LA PROFECÍA LEMURIANA – CAPÍTULO TRES

 

LOS SEIS SENTIDOS DE LOS LEMURIANOS

 

 

La Sabiduría del Maestro Kirael

www.Kirael.com

Guía Maestro Kirael a través de la mediumnidad

De Kahu Fred Sterling

Traducción: Anita Manasse – estrellam@sion.com

El siguiente artículo es el tercero de una serie de extractos del próximo libro sobre el antiguo mundo de Lemuria. A través de la mediumnidad de Kahu Fred Sterling, el Maestro Kirael ha estado entregando un visión sin precedentes del proceso evolutivo Lemuriano en la Madre Tierra.

Sírvanse notar que el empleo de la palabra “trama” del Maestro Kirael se refiere a cualquier patrón de pensamientos que ha sido creado por un nivel de conciencia. Así, por ejemplo, el plano Terrestre consiste de una cantidad de tramas, incluyendo la trama mineral, la vegetal, la animal, la de los insectos y por supuesto la trama humana. En forma similar, un ser humano está compuesto de cuatro cuerpos, o tramas: físico, emocional, mental y espiritual.

* * *

KIRAEL:

Buenas noches. Es a pedido de mi médium que voy a seguir desarrollando lo que nosotros llamamos a los seres Lemurianos – no solamente en la forma en que llegaron a ser o qué aspecto tenían – pero también muchas de sus creencias y como se desarrollaron.

Podría comenzar contándoles que su historia, la historia de este lugar que ustedes llaman Lemuria, se hallaba separado en tres categorías definidas. Las mismas se hallaban alineadas con mucho de lo que ustedes llaman la Verdad , la Confianza y la Pasión , pero se les llamaba la Primera Vida , el Tiempo Común y la Transición.

En la Primer Vida esto fue una época en la cual el Creador consideró que era adecuado permitirle al ser Lemuriano que simplemente caminase por las tierras de este gran continente. En gran profundidad, mis amigos, ellos llegarían a aprender. Ellos aprenderían rápidamente porque estos seres no eran como, oh, digamos, los hombres de las cavernas de sus historias habituales. Estos seres eran altamente evolucionados aún antes de que siquiera tomasen parte en esta gran experiencia llamada Lemuria.

PRIMER VIDA

Como un ejemplo de estas cosas que ustedes llaman la Primer Vida , a estos patrones energéticos se les permitió la libertad de deambular por todo el continente que ustedes llaman Lemuria. Frecuentemente ellos estaban escasos en su propia realidad, porque el Creador deseaba consentir su energía por medio del desarrollo de todo el continente al mismo tiempo. Frecuentemente los distintos grupos etéricos ni siquiera sabían que existían otros seres en este continente en especial. El mismo era tan amplio de que literalmente podían deambular durante año tras año y nunca encontrarse con alguno de su propia especie.

El Creador, en su infinita sabiduría tuvo la previsión de que no sufriesen de necesidades especiales, de que todo les fuese suministrado en la manera más hermosa. Pero también recuerden, mis amigos, que la única cosa que ellos necesitaban era la de completar la experiencia de ser humanos y de respirar y comer y evolucionar.

La comida no era un problema porque ellos se abastecían de la tierra misma – de la trama vegetal, si se quiere. Esta misma trama vegetal también les ofrecía las medicinas – no para enfermedades porque ellos literalmente estaban libres de enfermedades, pero quizás ellos podrían llegar a tocar una planta que les producía picazón o algo similar. Ellos habían desarrollado de esa misma trama vegetal un anticuerpo. Oh, puede ser que se hayan encontrado con algún ser de lo que nosotros llamamos la trama animal, y puede ser que hayan tenido una disputa por el territorio y que alguno haya sido mordido o algo en este sentido. Estas medicinas literalmente producían la sanación en las formas más dinámicas.

En esta Primer Vida ellos también llegarían a estar intrincadamente conscientes de los distintos niveles de conciencia – por ejemplo, la trama mineral y la forma en la que interactuaban con ella. Ustedes saben y yo sé que incluso en la luz de hoy en día al cristal se le considera ser los más antiguos de lo que llamamos la trama mineral. Los Lemurianos con mucha rapidez se dieron cuenta de esto en la vida y notaron que podían emplear la trama mineral, incluyendo los cristales, para una mayor percepción. Así que es relativamente fácil ver que había un equilibrio, un equilibrio que se estuvo entretejiendo en la totalidad de su crecimiento.

También hubo algo más que estuvo pasando en lo que nosotros llamamos la Primer Vida. Porque verán, el Creador en su infinita sabiduría había permitido que seres desde otras dimensiones llegasen a este mundo llamado Lemuria. En las etapas iniciales ellos se mantenían alejados del Lemuriano, porque lo suyo era simplemente observar. Muchos de estos seres incluso eran anteriores a los Lemurianos.

Uno de ellos fue un grupo de patrones energéticos que habitada las costas occidentales mismas de lo que era considerado ser Lemuria, donde ustedes ahora podrían ver las islas de Japón. Estos seres eran conocidos como el mundo de los elfos o geniecillos. Ahora ustedes no quisieran confundir el mundo de los Elfos con el mundo de los geniecillos, porque el mundo de los Elfos es una antigua, antigua sociedad de seres que han estado empleando el viaje dimensional literalmente durante eones de tiempo. De hecho, el mismo ni siquiera puede ser medido.

Pero la sociedad de los Elfos que vivieron en las costas occidentales, nuevamente, les recuerdo, no estuvo ahí para interactuar con los Lemurianos durante las etapas iniciales. De hecho, esta interacción no se habría producido hasta algún momento durante el Tiempo Común. La sociedad de los Elfos simplemente observaba y aprendía. Ellos aprendieron lo que ahora nos pueden brindar en nuestros tiempos actuales, tal como ustedes lo leerán en este libro.

Ustedes verán que a medida que el tiempo se desarrolla, la sociedad de los Elfos va a interactuar con su mundo humano. Nuevamente van a cruzar las dimensiones, mis amigos, porque ellos han llegado con asombro, han llegado con gran sabiduría, y ellos estarán al servicio de ustedes. Oh, en las etapas iniciales puede ser que ustedes únicamente podrán utilizar sus Mediums, pero tarde o temprano ellos cruzarán las dimensiones y llegarán hasta ustedes, en lugar de que ustedes vayan hacia ellos.

ALINEANDO PARTÍCULAS PARA VER

Vayamos a considerar ahora a estos seres Lemurianos. En primer lugar hablemos de los sentidos, porque ellos, al contrario de ustedes en el mundo humano del ahora, no se hallaban limitados a los cinco sentidos. Ellos tuvieron seis sentidos, pero incluso los que utilizaban eran de una forma muy distinta de la que ustedes emplean hoy en día los suyos. Por ejemplo, en su vista, ellos tenían una forma de mirar muy especial. En términos simples, ellos podían proyectar por valor de partículas. Ellos simplemente podían alinear las partículas para que la una le siguiese a la otra. En sentido literal, ellos podían emplear su visión para viajar por una ruta o sendero, y durante todo el tiempo en el que las partículas se alineaban, ellos estaban en condiciones de tener una experiencia visual. Su visión podía viajar literalmente por millas.

Incluso a comienzos de esta vista tan hermosa, con aquellos que aún comprenden cómo conectar las partículas, por todo el tiempo en el que una partícula podía ser conectada a la próxima, no había límite en cuanto a la extensión que la vista podía abarcar. Ellos eligieron emplear esto de la manera más hermosa. Ellos lo emplearían para programar su curso, programar el sendero más hermoso que podían tomar, asegurándose de mantenerse alejados de los altos acantilado o de las aguas que no se podían cruzar. Ellos podían seguir a un sendero por medio de estas partículas y simplemente saber con exactitud a dónde querían ir.

Ahora, a través de la particularización, no les podría traer cada visión de cada partícula pero siempre lo suficiente como para que supiesen lo que querían hacer y cómo lo querían hacer. Pero luego ustedes viajarían sobre estas partículas y ustedes seguirían los senderos de las partículas hasta llegar a un lugar, y luego ahí comenzarían a desplegar esa parte en especial de su viaje. La visión era ilimitada, en ese sentido de la palabra, mis amigos.

Otro gran factor que ellos usaron en el despliegue de sus visiones era que ellos esperaban hasta que oscureciese en la tierra, y luego ellos se acostaban y estudiaban a las estrellas. No es que solamente las estudiaban, sino que las registrarían en sus mentes. Ellos producirían una profunda, profunda vibración de cada estrella y de cómo la misma interactuaba con el resto del universo. Esto se convirtió en sus viajes nocturnos.

Pero igualmente, si en un momento dado, se sentían confundidos en medio del día y se sentían perdidos, y no sabían hacia dónde dirigirse a continuación, ellos simplemente esperarían hasta el anochecer, y estudiarían las estrellas, y con ellos iban a encontrar el viaje elevado. Ellos nunca estarían perdidos porque la vista era el ser total de los Lemurianos.

SU AUDICIÓN FUE MAGNÍFICA

Si les parece, vamos a hablar acerca de su audición. Ellos escuchaban de una manera muy distinta de la que llamamos el humano común y corriente de hoy en día. Ellos escuchaban con una intensidad tan grande de lo que consideramos son las corrientes, si se quiere, las tramas de sonidos de ellos mismos. Estos sonidos eran tan simples como lo es el latido del corazón, porque los Lemurianos se conocían el uno al otro en su propio ser etérico; ellos se conocían el uno al otro por el sonido de su corazón.

Cuanto más se acercaban a otro ser de Lemuria, tanto más iban a comprender su latido cardíaco, hasta que se puede decir que ellos podían decir que alguien se acercaba desde una gran distancia, en primer lugar al escuchar la vibración de los pasos a través de la Madre Tierra , y luego ellos escucharían y se enfocarían en esos paso y podrían comenzar a escuchar el latido cardíaco. Y ellos sabrían si era alguien extraño o si era alguien de su propio tipo amoroso, pero siempre podrían decir qué es lo que se estaba acercando por medio de la simpleza de los sonidos que hacían.

Su audición fue magnífica. Se ha dicho que era tan aguda como para escuchar realmente la caída de una hoja a través del aire, ya que ello quebraría los patrones del aire mismo, y esto continuaría afinando esta experiencia llamada audición.

OLIENDO LAS EMOCIONES

Otro sentido que ellos empleaban plenamente era el del olfato. Ahora el olfato, mis amigos, era tan diferente en aquellos tiempos de lo que lo usarían ustedes en el ahora. Se ha dicho que ellos empleaban el olfato para determinar el equilibrio emocional de otro ser. Ellos literalmente podían oler la posibilidad de que alguien estaba un poco alterado o fuera de equilibrio. Ellos podían oler la energía incluso antes de que comenzase a manifestarse.

Mis amigos, tan sensible era este sentido en especial, que ellos incluso podían percibir, a través del olfato, cuando alguien estaba contando una historia y dejaban fuera una parte de ella o exageraban una parte de la misma. Era como si los químicos del cuerpo comenzasen a cambiar, y el ser que estaba escuchando y utilizando su propia realidad olfativa podía comenzar a decir cuando esa persona ha dejado el centro mismo de a dónde se estaba dirigiendo.

Las formas físicas del cuerpo en ese momento en especial eran útiles ya que disponían de pasajes nasales extensos. Los tubos sinoidales eran más anchos y más plenamente concientes de todo lo que estaba pasando a su alrededor. Aunque los Lemurianos en toda su belleza se parecían mucho a cómo ustedes se ven actualmente, su diseño interno era empleado para hacer surgir la vibración más elevada.

PALETAS SENSITIVAS

Otro sentido del cual dependían plenamente era el sentido del sabor, porque el gusto simplemente no significaba algo que ellos ponían en su boca, en la boca de ellos. Para saborear ellos simplemente dejaban que las energías de, digamos, una planta pasar sobre la paleta, sobre la lengua. Ellos no lo iban a poner en su boca para saborearlo. Ellos simplemente abrían su boca y respiraban sobre ello, y cuando inhalaban, ellos estarían en condiciones de decir todas y cada una de las partículas de las cuales la planta se hallaba compuesta, y con ello, ellos siempre encontraron lo absolutamente mejor para poder ingerirlo, lo absolutamente mejor que podían para ayudarles a continuar su evolución.

Llegó a ser bien conocido que si ellos querían conocer los patrones climáticos ellos simplemente probaban el aire que los rodeaba. El aire iba a suministrar un cierto elemento de energía, y ellos así sabrían si iba a haber humedad – lluvia tal como ustedes lo llaman – o si ellos iban a tener otro día seco.

Es así que se hace evidente, mis amigos, que ellos no empleaban tanto la boca para hablar. Para lo que la usaban era para determinar lo que pasaba a su alrededor. Cuando inhalaban a través de la nariz, esto generalmente era cuando empleaban la energía del olfato o para la respiración pránica. Pero cuando querían descubrir algo, ellos simplemente inhalaban a través de la boca, y eso comenzaría a brindarles un sabor de su entorno inmediato.

LEYENDO OBJETOS MEDIANTE EL TACTO

Hablemos del tacto o el sentido de sentir. En la primer etapa de los tiempos Lemurianos, ellos utilizaron el tacto para algo muy distinto a lo que ustedes lo harían en los días actuales. Ellos utilizaban el tacto para identificar las historias de las distintas cosas con las que se encontraron. Si querían saber la edad de un árbol, ellos simplemente en una forma muy gentil apoyaban las yemas de sus dedos sobre el árbol. A medida que hacían esto, estarían en condiciones de contar los círculos dentro del árbol, dándoles una idea de cuál era el tiempo que este árbol había existido.

Si ellos agarraban algo de la trama mineral, ellos dejarían que sus manos lo tocasen. Lo sostendrían en sus manos y sentirían la vibración hasta una percepción muy profunda, y entonces ellos sabrían cuál era la mejor manera de emplearlo como un implemento. Por ejemplo si era de la trama mineral, ellos sabrían si resultaría en una buena herramienta para cortar o si sería una buena piedra para la sanación. Todo ello sería hecho con lo que ellos llamaban el sentir.

EL SENTIDO ETÉRICO

Mis amigos, estos son los cinco sentidos que ustedes emplean. Otro sentido que ellos tuvieron fue llamado el sentido etérico. El sentido etérico es algo que ellos emplearon mucho en lo que ustedes considerarían hoy como el mundo de la magia. Aquí, todas las comprensiones de los reinos superiores resultaban evidentes. Aquí ellos podían conversar de tal manera con los otros niveles de conciencia disponibles para ellos.

Ellos aprendieron bien al comienzo de esta cosa llamada la primera etapa, la Primer Vida , de que no estaban solos. Se les recordaba de los grandes seres de los otros mundos con los que se podían contactar. En este sentido etérico se hallaba la verdadera comprensión de las tramas, las distintas tramas que hacían falta para hacer el todo de la vida que estaban experimentando. Ellos sabían que todo se resumía en un sentido de la palabra en la comprensión más hermosa. De que si ellos simplemente se fijaban en las tramas dentro de una cierta realidad, ellos podían comenzar a decir todo lo que necesitaban saber.

Ellos podían viajar por estas tramas; ellos podían sentir en esta luz eterica todas las cosas que tenían que hacer. Oh, por los estándares de hoy en día se los consideraba como altamente evolucionados en este sentido en particular. Porque era su mundo, ellos sabían que tenían que unir estas tramas cosiéndolas, que tenían que entretejer la trama, que tenían que traer los colores de la luz, los sonidos de la experiencia. Ellos tenían que unirlo todo en este único sentido.

Y hoy en día, mis amigos, cuando ustedes se fijan en esta cosa que llamamos el Gran Cambio, esto es algo hacia lo que seguramente se van a dirigir. Ustedes van a abrir este sexto sentido, tal como ustedes lo llaman ahora. Ustedes se abrirán ahora que ya no se trata solamente de unos pocos, de que ustedes pueden contener y comprender los diferentes niveles de conciencia simplemente por el hecho de comprender la trama eterica.

Todos estos sentidos que ustedes detectan en el mundo de hoy en día y hacia atrás en los días de los Lemurianos, todos ellos tenían que llegar a una completa comprensión. Todos ellos tenían que ser entretejidos en esa realidad que ustedes llaman pensamiento. Cada uno de estos sentidos los llevará a hacer lo que nosotros consideramos como una trama dentro de la trama. Cada uno de los sentidos tendrá su parte. Y cuando cada uno y todos los humanos comiencen a utilizar todos estos seis sentidos, ustedes verán que sus patrones de pensamiento se desarrollarán en la forma que ustedes lo desean, al contrario de la forma caótica que ha estado en el pasado.

Dentro del breve tiempo venidero, incluso en la Tierra actual, ustedes llegarán a comprender la gran trama que hace falta para crear un pensamiento. Ustedes llegarán a tener en claro la forma en la que todos los sentidos se entretejen a fin de que puedan hacer que este pensamiento llegue a tener vida.

Déjenme darles un ejemplo de un joven muchacho Lemuriano caminando a través del hermoso plano terrestre llamado Lemuria. Él se encontró con esta cosa que ustedes llaman una flor. El se fijó en esta flor con su sentido de la vista. No es que solamente la miró, sino que incorporó cada pétalo y cada hoja. Se fijó en el tamaño y en toda la belleza que se había creado; él se fijó en los colores que eran refinados y definidos y en cada parte de los mismos que se podía convertir en su propia comprensión.

Él escucharía a esa flor en particular. Él escucharía tan de cerca que se dijo que actualmente podía escuchar su crecimiento o que podía escuchar su decaimiento, sabiendo que estaba del otro lado del lapso de vida. Pero siempre estaba ahí y él estaría escuchando.

Sígueme en Facebook

También se abriría a lo que nosotros llamamos el sentido del olfato. Él olería a la flor desde una distancia y notaría que cuánto más se acercaba, cada una de las inhalaciones era distinta. Él inspiraría a través de su boca y saborearía la vida de esta flor. Llegaría a comprender su valor más perfecto, de lo que estaba hecha.

Y finalmente, mis amigos, él se iría a inclinar y la tocaría. Él tocaría los pétalos de la misma. Él se fijaría en su textura. Él sabría la vida que esta planta iba a vivir. En todo esto él estaría empleando su sentido etérico para reunir todas esas fuerzas para crear un pensamiento, un pensamiento que haría el patrón de esta flor.

Verán, los Lemurianos no tenían un problema, si se quiere, con algo llamado memoria. Los Lemurianos entretejían todos sus sentidos con lo que nosotros llamamos el sentido etérico. Él nunca más se iba a cuestionar nuevamente lo que era esa flor, ya que la conocía íntimamente.

Él conocía todo a su alrededor íntimamente. Él conocía el pasto y en la forma en la que crecía. Él conocía los árboles y la razón por la que existían. Él conocía a cada pétalo de la flor porque él no tenía tiempo que perder; el suyo era un tiempo para completar el viaje, para comenzar a crear patrones de pensamientos que iban a existir para el mejoramiento de su propia experiencia.

Los seres Lemurianos mismos envejecían muy, muy lentamente, especialmente en lo que ustedes llaman el primer tiempo, la primer luz, porque en ese viaje, mis amigos, su (lapso de vida) se extendía más allá de la imaginación del mundo humano, porque les tocaba a ellos reunir la totalidad de todas las fuerzas que existían. Y ellos las iban a reunir en sus sistemas de pensamientos; ellos iban a utilizar estos pensamientos para formar los patrones de plenitud de la vida que deseaban.

Ellos no dejaban nada a lo que ustedes podrían considerar que era un despliegue caótico. Ellos sabrían todo antes de que comenzase, y lo iban a desarrollar exactamente como querían que fuese. Ellos vivieron su vida debido al pensamiento. Ellos sabían que el pensamiento era el sabor total de su viaje.

A medida que envejecían, crecían en estatura. De hecho, el Lemuriano promedio tendría una estatura de entre 7 a 9 pies de altura. No era tanto el que ellos querían ser grandes, sino que ellos necesitaban (la altura) para llegar a los distintos niveles de la trama vegetal. Y así es que seguían extendiendo sus patrones de pensamientos, y en esos patrones de pensamientos creaban un cuerpo de una vida más prolongada.

En un punto se dice, mis amigos, que el ser Lemuriano podría llegar a pesar unas 160 a 170 libras , y sin embargo llegarían a la mayor comprensión de que no conocían al peso tal como lo hacen ustedes hoy en día, porque sus cuerpos se hallaban entrenados mediante el pensamiento para que llegasen a ser la especificación exacta de lo que ellos querían que fuese. Tal como dije, ellos no dejarían nada a merced al desarrollo de la naturaleza caótica debido a los pensamientos de otros. Ellos definían sus propios pensamientos. Su realidad los llevaba hacia la imagen que ellos querían llegar a tener.

En los días y tiempos actuales se encuentran que de tanto en tanto están aumentando su peso y no lo llegan a comprender. Mis amigos, recuerden, que esto es simplemente el hecho es que a medida que el cuerpo se mueve hacia este Gran Cambio de Conciencia está buscando de “in-lighten” (N.d.T. puede significar iluminarse o alivianarse) a si mismo (lo que significa llegar a ser más ligero internamente). A medida que hace esto, recuerden la herencia Lemuriana, en la cual la mente trata de compensarlo agregando más peso al cuerpo. Ustedes verán que esto se debe solamente porque ustedes no están controlando al sistema llamado pensamiento. Ustedes no están entretejiendo todos los sentidos.

Por ejemplo, frecuentemente el mundo humano de hoy en día simplemente continúa comiendo a pesar de que han llenado la capacidad de su estómago. Ellos han desarrollado a lo largo del tiempo un estómago que se continúa expandiendo y que permite que más energía o alimente se introduzca al mismo. Con mucha rapidez pueden llegar a esta gran claridad, mis amigos, de que cuando han comido más de lo que el estómago original podía contener, entonces ustedes están pidiendo que lo asiente en distintas partes de su cuerpo, siendo lo que ustedes llaman grasa. Pero, a través de los seis sentidos, ustedes comprenderán que no necesitan hacer esto. El cuerpo solamente está siendo impulsado por una fuerza que siente como si ustedes debiesen tener más de lo que necesitan.

Y esta no era la forma de ser de los Lemurianos. El Lemuriano tenía solamente lo que necesitaba en ese momento en particular, ya que nunca sentía el miedo de que iba a llegar un tiempo y un espacio en el que no podría encontrar todo lo que necesitaba. Él sabía mediante el empleo colectivo de todos los seis sentidos, de que se podía hacer llegar a la percepción de tener la comida, de tener la vestimenta, de tener sea lo que sea que necesitaba en ese momento preciso. Nunca tenía una duda acerca de poder crear todo lo que necesitaba.

Imaginen, si lo desean, mis amigos, al ser Lemuriano, incluso en la primera etapa, aún teniendo el conocimiento de que nada les iría a faltar en ningún lugar, en ningún momento, y que ellos usaban sus sentidos para desarrollar todo lo que necesitaban. Ellos no dependían el uno del otro para hacer surgir sus necesidades. Cada ser creaba mediante su propia luz la habilidad de tener lo que necesitaba.

Créanme, mis amigos, este Gran Cambio del que estoy hablando es a lo que ustedes van a regresar. Ustedes no necesitarán una abundancia de alimentos. Ustedes necesitarán simplemente la cantidad de alimentos que nutren su cuerpo para llegar al tamaño perfecto tal como lo han diseñado. Ustedes van a saber de qué tamaño quieren ser y van a ser de ese tamaño simplemente mediante la definición del pensamiento que hace falta para llevarlos hacia ahí.

En su mundo de comprensión, ustedes han llegado a estar tan conscientes de que el pensamiento controla cada partícula de cada ser. Esto no es así solamente en el mundo humano, mis amigos; está dentro de la trama de toda la conciencia. El pensamiento está siempre en una vibración distinta pero nunca está limitado. Ustedes siempre pueden abrir el pensamiento de la manera más elevada posible. Una vez que hayan comprendido la verdadera realidad del pensamiento, entonces comenzarán a dirigir ese pensamiento, en forma similar a como lo hicieron los Lemurianos en esos primeros tiempos de la primera era.

© 2005 Fred Sterling

El descubrimiento de fuentes de nueva energía a través de la historia humana ha traído aparejados cambios dramáticos en las vidas de la gente. El fuego y el combustible de fósiles ha generado un avance tecnológico de gran alcance, el cual ha llevado a las oportunidades expansivas de paz y armonía y del mal empleo del poder, causando la muerte y destrucción. Los poderes que prevalecen han utilizado la energía para su mayor ventaja, creando un escenario de suministro y demanda que frecuentemente no ha sido en beneficio de Nosotros la Gente.

Ahora está entrando la Energía Fotónica. ¿Qué es esto? ¿De dónde proviene? ¿Cuándo va a estar aquí? ¿Por qué ahora? ¿Cómo será empleada? ¿Cómo va a cambiar al mundo en el que vivimos? ¿Cuáles serán los beneficios de esta nueva energía para Nosotros la Gente ? ¿Cuál es la mejor forma de prepararme para utilizar esta energía?

Únanse a nosotros para una charla en vivo e informes actuales del Maestro Kirael y de Kahu Sterling sobre esta exhilariante nueva energía. La Energía Fotónica suministrará una fuente ilimitada de luz para todos los que estarán dispuestos a recibir y experimentar el amor como nunca antes. Sean parte del foro de este borde cortante que se reúne mensualmente para experimentar el amor y crear una rejilla de luz sanadora alrededor de la Madre Tierra y de todos sus habitantes.

Este mensaje fue enviado por

Honolulu Church of Light / Kirael.com

1539 Kapiolani Blvd, Honolulu, Hawaii 96814 USA

tel: +1 808 952 0880 * fax: +1 808 952 0660



Menú de cierre

Send this to a friend