Cuidar a una mascota enferma representa un enorme costo emocional

Actualmente, las mascotas son parte fundamental en nuestras vidas y parte de nuestras familias. Cuando entendemos que ellas también son familia, cuidarlas y brindarles atención cuando lo necesiten es necesario. Sin embargo, otras personas las equiparan a posesiones, por lo que no entienden que cuidar a una mascota enferma representa un enorme costo emocional.

La situación se agrava cuando hay incomprensión de parte de esas personas, ya sean los amigos más cercanos, compañeros de trabajo, jefes o incluso la pareja, agregan más tensión y estrés a la que ya existe por la salud de la mascota. Generando esto un gran desgaste, no solo físico sino también psicológico en el que cuida del animal enfermo.

Cuidar a una mascota enferma representa un enorme costo emocional
Cuidar a una mascota enferma representa un enorme costo emocional

Cuidar a una mascota enferma también causa el síndrome del cuidador

Cuidar a un animal enfermo cuando existe un profundo vínculo sentimental, representa un peso emocional, social y económico. De hecho, también las personas que deben cuidar a un familiar enfermo sufren lo que se conoce como “síndrome del cuidador”. El cual se caracteriza por un agotamiento físico y psíquico extremo. La persona, que hasta ese momento había llevado una vida relativamente normal y estable, de repente se ve obligada a enfrentar una situación nueva para la que no está preparada y que además consume gran parte de su tiempo y energía.

Como resultado, se genera un estrés constante, producido por la lucha diaria contra la enfermedad, que puede concluir agotando las reservas físicas y mentales del cuidador. Esta persona debe aceptar una enorme carga, tanto a nivel físico como sensible, responsabilizándose por la medicación, las continuas visitas médicas y los cuidados de su mascota. Poquito a poco, esos cuidados demandan poco a poco más tiempo, de forma que la persona, con tal de no desatender otras áreas de su vida, se desatiende a sí.

Te puede interesar:   31 fotos que demuestran que los gatos son criaturas maravillosas
Cuidar a una mascota enferma representa un enorme costo emocional
Cuidar a una mascota enferma representa un enorme costo emocional

Cuidar a una mascota enferma genera incomprensión de las personas cercanas 

En un estudio reciente se descubrió que los efectos reportados por los cuidadores de mascotas enfermas son estrés, ansiedad, depresión, disminución de la calidad de vida y una gran carga emocional.  Lo más interesante fue que estos psicólogos usaron el mismo test con el que se evalúa el síndrome del cuidador. Así pudieron comparar los resultados del estrés percibido por cuidar a un familiar y a una mascota. Apreciaron que quienes cuidaban a otras personas puntuaban una media de 20 puntos, mientras que quienes cuidaban de su mascota puntuaron 25,42 puntos como promedio.

Las diferencias no se deben a que las personas tengan vínculos más estrechos con sus mascotas que con sus familiares, sino al hecho de que no cuentan con redes de apoyo. Uno de los puntos en el que coincidían las personas más estresadas por el cuidado de su mascota enferma era la sensación de aislamiento, la falta de apoyo social y no tener a nadie con quien hablar de esos sentimientos, ya que muchos les decían que habían perdido el juicio o que se estaban sacrificando inútilmente.

Así que no se trata de comparar el cuidado humano con el de una mascota, sino de generar una mayor conciencia social y empatía hacia las personas que han decidido, por un amor genuino y desde una firme convicción, cuidar a sus mascotas enfermas.

Visita Wadie.com

Fuente: Rincón de la Psicología

Menú de cierre

Comparte con un amigo