemos dejado mucho de nosotros atrás (y continuaremos con este proceso una y otra vez), y ahora lo que hemos llegado a ser es alguien enteramente diferente a lo que jamás hayamos conocido antes.

A causa de haber golpeado dentro y estar ahora vibrando en nuestro verdadero y más puro ser más que nunca antes, lo que pensábamos que deseábamos el año pasado, podría no encajar ahora. Somos gente diferente ahora. Cuando buscamos profundo dentro nuestro, podremos encontrar que ahora deseamos lo que nos hemos estado perdiendo en nuestras vidas por mucho tiempo. Estamos procurando balancearnos, además de crear lo que se alinea con quienes real y verdaderamente somos.

Pero hay otra pieza también. Necesitamos nuestros hermanos y hermanas con nosotros ahora. No podemos crear ni permanecer solos. Estamos vibrando más que nunca como un todo. No podemos “hacerlo” por nosotros mismos. Necesitamos a los demás como nunca antes.

Los nuevos bebés están llegando también… ¡y llegando en a montones! Es muy excitante de ver. Están muy listos para estar aquí, mientras ellos saben que mucho se ha completado y que ahora es el tiempo para ellos para estar aquí y sostener la energía para un muy nuevo mundo. ¡Recién nos enteramos que mi hija está esperando mellizos! Estamos muy excitados, mientras que ella no había planeado un embarazo, y nunca hubo mellizos en ninguna de nuestras familias. Esos nuevos pequeños quieren estar aquí, ¡y están trayendo cada oportunidad de encontrar una apertura!. Son una energía muy nueva, y vibran muy diferente a cualquier pequeño nuestro por lejos.

Por eso entonces, los dramas no han terminado aún. Sin embargo hay tiempo para muchos nuevos remolinos y giros mientras las cosas todavía están alineándose para nosotros. La mejor cosa que podemos hacer justo ahora, es preguntarnos a nosotros mismos que es lo que verdaderamente deseamos, hasta el último detalle. Las cosas nunca son todo o nada, negro o blanco. Siempre lo mejor es pellizcar nuestros sueños en escenarios y realidades que encajan verdaderamente de todas maneras. Podemos querer un poco de esto aquí, y un poco de aquello allá… no necesariamente un final a ciertas cosas, pero tal vez un poco menos de algunas cosas y más de otras.

Sígueme en Facebook

Es hora de ser brutalmente honestos ahora. Los comportamientos y manifestaciones en otros que no han molestado en el pasado pueden habernos molestado porque necesitábamos y queríamos más de lo que otros tenían, pero no lo razonábamos ni lo permitíamos en nosotros mismos. Este tipo de situaciones vienen de malas percepciones dentro nuestro… ¡y todos las tenemos!.

Ahora estamos en equilibrio en un lugar muy hermoso donde podemos hacer todo esto. Real y verdaderamente podemos decidir que es eso que queremos. Lo que realmente queremos y tal vez nunca pudimos admitir o no fuéramos conscientes de ello, o nunca estuvimos listos para ello hasta ahora. Muchas de las primeras dudas quieren retirarse. Por lejos han hecho mucho por este planeta. El fin de este arco iris incluye la fundación de este nuevo mundo, y luego la elección si queremos estar en nuestro propio cielo creado o seguir adelante dentro de un muy nuevo universo que nuestras almas nunca han experimentado antes. Es hora para la graduación de nuestras lamas. Un tiempo como nunca antes.

Por eso entonces, algunos desearán fuertemente sus cielos en la tierra, y otros estarán en un lugar donde desearán asistir a la humanidad y servir con respecto a subir más y más almas a bordo y dentro de los reinos superiores. Y entonces, por supuesto, muchos estarán haciendo ambas cosas por un tiempo. He escrito más acerca de esta estructura y plan en mi nuevo sitio web, pero parte de mi está muy deseosa de retirarse que he manifestado una “pérdida en el mail” de mi nueva laptop (¡por semanas ahora!), y ¡un nuevo sitios web que parece tomarse para siempre para estar listo!

Sepan que estamos siempre donde necesitamos estar, y todo, como siempre, está en divino y perfecto orden. El polvo aún tiene que asentarse. Pero lo nuevo está más y más cerca cada día, y cuando de verdad llegue, ¡será un gran logro para nosotros!

www.whatsuponplanetearth.com

Deseándote el cielo en tu corazón, luz de estrellas en tu alma, y milagros en tu vida en estos tiempos milagrosos…

Hasta la próxima,

Karen

Tags: , , , , , , , , ,

Lea:   Cómo encontrar la paz si la perdiste
Menú de cierre

Comparte con un amigo