Presentación de la Hora Cósmica

Aries 1400x1050 Autor: Lic. Raúl Reynoso Bucio.

¿Existe vida en otros lugares? ¿Cómo son las humanidades superiores? ¿Cómo transcurre la vida de éstas? ¿En qué o de qué se ocupan? ¿Por qué nos ayudan?

NOTA 1 DEL AUTOR.- Deseo dejar bien claro que nada de lo que aquí se habla es mérito propio de mi persona ni me pertenece, ya que yo no he realizado trabajos de investigación personal, ni he descubierto nada nuevo o desconocido, sino que se trata de conocimientos que son, y han sido desde siempre, patrimonio de la humanidad, que se encuentran dispersos aquí y allá en distintos grupos de enseñanzas superiores, y lo único que he hecho es recopilarlos dándoles forma, como si se tratara de las piezas de un rompecabezas, nada más.

NOTA 2 DEL AUTOR: Los capítulos que conforman este material se ha dividido en pequeños sub capítulos, denominados “mensajes”, con la finalidad de no cansar al lector con apartados extensos. Por ello se encontrará siempre al final de cada uno, la leyenda que reza: LOS ESPERO EN LA SIGUIENTE PUBLICACION”

BEKRAM, el narrador de esta historia, comparte con el lector sus vivencias y observaciones acerca de lo que no ven ni advierten los habitantes de este mundo, quienes permanecen inmersos solamente en disfrutar de sexo, dinero, poder, salud, bienes materiales y lo que consideran que es el trabajo y el amor, vanidad, diversión, evasión y descanso, quien a partir de haberse dado cuenta de lo que considera “su verdadera naturaleza”, la que conceptúa como de haber sido “sembrado” en este planeta, inicia el relato al despertar a su verdadera esencia, al sentir por efecto de ello la necesidad de compartir con los habitantes de este sitio cósmico aspectos de la vida y de la existencia, los que a pesar de ser considerados sacrílegos, inatendibles por inentendibles y fantásticos, a la vez que fanáticos por aquellos con quienes comparte el transcurrir de su presencia y existencia, sirven de fundamento al análisis en que este se basa, que inicia al concientizarse de las cosas y sucesos que acontecen en esta dimensión, los que a pesar de la poca o nula importancia que les dan sus contemporáneos, constituyen los prolegómenos de una vida superior, y da motivo a la narrativa que constituye este libro, que tiene una alta relación con conceptos interesantes, relacionados con lo que la humanidad actual denomina ciencia, filosofía, religión y otros aspectos.

En la medida en que avance en su lectura se sumergirá en un mar de reflexiones cada vez mas profundo, que ocasionarán que su vida no sea la misma nunca mas.

“Amad a DIOS con toda vuestra mente, con toda vuestra fuerza ycon todo vuestro corazón, y a vuestro prójimo, como os amáis a vosotros mismos”.

“Buscad el Reino de DIOS y Su Justicia, y todo os será dado por añadidura”.

(Manteneos en el recuerdo constante, conciente y racional del Padre, y en conciencia de Alma, no de cuerpo).

“Pedid y se os dará; Buscad y encontraréis; Tocad y se os abrirán las puertas del entendimiento”.

“Respetad las leyes de la naturaleza, pues vivir de acuerdo con éstas, es vivir según la voluntad de DIOS”.

En éstas máximas se encierra la clave de la vida.

Pero, ¿cuál es el significado de ello?

Amar es comportarse como es debido; Honrar y respetar, ayudar, preservar; Dar a cada quien lo que le corresponde; No abusar de la fuerza, del conocimiento, de la habilidad, o de los dones que se os han dado; No depredar; No degradaros, ni degradar todo cuanto os rodea; Superarse, prosperar en Espíritu y en Verdad; Tener un buen comportamiento y una actitud adecuadas; Concientizarse de la verdadera naturaleza de DIOS, y encontrar la razón de vuestra presencia en este mundo, pero especialmente, asumirla, realizarla.

Vuestros prójimos son toda cosa, toda planta, todo animal, los Seres humanos de éste mundo,

las Hermandades Superiores, así como

todos los planetas y demás habitantes del cosmos, y todo cuanto existe en esta Creación.

La distancia de su prójimo mas próximo depende del grado de proximidad que intuyan, de su apertura y sensibilidad mental, del grado de su despertar.

Vivid en apego al orden, limpieza, amor, respeto, servicio y equilibrio.

¿Cumplís los deberes que tenéis para con DIOS?

¿Con vuestros semejantes?

¿Con vosotros mismos?

Meditad en ello, y proceded en espíritu y en verdad.

Cerrar menú

Comparte con un amigo