Olas de Bendiciones

OLAS DE BENDICIONES

      Ritual de Luz Acelerado de Sanat Kumara

Sanat Kumara – Logos Planetario 

         Fase III – Boletín de Diciembre 2007

 

De: Barbara Poss,                                       

12 de diciembre de 2007 9:56         

Queridos amigos:

Sanat Kumara nos ha entregado la fase final del Ritual de Luz. Al final de este texto he incluido el ritual completo con todas las fases que se necesitan hacer por los siguientes nueve meses.
Esta es una herramienta para acelerarnos y poder ganar luz, sabiduría y poder más elevados. Ayuda a eliminar los obstáculos de nuestro camino y los remplaza con la felicidad de poder lograr la misión de nuestra vida. Por lo tanto, es para nuestro beneficio supremo el realizar este ritual la mayor cantidad de veces posible durante el transcurso de los siguientes nueve meses, preferiblemente dos veces al día como lo sugiere Sanat Kumara. Sin embargo, debido a las dificultades que todos tenemos en nuestra vida mundana, por favor, no se vayan a desanimar si no pueden hacerlo con esa frecuencia. Todo esfuerzo es bienvenido y tendrá mérito; ya sea una vez, diez veces o a diario por todos los nueve meses. Como Sanat Kumara ya lo ha dicho antes: “Todo esfuerzo espiritual es recibido y recompensado.” Recuerden que es gracias a nuestro esfuerzo conjunto que hemos alcanzado esta siguiente fase de aceleración.

Para hacer que la transición a la aceleración intensificada sea suave y delicada, seremos llevados frente a la Madre Divina, a su morada, el Trono de lo Absoluto. Con ella abrazándonos, seremos llevados a conocer y a fusionarnos, de manera individual, con cada uno de los Señores de la Luz y con el Señor Maja de la Luz. Esta versión es más potente que la anterior. Incorpora el ritual anterior y nos da una mayor aceleración, más luz, más potencia y mayor cercanía con estos grandes Seres de Luz. Ahora tenemos la oportunidad de interactuar con cada uno de los Señores de la Luz a través de su propia marca energética; la luz de color. Personificamos su luz y la traemos de regreso a la consciencia de nuestro cuerpo a esta tercera dimensión de realidad y a la Tierra. Nos convertimos en los emisarios de su luz. Brillamos la luz del Señor Maja de la Luz, de la Madre Divina y de su Trono de lo Absoluto y de los Siete Señores de la Luz, en su gloriosa vibración de color, para la Tierra y todas las almas.

Con cada repetición nos aceleramos a nosotros mismos, a la Tierra y a todas las almas que absorben más luz, que transmiten más luz y que disuelven la oscuridad de la negatividad, la desesperación, las bajas vibraciones, el dolor y la lucha. Hoy nos convertimos en la punta de la lanza. Nos convertimos en flechas de luz y de alegría que son lanzadas por los Maestros Ascendidos y por los grandes Seres de Luz. Entonces se vuelve nuestra gran misión la de cambiar el futuro de este mundo para que sea más brillante y glorioso. Les deseo a todos una inmensa alegría durante este proceso.

Si están comenzando este ritual por primera vez, por favor hagan la Fase I por siete días consecutivos antes de seguir adelante. He publicado en este boletín una versión modificada de la Fase I que se encuentra al final del resumen para que les quede más fácil. En el momento en el que la Fase I (la edición de Acción de Gracias del boletín de noviembre) fue dada, fue necesario que se realizara el ritual por un periodo de 28 días. Sin embargo, las energías han sido ancladas con éxito gracias a los esfuerzos de aquellos que han participado en la fase de los 28 días. Ahora pueden realizar la Fase I por un periodo de 7 días antes de seguir adelante con la Fase II y III. Por favor lean los dos últimos boletines para más información acerca de este tema y para que entiendan todo el impacto y significado de estos rituales.

Los invitamos a que compartan las experiencias que tengan con este Ritual de Luz visitando nuestro guestbook y nos cuenten su historia. Hemos recibido muchos correos electrónicos increíbles con relación a los dos últimos boletines y gracias por compartir las anécdotas de sus viajes.
En la luz de la Madre Divina, que Dios los acompañe. Nasrin

Ritual de Luz Acelerado de Sanat Kumara

Mensaje canalizado el 27 de noviembre del 2007 Amados, yo soy Sanat Kumara.

Concéntrense en su corazón cósmico. Ahora les hago entrega de la siguiente fase de aceleración ya que han excedido mis expectativas. Me da una alegría enorme el ser testigo de su entusiasmo por servir a la luz, que es su herencia divina y que aceleren su propio crecimiento y su evolución espiritual hacia fronteras más altas.

Les doy ahora lo que habrían recibido de aquí a nueve meses. Practíquenlo a diario y vean con la rapidez que sus vidas se comienzan a mover. Esta es una promesa que les hago. Todos los eventos y circunstancias que los han retrasado, distraído, obstaculizado y que les causaba dolor y enredos kármicos, ahora serán removidos de sus vidas. A cambio, en el transcurso de los siguiente nueve meses, van a recibir una lluvia de bendiciones de la Madre Divina, del Trono de lo Absoluto, de la presencia del YO SOY EL QUE YO SOY y la consciencia de Sanat Kumara, todo esto caerá sobre ustedes mientras realizan las meditaciones con estos rituales de luz.

En nombre de todos estos grandes seres, Yo, Sanat Kumara, les digo que tenemos mucho que celebrar. Marquen en su calendario que en nueve meses (septiembre del 2008) vamos a revisar juntos lo que ha acontecido en sus vidas.

Al añadir la siguiente fase, sus vidas se acelerarán aún más. El año que se avecina, el 2008, llegará con mucha más fuerza y poder para ustedes. No el poder de ustedes, pero sí el poder de estos grandes seres que estarán bajo su comando. Son los Señores de la Luz, el Señor Maja de la Luz y más importante aún la bendición de la Madre Divina, quien será la fuerza que los guíe, pavimentando su camino con mayor luz y gloria.

Concéntrense en el Ritual de Luz que les di el mes pasado. Visualícense a sí mismos en los dos aspectos gemelos, femenino y masculino, juntos en compañía de Sanat Kumara en el Trono del YO SOY EL QUE YO SOY. Sean testigos de la fusión de la presencia de Sanat Kumara dentro de la presencia del YO SOY EL QUE YO SOY. Luego visualícense a si mismos y a su llama gemela entrando y fusionándose dentro de la consciencia de Sanat Kumara y a la presencia del YO SOY EL QUE YO SOY, Dios en forma.

Hagan una pausa y báñense en estas energías. Están en unión con Sanat Kumara, el Logos Planetario, de quien su consciencia es la consciencia de su propia alma. La presencia del YO SOY EL QUE YO SOY, Dios en forma, los está llenando de luz.

Ahora muévanse hacia arriba a través del Pilar de Luz. Llegamos hasta la morada de la Madre Divina en el Trono de lo Absoluto. Los Siete Señores de la Luz se encuentran sentados en su Trono. Cada uno de ellos ocupa su asiento específico, el asiento de la Madre Divina se encuentra más alto que el de los Siete Señores. Siete Rayos de Luz están siendo emanados desde su corazón (el de la Madre Divina) a cada uno de los Siete Señores.

La Madre Divina los invita ahora (a ustedes) a que vayan ante ella. Caminen hacia su asiento y se colóquense con mucho amor y reverencia en su presencia.

Respiren profundo y hagan una pausa mientras se bañan en su presencia. Agachen la cabeza e inclínense ante su brillante presencia. Ofrézcanle una oración de agradecimiento por tener el mérito de estar aquí.

Visualicen que la Madre Divina levanta su mano derecha y la coloca sobre su cabeza (la de ustedes). La palma de su mano se posa sobre la frente de ustedes, sobre su Tercer Ojo. Sus dedos se posan sobre la parte de arriba de su cabeza, alcanzando al Chakra Corona. Un calor se mueve a través de su mano, pasando por su cabeza y esparciéndose por todo su cuerpo. Hagan una pausa por un momento y permanezcan en quietud. Hagan una pausa por un momento y báñense en su amor.

Pídanle un favor. Un favor es un regalo que hace un gran ser y lo hace gracias a su compasión y amor. Es dado gracias a su gracia y/o intercesión y va más allá de los méritos que hayamos ganado. Si tienen un deseo específico o algo que quieran con urgencia, pídanlo ahora. Si no, pídanle que les de lo que ella considere que les es de mayor beneficio. Pueden incluso pedir las dos. Para poder acelerarse aún más, repitan lo siguiente: “Madre, por favor encárgate de corregir mi camino, dame la gracia de tus bendiciones divinas e intercede por mi en todos mis asuntos terrenales, en mi vida cotidiana y en mi avance espiritual sublime. Madre, te pido que hagas por mi lo que sea necesario; conviérteme en lo que necesito ser; dame los cambios y arreglos que crees que me sientan; libérame de lo que necesita ser liberado; dame el valor para dejar que se vaya lo que ya no me sirve; retira todo lo que se interpone en el camino de mi crecimiento; acelérame en el camino de la iluminación espiritual al igual que en el del éxito material y la abundancia. Tráeme bienaventuranzas y luz, alegría, paz y armonía. Por último, acelérame en el camino de servicio que es lo que mi alma desea.”

Podrán experimentar una sensación, una percepción visual o una sensación de paz y tranquilidad al realizar este ejercicio. Sigan con la visualización y díganle a la Madre Divina:

“Madre, tu eres la presencia divina que ha traído a la existencia esta creación manifiesta. Ayúdame a que mi experiencia sea placentera, a que sea fructífera y a que sea un acto de servicio máximo para todo, incluyéndote a ti.”

Ahora pongan su atención en los Siete Señores de la Luz que se encuentran sentados en el Trono de lo Absoluto. Ha llegado el momento de tener un encuentro personal con cada uno de estos Señores. La Madre Divina ahora quita su mano de su cabeza (la de ustedes) y le hace una señal al Primer Señor de la Luz para que se acerque a su Trono.

El Primer Señor de la Luz se coloca ante el Trono de la Madre Divina y con todo su amor le rinde sus respetos. La energía del Primer Señor de la Luz emana una vibración azul verdosa. Esta luz es la combinación perfecta del cielo y la Tierra. Combina los reinos terrenales y sublimes. El azul representa al cielo y el verde representa a la Tierra. El azul verdoso, que es la vibración energética que emana del Primer Señor de la Luz, le está trayendo divinidad a la naturaleza y al cuerpo. Representa el balance y la armonía del cuerpo y del alma.

Visualícense entrando a las emanaciones de luz brillante que se extienden desde el Primer Señor de la Luz. Hagan una pausa y fusiónense con el Primer Señor de la Luz. Mandamos la intención de que la esencia del Primer Señor de la Luz se imprima sobre todo su ser (el de ustedes), sus cinco sistemas corpóreos, su cuerpo, mente, emociones, alma, espíritu y en la totalidad de su esencia, en todas las dimensiones y las realidades. Hagan una pausa y báñense en estas energías. Sálganse de la presencia. El Primer Señor de la Luz se hace a un lado.

El Segundo Señor de la Luz se coloca en la presencia de la Madre Divina. Esta luz emana una luz amarilla brillante. Su emanación comienza con rosados, transformándose en fucsia-rosado y se estabiliza en una luz amarilla brillante. El amarillo es el color que representa a la sabiduría divina. La verdadera sabiduría se da con amor y compasión. La emanación del Segundo Señor de la Luz comienza con amor y compasión y se establece en sabiduría divina.

Visualícense entrando a las emanaciones de luz brillante que se extienden desde el Segundo Señor de la Luz. Hagan una pausa y fusiónense con el Segundo Señor de la Luz. Mandamos la intención de que la esencia del Segundo Señor de la Luz se imprima sobre todo su ser (el de ustedes), sus cinco sistemas corpóreos, su cuerpo, mente, emociones, alma, espíritu y en la totalidad de su esencia, en todas las dimensiones y las realidades. Hagan una pausa y báñense en estas energías. Sálganse de la presencia. El Segundo Señor de la Luz se hace a un lado.

El Tercer Señor de la Luz se coloca ante la presencia de la Madre Divina. Su energía emana rojos vibrantes y brillantes. El Rojo es el verdadero color del amor divino y de la fuerza de vida. Esta energía comienza a emanar rosado con fucsia oscuro y se establece a si mismo en un rojo brillante.

Visualícense entrando a las emanaciones de luz brillante que se extienden desde el Tercer Señor de la Luz. Hagan una pausa y fusiónense con el Tercer Señor de la Luz. Mandamos la intención de que la esencia del Tercer Señor de la Luz se imprima sobre todo su ser (el de ustedes), sus cinco sistemas corpóreos, su cuerpo, mente, emociones, alma, espíritu y en la totalidad de su esencia, en todas las dimensiones y las realidades. Hagan una pausa y báñense en estas energías. Sálganse de la presencia. El Tercer Señor de la Luz se hace a un lado.

El Cuarto Señor de la Luz se coloca ante la presencia de la Madre Divina. Su energía emana un color azul aguamarina espumoso. Este es el color del agua enjuagando la playa de arena color rosado coral en un día soleado. Esta es la energía que junta a la Tierra (arena) con el agua y el fuego (sol). Lleva los reinos celestiales a lo mundano y los reinos Terrenales a lo sublime. Todos los elementos están representados, los tres elementos inferiores (Tierra, Agua y Fuego) y los dos elementos superiores de Aire y Éter, estos elementos en combinación son los bloques de ladrillo que componen nuestra realidad.

Visualícense entrando a las emanaciones de luz brillante que se extienden desde el Cuarto Señor de la Luz. Hagan una pausa y fusiónense con el Cuarto Señor de la Luz. Mandamos la intención de que la esencia del Cuarto Señor de la Luz se imprima sobre todo su ser (el de ustedes), sus cinco sistemas corpóreos, su cuerpo, mente, emociones, alma, espíritu y en la totalidad de su esencia, en todas las dimensiones y las realidades. Hagan una pausa y báñense en estas energías. Sálganse de la presencia. El Cuarto Señor de la Luz se hace a un lado.

El Quinto Señor de la Luz se coloca ante la Madre Divina. Su luz emana verde esmeralda brillante fusionándose con verdes más oscuros hasta convertirse en verde jade. El verde esmeralda es el color de la verdad; el verde jade es el color de la naturaleza en este reino terrenal. El color verde es representado en la esencia de la energía del Primero y del Quinto Señor de la Luz. Esta es la marca por excelencia de todos los cuerpos de materia manifestados en esta tercera dimensión de realidad en la Tierra. El verde representa a las dos energías de los sublime y de lo mundano dentro de cuerpos físicos de materia. La materia, en su forma mundana y sin espiritualizar está representada por colores de verdes claros, desde el verde esmeralda hasta el citrón (limón), un verde amarillento. Cuando alcanza al amarillo, se convierte en la epítome de los sublime, por ejemplo: las aureolas que se ven alrededor de las cabezas de los santos y de los seres iluminados (el amarillo representa la sabiduría). El Quinto Señor de la Luz ayuda a llevar a la materia de la Tierra a la forma espiritual y removerla de la oscuridad y la negrura de la materia a la luz de la verdad y el espíritu de lo sublime.

Visualícense entrando a las emanaciones de luz brillante que se extienden desde el Quinto Señor de la Luz. Hagan una pausa y fusiónense con el Quinto Señor de la Luz. Mandamos la intención de que la esencia del Quinto Señor de la Luz se imprima sobre todo su ser (el de ustedes), sus cinco sistemas corpóreos, su cuerpo, mente, emociones, alma, espíritu y en la totalidad de su esencia, en todas las dimensiones y las realidades. Hagan una pausa y báñense en estas energías. Sálganse de la presencia. El Quinto Señor de la Luz se hace a un lado.

El Sexto Señor de la Luz se coloca ante la presencia de la Madre Divina. Sus energías emanan una luz anaranjada como el fuego del sol, este es el color de la creatividad, la energía que le da combustible a su plexo solar (el de ustedes). Lleva la fuerza creativa a la salud y la totalidad. Este ser lleva consigo la energía de la materialización del espíritu. Su tarea (la del Sexto Señor) es la de materializar el espíritu de la luz dentro de su cuerpo (el de ustedes) y dentro de todos los cuerpos de materia terrenales. El fuego del espíritu debe comenzar a brillar dentro de los cuerpos de todos los seres una vez más. Es la tarea de este Señor el tomar los cuerpos oscuros de materia, marrón (café) y negro e iluminarlos con el fuego del Principio Creativo Femenino.

Visualícense entrando a las emanaciones de luz brillante que se extienden desde el Sexto Señor de la Luz. Hagan una pausa y fusiónense con el Sexto Señor de la Luz. Mandamos la intención de que la esencia del Sexto Señor de la Luz se imprima sobre todo su ser (el de ustedes), sus cinco sistemas corpóreos, su cuerpo, mente, emociones, alma, espíritu y en la totalidad de su esencia, en todas las dimensiones y las realidades. Hagan una pausa y báñense en estas energías. Sálganse de la presencia. El Sexto Señor de la Luz se hace a un lado.

El Séptimo Señor de la Luz se coloca ante la presencia de la Madre Divina. Su energía emana un color violeta oscuro. Su luz comienza con rojos oscuros volviéndose en morado, para convertirse al final en un violeta oscuro. Su tarea es la de espiritualizar la materia después de que haya sido manifestada en forma por completo en los reinos de lo mundano. Una vez que haya entrado por completo y se haya fusionado en los cuerpos de materia, entonces puede ser llevada de regreso al espíritu, de donde se originó y a donde pertenece. Estar en la presencia de este ser es como estar dentro de campos energéticos rodeados por grandes pedazos de cristal de amatista. Su energía es diferente de la del Sexto Señor de la Luz. Esta energía es como estar en aguas mansas, sin movimiento, sin peso, tranquilas en comparación con la esencia de fuego del Sexto Señor de la Luz.

Visualícense entrando a las emanaciones de luz brillante que se extienden desde el Séptimo Señor de la Luz. Hagan una pausa y fusiónense con el Séptimo Señor de la Luz. Mandamos la intención de que la esencia del Séptimo Señor de la Luz se imprima sobre todo su ser (el de ustedes), sus cinco sistemas corpóreos, su cuerpo, mente, emociones, alma, espíritu y en la totalidad de su esencia, en todas las dimensiones y las realidades. Hagan una pausa y báñense en estas energías. Sálganse de la presencia. El Séptimo Señor de la Luz se hace a un lado.

Como Sanat Kumara, el Logo Planetario, rezo para que en un corto tiempo, estos Siete Señores de la Luz sean capaces de establecer por completo su esencia en la Tierra una vez más. Ustedes han recibido la marca por excelencia de su energía y se han fusionado con ella. Por medio de ustedes, ellos anclarán su presencia de regreso en la Tierra con mayor rapidez. De esta manera, ustedes podrán acelerar su propio crecimiento y servir a la luz de forma grandiosa.

En la presencia de la Madre Divina invitamos al Señor Maja de la Luz al Trono de lo Absoluto. El Señor Maja se para y se coloca ante la Madre Divina. Sus energías están iluminadas con la luz azul aguamarina espumosa de mar con destellos plateados. Sus energías son del reino de la forma no manifiesta. El plateado es el color por excelencia del Principio Femenino de Existencia, la fuerza creativa del universo.

Visualicen que el Señor Maja de la Luz y la Madre Divina se fusionan el uno con el otro mientras ustedes presencian este majestuoso espectáculo. Ellos representan ahora las llamas gemelas sublimes.

La Madre Divina les hace una señal (a ustedes) y a su llama gemela para que se unan a ellos. Los gemelos terrenales (cada uno de ustedes y su llama gemela) fusionándose con los gemelos sublimes. Báñense en la luz de su amor. Hagan una pausa y báñense en esta experiencia máxima de Unidad.

Ustedes y su llama gemela se salen. Ahora ustedes se encuentran ante el Trono de la Madre Divina. El aspecto femenino de ustedes se coloca en dirección Norte mientras que su aspecto masculino se coloca al Sur. El Señor Maja de la Luz toma su posición en dirección Este y la Madre Divina se coloca en el Oeste. Los cuatro juntos hacen una formación en forma de diamante. Sanat Kumara entra en esta formación y se coloca en el centro. La formación en forma de diamante se convierte en un Portal de Luz.

 

Los Siete Señores de la Luz entran ahora a esta formación y se colocan en siete puntos alrededor del Portal de luz en forma de diamante. Ellos forman una Flor de Loto de Luz con Siete Pétalos.

Lea:   Hay 7 niveles de espiritualidad ¿En cuál te encuentras?

Ahora visualicen que el Portal de Luz con forma de Diamante consiste de los gemelos sublimes, de la Madre Divina y el Señor Maja de la Luz , y las llamas gemelas terrenales, ustedes con su llama gemela, hacen implosión dentro de Sanat Kumara en el centro. Los cinco se fusionan y se unen en Totalidad y luego explotan para alcanzar a los Siete Señores de la Luz. La energía hace implosión y explosión en la posición de cada uno de los Señores de la Luz para crear una Flor de Loto de Luz de Siete Pétalos.

Entonces, toda la energía hace implosión de regreso dentro de los cuatro gemelos y Sanat Kumara en el centro. Repitan la visualización de la implosión-explosión yendo desde el centro hasta los siete puntos y de regreso tres veces; cada vez se vuelve más brillante y más potente.

La profusión de luz y de colores emanando de cada uno de los Señores de la Luz se mezcla y se fusiona en el centro y otra vez afuera una y otra vez.

Con la tercera explosión todo el Trono de lo Absoluto se ilumina por completo formando un Capullo de Luz dentro del Pilar de Luz. El Pilar de Luz se extiende hacia abajo desde el Trono de lo Absoluto hacia todos los tronos inferiores.

Llega al Trono del Paramatman, el cual es el asiento del Señor Maja de la Luz. El Trono del Paramatman se fusiona dentro del Pilar de Luz y refuerza el Capullo de lo Absoluto con la Luz Paramatman.

La Luz baja hasta llegar al Trono del YO SOY EL QUE YO SOY. Una vez más se fusiona con la presencia del YO SOY. Luego se extiende desde los chakras superiores fuera se su cuerpo (el de ustedes) hasta llegar al Chakra Corona que se encuentra sobre su cabeza y finalmente llega a todos los chakras de todo su cuerpo físico. Una vez que la Luz haya llegado a la consciencia de su cuerpo en esta realidad de la tercera dimensión, el Ritual de Luz es iluminado por completo en la Tierra. Es ahí donde se lleva a cabo el máximo rol que ustedes tienen en servicio a la Tierra y a todas las almas. Ahí es donde ustedes se convierten en catalizadores para que la Tierra se pueda acelerar. Esto les hace ganar méritos, y en recompensa los lleva a ganar más aceleración. La Tierra y los cinco elementos reciben la bendición de los Siete Señores de la Luz y del Maja Señor de la Luz, como también la de la Madre Divina, su trono y su luz. Éste se hace a través de ustedes. Yo Sanat Kumara, el Logos Planetario, me aseguraré de que sus vidas estén llenas de mucha más alegría. Que su luz brille con más fuerza desde este momento en adelante.

Ahora visualicen a las Legiones de Yahvé-El colocándose hombro a hombro formando un Círculo de Luz y Protección alrededor de este Ritual de Luz. Visualicen a Metatrón en su aspecto masculino como el Señor Metatrón formando una esfera de platino para la curación y la protección alrededor de las legiones de Yahvé-El. Metatrón, la fuerza masculina y Yahvé-El, la fuerza femenina son las últimas llamas gemelas como los aspectos cósmicos que forman las capas finales de curación y protección alrededor del Ritual de Luz.

Realicen este Ritual en su nuevo formato a diario por los siguientes nueve meses. Simplifiquen la versión al recitar todos los pasos en la mañana o durante el día y háganlo de nuevo en la noche sentados en meditación. Si se les olvida hacerlo un día, no se preocupen, utilicen esta intención para mantener el Ritual de Luz activo de una repetición a la otra. Al final de cada repetición digan:
“Yo cargo este Ritual de Luz para que permanezca completamente activo hasta que haga la siguiente repetición. Llamo a mis ángeles de la guarda y a los elementales para que lo mantengan completamente activo bajo la guía de Metatrón, Sanat Kumara, los Siete Señores de la Luz, el Señor Maja de la Luz y de la Madre Divina. Así es. Está hecho.”

Los llevo en mi corazón con gran amor y alegría. Que esto se convierta en el comienzo de una mayor colaboración entre nosotros.

Yo soy Sanat Kumara.

———————————

Resumen de todas las Fases del Ritual de Luz Acelerado

Este ritual debe ser realizado a diario por un periodo de nueve meses, preferiblemente en la mañana y en la noche. Si olvidan hacerlo un día, no se preocupen. Usen la intención que Sanat Kumara nos dio. (Aparece como el último paso del resumen.)

“Yo cargo este Ritual de Luz para que permanezca completamente activo hasta que haga la siguiente repetición. Llamo a mis ángeles de la guarda y a los elementales para que lo mantengan completamente activo bajo la guía de Metatrón, Sanat Kumara, los Siete Señores de la Luz, el Señor Maja de la Luz y de la Madre Divina. Así es. Está hecho.”

Resumen de las fases I, II y III combinadas.

Esto es para aquellos que han completado la fase de 28 días publicada en el boletín anterior. Si están en el proceso de completar los 28 días y ya han terminado los primeros 7 días, ahora pueden continuar con este ritual (a cambio las fases I, II y III combinadas).

Visualicen un triángulo con Sanat Kumara en la punta Norte, el aspecto femenino de la llama gemela en Sureste y el aspecto masculino del alma gemela en el Suroeste.

Sanat Kumara está mandando el Rayo Verde Esmeralda de la Claridad Mental a través de la palma de su mano derecha al aspecto masculino (en la punta Suroeste). Él le está enviando el Rayo Melocotón-Rosado de la Limpieza Emocional a través de la mano izquierda al aspecto femenino (en la punta Sureste).

El verde esmeralda comienza a girar dentro del aspecto masculino.

El Melocotón-Rosado comienza a girar dentro del aspecto femenino.

Luego, el Verde Esmeralda comenzará a moverse hacia el aspecto femenino mientras que el Melocotón-Rosado comienza a moverse hacia el aspecto masculino.

Los dos se encuentran a medio camino y se fusionan. Del encuentro y la fusión comienza a emanar una profusión de energía.

La profusión de energía se comienza a convertir en Luz Blanca Pura con destellos de platino. Esta luz nueva comienza a llenar el triángulo por completo. Las tres puntas comienzan a girar y explotan en el centro del triángulo

Sanat Kimara, el aspecto masculino de la llama gemela o la polaridad masculina y el aspecto femenino de la llama gemela o la polaridad femenina empiezan a fusionarse en unidad y en profusión de Luz Blanca Pura con destellos de luz color platino. Hagan una pausa mientras visualizan este ejercicio y hagan 3 inhalaciones profundas para que absorban por completo esta profusión de energía.

De la explosión de los tres en el centro del triángulo, un Pilar de Luz es creado. Se extiende desde la planta de sus pies y llega hasta el núcleo de la Madre Tierra. La explosión le lleva las energías de la claridad mental y de la limpieza emocional a la Madre Tierra. El Pilar se extiende desde la parte de arriba de su cabeza pasando por sus chakras superiores hasta llegar hasta el Trono del YO SOY EL QUE YOS SOY. Sentado en el Trono se encuentra la brillantemente iluminada y perfeccionada presencia del YO SOY EL QUE YO SOY, Dios en forma.

Sumergidos en las energías de Sanat Kumara y del Trono del YO SOY EL QUE YO SOY, viajamos a través del Pilar de Luz hasta la morada de la Madre Divina en el Trono de lo Absoluto. Los Siete Señores de la Luz están sentados en con ella en su Trono. Siete Rayos de Luz emanan desde el corazón de la Madre Divina hasta cada uno de los Siete Señores.

La Madre Divina los invita a ustedes a que se vayan ante ella con mucho amor y reverencia. Bajen la cabeza y ofrézcanle una oración de agradecimiento.

Visualicen que ella coloca su mano derecha sobre la cabeza de ustedes con la palma de su mano en frente, sobre el Tercer Ojo con sus dedos alcanzando su Chakra Corona. El calor de su mano comienza a esparcirse a través del cuerpo de ustedes.

Pídanle un favor, un deseo específico o algo que quieran o pídanle que les de lo que ella considere que les es de mayor beneficio. Pueden incluso pedir los dos. Digan: “Madre, por favor encárgate de corregir mi camino, dame la gracia de tus bendiciones divinas e intercede por mi en todos mis asuntos terrenales, en mi vida cotidiana y en mi avance espiritual sublime. Madre, te pido que hagas por mi lo que sea necesario; conviérteme en lo que necesito ser; dame los cambios y arreglos que crees que me sientan; libérame de lo necesita ser liberado; dame el valor para dejar que se vaya lo que ya no me sirve; retira todo lo que se interpone en el camino de mi crecimiento; acelérame en el camino de la iluminación espiritual al igual que en el del éxito material y la abundancia. Tráeme bienaventuranzas y luz, alegría, paz y armonía. Por último, acelérame en el camino de servicio que es lo que mi alma desea.”

Digan: “Madre, tu eres la presencia divina que ha traído a la existencia esta creación manifiesta. Ayúdame a que mi experiencia sea placentera, a que sea fructífera y a que sea un acto de servicio máximo para todo, incluyéndote a ti.”

Hagan una pausa y báñense en su amor.

Visualicen que cada uno de los Señores de la Luz da un paso adelante, uno a uno, y se coloca ante la Madre Divina, cada uno emanando las energías que se describen a continuación. Fusiónense con cada uno de los Señores de la Luz, uno a la vez, haciendo una pausa entre cada uno ya que la esencia de cada uno de ellos quedará impresa en su ser (el de ustedes):

Las energías del Primer Señor de la Luz están estabilizadas en una vibración azul verdosa, la mezcla entre el Cielo y la Tierra

Las energías del Segundo Señor están estabilizadas en una vibración color amarillo brillante, representando la sabiduría divina.

El Tercer Señor de la Luz emana el rojo vibrante del amor divino y de la fuerza de vida.

El Cuarto Señor de la Luz emana azul aguamarina espumoso del mar: Tierra, Agua y Fuego juntos.

Visita Wadie.com
Lea:   5 Significados espirituales de las plumas

El Quinto Señor de la Luz emana verde esmeralda, el color de la verdad tornándose en jade, el color de la naturaleza.

El Sexto Señor de la Luz emana un anaranjado fuego, como el fuego del sol, trayendo curación y totalidad, materializando al espíritu.

Las energías del Séptimo Señor de la Luz se estabilizan en una vibración de violeta oscuro, espiritualizando a la materia. El estar en su presencia es como estar en aguas mansas.

Ahora el Señor Maja de la Luz se coloca ante la Madre Divina iluminado con la Luz Azul Aguamarina Espumosa del Mar con destellos de Platino.

Ahora el Señor Maja de la Luz y la Madre Divina se fusionan representando a las llamas gemelas sublimes. Ustedes y su respectiva llama gemela, representando a los gemelos terrenales, se fusionan con las llamas gemelas sublimes. Hagan una pasusa y báñense en esta totalidad.

Ahora ustedes y su llama gemela se colocan en su lugar correspondiente en la formación con forma de diamante con la Madre Divina y el Señor Maja de la Luz:

La llama gemela femenina en el Norte

La llama gemela masculina en el Sur

El Señor Maja de la Luz se coloca al Este

La Madre Divina se coloca al Oeste

Sanat Kumara se coloca ahora en el centro de esta formación. La formación se convierte en un Portal de Luz en forma de Diamante.

Los Siete Señores de la Luz entran a esta formación y se colocan en siete puntos alrededor del diamante formando una Flor de Loto de luz de Siete Pétalos.

Repitan tres veces la siguiente implosión/explosión.

Visualicen que las dos llamas gemelas sublimes y las llamas gemelas terrenales hacen implosión dentro de Sanat Kumara en el centro y los cinco se fusionan en Unidad.

La Unidad de los cinco explota y llega hasta los Siete Señores de la Luz.

Toda la energía hace implosión en cada uno de los Señores de la Luz y explota hacia fuera, alrededor del centro y de regreso a los cuatro gemelos y a Sanat Kumara.

Con la tercera explosión de todo, el Trono de lo absoluto se ilumina por completo formando un Capullo de Luz dentro del Pilar de Luz, y el Pilar se extiende bajando a todos los tronos inferiores.

El Pilar llega al Trono de Paramatman, el asiento del Señor Maja de la Luz, reforzando el Capullo con la Luz Paramatman.

La Luz sigue bajando, extendiéndose hasta el Trono del YO SOY EL QUE YO SOY y se fusiona con la presencia del YO SOY.

La Luz sigue bajando extendiéndose hasta sus chakras superiores y llegando hasta el Chakra Corona y a todos los chakras de su cuerpo físico.

Una vez que la Luz baja hasta la consciencia de esta realidad de la tercera dimensión, la Tierra se ilumina por completo con este Ritual de Luz.

Ahora visualicen a las legiones de Yahvé-El paradas hombro a hombro formando un Círculo de Luz y Protección alrededor de este Ritual de Luz. Visualicen a Metatrón, en su aspecto masculino como el Señor Metatrón, formando una esfera de platino de curación y protección alrededor de las legiones de Yahvé-El. Metatrón, la fuerza masculina y Yahvé-El, la fuerza femenina, son las últimas llamas gemelas como los aspectos cósmicos que forman las capas finales de curación y protección alrededor del Ritual de Luz.

Ahora digan: “Sello este Ritual de Luz con la presencia de los Siete Señores de la Luz, el Maja Señor de la Luz y la Madre Divina; que le reino de luz comience, que el poder de la luz de desenvuelva, que la fuerza creativa de la Madre Divina lleve prosperidad y paz a todas las almas. Yo cargo este Ritual de Luz para que permanezca completamente activo hasta que haga la siguiente repetición. Llamo a mis ángeles de la guarda y a los elementales para que lo mantengan completamente activo bajo la guía de Metatrón, Sanat Kumara, los Siete Señores de la Luz, el Señor Maja de la Luz y de la Madre Divina. Así es. Está hecho.”

Resumen de la Fase I.

Si van a empezar este ritual por primera vez, deben hacer siete veces la Fase I antes de seguir con las Fases II y III. Si por el contrario ya completaron el ritual de 28 días que aparece en el boletín anterior, comiencen con las fases I, II y II combinadas como aparecen en este boletín.

Visualicen un triángulo con Sanat Kumara en la punta Norte, el aspecto femenino de la llama gemela en Sureste y el aspecto masculino del alma gemela en el Suroeste.

Sanat Kumara está mandando el Rayo Verde Esmeralda de la Claridad Mental a través de la palma de su mano derecha al aspecto masculino (en la punta Suroeste). Él le está enviando el Rayo Melocotón-Rosado de la Limpieza Emocional a través de la mano izquierda al aspecto femenino (en la punta Sureste).

El verde esmeralda comienza a girar dentro del aspecto masculino.

El Melocotón-Rosado comienza a girar dentro del aspecto femenino.

Luego, el Verde Esmeralda comenzará a moverse hacia el aspecto femenino mientras que el Melocotón-Rosado comienza a moverse hacia el aspecto masculino.

Los dos se encuentran a medio camino y se fusionan. Del encuentro y la fusión comienza a emanar una profusión de energía.

La profusión de energía se comienza a convertir en Luz Blanca Pura con destellos de platino. Esta luz nueva comienza a llenar el triángulo por completo. Las tres puntas comienzan a girar y explotan en el centro del triángulo

Sanat Kumara, el aspecto masculino de la llama gemela o la polaridad masculina, y el aspecto femenino de la llama gemela o la polaridad femenina empiezan a fusionarse en unidad y en profusión de Luz Blanca Pura con destellos de luz color platino. Hagan una pausa mientras visualizan este ejercicio y hagan 3 inhalaciones profundas para que absorban por completo esta profusión de energía.

 De la explosión de los tres en el centro del triángulo, un Pilar de Luz es creado. Se extiende desde la planta de sus pies y llega hasta el núcleo de la Madre Tierra. La explosión le lleva las energías de la claridad mental y de la limpieza emocional a la Madre Tierra. El Pilar se extiende desde la parte de arriba de su cabeza pasando por sus chakras superiores hasta llegar hasta el Trono del YO SOY EL QUE YO SOY. Sentado en el Trono se encuentra la brillante, iluminada y perfeccionada presencia del YO SOY EL QUE YO SOY, Dios en forma.

Ahora digan: “Yo cargo este Ritual de Luz para que permanezca completamente activo hasta que haga la siguiente repetición. Llamo a mis ángeles de la guarda y a los elementales para que lo mantengan completamente activo bajo la guía de Metatrón, Sanat Kumara, los Siete Señores de la Luz, el Señor Maja de la Luz y de la Madre Divina. Así es. Está hecho. Amén .”


Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre

Comparte con un amigo