Seguramente conoces a alguien que siente empatía con sus perros o gatos más que con otros humanos, pero ¿cuál es la causa de esta extraña paradoja? Los investigadores de la Northeastern University querían profundizar en las razones de este fenómeno y descubrieron que algunas personas aprecian y sienten más compasión por los perros que por otros seres humanos. Esto es especialmente cierto en circunstancias de abuso.

El estudio, que fue publicado en la revista Society and Animals, fue realizado por los investigadores Jack Levin y Arnold Arluke. Querían entender por qué algunas personas se preocupan más por los perros que por los demás humanos. El experimento se centró en probar si las personas estaban más angustiadas por el abuso animal o por el de otra persona.

Según una teoría, la edad de la víctima tendría una gran influencia en la decisión de los participantes del estudio. Sin embargo, los examinadores se sorprendieron al descubrir que la especie también era un factor determinante para la reacción ante el abuso.

Para entender este fenómeno, se les pidió a 240 estudiantes que manifestaran su nivel de empatía durante situaciones inusuales como que un adulto o un niño fuera golpeado duramente con un bate de béisbol o que un cachorro o perro adulto también fuera abusado. Estos escenarios fueron «reportados» en falsas noticias. Los que leen las historias del niño, el cachorro y el perro adulto mostraron más angustia y compasión que los que leen sólo la del adulto.

personas aman a sus mascotas

Los autores del estudio señalan que los humanos tienden a estar más preocupados por el sufrimiento de los animales que por el dolor humano. La reacción sólo cambia cuando la víctima del abuso es un niño. Esto puede deberse a que muchas personas consideran que los perros son vulnerables sin importar su edad, mientras que se cree que los humanos adultos tienen la capacidad de protegerse y defenderse. También puede deberse a que la gente ve a los perros como bebés o como miembros de su familia.

El estudio encontró que la edad de la víctima es un factor crucial para la reacción de las personas que ven a los seres humanos siendo abusados, pero no para los perros o animales siendo maltratados. También reveló que los humanos son más propensos a mostrar empatía si las víctimas no son capaces de defenderse.

Sin embargo, aunque muchas personas tienen una relación estrecha con sus mascotas y afirman tener una conexión más profunda con ellas que otros humanos, no se puede determinar si la angustia siempre será la reacción hacia las víctimas de los animales. Las opiniones sobre estas criaturas varían de persona a persona y, a su vez, los resultados pueden mostrar muchas contradicciones.

¿Qué opina de este estudio? Si tuvieras que elegir, ¿a quién salvarías, a una persona o a un animal? Escriba su respuesta en los comentarios!

Cerrar menú