Aunque no les prestemos mucha atención, los animales forman parte de nuestra vida, y estando a nuestro lado, algunos llevan una existencia de la que deberíamos aprender mucho. Habláis a un animal y hace como si no os comprendiese; en realidad, puede muy bien comprender, pero cuando quiere. No sabemos lo que sucede en la cabeza de los animales, pero quizá ellos sepan mejor que nosotros lo que sucede en la nuestra. Nosotros no les comprendemos, son como enigmas que están ante nosotros, pero ellos nos comprenden o, más exactamente, nos sienten.

A veces, al tratar de captar la mirada de ciertos animales, tenemos la impresión de que nos esconden algo. ¿Por qué tenemos esta impresión? Porque en realidad, a veces están habitados por entidades astrales que nos observan a través de sus ojos. Sí, otras criaturas vivas, inteligentes, pueden mirarnos a través de los ojos de un perro, de un gato, o de un  caballo… Esto es lo que a veces nos da esa extraña sensación de que son algo más que simples animales. En sus ojos encontramos la mirada de estas entidades.

Sígueme en Facebook

Omraam Mikhaël Aïvanhovgato

Menú de cierre

Send this to a friend