En este artículo conocerás cómo la meditación cambia tu cerebro comenzaremos diciendo que existen numerosos beneficios de la práctica de la misma en nuestro cuerpo, acerca de ello hay muy poco debate científico, sin embargo una reciente investigación publicada en el Journal of Consulting and Clinical Psychology, descubrió su relación con la disminución de sentimientos como la depresión, ansiedad y dolor físico.

Sara Lazar, neurocientífica del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, señala que la meditación cambia tu cerebro: “Encontramos diferencias en el volumen cerebral después de ocho semanas en cinco regiones diferentes, en el grupo que aprendió meditación, encontramos engrosamiento en cuatro regiones “.

Así es como la meditación cambia tu cerebro
Así es como la meditación cambia tu cerebro

Puede ser que la meditación suene como lo más fácil del mundo: despeja tu mente y no pienses en nada en absoluto. Sin embargo, meditar puede ser mucho más difícil que simplemente inhalar y exhalar durante unos minutos. Llegar a un estado de meditación en realidad requiere mucho trabajo, y verdaderamente despejar tu mente no es nada fácil.

Los científicos afirman que utilizar la entrada propioceptiva (también conocida como presión táctil profunda (DTP) para conectar a tierra su cuerpo es útil cuando se trata de alcanzar un estado meditativo. La investigación ha demostrado que este tipo de presión produce una reducción en los niveles de cortisol y un aumento en la producción de serotonina, disminuyendo su frecuencia cardíaca y su presión arterial.

¿Cómo la meditación cambia tu cerebro?

Las mantas que se utilizan en la meditación están llenas de gránulos de polietileno en un patrón de cuadrícula uniformemente distribuido que está diseñado para ser aproximadamente el 10 por ciento de su peso corporal. Este peso adicional permite que la manta aplique una presión específicamente dirigida a varios puntos de todo el cuerpo para reducir los niveles de cortisol antes mencionados y aumentar la producción de serotonina.

Aunque los investigadores estiman que ha existido por más de 5,000 años, la meditación recientemente se ha convertido en tema de intenso enfoque científico. Los científicos han utilizado todas las herramientas de su arsenal, desde fMRI hasta EEG, para descubrir la ciencia detrás de esta práctica y determinar qué tan productiva es realmente en relación con el cuerpo humano.

Han llegado a algunas conclusiones interesantes sobre los beneficios positivos que proporciona. Las mantas con pesas pueden ayudarlo a llegar y, como resultado, ayudan significativamente a su mente y cuerpo. Ahora que sabes cómo la meditación cambia el cerebro, puedes comenzar a practicar para recibir sus beneficios.

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend