¡OM SHANTI! (Yo Soy – Una Alma de Paz)

Ethereal_Bloom_by_sumopiggy Autor: Lic. Raúl Reynoso Bucio

Hola.

Soy Bekram, ese es mi nombre.

Bueno, yo en realidad no tengo nombre, no tengo tiempo, ni tengo edad, tampoco nacionalidad, pues contrario a la forma en que ustedes conceptúan y entienden las cosas en este mundo, Yo-Soy eterno, increado e infinito, y más bien, Yo-Soy un ciudadano del Universo.

Mejor dicho, el Cosmos y yo somos una misma cosa, pues Yo-Soy El, El Es Yo, y los dos somos UNO, porque de acuerdo al Plan Divino, toda forma viviente, todo cuanto existe en el Universo, y nosotros, integramos Unidad.

¿Saben por qué?

Porque en el universo no hay casualidades, espacios vacíos ni individuales, o ajenos a El.

Mejor explicado, Yo-Soy una proyección individualizada de la Divinidad; una chispa divina densificada o materializada, llegada a este mundo tridimensional, a esta frecuencia de luz, para vivenciar y experimentar la razón y la concientización de la existencia; el ¿porqué? y el ¿cómo? de ésta, así como el ¿para qué?

Soy, pues, espíritu venido de las alturas a este mundo para vivenciar y experimentar la forma humana, y no un humano tratando de vivenciar una experiencia espiritual.

Pero como entre las costumbres de este mundo se cuenta la de creer que ustedes son y se llaman; que son su cuerpo físico; que tienen un nombre, edad y nacionalidad, y que tienen un tiempo limitado de existencia, es que les digo que Bekram es mi nombre, aunque en realidad, hoy por hoy, y para partir de un punto cierto, les digo que Bekram es el nombre del cuerpo que poseo ahora en esta ocasión de mi existencia, de mi transcurrir en el aquí y el ahora al que ustedes llaman vida.

De esta forma, yo simplemente transcurro, o sea, existo, aunque en una forma o con una concepción distinta de aquella que ustedes, humanos de este mundo, tienen acerca de la vida y de la existencia.

Les traigo un saludo de las Legiones de Altísima Luz, compuestas por Hermandades Superiores, quienes moran en regiones ignotas para la gran mayoría de ustedes, a la vez que constituyen las Jerarquías Planetarias quienes tienen a su cargo el equilibrado y armonioso desarrollo de la vida del Cosmos en general, y de este planeta en particular.

HARMONY40

Yo mismo soy un Ser del Espacio.

Posiblemente les resulte curioso que un Ser del Espacio haya escrito este libro, este ejemplar que ahora están leyendo, pero así es, no les quepa la menor duda.

La finalidad de esta obrita es la de traerles información para su debido conocimiento, acerca de algunos acontecimientos, graves para ustedes, pero normales en el Cosmos, según veremos, mismos que están por ocurrir en este, su planeta.

Pero primero les hablaré un poco de mi para que nos conozcamos.

QUIEN SOY Y A QUE VENGO.

Soy un Ser, quien obedeciendo a situaciones muy largas de explicar, que van mas allá de la comprensión de los humanos de este mundo, he sido implantado por mis Hermanos de Luz en este sitio cósmico denominado por ustedes planeta Tierra, con la misión específica de traerles cierto tipo de información, como ahora lo hago por este medio, en que momentos cruciales de grandes acontecimientos se avecinan, en los que se encuentran al borde de un cambio inminente, del cual se habla día a día en la comunidad científica internacional por vía de lo que denominan como internet, entre otros medios, y que de igual manera se contempla desde mucho tiempo ha, en los campos religiosos, y en los medios serios de comunicación, cambios conocidos como el “salto cuántico” o dimensional de la Tierra, o también como “El juicio final”, al que está a punto de entrar este mundo, que por su importancia, naturaleza y consecuencias involucran a toda la raza humana.

Este relato tiene la finalidad de que estén enterados y conscientes de ello para que no les tome por sorpresa lo que está por venir, y de que sepan qué hacer llegado el ineludible momento, por cierto ya para hoy irreversible, de cuyos acontecimientos son responsables la gran mayoría de ustedes, habitantes de este planeta, en cierta forma, debido a su actitud y comportamiento, aunque en realidad tal actitud, comportamiento y cambios mencionados obedecen al cumplimiento de ciclos en la trama del drama de la existencia.

No soy exactamente terráqueo, lo cual supe recientemente, aunque “nací” aquí, enterándome así de que en un momento dado habría de llegar a la realización material del propósito para el cual fui implantado, y que para poder llevar a cabo mi misión, y poder establecer contacto con ustedes, fue necesario que previamente me materializara aquí y ahora, en este plano de existencia, en esta dimensión y en esta frecuencia de luz en que viven, a través del uso de un cuerpo humano como el suyo, para lo cual tuve que nacer de la unión de un padre y una madre como cualquiera de aquellos que lo habitamos.

Actualmente vivo en ese cuerpo y existo en este, su mundo, en el que a simple vista luzco como un terrícola mas, con una ocupación ordinaria que me permite ganarme la vida para alimentar el organismo mediante el cual me proyecto, el cual me permite presentarme y manifestarme ante ustedes a través de estas páginas.

Antes de recibir esta información, que cuando la escuché por primera vez, a decir verdad, se me antojó increíble por fantástica, me consideraba una persona… digamos… normal… nativo de este hermoso y bello mundo, es decir, un terrícola mas, y esto se debió a que antes de entrar en conciencia, la conciencia con que ahora me conduzco y bajo la cual veo todas las cosas, estimaba, como le acontece a la gran mayoría, que tenía un nombre, una edad, un país o nacionalidad, y un tiempo limitado de existencia.

Esa es la herencia informativa que recibí de mis mayores y de mis profesores en general.

Cuando recibí la información acerca de mi verdadera identidad, la noticia me causó una profunda sorpresa y consternación, a la vez que una gran desestabilidad mental, emocional y espiritual, debido a lo inesperado y sorpresivo de la misma, pues ello implicaba el romper con la formación, la cultura y creencias que hasta ese momento tenía, de acuerdo con las costumbres y las condiciones de la vida humana.

Sufrí una gran confusión, primero por enterarme de que tengo otra identidad no terrícola, y después, al pensar en que tengo otra familia que espera por mí en otro mundo, en otra región del universo, lo cual me angustió al meditar en ¿cómo serían?, ¿cómo estarán?, ¿cómo es y donde está ese mundo?, y principalmente… ¿cómo y cuando regresaré a él?

También al pensar en cómo habría de llevar a cabo lo que se me comunicó, es mi misión, pues a parte de que lo que se me indicó es totalmente novedoso para mí, no es muy frecuente ni fácil ir por las calles llamando la atención general manifestando ser extraterrestre y proceder a comunicar lo que tenga que decir, pues solo DIOS sabe como reaccionaría la gente.

De seguro lo primero que pensarían es en que estoy loco, y no los culparía, pues… yo mismo lo pensaría también si alguien me lo contara, si no me sucediera esto a mí.

Así, pues, francamente yo lo creo porque me pasa, pues si no… sinceramente no sé como lo tomaría.

Por ello entiendo que esta situación, aún escrita, suena utópica por ser notablemente distinta a las costumbres y experiencias consideradas más o menos normales en este mundo, así que no los culpo si me tildan de loco.

AHORA IMAGÍNENSE VIVIRLA EN CARNE PROPIA, EN LA VIDA REAL!!!!

Por ello es fácil entender que saberlo me produjo una gran conmoción, pues va mas allá del comportamiento y de la comprensión de los humanos de este mundo, como lo he dicho, cuya ordinaria comprensión de las cosas y comportamiento eran hasta ese día los míos.

Sin embargo, después de haber pasado por toda una gama de vivencias y situaciones hasta entonces extrañas para mí, que como lo he expresado, envuelven aspectos de carácter emocional, sentimental, mental, espiritual, etc., finalmente acabo de salir, y así, una vez digerido ello y consciente de mi verdadero cometido y naturaleza, es que escribo esto en cumplimiento de mi misión para su debida información, con la mejor de las intenciones.

Angel3

Cerrar menú

Comparte con un amigo