Células en el cuerpo de Dios

Somos células en el cuerpo de Dios.

Cada uno con su forma, cada uno con su función, cada uno con su propio color, sonido y expresión y sin embargo, tan iguales, tan unidos, dándole forma a este vasto universo, dándole forma al cuerpo de Dios.

Y es que, en este universo solo existe la perfección. Somos un reflejo de esa magnifica perfección! Nuestro cuerpo es un reflejo de esa magnifica perfección!

Nuestro cuerpo se manifiesta a si mismo como Uno y sin embargo, son nuestras células las que le dan esa Unidad, cada una en su diversidad, cada una con su función, cada una con su color, Unidas le dan forma a nuestro cuerpo e individualmente exploran la vida y la creación en ese vasto océano de vida que nuestro cuerpo es.

Somos perfectos, portadores de la esencia divina en nuestro interior. Cada célula de nuestro cuerpo es un reflejo de esa infinita perfección.

Somos Dios, somos células en el cuerpo de Dios.

Dándole forma a la vida respirando amor, Juntos en un vasto océano de vida, de amor, de conocimiento, existimos como energía, como un soplo infinito de vida.

Dios, se dividió a si mismo, para conocerse mejor, para explorarse y explorar sus creaciones. Sin un fin, sin un propósito específico, solo Ser, estar, experimentar.

Dentro de ese océano infinito de vida existimos Todos, Unidos, respirando como Uno y sin embargo, explorando la vida como individuos, utilizando el infinito poder creador que nos corresponde porque somos parte de Dios.

Somos Dios, somos células dándole forma al cuerpo de Dios.
Infinitos, Unidos y sin embargo, individuales.

Porque esa es nuestra naturaleza divina: Unidad individual.

Recorremos un sin fin de caminos, un sin fin de aventuras, un sin fin de vivencias y en cada una comprendemos al Universo de una manera mejor, en cada una creamos la vida de una nueva manera, regocijándonos, empapándonos en nuestra energía creadora, en el poder divino.

Somos Únicos, divinos, maravillosos, Unidos pero, individuales.

En este Universo solo existe la perfección, existimos para manifestar y crear la perfección. Nacemos, vivimos, existimos en un infinito y perfecto océano de vida, de energía creadora inagotable. Todos y cada uno con nuestros pequeños propósitos, verdades y virtudes, somos valiosos y grandiosos seres, únicos e individuales, piezas fundamentales en la creación, en la Unidad.

Únicos e individuales dentro de un océano de Unidad que es creado en base a nuestra diversidad! Y es que, así de paradójico es Dios!

Nosotros Somos Unidad, Dios es Unidad y sin embargo, se expresa y se explora a si mismo desde nuestra maravillosa individualidad.

AUTOR: KAI

http://kaipekoppon.blogspot.com/

Menú de cierre

Send this to a friend