La tercera edición de los premios de fotografía Comedy Wildlife Photo Awards revela la cara más desenfadada, humana e imperfecta de los animales. Diviértete con las fotografías de la naturaleza más divertidas de este 2017.

Nutria de mar

Esta nutria de mar está como pez en el agua y es que este mamífero es la única especie de las 13 existentes que no pasa tiempo en la tierra. Sus costumbres son similares a las del humano, muy activos durante el día y descansan por la noche. Eso sí, después de buscar comida, siempre aprovechan las tardes para jugar. Crédito: Elkhorn Slough, California / Penny Palmer

Elefantes Marinos

La Mirounga leonina o elefante marino es la especie de foca más grande del mundo. Una de las curiosidades de estos animales es que producen unos sonidos profundos y muy fuertes, similares a rugidos para avisar de un peligro o para impresionar a las hembras. ¿Qué estaría intentando advertir este grupo?

Crédito: Isla del Sur de Georgia / Roie Galitz

Pingüinos

A pesar de que su nombre significa “pájaro gordo”, los pingüinos son conocidos por su elegante apariencia. La fotografía muestra así como consiguen mantener una postura erguida, casi militar, gracias a su cola.

Crédito: Miguel Illana

Tortuga verde

Este pez napoleón se ha cruzado en el camino de una de las tortugas más grandes que existen, la tortuga verde. Sus potentes aletas se asemejan a unas palas y gracias a ellas pueden nadar con gran potencia o en el caso de la foto, apartar a quien perturbe su trayecto.

Crédito: Troy Maine

Canguro rojo

Sin duda, el canguro rojo o Macropus rufus es uno de los iconos indiscutibles de Australia. Sus desplazamientos alcanzan los 50km y al igual que el pingüino, debe su equilibrio y postura erguida a su cola. En esta imagen, un canguro descansa y observa a su alrededor asemejando una postura de artes marciales. o en el caso de la foto, apartar a quien perturbe su trayecto.

Crédito: Fowlers Gap, Australia / Andrey Giljov

Tiburón limón

El terror al que estamos acostumbrados a tener cuando pensamos en la boca de un tiburón desaparece en esta simpática imagen. Y es que el tiburón limón no supone una gran amenaza para los humanos. De hecho, se trata de un animal sociable y utilizan su experiencia de convivencia en grupo para la comunicación o el noviazgo.

Crédito: Bimini, las Bahamas / Eugene Kitsios

León

A su hora de descanso, los leones realizan actos sociales con conductas y expresiones muy desarrolladas. Sus gesticulaciones faciales y posturas son muy variadas. Los sonidos también se amplían y podemos apreciar ronquidos, siseos, toses e incluso bostezos tan curiosos como este.

Crédito: Tanzania / Gill Merritt

Lechuzas

Las lechuzas se han relacionado con supersticiones positivas, pero también espeluznantes. Dependiendo de la cultura, este animal auguraba la muerte o por el contrario, el amor y la fortuna. Sin embargo, parece que una de estas lechuzas ya se ha cansado de de los chismorreos de sus compañeras.

Crédito: Barb D’Arpino

Saltarín de fango

A pesar de su condición, los llamados saltarines del fango son unos peces que se mueven mejor fuera del agua. Esta extraña especie posee unas aletas que permite saltar, caminar, nadar e incluso trepar. Sus grandes bocas esconden en su interior dientes muy afilados. Nada es lo que parece.

Crédito: Krabi, Tailandia/ Daniel Trim

Macaco japonés

El macaco japonés es un primate que afronta temperaturas negativas que congelarían a cualquiera. Sus buenas costumbres, como los baños termales a más de 35 grados, permiten a los macacos protegerse del frío y relajarse. Será por cosas como esta por las que se les considera de las especies más inteligentes.

Crédito: Jigokundani Monkey Park, Japón / Linda Oliver

Elefante marino

Otra peculiaridad de los elefantes marinos es su gran cabeza y lo que se asemeja a unatrompa de un elefante terrestre, por la que esta especie recibe su nombre. Su expresividad puede parecer muy cómica y amigable, pero en verdad, son unos animales peligrosos y agresivos. Pueden luchar entre sí con sus trompas y con sus dientes hasta queel contrincante se someta.

Crédito: San Simeon, California / George Cathcart

Oso pardo

Una de las habilidades más destacadas del oso pardo es su capacidad de levantarse sobre sus patas traseras. Para los oseznos puede ser una destreza muy útil para su desarrollo motor y social, y más teniendo en cuenta que es un perfecto complemento para jugar en familia.

Crédito: Eurasia / Bence Mate

Gorila

Nuestra familia más cercana y con la que compartimos hasta el 98% del ADN. Algunos científicos afirman que los gorilas pueden demostrar su sentido del humor, pena y otras emociones cercanas a las de las personas. Algunos ejemplares en cautividad, incluso, han sido capaces de aprender el lenguaje de signos.

Crédito: Parque Nacional de Virunga, Ruanda/ Josef Friedhuber

Ñu azul

El ñu azul es uno de los pocos antílopes africanos que ha ampliado su población en los últimos 50 años. Esta especie siempre viaja en grandes grupos a los que se suelen acoplar cebras y gacelas. Por lo que es normal que alguna vez algún componente se pierda entre la multitud.

Crédito: Jean-Jaques Alcalay

Jirafa

Pocas cosas hay que se desconozcan sobre la jirafa. Gracias a sus patas y cuello son capaces de superar los 5 metros de altura. Además, poseen una lengua que mide alrededor de medio metro y la utilizan para su higiene y para agarrar cosas. Gracias al efecto óptico de la imagen, podemos imaginar que llegan hasta las nubes.

Crédito: Masai Mara, Kenia / Graeme Guy

Cangrejo fantasma

Se le conoce como cangrejo fantasma debido a su habilidad de desaparecer de la vista en un santiamén. Se escabullen a velocidades superiores a 20 km/h, mientras hacen veloces cambios direccionales. A pesar de su visión de 360º, esta especie no puede ver directamente hacia adelante. Aunque este valiente cangrejo está haciendo todo un esfuerzo por lograrlo.

Crédito: Playa Frazergunj, India/ Arkaprava Ghosh

Fuente: Muy Interesante

Menú de cierre

Send this to a friend