SOMOS ETERNOS, INCREADOS E INFINITOS

850_ultimate_1600

Y así, lo único mortal que existe es el cuerpo físico humano o envoltura de carne, su persona, su apariencia física, si así se le quisiera considerar, la cual desde luego no son ustedes, ya que son espíritu puro, un espíritu que mora en su alma y su cuerpo, que por su naturaleza, y díganme si no, es inmortal, o ¿alguien ha sabido de algún espíritu o alma que hubieran muerto?

Aún mas, tampoco su cuerpo físico muere, ya que al ser abandonado un organismo por su morador, al ocurrir lo que conocen como fallecimiento, sus componentes se desintegran y asimilan a otras formas de vida, porque DIOS no creó la muerte, solo la vida y el cambio, de manera que la muerte no existe, sino la transición de un estado a otro, de un mundo a otro, de una dimensión a otra, pero no la desaparición del Ser como entidad Espiritual para siempre.

Así, pues, estamos siempre ante un eterno cambio, pues como es bien sabido, en la naturaleza nada se crea ni se destruye, solo se transforma.

Lo que sucede es que se ha concedido tanta atención a la materia, sus contornos e ilusiones, que no se ha dado importancia a la verdadera realidad de las cosas, y por lo mismo no cuentan con una adecuada información acerca de la realidad de la existencia y de la magnitud de ustedes mismos, de manera que su concepto de la vida ha sido solo un espejismo, una parodia de la realidad, y cuando esa verdadera realidad se les presenta tal cual es, la que ahora les presento para decirles como lo dijo nuestro Hermano Mayor, el MAESTRO JESUCRISTO: “Sois como Dioses más, no lo sabéis”, entonces la tachan como fantasía, ignorando que la fantasía mas increíble es, como dije anteriormente, un simple juego de niños para el Supremo Hacedor de todas las cosas, como lo es todo aquello hasta hoy creado y presente en este y los demás planos de existencia y mundos siderales habitados, esta dimensión, esta frecuencia de luz, entre ello, los habitantes de este mundo.

Por ello es que ustedes, al igual que yo, como verdadera esencia, no tienen nombre, tiempo, edad ni nacionalidad, pues son eternos, increados e infinitos, y… ¡¡¡ciudadanos del universo!!!… y de esta forma, una parte del mismo, aunque de cierto, de cierto les digo, que son el propio universo, y para mejor explicación les pregunto:

¿Es cada uno de los átomos de su cuerpo independiente a ustedes?; ¿Son ustedes esos átomos, corporal y orgánicamente hablando?, ¿o todos, ellos y su cuerpo, y por consiguiente ustedes, la misma cosa, como la misma cosa lo son ustedes con el Universo? ¿Se comprende?

La realidad es que, es el cuerpo de carne con que se viste su alma y espíritu al presentarse en esta forma de existencia material quien tiene todo eso.

RESUMIENDO:

· La gota o Chispa Divina que en esencia y en verdad son ustedes, y que contiene lo mismo que DIOS, es inmortal, y lo único que en realidad perece es el cuerpo como cuerpo, no como componentes integrantes del mismo, y mucho menos perecen ni el alma ni el espíritu, pues estos últimos nunca mueren ni se desintegran.

· Es su cuerpo el que es conocido en este mundo bajo un nombre, no ustedes, verdadera esencia espiritual, pues ni el alma ni el espíritu son nombrables.

· Es el cuerpo físico con el que se confunden al pensar que ese cuerpo son ustedes, ya que en realidad son alma y espíritu, no carne, pues la carne es el recubrimiento de su verdadera esencia, de manera que creer que son el cuerpo, es tanto como creer que son la ropa con que se viste su cuerpo de carne, o pensar que son el automóvil que guían a su paso por su ciudad, en donde el espíritu sería el conductor; el cuerpo físico lo sería el carro, y la ciudad lo sería la vida misma.

· La edad que consideran tener en un momento dado, es en realidad la edad de su cuerpo físico, pues como he dicho, ustedes como esencia espiritual, como una gota emanada de DIOS, tienen sus mismas características, es decir, son eternos, increados, infinitos e inmortales, no tienen tiempo ni edad, tampoco nacionalidad, como lo Es EL también, o, ¿podría alguno de Ustedes decirme cuando empezó DIOS a vivir? ¿nació EL en algún lugar? ¿qué edad tiene? ¿Se va a morir algún día? ¿tiene DIOS alguna religión?, etc. etc?

· Y la mayor de las conclusiones: los extraterrestres, quiéranlo o no, existen, y se lo voy a comprobar ahora mismo:

Es un hecho que las entidades a quienes en sus momentos de tribulación les rezan, oran o piden, y conceden lo pedido, necesariamente son reales, no son imaginarios. ¿O no?

Y deben necesariamente de ser reales, pues de lo contrario ustedes no se dirigirían a ellos en solicitud de ayuda, ni ellos estarían capacitados para ayudarles concediéndoles lo pedido.

Y si son reales, es lógico que deban estar vivos, y vivir en algún lugar, ¿no es así?

Pero… díganme… ¿viven aquí? ¿en su planeta?

No, ¿verdad?

Entonces, ¿en donde viven?

¿Aquí, en la Tierra?

No, ¿verdad?

Sígueme en Facebook

Viven en otro lugar que no es la Tierra, pues nadie los ha visto aquí.

Esto es así, pues de no existir, de estar muertos, o de saber ustedes que son imaginarios, obviamente no les pedirían ayuda.

Y así, si son reales, si existen y viven en algún lugar fuera de la Tierra, luego, entonces, es lógico, claro e incuestionable que:

Ellos son extraterrestres.

¿No?

¿De acuerdo?

¿Alguna duda al respecto?

O si el término extraterrestre “golpea”, bueno, si lo desea, sustitúyalo por el término Ultratrrestre, ¿le parece?

 

Autor: Lic. Raúl Reynoso Bucio.
**Bekram**
**Hombre De Las Estrellas**

Menú de cierre

Comparte con un amigo