Punto Central – Equinoccio de Marzo de 2008
Por Kate Spreckley

‘El corazón es el tesoro en donde están guardados los misterios de Dios;
Busca el propósito de ambos mundos a través del corazón pues ése es el punto del mismo.’
Poeta Sufi Lahiji

Desde el principio de los tiempos hemos sido impulsados por nuestra Alma a explorarnos a nosotros mismos, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestro mundo y el uno al otro. Hemos tratado de descubrir quiénes somos y por qué existimos. Este es nuestro viaje, un viaje de descubrimiento, crecimiento, cambio y evolución.

La experiencia de caminar por nuestra Tierra nos ha presentado muchos eventos y lecciones de vida, todas las cuales han afectado a nuestro camino de crecimiento y cambio. En nuestra búsqueda del auto-conocimiento y comprensión, no sólo nos afectamos a nosotros mismos, sino que influimos en el viaje total de la humanidad y nuestra Tierra. Sólo nosotros decidimos si la humanidad tomará el camino del crecimiento y cambio. Cada decisión y elección que hacemos a lo largo de nuestro propio sendero afecta a nuestro mundo y a nuestra Tierra. Al adquirir esta comprensión, reconocemos que tenemos una responsabilidad y una misión para servir a nuestro mundo y a nuestra Tierra.

El Equinoccio en Marzo es el momento en que el Sol alcanza el punto de equilibrio de su camino a través del zodiaco y marca el comienzo de un nuevo año astrológico. El Sol cruzará directamente sobre el ecuador terrestre y el día y la noche serán de igual longitud. La importancia de esto es que cada punto de la Tierra, por un día, experimenta 12 horas de oscuridad y 12 horas de luz del día.

El Equinoccio de Marzo del 2008 marcará un momento cuando empezaremos a servir a la humanidad, nuestro mundo y nuestra Tierra, con un enfoque y una clara visión unificada. Nuestro destino actual habrá sido alcanzado y nuestra búsqueda por una nueva claridad estará completa.

Nuestras mentes superiores serán infundidas con luz formando una unión entre nuestros corazones y nuestras mentes, y creando un puente etérico entre los mundos físico y espiritual. Este proceso indica que hemos alcanzado una cima en nuestro proceso evolutivo donde el pensamiento negativo y el miedo empezarán a evaporarse, permitiéndonos avanzar hacia estados superiores de conciencia y frecuencias más altas de energía.

Este estado superior de conciencia nos permitirá volver a nuestra codificación original del ADN de 12 filamentos, y nos conducirá de regreso a la fuente de toda la creación. Anteriormente nuestros 12 filamentos se habían fusionado en 6 pares de ADN gemelos y ahora están empezando a salir en espiral de estos filamentos gemelos en 12. Este cambio en nuestro ADN formará una matriz, una red de energía dentro de nosotros, creando un enlace central con la fuente de toda luz, amor y vida, el Gran Espíritu, nuestro Creador. Desde este enlace central, empezarán a emanar 12 corrientes de sonido, luz y color, creando una nueva realidad y un nuevo movimiento de conciencia.

Durante nuestros procesos evolutivos hemos estado reconectando nuestros 12 filamentos de ADN y ahora hemos llegado a un momento en el que empezaremos a activar estos filamentos. Los 12 filamentos de ADN actúan como corrientes de conciencia a través de la cual somos capaces de acceder a la red planetaria, nuestros bancos de memoria celular y recuperar nuestro patrimonio natural de amor, alegría y abundancia.

Para poder nosotros entender y activar estas 12 corrientes de conciencia necesitamos identificar y acceder al punto central dentro de nuestra Alma. Este punto central se mantiene dentro del espacio de nuestro corazón y contiene la clave para desentrañar los orígenes de la conciencia y del ser. El conocimiento de sí mismo y el despertar del corazón son las metas de toda realización Espiritual y son lo que transforma nuestra experiencia de la vida y el Universo.

El Gran Espíritu es un círculo cuyo centro está en todas partes y cuya circunferencia está en ninguna parte. Somos una creación de ese círculo y un círculo de creación nosotros mismos.   Nuestro círculo, nuestra alma, tiene un centro, un punto de contacto sagrado en el que nosotros como seres humanos nos reunimos con lo Divino en sublime comunión.

El punto central de nuestro círculo es un vacío dentro del santuario sagrado de nuestros corazones. Es donde experimentamos la luz y el amor del Gran Espíritu dentro de nosotros mismos. Este espacio vacío encarna el Divino Femenino, y es donde se mantiene la luz del Divino Masculino, nuestra Chispa Divina. Este espacio está vinculado al Vacío, llamado el Gran Misterio, el lugar donde vive el Gran Espíritu, y es el lugar desde donde todo es creado y el lugar adonde todo debe regresar. Este vacío dentro de nuestros corazones, que contiene nuestra Chispa Divina, es el punto de luz y vida Divina, de conciencia Espiritual y Divina, y es el ser oculto.

Nuestra Chispa Divina está atrapada en círculos concéntricos de energía y para nosotros poder recuperarla y llevarla adelante es necesario seguir estos círculos de energía de regreso a nuestro centro, accediendo, sanando y liberando, nuestros daños, heridas, dolor y patrones negativos de pensamiento y conducta.

Tenemos que pasar a través de lo físico, luego lo emocional y, por último, a través de las capas mentales del ser, antes de poder entrar en el santuario en silencio dentro de nuestros corazones. Estos cuerpos sirven para atar a nuestras almas a los fenómenos externos de la vida, y el proceso interior de entrar al punto central del Alma es sacar adelante la Chispa Divina y entrar en comunión consciente con el Gran Espíritu, la fuente de toda vida, amor y poder.

La práctica de ir hacia dentro y entrar en este vacío es uno de los ritos de paso más antiguos y poderosos y exige una intensa atención y conciencia. Implica retirarse dentro de uno mismo para considerar, meditar, orar y buscar al Espíritu. Esta práctica estimula nuestras capacidades de regeneración y sanación y ayudará a nuestros cuerpos físicos a reconectar con nuestra fuerza de vida original. Es la búsqueda del Gran Misterio y esta búsqueda nos brindará la energía y el valor que necesitamos para dar a luz a nuestras creaciones.

Las respuestas que buscamos yacen dentro de nuestro ser más profundo. Hagan tiempo ahora para encontrarlos yendo hacia el interior a través de la meditación y soledad y abriéndose a los misterios del Universo y al vacío donde existen todos los potenciales.

Nuestros niveles interiores de ser son portales directos al Vacío Universal y cuando tenemos acceso a estos niveles somos capaces de crear diferentes situaciones y experiencias en el plano de la Tierra. Elevamos el nivel de la energía de fuerza de vida  permitiendo despejar los bloqueos, reponiendo nuestra energía y reconectando con la fuerza de vida de todas las cosas.

En este momento el Vacío se está llenando de energía y esta energía es el puente etérico entre el Vacío y la Luz, creando una potente experiencia Espiritual, la cual iniciará la comunión con la luz sagrada y la unificación de las energías del Espíritu y Alma en otro giro de la espiral. Es el proceso alquímico en el que somos infundidos con luz y sabiduría Divina.

Este es un momento de retiro y aislamiento, de los cuales obtendrán la visión y fortaleza necesarias para avanzar en su jornada. Es un tiempo de energía renovada, un tiempo de reconectar con las fuerzas de vida y, por tanto, crear transformaciones en su vida.

Estén abiertos a los dones que la vida tiene guardados para ustedes. Confíen en las fuerzas ocultas que están funcionando en su vida y ábranse al reino del Espíritu. Se les está ayudando a recordar su propósito Divino, así que exploren y vivan sus sueños pues ellos son las fuerzas que dan forma a su realidad. Si ustedes no los honran y siguen su guía, están negando la inspiración Divina en su vida.

Se nos está ofreciendo un poderoso enlace a la vez con nuestro ser interior y superior, y al ir hacia dentro alentamos a nuestro ser interior a hablar y compartir con nosotros los secretos de nuestro camino y propósito.

Es hora de aceptar la promesa de esperanza, unidad y abundancia que este tiempo trae. Gran potencial se está descubriendo dentro y existen increíbles posibilidades presentes en nuestras vidas. Muchas ideas y sueños que han estado escondidos durante años ahora son revelados. Abran su corazón y su vida para hacer espacio para que sus sueños echen raíces y el Universo enviará las experiencias y oportunidades apropiadas para su camino.

Recuerden ayudar a los desfavorecidos y dar gracias por todas las bendiciones que les ha ofrecido el Gran Espíritu, nuestro Creador.

 

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend