Asomándonos a la Complejidad de las Relaciones de Pareja

Asomándonos a la complejidad en las Relaciones de pareja.

Una relación de pareja está constituida con los siguientes componentes energéticos de los participantes:

Cuerpo mental superior (o mente abstracta o yo superior)

Cuerpo mental concreto

Cuerpo emocional

 – Sentimientos –

Cuerpo etérico

Cuerpos físicos

Y otros cuerpos más elevados en vibración que no menciono para efectos de simplificar el asunto y hablar más a un nivel terrenal.

Cada uno de estos componentes energéticos se expresan simultáneamente con cierta autonomía en el cuerpo físico a través de cada uno de los chakras por lo que tenemos una mezcla tumultuosa en lucha constante de variaciones energéticas en su manifestación e interacción de pareja en un tiempo terrestre determinado. Cada componente se ha venido conformando en la fisicalidad en un plan muy ordenado y metódico , en su momento el control de la situación ha estado signado por el predominio de alguno de ellos, en la época lemúrica el cuerpo físico, en la época atlante el cuerpo emocional, en la época aria el cuerpo mental concreto y ahora queriendo entrar a tomar el mando el Yo superior , mente abstracta o cuerpo crístico que armonizará nuestra danza multidimensional de otras maneras al expandir la conciencia del humano divino en un salto cualitativo descomunal en esta evolución multiversal.

Volviendo al tema de parejas, cuando son los chakras cardíacos equilibrados los que coordinan toda la danza de energías interactuantes, utilizando la energía del amor, llama trina,  como energía unificadora de los diversos componentes,  es más factible que la relación de pareja sea satisfactoria para los interactuantes, cuando los componentes actúan por separado, a como ellos han estado acostumbrados,  la inarmonía resultante nos entregará resultados no tan agradables por las colisiones de energías en patrones geométricos discordantes y más cuando la pareja interactúa activamente, sin plena conciencia, con el mundo dual en crisis en el que estamos inmersos y del que somos parte y que mueve cantidades descomunales de energías de toda índole que colisionan a cada instante con la pareja que quiere ser feliz. A propósito, el chakra cardíaco es la puerta de entrada al Yo superior, si, por ahí está el camino de retorno, pero esa es otra historia.

¿Que tiene y que quiere hacer cada uno de esos componentes nuestros con el otro ser de la relación?  Habría que analizarlos uno a uno en cada uno y después interrelacionarlos para saber si en la mezcla existen metas comunes mínimas de cada componente y de la pareja como un todo. Clase de lío.

A manera de ejemplo de interacción sencillo, si la mente abstracta a través de la intuición detecta falsedad en la mente concreta de nuestra pareja esto dará un aviso de alerta a todo el sistema y todos los chakras estarán a la defensiva buscando cada uno, por separado, con sus recursos, el como comprobar la legitimidad del aviso de la mente abstracta. Es como si hubieran 7 jefes dando diferentes órdenes a un mismo tiempo.

Surgirán preguntas tales como:

¿Me quieres amor? ¿Sos sincero conmigo? Chakra laríngeo investigando a pedido de los otros chakras. Mente concreta investigando.

Esas preguntas alertarán todo el sistema de chakras del entrevistado lo que ocasiona un descenso inmediato de la armonía de pareja. El mundo emocional reacciona.

Recordemos que cada chakra expresa diferentes dimensiones del ser.

A la par pueden estar ambos cuerpos emocionales separados y presionando, desatando sentimientos de rechazo, irritación o desconfianza, etc, o varios a la vez.

Y el chakra cardíaco mediando, motivando, buscando soluciones o rechazando la unificación en un arranque centrífugo.

¿Y los otros chakras? Un libro de posibilidades para cada situación.

Y entonces los cuerpos físicos pueden dejar de sentir deseos de tener contacto cuerpo a cuerpo o evitarlo aún cuando sientan deseos físicos de ser acariciados,  pero como la sinceridad del momento está en duda eso desequilibra ese instante en mayor o menor medida hasta el grado de llegar a querer aniquilarse uno a otra.

Como el cuerpo mental superior o yo superior en este tiempo está entrando en acción con mayor conciencia de nuestra parte eso agrega más complejidad a las relaciones de pareja, pero lo más asombroso de todo es que ni sabemos lo que está ocurriendo en los cuerpos, las auras, los chakras y manejamos inconcientemente las situaciones que se nos van presentando.

Cuando estaba menos manifestado el yo superior esa ignorancia nos salvaba y creíamos más fácilmente cualquier historieta de caminos, ahora no, ya está el filtro superior discerniendo, es más difícil mentirnos unes a otres, etc. Tenemos una antena parabólica despertando percepciones y reacciones.

Pero a mayores accesorios más complejidad en el juego y si no lo sabemos manejar nos puede doler más. A mayor percepción mayor peligro si algo sale mal. Por eso la cosa se hace lenta para no autodestruirnos pero va tan rápida esta lentitud que ya esta muy acelerada pues el gran cambio planetario es inminente y nosotres actuando como si nada pasara y postergando hacer lo que nos toca hacer para agarrar la onda y fluir.

Si, ya se, todo tiene su tiempo, pero el planeta también tiene su tiempo y ya está activado en su cambio ¿o no lo ven?  El planeta nos lleva en su cambio lo queramos o no.

Volviendo al tema, en la relación de pareja se está dando actualmente un intercambio de energías e información espectaculares y nosotros ya estamos captando algo por haber despertado un poco cierto nivel de conciencia y como ya estamos sintiendo cosas raras y más raras nos inquietamos y buscamos a ver que dicen por ahí para saber que nos ocurre o si es que estamos enfermos de algo.

Sígueme en Facebook

Ocurre que vamos redescubriendo la multidimensionalidad de nuestros cuerpos e interactuamos en parejas sin saber bien de que equipo estamos hechos. Venimos desde la inconciencia casi total hacia la conciencia superior experimentando con algo que desconocemos casi en su totalidad en períodos relativamente cortos que pueden desbalancearnos y hacer quebrar nuestra relación de pareja sin que lleguemos a saber el porque a muy corto plazo.

Pero, nada tiene de raro que nos estrellemos a menudo y vayamos aprehendiendo lentamente por ensayo y error si no conocemos todavía que somos, como somos y para que, entre otras cosas.

Estamos vivos porque nuestra Divinidad es grande, si fuera pequeña ya nos hubieran comido los leones. Gracias amada Divinidad que vives en mi y que soy Yo. Este es otro componente nuestro, La Divinidad , que es  AMOR,entre otras cosas.

– ¡Ya vamos retrasados!!!. ¿Aaaamorrrr bañaste a les niñes?

– Aún no cariño.

Entonces,  con esa respuesta, todo el sistemas de chakras se activa en la pareja y los cuerpos internos entran en colisión, el amor se tambalea.  El AMOR calla.

Chakra cardíaco no te emociones tanto. A todos los chakras: Calma, paz-ciencia porfa, paz-ciencia…..

La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
“La Religión más elevada es el AMOR en VERDAD Iluminado”
Estelí,Nicaragua.
América Central
http://sintesis-nicaluz.galeon.com  (Red Nicaragüense de Luz)
http://texoxes.galeon.com  ( Red Estelí Cultura)

Lea:   No pongas tu vida en espera por un hombre que no vale tu tiempo

Tags: , , , , , , , , ,

Menú de cierre

Comparte con un amigo