Con este ejercicio aprovecharás mejor el aire que respiras

Saber respirar contribuye mucho a la armonía y al equilibrio internos, pero para ello hay que conocer algunas reglas. En primer lugar, es mejor en general no respirar por la boca, sino
solamente por la nariz. Después, hay que inspirar el aire muy lentamente y mantenerlo en los pulmones el mayor tiempo posible.

La espiración, en cambio, puede ser rápida y fuerte. Si, por ejemplo, os sentís indispuestos, como si estuvieseis invadidos por presencias oscuras, haced este ejercicio: inspirad el aire lentamente, después expulsadlo de un solo golpe, pensando que expulsáis también las presencias que crean estos trastornos en vosotros.

Y cuando tengáis la sensación de haberos liberado, por fin, de estos intrusos, inspirad llamando hacia vosotros presencias benéficas. Imaginaos que vuestro corazón se llena de una luz
dorada, que se convierte en un sol del que brotan rayos. ¿Cómo los espíritus angélicos no van a sentirse atraídos con una morada así?

Omraam Mikhaël Aïvanhov

respirando

Visita Wadie.com
Te puede interesar:   Meditación de Luna Llena 24 octubre 2018 para sanar heridas antiguas
Menú de cierre

Comparte con un amigo