UNA VIDA POTENCIAL ~ Jennifer Hoffman

UNA VIDA POTENCIAL

Artículo de Junio de 2010

Por Jennifer Hoffman

Cuando expandimos nuestra conciencia de nuestra realidad, los lugares en los que hemos estado limitándonos se lleva más que una calidad de vida. Vemos en donde no hemos estado en nuestro poder, donde hemos permitido que otros influyan en nuestras elecciones, hemos tenido miedo de expresar nuestra propia energía o simplemente nos atoramos, sin poder avanzar en ninguna dirección. Con este despertar llega una conciencia de nuestro potencial, las cosas que podríamos estar haciendo con nuestra vida y hay una ráfaga de energía para convertirse en algo más. Simplemente nos hemos topado con nuestro potencial y para todos nosotros, presenta un ilimitado panorama de oportunidad, esperando a que nosotros decidamos lo que queremos.

¿Queremos esa maravillosa relación, experimentar abundancia financiera, vivir en alegría, conocer la paz,  recibir y dar amor, cumplir un sueño? Todas estas cosas son parte de nuestro potencial y todas están esperando a que las elijamos. Pero el potencial solo no es suficiente para hacer que sucedan.

El potencial es un estado de ser sin forma, en el cual cualquier cosa es posible y esa posibilidad está esperando el momento indicado, la energía, la decisión, la elección y el movimiento para poder convertirse. Pensamos en potencial como algo sólido y estable pero es cualquier cosa menos eso. Es vago, sin descripción, incierto y caótico porque tenemos que inyectar la elección y la energía para hacer el potencial se convierta en realidad.

Toda nuestra existencia no es nada más que un flujo de potencial, esperando que nuestra energía y acción lo dirija hacia una versión de realidad. El potencial es todo lo que reside en nuestros sueños y deseos, y está presente en todo lo que deseamos, queremos tener, nos gustaría hacer o por lo que estamos dispuestos a trabajar. Los dos elementos requeridos para activar el potencial son voluntad y energía. Debemos tener la voluntad para permitir que el potencial se exprese y después poner nuestra energía en eso. Sin éstos dos, y los dos se requieren, el potencial permanece en su estado caótico, sin forma e indefinido.

Tendemos a pensar que el potencial existe en los aspectos importantes o complicados de nuestra vida pero está presente en todo. Nos hacemos conscientes de esto cuando no estamos satisfechos, no estamos seguros, queremos más de lo que actualmente tenemos o sentimos el jalón de un sueño que quiere volverse real. Este es un momento poderoso que representa el despertar del potencial y cuando activamos nuestra voluntad y energía, manifestamos nuestro potencial. Pero algo más sucede en este momento, nuestro miedo también sale a la superficie y compite con nuestro potencial.

Entonces nos enredamos en una batalla entre nuestros sueños y nuestros miedos, en donde el deseo por nuestro potencial debe ser más fuerte que cualquier miedo que tengamos alrededor si se va a manifestar. Cualquiera que sea más fuerte ganará y nosotros avanzaremos a una nueva realidad o permaneceremos donde estamos, y nuestro potencial espera otra oportunidad para hacerse parte de nuestra realidad.

No podemos gastar potencial porque es una parte siempre presente de nuestra vida, esperando que tengamos el valor de permitirle expresarse. Nos volvemos nuestro potencial, es tanto parte de nuestra presencia humana como de nuestro cuerpo físico. No hay pérdida o juicio desde el Universo si no expresamos ningún aspecto d nuestro potencial pero nos juzgamos duramente por no poder crear nuestros sueños. No obstante la respuesta a nuestra duda se encuentra en nuestros miedos que limitan la expresión de nuestro potencial pero no lo remueve. Cada paso que damos lejos de nuestro miedo, todo el trabajo de sanación y liberación que hacemos, nos acerca más al valor que necesitamos para expresar nuestro potencial y la manifestación de nuestros sueños más deseados.

Sígueme en Facebook

Como la energía a nuestro alrededor fluye y refluye, nos acercamos más y nos alejamos más de nuestra conexión a nuestro potencial. Está ahí, esperando que le demos vida y le permitamos ser para que podamos conocer la alegría de expresar nuestro potencial. Sin importar lo que hagamos en cualquier vida, estamos expresando el nivel de potencial con el que estamos cómodos y cuando podamos, abriremos esa puerta un poco más y permitiremos que nuestros sueños más deseados se hagan realidad rápidamente. No hay preocupación, no hay apuro, miedo o arrepentimiento. Nuestro potencial estará ahí esperándonos cuando tengamos la voluntad y la energía para permitirle que se vuelva nuestra realidad.

**Artículo con copyright © 2010 por Jennifer Hoffman y Enlightening Life OmniMedia, Inc. Todos los derechos reservados. Puede circular libremente en su totalidad siempre que los créditos y la fuente sean mencionados.

**Traducción: Xitlalli Contreras – www.templodelsol.com

** Sitio en inglés: www.urielheals.com

Menú de cierre

Comparte con un amigo