Las madres estrictas son las que forman hijas más exitosas

Recientes estudios confirman que las madres estrictas son las que forman hijas más exitosas. Siempre ha existido debate entre padres estrictos o permisivos, al respecto varios investigadores hicieron un estudio sobre el impacto de padres exigentes sobre la educación de sus hijos e hijas.

El estudio estaba dirigido a conocer qué posibilidades tenían los pequeños de llegar a una educación superior guiados por sus padres, o bien más particularmente, por la madre.

Las madres estrictas educan hijas exitosas
Las madres estrictas educan hijas exitosas

Resultados del estudio madres estrictas impacto en la educación de las hijas

Sobre un total de 15.000 niñas de entre 13 y 14 años, el estudio concluyó que las niñas que tenían madres más estrictas y exigentes eran más seguras de sí mismas, fiables y respetuosas.

Además, la investigación arrojó otros datos interesantes como; las hijas con madres estrictas tienen mayores posibilidades de acabar con su educación, conseguir un trabajo y conseguir el éxito en sus vidas. Asimismo, las madres más insistentes y perseverantes en lo que desean para sus hijos, tenían hijas con un cuatro por ciento menos de posibilidades de quedar embarazadas o de no acabar sus estudios.

Las exigencias de los padres deben tener un límite

Algunos estudios consideran que una educación demasiadas exigencias podría tener un efecto negativo en los hijos(as), pues no alcanzar los objetivos que sus padres les proponen y ante el miedo a las consecuencias, se vuelven inseguros y mentirosos. La presión por ser el mejor o ser perfecto, puede tener un impacto negativo en la vida de los niños con padres demasiado rigurosos.

¿Cómo diferenciar padres permisivos de los estrictos?

Padres permisivos:

– Tratan a sus hijos como sus iguales.

– No existen los límites y los niños no logran regularse por sí mismos.

– Los padres aceptan ceder a las demandas de sus hijos, incluso en situaciones en donde deberían negarse.

– Los padres anteponen los deseos de los niños y consideran que deben cumplirse a cualquier costo.

– Los padres permiten a los niños faltas de respeto hacia otros miembros de la familia y no corrigen estas actitudes.

¿Cuáles son las consecuencias de este comportamiento?

– Niños impulsivos, descontrolados e inmaduros.

– Niños que no toleran el “NO”.

– Problemas de autoestima e inseguridad.

– Niños perezosos y sin valores.

Las madres estrictas son las que forman hijas más exitosas 1

Encuentra el balance para educar a tus hijos(as)

Como es de esperarse apegarse a conductas en los extremos, en este caso padres permisivos o bien, padres estrictos debe encontrar un balance, pues los extremos son peligrosos. Debes encontrar el balance entre ser padres con control sobre los hijos, pero al mismo tiempo flexible, siempre explica a tus hijos las consecuencias y las decisiones que tomas.

Construye una buena comunicación con tus hijos, ayudarles a tomar responsabilidades a través de darles tareas para ser realizadas por ellos mismos. Esto les ayudará a mejorar sus niveles de auto control y autoestima.

En estas familias hay buena comunicación. Los padres se preocupan por ayudar a sus hijos a que tomen y asuman las responsabilidades que les dan guiándolos cuando se trate de tareas cada vez más complejas y difíciles pero dejando que las hagan por sí mismos. De esta manera, surgen hijos independientes y cariñosos que poco a poco van desarrollando un sistema moral particular.

Recuerda ser exigente con tus hijos, pero al mismo tiempo tolerante, te dará buenos resultados y un día te agradecerán que les hayas exigido en cuanto a sus estudios y otras áreas de sus vidas.

Visita Wadie.com

Fuente: VIRALES CURIOSOS 

 

Menú de cierre

Comparte con un amigo