¿Qué es la Meditación y lo que algunos quieren llamar meditación?

meditacion

Hoy día, existen miles de escuelas y agrupaciones que ofrecen una supuesta “vía corta” de como alcanzar la Realización.

Estos ofrecimientos no son más que medios de publicidad para atraer un gran número de buscadores; quienes al no tener la menor idea de que tal cosa no es factible, caen siendo víctimas de un comercio, que mucho depende de la ignorancia de los participantes. Estos Centros o Movimientos que venden la supuesta técnica de la Meditación rápida … etc.,  están haciendo mucho daño a los otros Centros o Movimientos en donde verdaderamente se exponen las técnicas de la Meditación.

Las escuelas de “Meditación rápida” no vacilan en vender, de una manera indirecta. Mantras (palabras de poderes … etc), que -supuestamente- eliminarían todos los problemas del aspirante.

En verdad los Mantras son efectivos; pero, De qué valen miles de paisajes para el ciego, si no dan la debida explicación de ellos? Naturalmente, no me refiero al ciego físico, sino a todos aquellos quienes no han desarrollado un nivel aceptable del recto discernimiento.

Esta falta de explicación es la causa primordial del porqué un sin número de aspirantes andan enfrentando muchísimos problemas que, hasta llegan al punto de la incredulidad, debido a la falta anteriormente expresada. Pues, en consecuencia, no se debe esperar más que descontentos después de haberse agotado años de prácticas infructuosas.

Ellos se quejan, pero no es hasta que encuentran un alguien que satisfaga sus inquietudes y pueda orientarlos de una manera acertada, es decir, libre de prejuicios, que derivarán los mas recónditos potenciales de un Mantra.

A esto se debe, que los principios llevados en el MOVAD, difieren hasta cierto punto de todos los demás empleados en la mayoría de las Escuelas Nuevas de Filosofía y de Misticismo. Ahora bien, esa diferencia, la cual existe entre los principios empleados en el MOVAD y los otros, se debe al hecho, de que los principios que utilizamos son productos de abolimiento de los diferentes ABRACADABRAS  que confundían lo esencial con lo no-esencial, y aún más, ajustando todo, hasta el punto que pueda relacionarse con la realidad en la cual vivimos.     

Comenzaremos primeramente diciendo que: La Meditación no es patrimonio de ningún país, nación o raza -como se ha llegado a creer-. Esta es un algo universal, el cual traza su origen hace miles de años. Esto nos deja entender que esta tradición se ha mantenido a través de las diferentes civilizaciones, hasta el punto que hoy la tenemos al igual que en aquellos tiempos.

Sabemos lo mucho que se ha escrito al respecto, por lo que es raro que en nuestro estante de libros no tengamos uno el cual se refiera a ésta (la Meditación); pero no quiere decir eso que hay ventajas en saber que se ha abundado mucho sobre el tema de la Meditación, es todo lo contrario: Ya que la mayoría carece de veracidad, y en consecuencia de esa carestía, el caso se torna un poco complejo; un poco más de lo que por naturaleza ella es.

Me refiero a los engañadores y charlatanes que están dando Mantras a diestra y siniestra; prometiendo desarrollo rápido de los poderes psíquicos.

De esos miles que están dando iniciaciones a la semana o en menos días, sin el aspirante saber lo que concierne en el verdadero sendero de la autorealización, se encuentran por doquiera y de hecho están desvirtualizando esta disciplina, la cual es tan necesaria para el verdadero desarrollo y manifestación de los mas recónditos potenciales del ser humano.

Esta es la razón principal del porqué se agotan estas líneas, ellas van para crear consciencia a todo aquel que haya comenzado a dedicar tiempo a la búsqueda de la verdad que está en uno mismo, y para que no se pierda tiempo en lugares donde el ciego está conduciendo al otro ciego, porque como es sabido los dos se caerán en el mismo hoyo en virtud de la carestía de visión.

En realidad, la Meditación  es Yoga; pues, es el control o liberación de los cambios de los sentidos inferiores, o la mente inferior, se ha dicho acertadamente, que es trascendental. En este estado no hay consciencia del cuerpo, de la mente ni de la dualidad; pues la dualidad es producto de Maya, la energía autoilusoria del Supremo (BRAHMAN).

Maya funciona a través de la mente; la mente a través de los sentidos, y los sentidos a través del cuerpo físico, haciendo así que se perciba un mundo de multiplicidad. Pero cuando a través de la meditación la mente es trascendida, automáticamente los sentidos y el cuerpo quedan sin contacto efectivo, es decir, que el medio a través del cual este mundo se representaba -como  algo real- ha sido trascendido y, por lo tanto, el efecto de Maya es inactivado. A esto es a lo que se le llama la verdadera fuga del temor, los deseos y todo lo que se considere negativo o contrario a la Autorealización.

Visita Wadie.com

En la meditación, el aspirante alcanza el estado de superconsciencia en el cual él se identifica con su verdadera naturaleza. Pero como ya es sabido esto no es asunto de un día, y es indiferente a las adquisiciones de fórmulas por medio de simpatía, sin duda, es un algo el cual tiene que ser ganado  individualmente.

NOTA:  Comentarios por el Maestro Radock Das

Menú de cierre

Comparte con un amigo