CONCIENCIA DE SI MISMO

Vellum_by_lee25

“Voy a divertirme”, dice la humanidad, sin poner atención a que el significado de tal actividad, es la evasión de la realidad, el dejar de estar uni vertido, para verterse en dos realidades distintas, con lo cual se olvidan de poner atención a uni verterse, a centrarse, a religarse.

Y así, tal es el caso de los conocimientos del Tarot, de la Kabala, del Dominó, de las “Serpientes y Escaleras”, de la Astrología, la Numerología y demás, que han sido usados como un simple y vulgar entretenimiento, olvidando los grandes y profundos conocimientos trascendentales que cada uno por separado tiene.

Esta actitud es propia de la humanidad, y se palpa cuando estando el Maestro en su dolor en la crucifixión, dos soldados romanos a sus pies se jugaban a los dados las pertenencias del Redentor, que en si es una alegoría de cómo la humanidad torna lo profundo, lo sacro, y lo convierte en un juego que, que en el caso de los soldados romanos de mención, serviría para apropiarse de las cosas materiales de aquel Eximio Ser, sin poner atención a la profundidad de su mensaje, de su trascendentales palabras finales.

Cambiemos el tema:

Sabemos que existen cuatro reinos aceptados y reconocidos por la humanidad terráquea:

1.- Reino Mineral.

2.- Reino Vegetal.

3.- Reino Animal.

4.- Reino Humano.

De ellos, el Reino humano está simbolizado por un centauro o sagitario, que es un ser mitad caballo y mitad humano, el cual representa a la mayoría de la humanidad actual, cuarto reino universal que se quiere trascender a sí misma; que quiere eliminar la parte bestial que le caracteriza, y ejemplifica a la plantita que emerge de la Tierra horadando a la misma roca si es necesario, en donde la plantita que lucha por salir de la Tierra vendría a ser el propio humano que sale del lomo del caballo, y la Tierra sería el cuerpo del animal.

Muchos de los humanos de este mundo son aún de instintos animalescos en una buena parte de sus acciones y reacciones, y podría ejemplificarse con un caballo trepado en la espalda de quien debería ser el jinete, obligándolo a que lo cargue, en lugar de que el jinete se suba al caballo para servirse de él.

En otras palabras, el Reino Humano es el animal que se humaniza, o el humano que se desanimaliza.

A este le sigue el Reino Supra humano, que es el Reino del Hijo del hombre, del Súper-hombre, el de aquellos quienes intuyen estratos superiores de conciencia, y quienes luchan por alcanzar el nivel Crístico, es decir, por aquellos que han comenzado a tornar su condición y naturaleza del pinocho, el mono de madera, por la de carne, que vendría a ser el humano que logró salir del cuerpo del equino, mismo estado de conciencia que se representa por una estrella de cinco puntas, con uno de sus extremos apuntado al centro y hacia arriba, y que significa el Ser Humano parado con las piernas separadas, los brazos extendidos en forma horizontal a la altura de sus hombros, con las palmas hacia arriba, y con la cabeza echada hacia atrás, mirando hacia el cielo, hacia el espacio, hacia arriba, aspirando a los mundos altos, a los mundos sutiles, a trascender el instinto, la materia, el dinero, el sexo, el poder y las emociones y sentimientos negativos; a conquistar los justos medios, e ir en búsqueda de la superación espiritual, de la trascendencia del yo, en busca del Yo Superior, del YO-SOY.

Es el Hombre Estrella, que dejando de ser el hombre de la tierra, se convertirá en el Hombre de las estrellas.

Sin embargo es triste admitirlo, pero lo que realmente mueve al grueso de la humanidad, con sus muy honrosas excepciones, son los precitados sentidos inferiores o instintivos que exigen ser satisfechos. En otras palabras, la cultura por la confortabilidad o comodidad, o como dicen los jóvenes de hoy, la cultura de desparramarse.

Durante la edad infantil una gran mayoría desean el juguete o el caramelo de la tienda; el que se les abrace porque ya no quieren caminar, o que los lleven a otro lugar porque ya no tienen deseos de estar en donde se encuentren.

Si son jóvenes, quieren hacer lo que se les antoja, pero lo cierto es que no desean ayudar a sus padres, ni trabajar, ni estudiar, ni nada, nomás pasarla bien.

Si son adultos viven deseando al sexo opuesto con pareja propia o ajena, heterosexual u homosexual, según sus secretas particulares inclinaciones, o bien, envidiando las cosas que los demás tienen; añorando tener mucho dinero, acumular propiedades materiales, y no hacer nada que no sea divertirse, darle satisfacción a todos sus deseos y a los sentidos relacionados con ellos.

Y así tenemos que los sentidos generan deseos y los deseos y los sentidos demandan ser satisfechos, en un franco apego por el placer que proporcionan los tales sentidos, y que cuando no se logra causa sufrimiento, y por consiguiente malestar, enojo, estrés, dolor, etc., aunque insisto, esto ocurre con la mayoría de las personas actuales, mas no con todos sin excepción, pues es bien cierto y sabido que no toda la humanidad de su mundo es igual en cuanto a gustos o refinamientos.

En general lo que se ocupa para cambiar las cosas a nivel mundial es que las personas tengan una buena actitud, y esta, bien podría iniciarse con la alimentación, ejercicio, el estudio de conocimientos trascendentales, la disponibilidad, estado de ánimo, etc.

¿Podrá tener una buena actitud, disponibilidad y estado de ánimo un enfermo, un vicioso o un ignorante, entendido esto último como un desconocedor de la vida y de la naturaleza?

Pero además de la alimentación, es lógico, claro y comprensible que se requiere de un recto pensar y de un recto actuar para que haya paz y tranquilidad en nuestras siete primeras casas o eslabones de la cadena de que se habló en capítulos anteriores, que en si constituyen una parte de la ecología cósmica, ya que por regla general los pensamientos controlan al ser humano en lugar de que éste se sirva de ellos.

Es relativamente difícil lograrlo, pero no imposible, ya que con motivación, interés y disciplina todo se puede obtener.

Una buena forma de disciplina se inicia con la ingestión de alimentos, pues cuerpo sano, bien alimentado, genera mente sana, pero no debe observarse solamente en ese apartado, sino en todo acto de la vida, en todo verbo, que al ser conjugado mediante nuestros actos constituye nuestras vivencias.

Pensar, actuar, comer, hablar, etc.

Se sabe que es necesario anteponer a cualquier verbo que se desee conjugar, el verbo saber.

Así, no es suficiente actuar, sino saber actuar; saber pensar; saber comer, saber hablar.

Pero también hay que agregarle luego al saber, como relleno al sándwich, el cómo, cuando, donde, a qué horas, porqué, con quien, y para qué.

Así, y para mejor entendimiento, Saber qué comer, Saber donde comer, saber cuando comer, saber porqué comer, etc., todo lo cual se logra lógicamente en base de estudiar, observar, meditar y practicar, pues todo en la vida requiere de observación, de investigación, lo cual recibe el nombre de “Fórmula Inteligente”

Ejemplo:

Como

Cuando

Donde

Saber A qué hora Comer.

Porqué

Con quién

Visita Wadie.com

Para qué

Autor: Lic. Raúl Reynoso Bucio.

**Bekram**

**Hombre De Las Estrellas**

Menú de cierre

Comparte con un amigo