Algo increíble está ocurriendo! La misión espiritual de los OVNIS involucra nuestro entero planeta, sin embargo, casi nadie le presta atención. La gran mayoría de personas están demasiado ocupadas tratando de ganar lo suficiente para vivir, criando una familia o tratando de obtener una educación. Por consiguiente no reconocen su mecanismo.

Lo que vemos es sólo la superficie, porque eso es todo lo que estamos supuestos a ver. Pensamos que contamos con todos los hechos, cuando la realidad es, que sólo percibimos el extremo superior del iceberg, ya que realmente sólo le echamos un vistazo a lo que está ocurriendo.
Estamos siendo condicionados para pensar en cierta forma y para aceptar ciertas creencias. Es un proceso en marcha que comenzó hace ya mucho tiempo. El blanco somos todos, especialmente los niños, pero está afectando a millones en el planeta.

Los Ovnis, los contactos con los Ovnis, las abducciones por extraterrestres, la mutilación de animales, los círculos en los sembrados, las visiones de la virgen María, los fenómenos psíquicos, lo sobrenatural, las nuevas religiones, el ocultismo, numerología, astrología, la ciencia, la política, el gobierno y los militares de Estados Unidos, la televisión, y ciertos personajes claves junto con el público en general, son instrumentos colectivos en avivar el fuego de estos planes siniestros.
Sé que en otros artículos hemos analizado extensamente el tema de los supuestos extraterrestres, pero debido al interés tan marcado que hemos advertido en los últimos años, especialmente en países como México en donde el culto a los extraterrestres es ya una religión, una mezcla de adoración a Dios, a María, a los ángeles y a estas entidades, consideramos que es necesario examinar una vez más, qué es lo que realmente está ocurriendo, cuál es la razón, y por qué se está fomentando el culto a los extraterrestres. Además cuál es el propósito complejo y oculto detrás de esta invasión cósmica que ha plagado a la humanidad por unos 50 años.

La misión espiritual de los OVNIS
La misión espiritual de los OVNIS

La agenda oculta de estos seres no puede ni debe permanecer más como un misterio, un secreto. Preguntas que se han suscitado a lo largo de las décadas deben ser finalmente encaradas. La verdad está allí y debemos decirla.

Pero… ¿Qué fue lo que ocurrió en 1947?

La era moderna de los “platillos voladores” comenzó en el fatídico verano de 1947. De ese tiempo en adelante, el mundo ha sido un lugar diferente. Suponiendo, tal como lo hacemos, que los platillos voladores y todo el fenómeno que lo acompaña es el producto de actividad demoníaca, ¿por qué entonces incrementaron sus actividades a partir de esa fecha? Por increíble que parezca, las idas y venidas de los “principados… potestades… y… gobernadores de las tinieblas de este siglo”, coinciden en forma asombrosa con la refundación del estado de Israel. Los ejemplos son numerosos.

El 29 de noviembre de 1947, el Comité de las Naciones Unidas sobre Israel recomendó la división del territorio en dos estados independientes: uno árabe y otro judío. En un acto legendario de perfidia diplomática, los británicos rehusaron ayudar a los judíos. En enero de 1948, los árabes expresaron su descontento ante la perspectiva de un estado judío. Ellos enviaron un “ejército libertador” desde Jordania y Siria que atacó las villas judías. La guerra continuó a todo lo largo hasta el 14 de mayo de 1948, la fecha en que se proclamó el establecimiento del estado judío.

Exactamente un año más tarde, el 14 de mayo de 1949, Israel fue admitido en las Naciones Unidas. Los estudiantes del fenómeno de los Ovnis saben que durante ese período se registró una gigantesca oleada de avistamientos. Fue así como conforme Israel se convertía en una nación moderna las llamadas “naves fantasmas” hicieron su aparición, y Ovnis con figura de habanos o como círculos ovalados comenzaron a ser cosa común en el espacio.

La Fuerza Aérea Norteamericana instituyó grupos del servicio de inteligencia para estudiar el fenómeno. El Proyecto Sign, el Proyecto Grudge y el Proyecto Libro Azul tomaron turnos para documentar el nuevo fenómeno. Durante el período de 1950 a 1955 tuvieron lugar oleadas de avistamientos. Luego en 1956, se sucedió otra guerra en Israel, la guerra con Egipto en la famosa ofensiva del Sinaí del 29 de octubre. Coincidiendo exactamente con este evento, se registró una oleada mundial de avistamientos de Ovnis. En esta ocasión, las evasivas luces en el cielo se dejaron ver más cerca que nunca antes.

Las oleadas de Ovnis se hicieron presentes conforme llegaron y pasaron las guerras de Israel. El año de 1967 con la Guerra de los Seis Días, y 1973 con la ofensiva de Yom Kippur, dieron auge a los increíbles e históricos eventos de los Ovnis. Luego, comenzando la década de 1980, la actividad de estos objetos voladores no identificados, en forma constante alcanzó un aumento gradual que no ha mostrado señales de decrecer ni siquiera en la actualidad.

La Biblia lo dice

Desde comienzos de la década de 1950, una entidad llamada Astar, quien asegura ser del espacio exterior, deliberadamente se ha estado poniendo en contacto con determinados individuos por medio de la canalización, telepatía, médiums en trance, el tablero de la ouija, ofertas de salvación y una variedad de cosas asombrosas para la humanidad. Astar supuestamente está orbitando la tierra en una gigantesca nave espacial y se llama a sí mismo “Comandante en Jefe de la Federación Libre de Planetas”. Esta entidad recientemente escribió un libro a través de un hombre de negocios en Nueva York a quien se lo dictó, el libro se titula El nuevo orden mundial. En él detalla predicciones asombrosas respecto al futuro de la humanidad.

Salomón reinó majestuosamente en Israel como el tercer rey, desde los años 962 al 922 A.C. Nacido de linaje real, fue el segundo hijo de David y Betsabé. Su vida está detallada en el Antiguo Testamento de la Biblia.

Mientras Salomón adoraba a Jehová en un lugar alto conocido como Gabaón, el cual se encuentra a unos trece kilómetros al noroeste de Jerusalén, Dios se le apareció y le habló en un sueño: “E iba el rey a Gabaón, porque aquél era el lugar alto principal, y sacrificaba allí; mil holocaustos sacrificaba Salomón sobre aquel altar. Y se le apareció Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: Pide lo que quieras que yo te dé” (1 R. 3:4, 5).

“Y en el undécimo año, en el mes de Bul, que es el mes octavo, fue acabada la casa con todas sus dependencias, y con todo lo necesario. La edificó, pues, en siete años” (1 R. 6:38). A la conclusión de esta nueva y magnífica morada que edificó Salomón para Dios, tuvo lugar una ceremonia en la cual el arca del pacto fue transportada desde el tabernáculo de David hasta el templo: “Entonces Salomón reunió ante sí en Jerusalén a los ancianos de Israel, a todos los jefes de las tribus, y a los principales de las familias de los hijos de Israel, para traer el arca del pacto de Jehová de la ciudad de David, la cual es Sion… En el arca ninguna cosa había sino las dos tablas de piedra que allí había puesto Moisés en Horeb, donde Jehová hizo pacto con los hijos de Israel, cuando salieron de la tierra de Egipto” (1 R. 8:1, 9).

Esta procesión se llevó a cabo durante el tiempo de la fiesta de los tabernáculos, un poco después del equinoccio de otoño. Tan pronto el arca fue colocada en el templo, la presencia de Dios se manifestó en forma de una nube radiante: “Y cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Jehová. Y los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová” (1 R. 8:10, 11).

Sigue diciendo el registro bíblico, que cuando Salomón era ya anciano, su corazón se apartó de Dios, y comenzó a adorar a dioses falsos: “Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David. Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas. E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre” (1 R. 11:4-6).

Ya desde antes de eso, una de las deidades falsas llamada Astoret, Astarot o Astarté era bien conocida entre el pueblo de Israel, al igual que de Samuel un líder del Antiguo Testamento quien vivió unos 200 años antes que Salomón. Samuel ungió a Saúl, quien se convirtió en el primer rey de Israel, y luego ungió a David, quien gobernó a Israel como el segundo rey. Israel entretanto desobedecía constantemente las leyes de Dios y coqueteaba con los dioses falsos que adoraban los pueblos de los alrededores, incluyendo Astoret.

• Recordemos que ya en tiempos de Josué, el patriarca les dijo: “Quitad, pues, ahora los dioses ajenos que están entre vosotros, e inclinad vuestro corazón a Jehová Dios de Israel” (Jos. 24:23).
• También dicen otras Escrituras: “Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales. Dejaron a Jehová el Dios de sus padres, que los había sacado de la tierra de Egipto, y se fueron tras otros dioses, los dioses de los pueblos que estaban en sus alrededores, a los cuales adoraron; y provocaron a ira a Jehová. Y dejaron a Jehová, y adoraron a Baal y a Astarot” (Jue. 2:11-13).
• “Pero los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales y a Astarot, a los dioses de Siria, a los dioses de Sidón, a los dioses de Moab, a los dioses de los hijos de Amón y a los dioses de los filisteos; y dejaron a Jehová, y no le sirvieron” (Jue. 10:6).
• Samuel asimismo exhortó en gran manera al pueblo de Israel para que se apartara de Astarot y los otros dioses extraños: “Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos. Entonces los hijos de Israel quitaron a los baales y a Astarot, y sirvieron sólo a Jehová” (1 S. 7:3, 4).

La fe devota de Samuel en Dios perduró, pero el corazón de Salomón se inclinó hacia la influencia malvada que lo rodeaba. El rey incluso edificó un lugar alto de adoración para Astoret cerca de Jerusalén, y para otros dos dioses extraños: “Asimismo profanó el rey los lugares altos que estaban delante de Jerusalén, a la mano derecha del monte de la destrucción, los cuales Salomón rey de Israel había edificado a Astoret ídolo abominable de los sidonios, a Quemos ídolo abominable de Moab, y a Milcom ídolo abominable de los hijos de Amón” (2 R. 23:13).

¿Coincidencia?

Pero… ¿Es la similaridad de los nombres de estas dos entidades, Astar y Astoret, Astarté o Astarot, una simple coincidencia? No, lo más seguro es que de hecho se trate del mismo personaje. John A. Keel, un prominente investigador en el fenómeno de los Ovnis, también descubrió esta similitud reveladora.

De manera interesante, ahora tenemos una entidad cuyo origen se remonta a los tiempos del Antiguo Testamento, que está asociada con el fenómeno actual de los Ovnis. De hecho, hay numerosos casos en que la manifestación de los Ovnis parece estar vinculada a algo o alguien de la Biblia. Si examinamos el fenómeno desde la década de 1940 hasta el presente, veremos con cuánta frecuencia emerge la conexión religiosa. Son incontables los ejemplos que podríamos citar, pero sólo nos limitaremos a uno o dos testimonios en cada caso.

Las islas Salomón están localizadas justo al este de Papúa, Nueva Guinea, en el suroeste del océano Pacífico. En agosto de 1942, durante los combates de la Segunda Guerra Mundial, el sargento de la marina de Estados Unidos, Stephen J. Brickner y un grupo de soldados, aterrizaron en Guadalcanal en las islas Salomón. Ellos divisaron en el cielo una formación rectangular de 150 objetos plateados no identificados sin alas ni colas.

El 29 de agosto de 1942 en Columbus, Mississippi, Michael Salomon operador de la torre de control, observó dos objetos rojizos, circulares, que descendieron cerca de la Escuela de Aviación. Los Ovnis se mantuvieron suspendidos en el aire, aceleraron y luego desaparecieron a gran velocidad.

¿Será sólo una coincidencia que el nombre legendario de Salomón aparezca en el mismo mes de agosto del año 1942, en dos avistamientos separados de Ovnis? Ya que como vimos, el primer avistamiento tuvo lugar en las islas Salomón y el segundo fue observado por un hombre de apellido Salomon. John Keel también ofrece testimonio de coincidencias similares que rodean el fenómeno de los Ovnis. A través de su libro, cuatro coincidencias se hacen claramente visibles:

1. Que personas involucradas en eventos relacionados con los Ovnis, tengan el mismo primer o segundo nombre, o el mismo apellido.
2. Que los involucrados en estos casos de Ovnis tengan un nombre bíblico o un nombre que se relacione con un término bíblico común.
3. Curiosamente, los avistamientos de Ovnis, abducciones y contactos, a menudo tienen lugar un año o varios años después, en los mismos días del mes, o en la misma fecha.
4. Los incidentes con Ovnis, igualmente tienen lugar cerca o en la misma localización geográfica, año tras año.

La Biblia nos informa que unos mil años antes que naciera el Señor Jesucristo, Astoret y otros extraños dioses poderosos se entremezclaron con la humanidad e hicieron que las personas abandonaran a Jehová Dios y siguieran a dioses falsos. Hoy, Astar y una hueste de otras entidades que aseguran ser de origen extraterrestre están nutriendo a nuestra generación con un absurdo evangelio intergaláctico de salvación. Pero… ¿Será que esos dioses extraños del Antiguo Testamento están engañándonos para que pensemos que son criaturas de otros planetas?

Supóngase que un disco plateado de 30 metros de diámetro aterrizara en un campo cercano al patio de su casa. Y suponga también que un ser glorioso emergiera al exterior y le dijera que es de otra galaxia, ¿creería usted esto? También podría existir la posibilidad que este ser le evaporice y usted no pueda hacer nada.

Si una nave espacial gigantesca aterrizara en Roma seguida por aterrizajes similares en Washington D.C., Tokio, Beijing y Moscú, ¿cree usted que los medios televisivos cubrirían la noticia? Después de todo, la mayoría de personas creen en lo que oyen y ven.

Ahora suponga que un viajero intergaláctico, “que todo lo sabe”, quien pretende poseer la sabiduría universal de las galaxias distantes, saliera de esta nave que aterrizó en Roma. Él no sólo habla con su lengua, sino que se comunica por telepatía, simultáneamente con toda la humanidad. Propone una especie de alianza entre él, su gente y las principales naciones del planeta. Ofrece paz mundial, ponerle fin al hambre, y la cura para todas las enfermedades, incluyendo el sida. Pero… ¿A cambio de qué? ¿Nuestras almas? Dice que ayudará a establecer un gobierno mundial, una religión mundial, y promete una vida de paz y armonía. Pero… ¿Acaso la mente humana no ha creado un guión similar? ¿Acaso no estamos esperando una especie de intervención cósmica conforme avanzamos a toda prisa en el siglo XXI?
Es un hecho establecido, que hoy millones de cristianos creen en la segunda venida de Cristo y en que su tan esperada intervención está muy cerca, a la mano. Pero… ¿No será que estos extraterrestres astutamente están tratando de falsificar la segunda venida de Cristo?

Hay que admitir que tal vez muchas de estas historias de avistamientos son exageraciones o mentiras de personas que de alguna manera tratan de alcanzar notoriedad. Mientras es posible que la mayoría de los supuestos avistamientos de Ovnis son probablemente fenómenos naturales, globos aerostáticos, alucinaciones o engaños descarados, no se puede negar que algunas personas ciertamente han visto algo real, que no tiene explicación alguna.

Según la mayoría de expertos, entre 75 a 95% de los reportes de Ovnis pueden atribuirse a fenómenos naturales o a cosas hechas en la tierra. El 5% restante incluye miles de avistamientos extraños, encuentros y secuestros que simplemente no tienen explicación. Los Ovnis se han aparecido en todos los países del mundo. Hay cientos de millones de personas en el planeta que creen que son reales. La mayoría que asegura haberlos visto, son individuos normales, comunes y corrientes que no tienen nada que ganar con sus relatos. Incluso hasta el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter vio uno cuando era gobernador de Georgia.

CC BY-NC-ND by tecnoartes.net

El factor lugar

Del 19 de julio de 1952, a las 11:40 de la noche, hasta el 20 de julio a las cinco de la mañana, tuvo lugar uno de los eventos más dramáticos en la historia de los Ovnis en Washington D.C. Visualmente y a través del radar fueron detectados ocho Ovnis, realizando maniobras erráticas en los cielos nocturnos por encima de la Casa Blanca y el Capitolio. De inmediato se despacharon aviones jets de combate, pero cuando llegaron al lugar, los Ovnis desaparecieron. Inexplicablemente, cuando los aviones de combate partieron, los Ovnis volvieron a aparecer.
Exactamente una semana después, desde las nueve de la noche del 26 de julio hasta las seis de la mañana del 27, entre seis y doce Ovnis repitieron movimientos similares sobre Washington D.C. ¿Será que alguien quiere que creamos en la existencia de una civilización extraterrestre tecnológicamente avanzada y superior a nosotros? Pero… ¿Cómo han reaccionado los oficiales del departamento de defensa de Estados Unidos?

En diciembre de 1964, unos doce años después, los Ovnis reaparecieron alrededor de Washington D.C. por dos meses consecutivos. Una vez más fueron registrados visualmente y por el radar. Luego el 21 de diciembre, un hombre en Virginia fue testigo del aterrizaje de una nave gigantesca en forma de cono, cerca de la autopista 250 entre Staunton y Waynesboro. El 11 de enero de 1965 los Ovnis realizaron una representación repetida en el cielo, camino al Capitolio. Dos aviones jet de combate acudieron al lugar, pero los Ovnis desaparecieron a gran velocidad.

En 1954 tuvo lugar un episodio increíble que fue ampliamente publicado en los periódicos europeos. El 17 de septiembre en Roma, alrededor de las 6:30 de la tarde, miles de personas asombradas, incluyendo oficiales militares y pilotos, observaron un Ovni que realizó maniobras increíbles sobre la ciudad por más de una hora. Este extraño objeto, que dejó un rastro luminoso, fue también rastreado por el radar.

Una vez más en Roma, el 28 de octubre, al mes siguiente, docenas de ciudadanos, incluyendo a la señora Clare Booth Luce, una congresista de Estados Unidos que prestaba sus servicios como embajadora en Italia, observaron una esfera luminosa que se desplazaba a gran velocidad en el cielo. El Ovni emitía un rastro conocido como “cabello de ángel”. Este cabello de ángel es una sustancia blanca fibrosa, similar a la telaraña que algunas veces cae del cielo en grandes cantidades, acompañando los avistamientos de los Ovnis. Es un compuesto de boro, calcio, magnesio y silicio y se desintegra rápidamente.

En 1958 y 1959, alrededor de Papúa, Nueva Guinea, tuvieron lugar más de 60 avistamientos de Ovnis. El 26, 27 y 28 de junio de 1959, en la misión Boianai en Papúa, 38 personas, entre ellos siete adultos, vieron una exhibición constante de naves espaciales. Los primeros dos días los testigos pudieron observar a cuatro de los ocupantes en la parte superior de una de las naves, aparentemente trabajando en algo. El segundo día, para asombro de todos, los ocupantes remedaron gestos específicos de los espectadores, tal como agitar las manos en señal de saludo y levantar ambos brazos. William Booth Gill, el sacerdote anglicano encargado de la misión y su asistente Stephen Gill Moi, un maestro nativo de allí, fueron los testigos principales. Pero… ¿Por qué fue esta congregación cristiana de jóvenes, el blanco de este evento celestial?

El enigma de Adamski

El 20 de noviembre de 1952 en el desierto Mojave de California, George Adamski, quien nació el 17 de abril de 1891 en Polonia y murió el 23 de abril de 1965 cerca de Washington D.C., supuestamente se encontró con ser que se hacía llamar Orthon, quien aseguraba ser del planeta Venus. Orthon aparentemente le dio un mensaje de paz y amor y sus características físicas exhibían una semblanza asombrosa con los cuadros religiosos del Señor Jesucristo.
Por extraño que pueda parecer, Adamski se convirtió en una celebridad y viajó por el mundo entero, siendo reconocido públicamente como el primer “contactado”. Un contactado es una persona que asegura tener una relación amigable recurrente, telepática o física con seres del espacio exterior. El nombre de Adamski aparece virtualmente en todos los libros relacionados con el tema de los Ovnis.

Dice el señor Paul Christhoper, en su libro Alien Intervention, que «Curiosamente, la derivación etimológica de su nombre la encontramos en el Génesis del Antiguo Testamento. Adam fue el primer hombre creado por Dios y Adamski, fue el primero en ser reconocido públicamente como un contactado».

Adamski también tenía un lunar extraño. En lugar de un ombligo normal tenía un pictograma del sol. Consistía de líneas que se extendían alrededor de un gran círculo. Cubría el área desde su cintura hasta la ingle. Pero… ¿Fue normal el nacimiento de George Adamski? ¿Existe de hecho una conexión entre las entidades del espacio exterior y el lunar de Adamski? Este señor evidentemente fue señalado como uno de los hombres más controversiales, sin embargo más influyentes en la historia de los Ovnis. Pero… ¿Fue la presencia de Adamski clave en el escenario de futuras actividades extraterrestres? ¿O se trató simplemente de una figura prominente en un plan maquiavélico de los extraterrestres?
El 31 de mayo de 1962 el señor Adamski y el papa Juan XXIII, supuestamente tuvieron una reunión secreta en El Vaticano en Roma. ¿Hablarían acerca de un evento cataclísmico que va a estremecer al mundo entero?

En 1965, después de la muerte de Adamski, su hija Alice K. Wells, quien murió en 1980, estableció la Fundación George Adamski en Vista, California. Ella se encontraba con su padre en el encuentro que tuvo lugar el 20 de noviembre, pero no conoció a Orthon. La Fundación en la actualidad es dirigida por Fred Steckling, cuenta con varios miles de miembros en todo el mundo, con representantes en Argentina, Bélgica, Dinamarca, Inglaterra, Francia, Japón, México y Yugoslavia. Esta organización asegura que recibe mensajes de varias entidades del espacio exterior, mensajes que son publicados trimestralmente en el Cosmic Bulletin.

En la tarde lluviosa del miércoles 11 de junio de 1980, en el pequeño poblado de Todmorden, West Yorkshire, Inglaterra, el oficial de la policía Alan Godfrey investigaba el cuerpo muerto de un hombre descubierto sobre una pila de carbón. Tenía quemaduras extrañas en su cabeza, cuello y hombros con una sustancia aceitosa de origen desconocido. Había estado perdido desde el 6 de junio. Su nombre era «Zigmund Jan Adamski». Su extraña desaparición y causa de su muerte permanece como un misterio hasta este día. Por extraño que parezca en todo el pueblo hubo numerosos reportes de Ovnis alrededor del poblado de Todmorden entre el 6 y el 11 de junio.

Unos cinco meses y medio después, el 28 de noviembre, más o menos a un kilómetro de distancia donde fuera descubierto el cuerpo de Adamski, un Ovni casi chocó contra el auto del policía Godfrey. Bajo regresión hipnótica, se supo que Godfrey fue llevado a bordo de una nave espacial y que se le practicó cierto tipo de examen médico.

Los exámenes llevados a cabo en seres humanos por los extraterrestres son algo común. Casi todas las personas secuestradas son llevadas a bordo de naves espaciales por seres extraterrestres en contra de su voluntad, y tienen que pasar por una especie de examen médico dentro de la nave espacial. En algunos casos los individuos experimentan frecuentes abducciones, las cuales a menudo comienzan desde la infancia, entre las edades de cuatro y siete años. Un gran porcentaje de estas abducciones ocurren en la misma familia.

El mayor número de abducciones secretas tuvieron lugar en las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta. Durante estos años los contactados aseguraban haber tenido contacto físico y telepático con seres benevolentes del espacio. Hoy, las abducciones y los contactos continúan a una tasa alarmante. Se ha estimado que más de un millón de secuestrados residen en Estados Unidos, y la evidencia señala que se trata de un fenómeno que tiene lugar a todo lo ancho del mundo. Pero… ¿Qué les está ocurriendo a estas personas? ¿Están los extraterrestres manipulando las mentes de todos los secuestrados y al hacerlo están propagando el engaño?

Una de las cosas es la procreación de niños. Numerosos informes indican que se extraen las espermas y los óvulos para producir una progenie mitad extraterrestre y mitad humana. Los extraterrestres les han dicho a los secuestrados que estos bebés son los niños del futuro.

A menudo, los secuestrados son congregados en unos salones especiales en donde hay pantallas como de televisión en las que aparecen paisajes hermosos de un nuevo mundo futurista. Tal parece que este nuevo mundo es para los niños híbridos. Se les ha hecho creer a los secuestrados que ese es el futuro de nuestro mundo. ¿Será que se les está lavando el cerebro a millones en preparación por una aparición masiva de visitantes del espacio exterior?

Nos encontramos ahora viviendo o tratando de sobrevivir en lo que muchas personas llaman una gloriosa “Nueva Era”. Según los astrólogos esto se refiere a un gran evento que tiene lugar aproximadamente cada dos mil años, cuando la tierra pasa a un signo diferente. Ya dejamos la era de Piscis y nos encontramos en la de Acuario.

Las apariciones Marianas

Según los expertos, durante la era de Piscis que está simbolizada por el pez, la humanidad fue influenciada de manera significativa por el nacimiento de Cristo y el comienzo del cristianismo. De manera adicional, desde el año 1531 la Iglesia Católica ha documentado un número interminable de apariciones de la virgen María. Llama la atención que estas manifestaciones a menudo hayan tenido lugar el día 13 de cada mes, tal como la aparición de Fátima en Portugal el 13 de mayo de 1917, hasta el 13 de octubre de 1917.

El número de las manifestaciones Marianas se ha elevado dramáticamente en todo el mundo desde la década de 1960. El Vaticano reporta anualmente más de 200 apariciones, tal como en México, Guatemala, Puerto Rico, Venezuela, Ecuador, Argentina, Francia, Irlanda, España, Portugal, Líbano, Filipinas, Israel, Italia, Bélgica, Egipto, Yugoslavia, Japón, Ucrania, Ruanda, Australia, Corea del Sur y Estados Unidos.

Para 1994, Estados Unidos experimentó una hueste de apariciones Marianas, algunas el 13 de cada mes, tal como el caso de Nancy Fowler en Conyers, Georgia, quien estuvo recibiendo visitas de María el 13 de cada mes; asimismo Rosa López, en Hollywood, Florida; Ray Doiron en Belleville, Illinois y Mary Constancio en Lubbock, Texas. Estela Ruiz en Phoenix, Arizona, comenzó a recibir visitas de María desde el 3 de diciembre de 1988, el primer sábado de cada mes. Verónica Lueken de Bayside, Queens, Nueva York desde el 7 de abril de 1970. Asimismo también hubo manifestaciones en Cold Spring, Kentucky; en Seven Hill, Ohio; en Nueva Orleans; en Malboro Township, Nueva Jersey; en Santa Ana, California y muchos otros lugares.

Estos eventos “milagrosos” han congregado a personas de todas partes del mundo. Por ejemplo el 13 de octubre de 1994, ocho mil se congregaron en Cold Spring, Kentucky. El 15 de agosto de 1988, los medios noticiosos informaron que se habían reunido 15.000 personas en Lubbock, Texas. El hecho en particular aquí, es que durante varias noches en los meses de agosto, septiembre y octubre de 1951, tuvieron lugar diversos avistamientos de OVNIS volando en formación V, que fueron observados por docenas de personas, eventos que son conocidos como las “Luces de Lubbock”. Adicionalmente en Levelland, Texas, aproximadamente a unos 48 kilómetros al oste de Lubbock, tuvo lugar una serie de extraordinarios avistamientos de OVNIS que fueron observados por quince individuos.

Las apariciones Marianas están usualmente acompañadas por sanidades milagrosas y mensajes específicos de “Cristo”. Esos mensajes a menudo contienen advertencias similares: Que vuelvan sus corazones a María o muchos sufrirán inundaciones, hambres, guerras y otras calamidades.

El fenómeno se centra en un individuo que es testigo de las manifestaciones y es quien se comunica con “María”. Esta persona actúa como un conducto, transmitiendo los mensajes “celestiales” a las multitudes. En algunos casos hay niños involucrados, tal como en las apariciones de Fátima, en Portugal en 1917 y esas apariciones en Medjugorje, Bosnia desde 1981 hasta el presente.

Antes de la guerra con Bosnia en el territorio de Yugoslavia, se estimó que más de 30 millones de personas visitaron el pequeño poblado de Medjugorje para presenciar el fenómeno de la señora. Allí tres niños caían regularmente en un estado de trance, con la mirada fija en el espacio vacío, ante lo que ellos decían era la virgen. La señora les daba mensajes proféticos, los cuales les confiaban posteriormente a las multitudes.

Los lugares de estas apariciones con frecuencia son transformados en iglesias o capillas donde los fieles se congregan reportando manifestaciones divinas, avistamientos, sanidades y revelaciones. Allí se dejan ofrendas en profusión y los regalos como sacrificios y adoración son cosa común. Todos los bosques sagrados del mundo antiguo, están ahora renaciendo en las grutas de la era moderna. Es como si los líderes del mundo de las tinieblas anticiparan la llegada de los últimos días.
Estas manifestaciones a menudo están acompañadas de fenómenos paranormales, tales como luces brillantes y cruces de luces que giran. Pero… ¿Acaso estas apariciones de “María” fortalecen los principios bíblicos del cristianismo? ¿O son una advertencia simbólica del amanecer de la era de Acuario?

¿Realmente son extraterrestres de otros planetas quienes hacen eso? Difícilmente, pero sí se trata de extraterrestres de otra dimensión, de los demonios mencionados en la Biblia, quienes tienen buenas razones para hacerlo.

CC BY-NC-ND by Le Petit Poulailler / Three French Hens

Los círculos de poder

A través de todo el mundo antiguo, hay laberintos circulares, altares y montículos. En las Alturas de Golán hay una antigua piedra circular que los arqueólogos dicen que debe tener por los menos 4.000 años de antigüedad. En hebreo se le llama Gilgal Rephaim, es decir «el círculo de Refaím». El círculo es gigantesco, de unos 159 metros de diámetro y está formado de cuatro anillos concéntricos de piedra.

En las Américas, los montículos, los círculos de piedra e incluso las pirámides eran los lugares altos de adoración. Alrededor de todo el mundo vemos cientos de ejemplos que muestran hasta dónde eran capaces de ir los hombres antiguos a fin de construir lugares sagrados para sus dioses. Hoy el “centro de poder” más activo es el complejo neolítico Avebury, el monumento de piedra más grande de Inglaterra, localizado en Avebury, Wiltshire a 112 kilómetros al oeste de Londres. Se cree que sirvió como centro ceremonial entre los años 2600 al 1600 A.C.

En la llanura de Salisbury, en Wiltshire, Inglaterra, se levanta otro de los monumentos prehistóricos más desconcertantes, el Stonehenge. Mientras que los orígenes y significado de sus complejas piedras han desafiado a los eruditos durante siglos, los arqueólogos creen que su construcción se llevó a cabo en tres fases, entre los años 3500 al 1100 A.C. El señor Hawkings, una autoridad en este tema, concluyó que el sitio no fue sólo un observatorio, sino una especie de computadora primitiva usada para predecir eclipses, pero aunque los arqueólogos traten de describirlo como un observatorio astronómico del hombre antiguo, el Stonehenge realmente era un centro de adoración. De hecho, era el clásico y último lugar alto.

Al igual que los israelitas de la antigüedad, el hombre moderno de manera sistemática se ha ido apartando de la adoración a Dios. Se ha dejado arrastrar lentamente por la corriente hacia otra zona de poder… hacia los dioses de los bosques y los pantanos, de los arroyos y las montañas.

En la década de 1970, los científicos y astrónomos Carl Sagan y Frank Drake, enviaron un mensaje al espacio sideral en dirección a la constelación Hércules. Hércules contiene un cúmulo globular llamado M 13, compuesto por más de 50.000 estrellas. Este cúmulo, a unos 34.000 años luz de la Tierra, puede ser observado a simple vista. Muchos científicos se preguntan por qué Sagan y Drake enviaron su mensaje a una constelación tan distante, ya que esta distancia equivale a unos 45 años calendario, en lugar de haberlo enviado a alguna de las muchas estrellas gemelas que se encuentran más cerca. Incluso a sólo unos ocho años de la tierra hay un planeta con características muy similares al nuestro.

Fue exactamente dos años después de eso que empezaron a manifestarse extrañas señales en la tierra. Junto con ellas también comenzaron las primeras especulaciones. A principios de la década de 1980 se vieron por primera vez en Wiltshire, en la zona megalítica, círculos enigmáticos en los sembrados de trigo. Para sorpresa de los agricultores eran marcas muy llamativas, círculos que parecían dibujados en los campos de cereal, que presentaban características semejantes entre sí. Estas marcas solían aparecer en campos cultivados con trigo y cebada, generalmente en verano y durante la noche. Las plantas aparecían inclinadas en el sentido de las manecillas del reloj, sin exhibir daño alguno. Como si algo muy extraño, se hubiera posado y apretado suavemente los sembrados. Varias marcas circulares, agrupadas en círculos de varios tamaños, aparecían aquí y allá, siguiendo un patrón similar.

Al parecer estas marcas empezaron a manifestarse desde 1979, pero fue a mediados de la década de 1980 que el público tuvo conocimiento de ello, comenzando a aumentar progresivamente su número. La prensa dio amplia difusión de los eventos, y para 1989, dada la enorme cantidad registrada ese año, se produjo un interés masivo popular que alcanzó hasta a Isabel II, la Reina de Inglaterra, quien se ocupó personalmente de examinar la documentación obtenida relativa a los hallazgos.

Las marcas se manifestaban en lugares donde el día anterior no había nada anormal. Por eso se dedujo que el fenómeno se producía durante la noche. Debido a esto se colocaron guardias con cámaras infrarrojas, binoculares y grabadoras sensibles para registrar una posible actividad inusual. Pero nada ocurría, sin embargo a la mañana siguiente habían marcas presentes. No se halló entonces, ni sustancias químicas ni registros de actividad electromagnética alguna, incluso hasta la medición de material radiactivo resultó nula. En el suelo no se detectaban rastros o residuos, y las plantas de los alrededores no eran afectadas bajo ningún concepto.

Las marcas continuaron apareciendo año tras año, unas semanas antes de cada cosecha, pero cuando alguna teoría sobre su origen parecía resolver el problema, el enigma se profundizaba, porque lo que había comenzado como grupos de círculos se fue tornando en complejas figuras geométricas, impactantes dibujos de tamaños colosales que descartaban cualquier solución hasta entonces esgrimida. Después de estudiar este fenómeno durante los primeros años, dos teorías destacaron entre las varias posibles. La primera fue, que las marcas eran de origen meteorológico, el resultado producido por el giro de vientos circulares. Siguiendo esta misma línea, Terence Meaden afirmó, que la causa de los círculos podría ser un “vórtice de plasma”, algo que era desconocido entonces por la ciencia.

La segunda hipótesis sostenía que los círculos eran producidos por fuerzas naturales manipuladas por una inteligencia no humana, lo cual llegó a ser conocido como la “hipótesis Gea”. De acuerdo con esta conjetura lo ocurrido era un llamado de atención de la Tierra como entidad viva, a los hombres que la amenazaban.

El investigador inglés Omar Fowler, expuso una interesante teoría que fue conocida al inicio de la década de 1990. Luego de recoger y analizar tallos de cereales de círculos separados entre sí por más de 250 kilómetros, encontró rastros de radiación de alta frecuencia. Todos los tallos estaban doblados a una altura de 55 centímetros, además de presentar pequeñas grietas o marcas de quemaduras en lugares idénticos. Esto indicaba una radiación de alta frecuencia. Las quemaduras bien podrían deberse a la acción de microondas durante la formación del circulo. Nadie sabe qué fuerza invisible es capaz de semejante acción en un tiempo tan breve, ya que se supone que el tiempo que tarda la realización de la marca difícilmente supere los 20 segundos. La teoría de un rayo de microondas sugiere un fenómeno controlado, no por su acción, sino por el resultado visible.

También se han relacionado una serie de eventos con la aparición de las marcas, tal como bolas de plasma fotografiadas por científicos japoneses e ingleses donde se han encontrado posteriormente marcas, niebla que se ve frecuentemente poco después de una formación, chirridos y sonidos agudos. Sin embargo, el fenómeno mas impactante es la complejidad de los círculos, los que han sido denominados pictogramas. Las figuras iniciales empezaron a combinar líneas rectas, curvas y verdaderos entramados y laberintos semejantes a símbolos de alta complejidad, como ideogramas.

¿Pero son falsas todas esas espectaculares formaciones? Los mismos equipos de televisión que han grabado a bromistas en acción, también captaron unos extraños sonidos de cinco kilohercios de potencia, en el centro de algunos de los círculos. Incluso un biofísico norteamericano, el doctor William Levengood, quien se llevó a su laboratorio muestras de tallos del corazón de algunos círculos, encontró cosas que no esperaba. Tras analizar al microscopio las plantas afectadas, descubrió que sus células se habían expandido misteriosamente, abriendo mucho los poros cercanos a sus codos. Detectó severas alteraciones genéticas en el 40% de las semillas analizadas y evidencias de una fuerte presión interna en las plantas. Su informe final concluyó que habían sido sometidas a alguna fuente de calor extraordinaria.

Como en los “Expedientes Equis”… ¿fueron los OVNIS los causantes de los círculos? ¿O se trata quizá de alguna clase de experimento militar con microondas? ¿O tal vez, como aseguran algunos, será el grito desesperado de Gea, la madre Tierra, que expresa así su angustia por la degeneración del planeta? Hippies, druidas de la ciudad, políticos como Lord Haddington y personas de todas las clases se convirtieron en entusiastas de este misterio. Difícilmente haya alguna persona en el mundo civilizado que no esté enterada del debate de los círculos en los sembrados.

Una formación fotografiada recientemente cerca de Windmill Hill, era un milagro de arte e ingeniería. Un examen minucioso estableció que debió haber sido hecho en un período de dos horas, ¡tenía 275 metros de diámetro! En 1997, un matemático y geómetra se maravilló de los triángulos súper puestos en un campo al pie de Silbury Hill. Tenía 107 metros de diámetro, con un borde trazado por 126 círculos pequeños perfectos. Silbury ha sido el sitio de muchas formaciones… complicadas combinaciones de círculos y jeroglíficos que muchos interpretan como una comunicación secreta con los extraterrestres.

En agosto de 2001, en el primer año del siglo XXI, e inicio del tercer milenio, aparecieron dos señales tan diferentes como extraordinarias, una era la imagen de una cara con rastros humanoides, la otra nada más y nada menos que la respuesta al mensaje que 27 años atrás enviaron al espacio Carl Sagan y Frank Drake. Ellos jamás imaginaron que este hecho iba a trascender a través de las señales que aparecen en los sembrados de Inglaterra.

Pero… ¿Qué fue lo que realmente pasó? ¿Se trata realmente de una respuesta al mensaje enviado 27 años antes? Los científicos conjeturan que este mensaje pudo haber sido interceptado, captado e interpretado. Lo que vimos en la señal que apareció una mañana del mes de agosto del año 2001 es una comparación de la señal enviada por estos astrónomos. Se puede ver claramente que la estructura de ambos es igual. La señal se compone de 73 grupos de 23 caracteres cada uno. Se puede acomodar en una matriz de 73 renglones por 23 columnas, para hacer la gráfica a continuación, con los números «uno» representando gráficos y los «ceros» representando espacios en negro. La descripción del mensaje es la que sigue: De arriba a abajo y de derecha a izquierda:

• Los números del uno al diez en binario, se leían de abajo hacia arriba.
• Los números atómicos del hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno y fósforo, los cuales son los elementos químicos básicos de la vida en la Tierra.
• Las fórmulas de las moléculas que componen el ADN.
• El número de moléculas del ADN.
• Un dibujo de la doble hélice del ADN.
• Un dibujo simplificado de un hombre.
• La población aproximada de la Tierra, que en 1974 era de unos 3.800 millones.
• Un esquema simplificado del sistema solar, con el sol a la derecha, una escala muy simple de los planetas y la Tierra ligeramente desalineada. Cada planeta está en el orden de distancia con respecto al Sol, y
• Un dibujo del radiotelescopio de Arecibo, desde el cual se envió la señal.

Otro mensaje fue enviado desde la Tierra al espacio, pero no utilizó ondas de radio, sino que fue colocado en la sonda espacial Pioneer Diez. Este mensaje fue grabado en una placa de aluminio anodizado en oro. Otra placa igual llevaba el Pioneer Once. El diseño de la placa fue hecho por Carl Sagan, y tenía la intención de mostrarle a seres bien informados que pudieran encontrar la placa, cómo somos y nuestra ubicación en la galaxia. Estas placas muestran una imagen del hombre y la mujer, unas líneas con 14 pulsares, la frecuencia del átomo de hidrógeno, el sistema solar y el punto de partida del mensaje desde el tercer planeta. Hasta el momento no se ha recibido respuesta alguna a este mensaje.

Las sondas Voyager tienen sobre su cubierta un disco de oro, con sonidos, saludos en decenas de idiomas, músicas representativas del planeta Tierra, imágenes, etc. Al igual que instrucciones grabadas explicando la forma en la que se ha de obtener esa información del disco.

Muchos expertos creen que se trata de algo más que coincidencia. Aseguran que nosotros deberíamos estar respondiendo a estos mensajes, pero que a diferencia de ello las personas se han asustado y están ahora tratando de evitar cualquier posibilidad que esto se conozca. Curiosamente, el astrónomo Frank Drake ha guardado absoluto silencio sobre este hecho. Carl Sagan, por su parte, no logró enterarse, ya que falleció en 1996.

Al rostro con rasgos humanoide que apareció una mañana del mes de agosto del 2001, junto a la respuesta de Sagan y Drake, se suma otra más espectacular e increíble que apareció un año después, en agosto del 2002. Es un rostro extraño, con rasgos que definitivamente no son humanos y con un disco a su lado. Eso hace que muchos asocien los dibujos en los sembrados con los extraterrestres, ya que aparentemente el mensaje en el disco está codificado en sistema binario.

Lo que más llamó la atención de los expertos que examinaron el rostro, es la forma cómo están alineadas las plantas. Por ejemplo están dobladas en posiciones encontradas y esto, aunque desde la tierra no tiene ningún sentido, desde el aire es lo que le da forma y figura a la imagen. Muchos expertos aseguran que la tecnología que se empleó para hacer este rostro y el disco, va más allá de nuestro conocimiento actual.

La dimensión tenebrosa

Pero… ¿Quiénes o qué son estas criaturas diabólicas referidas comúnmente como demonios? ¿Fueron ángeles en un tiempo o se trata de algo enteramente diferente? Según la Biblia, parece que son inferiores a los ángeles. No hay duda de que hay clases diferentes de seres celestiales. Ciertamente hay diversos niveles de autoridad en las huestes angélicas. Los arcángeles son superiores a los mensajeros celestiales, sin embargo inferiores a los querubines y a los serafines.

Al propio Satanás, el diablo, en un tiempo se le llamó “querubín protector”. Su rango sólo estaba por debajo del propio trono de Dios. Su oficio lo colocaba en el propio centro supremo de autoridad Divina: “Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas” (Ez. 28:14).

Su propia posición hizo que creyera que podía ser superior al Creador y Gobernante del universo. Pero su iniquidad acarreó su propia destrucción. Como resultado de su caída cerca de un tercio de los ángeles sucumbió con él: “También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese” (Ap. 12:3, 4).

Es sólo razonable suponer que estos ángeles caídos continuaron existiendo, siguiendo en alguna forma el mismo orden que mantenían antes de su caída. De hecho, ésta es la idea que portan varios pasajes de la Escritura. La más explícita es la declaración que hace Pablo en su famosa exhortación sobre la guerra espiritual: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Ef. 6:11, 12). Aquí vemos por lo menos tres niveles de autoridad espiritual, los principados, las potestades y los gobernadores de las tinieblas.

¿Quiénes son los demonios?

Si uno se toma el tiempo para examinar la historia de los demonios, es bien fácil colocarlos en el contexto de este siglo XXI, porque son impostores consumados, capaces de disfrazarse como mejor les conviene a fin de hacerse creíbles en cualquier edad. Los paganos de la antigüedad veían a los demonios como una raza co-existente sobre la faz del planeta. Los consideraban amigos que en ocasiones otorgaban bendiciones sobre los afortunados. Por eso, bien a menudo les presentaban ofrendas. Para ellos los demonios existían en otro mundo oscuro y nebuloso, visible a los ojos humanos, sólo cuando ellos lo permitían. Pero les consideraban seres completamente reales. Creían que podían volar y que siempre los veían acompañados por prodigios, tales como globos radiantes de luz, y fieros escudos de fuego.

Se les reconocía como los fantasmas de los grandes, que un día vivieron sobre la tierra, en el tiempo antes de la destrucción de la Atlántida, una gran cultura que llegó a su fin por una gran inundación. Virtualmente el mundo entero tiene alguna especie de sistema de creencias que incluye a estos demonios. En el oriente, se les considera como los fantasmas infelices que expresan su insatisfacción. Las tribus paganas primitivas les veían como los dioses de la naturaleza. Otros han fabricado una hueste de vampiros, hombres lobos, fantasmas, duendes, trasgos, etc., para explicar la presencia de los demonios. En las islas Británicas en Europa, son las hadas, los nibelungos, los elfos, los gnomos, la gente pequeña que mora en los bosques.

Sin embargo, cuando tomó control la era científica en el pensamiento occidental, tales creencias anticuadas fueron rápidamente descartadas, siendo reemplazadas por algo más aceptable a la mente científica. Ciencia ficción, tal como esa que escribieron Julio Verne y Herbert George Wells, encendió la imaginación del público con pensamientos de viajes a la luna, vuelos a Marte y viajes en el tiempo. A comienzos del siglo XX comenzamos a ser visitados por extraños vehículos aéreos de origen desconocido, que bien pronto comenzaron a ser identificados con viajeros del espacio y del tiempo. Las maquinas voladoras como dirigibles que se vieran volar en Estados Unidos en 1897, se convirtieron en los vehículos marcianos de la década de 1930 y en los platillos voladores de 1947.

Esas “personas pequeñas” mutaron exitosamente a fin de ajustarse al actual sistema de creencias, los demonios se convirtieron en extraterrestres. En un principio eran “los hombrecitos verdes”. Luego en la década de 1960, y especialmente después de la experiencia de los Hills, el matrimonio que supuestamente fue secuestrado por los extraterrestres y que luego recordaron sus experiencias bajo hipnosis, pasaron a ser los “hombrecitos grises, con una cabeza grande y ojos inmensos extáticos, de mirada fija”, los que forman una parte integral de nuestra cultura popular.

Jacques Vallee en su libro Pasaporte a Magonia documenta este hecho tan importante. Estas criaturas de otro mundo, a quienes debemos considerar demonios, se manifiestan en muchas formas. Se dice que viven en una tierra más allá de la visión humana llamada por algunos Magonia.

Pero… ¿Provienen en realidad estos seres de otro planeta o galaxias distantes? La mayoría de la evidencia recopilada indica que no es así. Aparentemente, eso es lo que quieren que pensemos. La realidad es que el “universo” de ellos y el nuestro co-existen en el mismo espacio físico. Es lo que en términos científicos se conoce como dimensiones u otras realidades. En el mundo existen localizaciones geográficas claves que existen como especie de portales, de puertas de entrada, a través de los cuales estos seres entran y juegan con la humanidad. Algunos creen que uno de estos portales es el Triángulo de la Bermudas. Pero… ¿Esta intervención cósmica que nos ha plagado por los últimos cincuenta y tantos años, culminará en forma fantástica en un futuro cercano? ¿Señalará este evento el comienzo del fin, tal como está anticipado en el libro de Apocalipsis?

El Triángulo de las Bermudas. La misión espiritual de los OVNIS

El Triángulo de las Bermudas, es un área también conocida como el Triángulo del Diablo y el Limbo de los Perdidos. Abarca 3.900.000 kilómetros cuadrados y se encuentra localizado entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Melbourne, Florida. Allí se han producido numerosas desapariciones inexplicables de barcos y aviones. Pero… ¿Se trata todo esto de simples especulaciones, mentiras de ocultistas y sensacionalistas? Y si son mentiras, ¿quién esta mintiendo y por qué?

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, afirma que la idea de que los aviones perdidos y embarcaciones que han zozobrado en el Triángulo han sido víctimas de fuerzas siniestras es un absurdo. Si bien admiten que existen problemas cuando se sobrevuela esta área, descartan cualquier evento sobrenatural. Son innumerables las teorías sobre lo que ocurre en ese lugar, pero algunos creen que la Biblia tiene la respuesta y tal vez sea así.

Uno de los casos más famosos ocurridos en el Triángulo de las Bermudas, fue la desaparición del vuelo 19. El teniente C. C. Taylor, al mando de cuatro pilotos estudiantes y sus tripulaciones, catorce hombres en total, despegaron de Fort Lauderdale a las dos y diez de la tarde del 5 de diciembre de 1945 con un tiempo claro. Comandaba cinco bombarderos estadounidenses tipo Torpedo en un vuelo de entrenamiento rutinario y con buenas condiciones meteorológicas. Como a las tres y cuarenta de la tarde Taylor llamó por radio diciendo que su giroscopio y las brújulas magnéticas funcionaban mal. Condujo el vuelo sin rumbo fijo intentando conseguir su orientación a través de la radio. Poco después se perdió todo contacto. Ninguno volvió. Incluso se enviaron dos hidroaviones gigantes “Martín Mariner” en su busca y sólo uno regresó porque el otro también desapareció. La Marina y la guardia costera estuvieron buscando en una área de cien mil kilómetros cuadrados durante días, utilizando más de cien aviones y barcos, pero no se encontró el menor rastro ni de los aviones, ni del hidroavión.

El vuelo 19 se ha convertido desde entonces en uno de los principales actores de este misterio. Hay historias registradas de barcos encontrados abandonados con comida aún caliente en las mesas y aviones que desaparecieron sin siquiera haber trasmitido una llamada de socorro.

Nadie sabe con exactitud qué ocurre en esta área. Hay explicaciones de todo tipo, incluyendo rayos mortales que proceden de la Atlántida, la isla mencionada por Platón y que supuestamente se hundió en un pasado remoto, y secuestros de los OVNIS. Esta creencia se fortaleció gracias a las últimas palabras del teniente Taylor, quien dijo por radio: «No vengan tras de mí… parece como si fueran del espacio exterior».

Esta supuesta transmisión radial fue captada por un radio aficionado. Luego Art Ford, periodista, autor y conferencista, dio la noticia a través de un programa de televisión nacional en Estados Unidos en 1974, explicando que en un principio no le dio mucho crédito a esta información, pero que más tarde recibió confirmación de la torre de control la cual le trasmitió el mismo mensaje: «No vengan tras de mí… parece como si fueran del espacio exterior».

Pero este no es el único caso de desaparición vinculado con los OVNIS, sino que son muchos. Francis Hitching en su Atlas Mundial de los Misterios compiló numerosos casos de embarcaciones y aviones que registraron anomalías magnéticas, al igual que una lista de las muchas desapariciones que han tenido lugar en esa área. La lista es bastante extensa, a modo de información le mencionaré algunas:

Embarcaciones y aviones perdidos

• Rosalie – En el año 1800
• Mary Celeste – 1872
• Atlanta – 1880
• Freya – 1902
• Joshua Slocum – 1909
• Cyclops – Barco de carga – 1921
• Carrol A. Derring – 1921
• Raifuku Maru – 1925
• Cotopaxi – 1925
• Suduffco – 1926
• John and Mary – 1932
• La Dahana – 1935
• Gloria Colita – 1940
• En 1947 se perdió contacto de forma definitiva con un avión C-45 Superfort del ejército norteamericano a 160 kilómetros de las islas Bermudas.
• En 1948 un cuatrimotor Tudor Cuarto civil, con 31 pasajeros a bordo.
• En 1948 se perdió un DC-3 con 32 pasajeros y toda su tripulación.
• En 1949 desapareció un segundo avión Tudor Cuarto.
• En 1950 el barco norteamericano S.S. Sandra se perdió sin dejar rastro.
• En 1952 el avión de transporte de pasajeros británico York desapareció con sus 33 pasajeros.
• En 1954 el navío de la armada norteamericana Constelation con sus 42 tripulantes.
• En 1956, el hidroavión Martín P5M, con diez tripulantes a bordo.
• En 1963, el barco Reina del Sulpher, desapareció sin dejar rastro.
• En 1967, el carguero militar YC-122.
• En 1970, el fletador francés Milton Latrides.
• En 1972, el barco alemán Anita de 20.000 toneladas, con 32 tripulantes.
• En 1997, desaparecieron todos los pasajeros de un yate alemán.

¿Qué dice la Biblia?

Dice en el libro de George Johnson y Don Tanner, La Biblia y el Triángulo de las Bermudas: «En Salmos 42:7 encontramos un pasaje significativo referente a las profundidades del mar: ‘Un abismo llama a otro a la voz de tus cascadas; todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí’. El vocablo hebreo para designar la profundidad es ‘tehon’, que significa una masa que surge de las aguas, especialmente de lo profundo, el mar principal o los abismos subterráneos.

¿Podría ser una zona de abismos llamando a otra, una puerta a otra puerta? La misma palabra se menciona en Génesis 1:2, con relación al diluvio ‘…y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo…’. También se cita en el diluvio de Noé: ‘El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo…’ (Gn. 7:11a). En Job dice que el Leviatán ‘Hace hervir como una olla el mar profundo…’ (Job 41:31a)».

Otros testigos han hablado de un resplandor amarillo en esa área. Warren y Betty Miller, misioneros y pilotos, aseguran que vieron un resplandor amarillento sobre el Triángulo, mientras volaban en dirección a Cuba. Salmos 148:7 y 8 ofrece una correlación interesante: “Alabad a Jehová desde la tierra, los monstruos marinos y todos los abismos; el fuego y el granizo, la nieve y el vapor, el viento de tempestad que ejecuta su palabra”.

Aquí la palabra que se traduce como “vapor” no es la misma que en otros pasajes también se traduce como “nubes”. Ésta sólo se menciona en dos lugares más del Antiguo Testamento, en Génesis 19:28 refiriéndose a “el humo que subía de la tierra como el humo de un horno”. Y en Salmos 119:83, donde el salmista dice que está “…como el odre al humo…”.
George Johnson y Don Tanner en el libro, La Biblia y el Triángulo de las Bermudas, se preguntan: «¿Podría existir un resplandor espiritual que sea visible para algunos y que surge del compartimiento del Seol Hades en el mundo subterráneo?

El libro de Apocalipsis dice refiriéndose al abismo: ‘Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo’ (Ap. 9:2).

Joel profetizó del tiempo en que Dios dará ‘…prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo’ (Jl. 2:30).

Algunos pueden burlarse, pero Jesús se refiere a ‘…las puertas del Hades…’ en Mateo 16:18, y en Isaías 38:10 se mencionan las ‘…puertas del Seol…’ Notemos también en Joel 38:17, Salmos 9:13 y 107:8, que hablan de ‘las puertas de la muerte… y las puertas de la sombra’».

Durante los muchos incidentes ocurridos en el Triángulo las brújulas se han comportado de manera errática. Existen sólo dos localidades en el mundo en que las brújulas apuntan hacia el verdadero norte: En el Triángulo de las Bermudas y en el mar del Diablo, cerca de Japón. En todos los demás lugares apuntan hacia el norte magnético, con unos cuantos grados de diferencia que corresponden a la inclinación del globo terrestre.

George Johnson y Don Tanner dicen en su libro: «Si bien se trata de un fenómeno físico, ¿no podría ser que los espíritus que han ido al mundo inferior miran hacia el norte con la esperanza de ser liberados? El norte, dice la Biblia, es el lugar donde está localizado el cielo. Notemos este pasaje: ‘Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte’ (Is. 14:13)».

Sabemos por la Escritura que el Seol o Hades es un sitio real. En el Antiguo Testamento era el lugar donde iban los muertos y estaba dividido en dos compartimientos, el uno era el lugar de los condenados y el otro el seno de Abraham. En la actualidad, la Escritura parece indicar que es el sitio de los condenados. Pero… ¿Dónde se encuentra?

Desde Adán hasta los tiempos del Señor Jesucristo, todos los espíritus iban al Seol o Hades. Unos al lugar de tormento y otros al paraíso, tal como leemos en Lucas: “Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno” (Lc. 16:22, 23). La Biblia dice en el versículo 26 que existía un gran espacio que separaba a estos dos compartimientos, de tal manera que ninguno podía pasar entre ellos: “Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá” (Lc. 16:26).

Los justos que habían muerto antes de la venida de Cristo no podían ir al cielo, porque el Señor aún no había derramado su sangre en expiación por los pecados de la humanidad. Tenían que esperar la llegada de Cristo.

La Biblia describe al Seol o Hades, como una verdadera prisión, como un lugar que se encuentra abajo, en tanto que el cielo siempre está arriba. Cuando Jesús estaba en la cruz, le dijo al ladrón que yacía a su lado sobre otra cruz: “…De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lc. 23:43).

Aparentemente existen otros compartimientos en estas prisiones del mundo inferior. Además de la sección donde esperan los espíritus de los malvados para el juicio, la Biblia menciona otro lugar llamado el Tártaro. Dice el Nuevo Testamento Interlineal en Griego y Español: «Porque si Dios a los ángeles que pecaron no perdonó, sino que en calabozos de oscuridad arrojándolos al Tártaro entregó para juicio siendo guardados»(2 P. 2:4). En este lugar se encuentran confinados los ángeles que se casaron con las hijas de los hombres.

Algunos estudiosos creen que las perturbaciones físicas del Triángulo de las Bermudas y del mar del Diablo nos proporcionan una pista. Que pueden ser causadas por los contactos espirituales entre Dios y Satanás en la continua batalla que prevalece entre el bien y el mal en el mundo paralelo. Sin embargo, la realidad es que se trata de un misterio del cual sólo tendremos pleno conocimiento cuando estemos en la presencia del Señor.

Pero… ¿Debemos sorprendernos porque la actividad demoníaca haya aumentado en los últimos días desde que el moderno Israel comenzara a existir? Por los incidentes mencionados tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamentos, sabemos que tiene lugar una batalla continua en los reinos invisibles del cielo, pero la mayor todavía es cosa del futuro: “Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Ap. 12:7-9).

Lo que estamos presenciando no se trata de una guerra entre astronautas interplanetarios. De lo que estamos siendo testigos es de la preparación de los gobernadores de las tinieblas de este mundo disponiéndose para la batalla final. Israel y el Reino de Dios están próximos a dominar al mundo y a Satanás no le gusta la idea.

Comparte La misión espiritual de los OVNIS

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend