Kryon: «La rejilla de Gaia»

Marilyn Harper:

Ahh, de modo que buen día para ustedes, ¿ah? Llegamos a ustedes a través de la divina voz y conexión de la Dra. Amber. Los amamos mucho. Estamos conectados con su alma, así como ustedes están conectados con la nuestra y con cada individuo en este salón y con cada uno que escucha virtualmente. Muchas veces es el caso; preguntamos qué es lo que ustedes tienen oportunidad de experimentar para su más alto bien y su mayor alegría ahora mismo en este momento. Les trajimos ayer un mensaje de los chocolates, ¿ah? (se ríe)  Coman tanto chocolate como puedan, sea sano o no, ¿ah? Déjenme olerlo (se ríe).

Hoy le pedimos a nuestro vehículo Marilyn que saque una carta específica. Ella sacó la misma carta tres veces, porque seguía poniéndola de vuelta en el mazo (se ríe), de modo que tres veces la intención que llevamos a ustedes hoy, la manifestación de su maestría, por nuestro querido amigo Kryon, y la querida Monika lo armó. Tomen una respiración profunda.

Relaciones realzadas.  «Yo comparto una relación profunda, una relación profunda y amorosa conmigo mismo, mis ancestros, la humanidad y Gaia. Todas mis relaciones están realzadas en la profunda y amorosa relación que comparto con Dios.» Tomen una respiración profunda.

Verán, muchas veces cuando la gente piensa en una relación, piensa en una relación bien amada, de modo que están pidiendo eso. Está bien, pero dense cuenta de que hay una energía diferente entre una pareja y un bienamado. ¿Entienden lo que decimos? Nuestro vehículo Marilyn solía pedir una pareja pensando en un bienamado, y ella obtuvo a Joy en el trato (se rie) (risas). De modo que entiendan que cada relación, todas las relaciones, es una relación realzada para ustedes. Eso puede ser la relación que tienen con la persona sentada a su lado. Su relación puede ser la relación que tienen en el coche cuando están manejando por la ruta y los detiene el mismo semáforo. Y miran y piensan, Oh, mírenlos. Y allí están en una relación. Como seres iluminados, como ustedes, sepan que todas las relaciones son sagradas. Todas las relaciones, eso es incluso la relación en su coche cuando le hacen el saludo americano al otro. La relación con esa larga fila de personas en el almacén, cuando hablan y charlan sobre otras cosas y ustedes se impacientan porque tienen que ir a otro lado; ustedes igual están en una relación con ellos.   Son tan sagrados como ustedes. Queremos que se den cuenta de eso porque, verán, queridísimos seres de luz, a medida que evolucionan, su intención es estar tan despejados como sea posible. Su intención es hacer el trabajo del alma. Mirar su propio patrón, su propio disparador, sus propios botones que su amor o su bienamado o su familia o su amigo o su vecino de al lado están presionando en ustedes (se ríe). Todos ellos están ayudándolos a evolucionar, porque si ese botón todavía está allí, algo hay en su campo energético que no está despejado. De modo que les pedimos que estén tan despejados como sea posible. Que perdonen y olviden. Que reconozcan que todos en su mundo, todos, están allí por designio divino. Todos están allí por la energía del orden, ese orden divino, la Gran Gaia, la Fuente Divina de Todo lo que Es, algunos lo llaman Dios, que está todo a su alrededor, incluso en la persona con quien tuvieron una discusión. Lo ven, así es como trabaja el Universo. Así es como esa vibración llega a ustedes por el centro de su ser; sienten esa energía haciendo burbujas y piensan, «Eso no funciona para mí», pero sí funciona: muy eficazmente. A veces para resaltar lo que tienes oportunidad de mirar. A veces para conectar con la oportunidad, cuando están mirando y dicen ¿Por qué me molesta eso? ¿Qué está reflejando? Nuestro vehículo Marilyn diseñó esos pendientes porque son reflectantes, reflejan dentro de ustedes, y reflejan a otros hacia ustedes. Lo ven, esa es la clave para saber que cada energía es de algún modo un reflejo de ustedes que tienen la oportunidad de aprender de ella, que tienen oportunidad de evolucionar con ella. O es su bienamado. Entiendan.

Nuestro enlace divino Marilyn esta mañana oyó  así como tres preguntas para hacer a Adironnda. Una fue ¿Dónde está mi amorcito? ¿Por qué la persona con que estoy casado o conectado no es un amorcito? Queridísimos bienamados, primero ustedes tienen que convertirse en su propio amorcito. Tienen que conocerse, amarse a sí mismos en su corazón, y amar esa energía tan completamente que sean libres para tener otro amado también. Lo ven, esa es la clave que vibra tan alto, tan fuerte, esa frecuencia de amor, que cuando están en ella ¡ahh! conocen su luz. Conocen su misión. Saben que están conectados, enlazados con la humanidad. Y saben que la persona sentada a su lado es alguien que fue traída a ustedes por alguna razón (se ríe). Si están escuchando virtualmente, no tienen a nadie sentado al lado, sepan que la próxima persona que encuentren está allí por designio divino, de modo que ahora pueden descubrir el punto de dicha que su conexión implica. Porque todo está lleno de dicha, ¿no es así? Y ustedes eligen hacerlo así. Dicha, ¿hm? D-i-c-h-a, porque la vida es simplemente espiritual.

Entiendan que ustedes tienen una tarea aquí; su tarea aquí es vivir esa espiritualidad, vivir ese centro corazón de las divinas Madres de las Estrellas, traídas a través de la Dra. Amber, para vivir ese centro corazón que Kryon, nuestro querido amigo, trae a través de ustedes también. Y a medida que ustedes lo hacen, ese punto de dicha se expande. Y entonces es cuando las parejas divinas, las relaciones realzadas, llegan, y llegan, y llegan. ¡Y estamos tan agradecidos por eso! Porque esas relaciones son ustedes. Ellos son ustedes. Respiren el amor de ustedes, como dice el Maestro. Y entonces están respirando el amor de los otros.

La rejilla de Gaia

Los honramos. Los vemos. Vemos su corazón, vemos su duda, vemos sus lágrimas, y vemos su risa. Vemos su alma que se esfuerza por ser lo mejor que puede ser. Y estamos excitados ante esas perspectivas. Los amamos, de pies a cabeza.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

¿Han notado el tema entre los canalizadores? No importa cuál sea la enseñanza, siempre está el amor. Y el canalizador representa a cualquier entidad, fuerza, cosa bella, del otro lado del velo; cualquier energía; y siempre dice que los ama. Esto es lo básico, queridos, de saber que están escuchando mensajes que son exactos y verdaderos, benévolos; que hay gran amor para ustedes desde esa Fuente que ustedes llaman el Creador. Hay cosas que ustedes no entienden, y que harían poner los ojos en blanco a muchos, y vienen con eso que ustedes llaman la historia de la Creación.

La historia de la Creación del planeta es una de las más amorosas que se puedan contar. Si la vieran de la manera correcta, si supieran lo que realmente sucedió; en cierto período de tiempo los humanos recibieron el libre albedrío y se les implantó un alma. El alma que se les implantó es diferente tal vez de la de un animal; es un alma aliada con el Creador; un alma que puede adelantar por sí misma y eventualmente evolucionar incluso para ascender. Es diferente; es bello. No   todas las formas de vida en esta galaxia tienen esa capacidad. Esta sí. Y en esa implantación del alma, en esa época en que se les dieron los 23 pares de cromosomas en lugar de los 24 que tienen todos los animales, en esa época sucedieron otras cosas. Y esto no siempre se les dice. Pero hoy quiero recordárselo porque estamos en un asunto que habla sobre los elementos de la Chispa. Y si esta es la primera vez que oyes hablar de eso, son las energías asociadas que acompañan una realización expandida. Una comprensión expandida del Dios interior.  

Al mismo tiempo que la historia de la Creación estaba sucediendo en este planeta, 200.000 años atrás, tienen que entender que también tenían que suceder otras cosas. ¿Cómo es que este planeta responde tanto a ustedes?  ¿Qué hay de todas esas rejillas de las que oyeron hablar, algunas invisibles, algunas científicas y otras metafísicas? Ustedes podrían preguntar ¿Todas existían antes de la historia de la Creación?  Y la respuesta es no. Les hemos dicho antes que algunas fueron «cocinadas» con el planeta, esto es, que crecieron con el planeta, y otras no.  Algunas se les dieron más tarde, y quiero hablar de una en especial., la que es un atributo de la Chispa, o sea que pertenece a un ser humano que despierta. Es la que los indígenas vieron primero, y se llama la rejilla de Gaia.

Tal vez la rejilla de Gaia es la menos comprendida; cuando hablan de las rejillas del planeta las más populares son la magnética y la cristalina, pero la de Gaia ¿qué es eso?, ¿qué clase de energías hay allí? Quiero que echen una mirada sobre esto de una manera sagrada., porque se implantó en el planeta la asociación que ustedes requerirían para vivir aquí. Y esa asociación es una cooperación con sacralidad. Cualquier indígena que esté escuchando esto ahora sabrá exactamente adónde voy.

En el pasado, queridos, antes que la civilización se modernizara más, como está hoy, durante miles de años los que vivían en el planeta y entendían quiénes eran ellos, que veían al Creador en todas las cosas, todos ellos decían que no había diferencia entre las estrellas, el polvo de la tierra, los árboles, y las almas de la humanidad. Que estaban todos aliados de tal manera, que uno no podía existir sin el otro. Por eso en todas las historias de los indígenas, en sus cantos, en sus canciones, ellos se relacionan con Gaia, esas energías del planeta – hay tantas – que fueron creadas como compañeras de ustedes. Hay mucho en la rejilla de Gaia que está lleno de vida, vida multidimensional, queridos – no los animales. Los animales, como ustedes, viven en el planeta y disfrutan de la rejilla, pero también estaban aquí antes de que fuera colocada. Lo que les estoy diciendo es que incluso una vida multidimensional más allá de la de ustedes, más allá de lo que es su alma, que está «cocinada» (dirían ustedes) con la rejilla de Gaia, fue colocada cuidadosamente durante esos años en que la humanidad recibió la Creación, los 23 pares de cromosomas, el libre albedrío, y su misma alma fue alterada para ser sagrada. Todo parte de lo que ustedes llamarían la configuración.

Hoy en este lugar moderno ustedes pensarían que la rejilla de Gaia ha sido subestimada o sea que es «menos que»; ahora no es tan necesaria; y eso es una percepción. Esa percepción se basa en sus agendas, sus vidas, lo que les dijeron que es importante, y también, por supuesto, por las organizaciones espirituales en su civilización que ni siquiera hablan de ella.

Voy a darles otro nombre para la rejilla de Gaia, que los confundirá: también la llamaré la rejilla de los ancestros, porque dentro de las ideas indígenas sobre lo que la Tierra significaba para ellos y las energías de supervivencia, también era parte el reconocimiento ancestral. Casi todos los indígenas del planeta acuden a sus ancestros como una de las fuentes más importantes de intuición, sabiduría y ayuda que cualquier humano pudiera tener.

Ahora déjame preguntarte a ti, iluminado que estás sentado aquí o escuchando, cuéntame sobre tus ancestros. Y vas a tener un espacio en blanco. A menos que tengas una herencia indígena, vas a tener un espacio en blanco. ¿A dónde se fue todo aquello? ¿Qué sucedió con las rejillas de Gaia? ¿Qué ha sido de la rejilla ancestral?

De modo que echemos una mirada a esto, hasta que sepas que está viva, y bien, y es preciosa, y bella y todavía es tu compañera. Y tú tienes ancestros.   Pero vamos a llamar a los ancestros un poco distinto del linaje de tu heredad. Lo haremos dentro de un momento. Pero hablemos de lo que es la energía de Gaia.

Ya les dije antes que mi socio no es un sensitivo para energías externas, no puede serlo y seguir canalizándome. Tiene que concentrarse en las energías que él comprende; no debe haber distracciones. Para él no hay distracciones de ningún otro lugar, aquí es donde pertenece, sentado en una silla, concentrado, para que la pureza y la verdad de estos mensajes pueda sonar verdadera. Y sin embargo le permitimos ver algo, para que entienda en parte lo que trata su enseñanza. Dijimos esto antes, en un lugar donde él estaba llamado Tasmania, en una de esas asombrosas regiones de bosques pluviales donde todo es de un verde más allá del verde, donde el oxígeno es rico, donde ustedes sienten que nacieron esa mañana. Es muy especial caminar y observar el bosque, y allí el vio lo que ustedes llaman un deva. Ustedes pueden llamarlo como quieran, y darle nombres, pero esto es vida multidimensional en Gaia; es la fuerza de vida del bosque, de las plantas, del suelo, de los árboles, del aire. Y a menudo eso se reunirá en una confluencia de energías y se mostrará en toda su luz y belleza y color, y los que son sensitivos casi pueden convocarlo y verlo, así como los indígenas podían verlo. Estaban tan acostumbrados a esa luz, tan acostumbrados a eso que es la fuerza de vida de Gaia, que no sorprende que la sintieran su socia y su amiga, porque lo veían casi a diario.

Él pudo verlo, de una manera huidiza, nunca se quedaba quieto, pero   sabía lo que estaba  viendo y no se quería  ir. Es la única vez que le mostramos esto; un permiso para que él se saliera de la caja en que estaba metido; no lo ha visto desde entonces. Todo esto para que podamos dar estos mensajes que dicen que la rejilla de Gaia está llena de una asociación para ustedes y está viva.

La rejilla de Gaia no es solo la madre naturaleza; no es solo Pachamama; es una rejilla viviente que está en asociación con ustedes, para ustedes, y los convoca aun ahora. Son los ancestros que también los llenaron de la energía ancestral de la sabiduría. Hace mucho tiempo les hablamos de la división del alma; es confuso, queridos, pero hagámoslo simple: cuando ustedes se van de este planeta, una parte de ustedes permanece; se queda en diversos lugares, y uno de ellos es la rejilla de Gaia. Esa es la parte ancestral de la rejilla de Gaia. Y los indígenas lo sabían, y lo sentían, y convocaban a los ancestros de la misma manera que convocaban a las energías de la rejilla, de la naturaleza en la que vivían, porque su techo era el cielo y sus paredes eran las montañas, y para ellos era mucho más fácil ver la conexión y trabajar con ella; mucho más fácil que lo que ustedes pueden hoy.  A ustedes ni siquiera les cuentan sobre esa conexión. No les dicen nada de la conexión en los lugares más sagrados que visitan, que ustedes llaman organizaciones espirituales; ninguna de ellas siquiera reconoce que está allí.

De modo que tal vez sea hora de comenzar un proceso de percepción conciente, y aquí está la enseñanza. Queridos, en la civilización moderna no les pedimos que cambien su estilo de vida, o se vuelvan poco prácticos o alguna de estas cosas; les pedimos que dediquen tiempo a reconocer esta rejilla de vida. Algunos de ustedes son capaces de escaparse a los bosques, a las áreas que son tan hermosas, con los lagos y los árboles, y sentarse por un momento o dos y absorber la fuerza de vida de su socia. Algunos de ustedes pueden; otros no pueden. Y para quienes no pueden, igual está allí, aunque no puedan abrazar a un árbol. Le voy a pedir al árbol que los abrace a ustedes, porque la rejilla de Gaia conoce su nombre, es su socia en este planeta, les ayuda a existir, trabaja con la rejilla cristalina, la rejilla magnética, todas ellas, para la fuerza de vida de ustedes también. Ustedes pueden incluso sentarse en medio de una ciudad y rodearse  como si pudieran ver las estrellas, como podían hacer los ancestros con las montañas tan prístinas; pueden imaginarse en el lago, en el río. Y en esa imaginación,  esa intuición les llegará de la manera en que les llega a los indígenas que tienen los problemas de vivir en una sociedad moderna y no poder escaparse; ellos crean su Gaia al caminar por ahí; pregúntenles cómo lo hacen; nunca se les va de su consciencia.

Y les estamos pidiendo que la incluyan en la suya, que la hagan algo básico en su meditación. ¿Los ancestros? Oh, esto se pone bueno: muchos de ustedes en las sociedades de hoy tienen una amalgama de su herencia; no tienen ya un linaje puro y es difícil entonces convocar a los ancestros aun cuando hubieran tal vez unos pocos en esa sopa que llamamos la rejilla de Gaia. En cambio, voy a recordarles algo: ustedes tienen un linaje que llamamos akáshico: ¿cuántas vidas han vivido en el planeta? Estoy sentado ante un grupo de elite de almas antiguas y algunos de ustedes tienen números de a miles. Llevan estas existencias, estas vidas dentro de su akash, la Tierra las conoce, ustedes las conocen, y las energías de todas ellas se han impregnado en la rejilla de Gaia y en la rejilla cristalina: partes y pedazos de ellas todavía están aquí. Queridos: eso es su linaje. Si no tienen un linaje puro, a ese es  que han de recurrir, las vidas que compartieron su alma una y otra y otra vez, tienen partes y pedazos de ellas todavía aquí – ¿eso es demasiado extraño para ustedes?

Eso significa que pueden convocar a la sabiduría de ustedes, habiendo vivido una vida tras otra y otra más, habiendo aprendido más y más y más, y lo hicieron en el mismo marco de tiempo que los ancestros antiguos de los indígenas; ustedes no son más jóvenes que ellos. Ustedes no tienen esa química que es pura, pero sí tienen la akáshica, que lo es; allí están los ancestros (suena un instrumento – Kryon susurra:) Estoy escuchando a algunos ahora, (se ríe) alguien tocó un banjo (risas). Y entonces en esta sección de enseñanza les acabo de explicar que pueden reclamar esta rejilla, pueden reclamar su cualidad viva, pueden convocarla tal como lo hicieron los ancestros. Porque en esta energía todas estas cosas están disponibles para ustedes; el linaje de sus ancestros es ustedes en su akash; todas estas cosas están disponibles tal como estaban antes para los indígenas. Ustedes no las perdieron; solo no están concientes de ellas.

Hablaremos más de esto, pero quería darles la información tan hermosa que está faltando en el planeta hoy en muchas culturas. Ese es un elemento del despertar de la Chispa; re-aprender, volver a visitar a su socia Gaia y a un linaje que nunca consideraron que eran de ayuda, ¡y lo son! Todo es parte de nuevos paradigmas que están empezando a aprender.

Volveré.

Y así es.

Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll y Adironnda por Marilyn Harper

Stamford, Connecticut, 27 y 28 de Julio de 2019

http://audio.kryon.com/en/The%20Gaia%20Grid.mp3

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Suscríbete al boletín y recibe de regalo el libro "Tu Deseo y la ley de atracción"

Cerrar menú