SHAUD 9: "La Claridad Da Resultados" 3ra y final

w0000041

La Serie e2012
Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe
3a PARTE

Preguntas y Respuestas

Entonces con eso, yo estaría feliz de recibir unas cuantas preguntas, si hay algunas. Cualquier pregunta.

ALI: Adamus, me dijiste que el dolor en mis rodillas era de los aspectos autoestopistas, y yo entendí eso totalmente y lo creí.

ADAMUS: Sí.

ALI: He estado ordenándoles que se marchen.

ADAMUS: Bien.

ALI: Que entren en todo mi ser o vayan a otras dimensiones. No se están yendo.

ADAMUS: Sí. Ellos son… (pausa). Ellos son muy difíciles. ¡Ah! Quiero oír tu voz.

ALI: ¡Okey!

ADAMUS: Quiero oír cómo les dices, cómo les ordenas, y ningún micrófono en esto. Sí. Ah, vayamos allá arriba al frente. Sé que tus rodillas duelen. Sí, sí, sí, pero de otra manera no sería divertido. Sí. Y si alguien se compadece porque ella está teniendo dificultad para caminar, voy a tener que cachetearlos con este micrófono. En serio.

ALI: No quiero que nadie…

ADAMUS: Por supuesto. Eso es una cosa terrible.

ALI: Terrible.

ADAMUS: Sí. Precisamente tanto como estás teniendo dificultad para caminar, existe el potencial para absoluta, completa… sí, okey.

ALI: Yo sé.

ADAMUS: Okey. Ahora voy… no, de hecho Linda va a representar el rol de ser uno de estos aspectos autoestopistas en tus rodillas. (Risas).

LINDA: ¡Vaya, soy suertuda!

ADAMUS: ¡Honrada! ¡Honrada!

LINDA: ¡Juá!! ¿Cómo es que tengo el honor?

ADAMUS: Así has pasado por el Teatro Adamus. Todo lo que tienes que hacer es sencillamente actuar como que estás haciendo autostop en las rodillas (Linda pretende “engancharse” a Ali). Ahí vas. Ahí vas. Entonces ahora, eso es demasiado amable.

LINDA: Oh. (Ella agarra la falda de Ali; risas).

ADAMUS: Okey. Bien. Bien. Ahora ordénale. Ordénale.

ALI: Te digo que eres bienvenido a entrar en el amor de todo mi ser o a entrar en las otras dimensiones, pero ¡vete! No eres bienvenido en mi espacio.

ADAMUS: Eh, no muy convincente. Lo siento. Lo siento. No muy convincente. Tuviste un momento duro para encontrar tus palabras. Estabas llegando de aquí (cuello), hacia arriba. Nada aquí (abdomen).Ve, tenías más miedo de tus palabras, tú misma estabas temerosa de escuchar tu voz. Últimamente yo he estado trabajando con Cauldre en no solo la voz, sino las energías que surgen con ella. Y de hecho ni siquiera tienes que ser estridente. Pero aquello no me hubiera convencido. Quizá habría retrocedido un poquito, pero…

LINDA: ¿Debería aferrarme más fuerte?

ADAMUS: (Riendo) así está bien para lo que estamos haciendo aquí. Convence realmente… quiero decir, ¿realmente quieres que esas energías se marchen?

ALI: ¿Quiero que se marchen!

ADAMUS: ¿Qué tanto?

ALI: Yo… más que nada.

ADAMUS: Ordénales.

ALI: ¡Les ordeno que dejen mi espacio!

ADAMUS: Eh, no muy convincente. Lo siento. Lo siento. Te daré… aquí. ¿Sostendrías esto? (Dándole el micrófono a alguien). Sostén esto. Sí, gracias.

Tú tienes estos aspectos autostopistas, los llamo yo. Estos son aspectos que solo están alimentándose de ti y están alimentándose de tu biología, y ello está haciendo las cosas tan difíciles. ¡LES ORDENO QUE SE MARCHEN! (Gritando). Ve, así (risas y algún aplauso). Es así de simple. Es así de simple. Pero tienes que hacerlo con tu corazón en ello y como que lo ¡dices en serio! Y ni siquiera se trata de la gran voz. Se trata de ¡¿lo dices en serio o no?!

ALI: ¡Lo digo en serio!

ADAMUS: Todavía no lo siento. Discúlpame. Necesita venir de todo tu ser. ¡LES ORDENO QUE SE MARCHEN!

ALI: ¡Les ordeno dejar mi cuerpo!

ADAMUS: Todavía no estoy convencido. Todavía no estoy convencido. Está mejorando, pero… y para cualquiera de ustedes – esto no solo es sobre ti Ali, sino para cualquiera de ustedes – se trata de ser tu ser auténtico. Todavía estás pensando que te gustaría que se marcharan. Estás pensando en ello. Pero es ¡LES ORDENO QUE SE MARCHEN! ¡Sí!

ALI: LES ORDENO QUE SE MARCHEN

ADAMUS: Sí. Eso está mejorando. Estás a mitad del camino ahí. A mitad del camino ahí. Ahora bien, ¿requerirá algo de enojo? Sí. Pero lo que sucede, es que tu enojo queda ligado a tus emociones, y entonces en ese punto ya estás derrotada.

ALI: Y entonces me encanijo.

ADAMUS: ¡Te encanijas!

ALI: Me encanijo y empiezo a llorar.

ADAMUS: Exactamente. Y “¿qué está mal conmigo? ¿Cómo es que no puedo hacer esto bien?”.

ALI: ¡Exactamente!

ADAMUS: Y también sé clara con esos aspectos. Aandrah, una vez más, sabe cómo hacer esto. ¿Cómo le dices a un aspecto… eh, te importaría? Tú has logrado una… tú lograste tu nueva voz (risas). Lograste tu nueva voz. ¿Cómo va eso?

AANDRAH: Excepto que esa no eres tú (señalando la playera de Ali). Ve que esa es la clave. Podemos jugar “este es un juego divertido”, pero es tanto no tú. Cuando te diriges a quien eres, nunca pronunciarías estas…

Entonces si estás dispuesta, ven aquí mismo (tocando su panza). Ve, tú estás respirando aquí arriba (pecho). Mucho más abajo. Siénteme. Siénteme. Estás aquí muy arriba, cariño. Okey (Aandrah pisa a Ali). Garret solía hacer esto todo el tiempo, pisarme. ¿Sientes eso?

ALI: Lo siento.

AANDRAH: Okey. Tienes que descender acá. Es como estar tan profundo en tu intestino… llega… no, no, estás subiendo acá. Verdaderamente, esta es una de las cosas clave que puedo… ¿quieres que me tome tiempo para hacer esto?

ADAMUS: Mm hmm.

AANDRAH: Bien. Empuja mi mano (que está en la panza de Ali). Empújame (con la respiración).Vamos. Enójate conmigo. Vamos. Empújame. Empújame fuera de tu… ¡eso es! Baja acá. Acá abajo. Ninguna hiperventilación. A pesar de todo acá abajo. Enójate conmigo. Enójate acá abajo. Este es el centro. Este es el hogar. “¡Con un demonio lárguense de aquí!”. Siente esta zona aquí abajo. ¿Te sientes descendiendo? Descendiendo. “¡Con un demonio lárguense de mi casa!”. Sí. ¿Sientes esto?

ALI: Sí.

AANDRAH: Muy diferente, ¿no?

ALI: Sí.

AANDRAH: Tienes que estar aquí muy abajo. “Ningunos bichos en mi casa. Ningunas ratas en mi casa. Ningunos autoestopistas en mi casa”. ¿Comprendes? Tienes que ser realmente profunda, realmente clara. “Esta es mi casa”. ¿Comprendes?

ALI: Esta es mi casa.

AANDRAH: Sí, estás llegando ahí. ¿Comprendes? Bien.

ADAMUS: Y lo que quiero que también notes es la voz de Aandrah. Clara, firme, no tenía que ser fuerte. Era clara y firme. Eso es lo que quiero…

AANDRAH: Sí. Esa es la clave, y tiene que ser realmente aquí abajo.

ADAMUS: Y Aandrah aprendió cómo usar su voz después de enojarse.

AANDRAH: Sí. Realmente así fue.

ADAMUS: De veras. De veras. Ella no siempre tuvo esta voz. Requirió un enojo – gracias, querida – requirió un enojo en ella misma – discúlpame – una furia dentro de ti misma por tu vida y por lo que estabas haciendo. Esa furia finalmente surgió a través de la voz, y la voz ha sido clara desde entonces. No necesariamente se trata del volumen. No es si es una voz alta o una voz baja, sino que es la claridad. Y yo quería que tú vieras y oyeras cuando Aandrah le habla a sus aspectos o a los tuyos, hay una claridad, y ellos se mudarán.

Y Ali, eso es lo que se requiere – ser imponente y no encanijarte. Y tú no necesitas ceder a la furia a la que Aandrah cedió hace muchos, muchos años. Tú no tienes que llegar ahora a ese estado de ser, sino ser clara y ser firme.

Y todos ustedes – yo solo quiero algún día trabajar con ustedes sobre la voz – pero la voz es tan indicativa de ustedes, de lo que está surgiendo. Y ustedes están hablando desde aquí (cuello). Están hablando desde aquí (cabeza). Cuando empiezan a usar esa voz y las energías salen claramente, ello afecta el cambio. Lo hace.

Ahora mismo yo estoy trabajando con Cauldre, no necesariamente sobre el tono o el volumen, sino introduciendo enormes cantidades de energía a través de la voz. A través de la voz, como lo estamos haciendo ahora mismo. Sí.

VINCE: De la manera en que hablaste con los Nephilum aquí, hace un año en enero.

ADAMUS: Sí.

VINCE: Firme.

ADAMUS: Firme.

VINCE: Totalmente no más.

ADAMUS: No más. Sí. No más. Hecho. Terminamos con ello.

Sale a través de una variedad de maneras. Literalmente es irradiada desde la panza hacia afuera. La energía puede igualmente pasar por los ojos y a través de sus expresiones. Pero ahora mismo la voz – la voz es probablemente la clave para las energías al mando, para elegir lo que ustedes quieren. Tú no deberías pasar otro día en tu vida con los problemas de rodilla. No deberías, o cualquiera de ustedes con cualquiera de estas cuestiones. Para nada. Dejen de pensar en ello. Bien.

Siguiente, ¿sí?

SHAUMBRA 1 (mujer): Creo que tengo que ordenarle a mis hormigas que se larguen de mi casa (risitas de ella).

ADAMUS: ¡Sí!

SHAUMBRA 1: Pero de hecho mi pregunta era que teníamos estas otras preguntas ahí en el rotafolio. Una de ellas era “¿Qué más debería yo hacer ahora?”.

ADAMUS: Cierto.

SHAUMBRA 1: Así que yo estaba feliz y contenta, componiendo mis canciones con Kuthumi. Y después de que mi esposo falleciera, yo era muy libre, como un pájaro en el cielo. Y apenas recientemente recibí una idea o recibí un mensaje, “podrías hacer alguna meditación”, aunque sé que no necesito hacer ningunas meditaciones. Pero quise intentarlo. Se llama meditación de la pirámide.

Así que me estaba construyendo una pirámide. La puse sobre cuatro lados, el sol central estaba bajando por mi espina, hacia abajo dentro de la Tierra, dentro de la Gaia. Agradecida…

ADAMUS: ¿Hacia dónde estamos yendo con todo esto?

SHAUMBRA 1: Sí, y yo – ¡pues estaba tratando de subir por el tubo de la luz para encontrarte!

ADAMUS: ¡Ah! ¡Ah!

SHAUMBRA 1: ¡A ustedes tíos! Adamus, Kuthumi y…

ADAMUS: Caramba, gracioso. ¡Yo estaba bajo tierra!

SHAUMBRA 1: Y entonces vengo aquí, y digo, oh okey, también puedo encontrarte. Pero me falta Kuthumi.

ADAMUS: Sí, bueno él está ocupado.

SHAUMBRA 1: Así que mi pregunta es ¿dónde está Kuthumi? (Risas). Para traer un poco de risas.

ADAMUS: (Riendo) te diré algo sobre el querido Kuthumi. Él tiende a trabajar contigo individual y compasivamente. Pero él no viene por aquí muy frecuentemente, porque, bueno, él no es sufrientemente rudo. No es suficientemente duro. De vez en cuando viene por aquí solo para ser compasivo y amoroso. Pero ahora mismo, es tiempo de que acabemos con algo del makyo, acabemos con algo de la mierda, acabemos con estas cosas mentales que los bloquearán, abordemos lo que ustedes están atravesando y les demos herramientas para hacerlo más fácil. Absolutamente. Pero le diré que dijiste hola.

SHAUMBRA 1: Okey. Gracias.

ADAMUS: Gracias a ti. Dos preguntas rápidas más.

Solo detengámonos aquí mismo por un momento. Solo hagamos lo que hablábamos antes. Salir de lo mental, dejar que esas energías creativas entren. Estupendas, estupendas cosas surgiendo dentro de ustedes ahora mismo, alguno de los asuntos que han tenido últimamente, algunas de las cosas de las que hemos hablado aquí. Entonces ahora solo apliquen eso, sin el estrés, sin la energía mental.

(Pausa)

Solo ese flujo creativo, ese gnost.

(Pausa)

Bien. Siguiente pregunta.

SHAUMBRA 2 (mujer): Hola Adamus, me gustaría regresar…

ADAMUS: ¿Te importaría ponerte de pie?

SHAUMBRA 2: Me gustaría regresar a la voz, porque yo siento que tengo tanto dentro de mí, pero no puedo sacarlo para expresarme.

ADAMUS: Entonces todos cierren sus ojos por un momento. Okey, pues. Oh, vuelve a ponerte de pie. Nosotros no hemos terminado. Okey. Entonces ahora, micrófono para ella, por favor. Entonces nuevamente ¿cuál es el asunto?

SHAUMBRA 2: Quiero compartir lo que está dentro de mí, pero no siento que nadie se dé cuenta.

ADAMUS: Okey, detente ahí mismo.

Ahora bien, sin siquiera pensar en las palabras, ¿cuál fue la energía en la voz? (La audiencia dice “Tímida”). ¡Tímida! ¡Tímida, temerosa de sí misma! Perdón por molestarte.

SHAUMBRA 2: No… yo soy… yo soy… directa.

ADAMUS: Temerosa de sí misma. ¡Ninguna determinación! ¡Ese viento no moverá un velero! No hay nada ahí. Hay más preguntas en las palabras de lo que hay afirmaciones. E incluso ignorando las palabras que dijo, ella básicamente está diciendo: “No estoy segura qué hacer respecto a nada. No estoy segura hacia dónde ir o qué hacer”. Y por favor, ello también es con muchos de ustedes.

Entonces ahora dime algo – el resto de ustedes cierren sus ojos – dime algo.

SHAUMBRA 2: Eh, cuando estábamos hablando de lo que deberíamos estar haciendo, es como nada. Solo lo que estamos haciendo y lo que se siente bien y amar a nuestro sí mismo por eso.

ADAMUS: Bien. ¿Tú crees eso?

SHAUMBRA 2: Sí.

ADAMUS: Bien. Bien. ¿Y qué te daría alegría?

SHAUMBRA 2: Yo supongo, ¿qué me la da?

ADAMUS: Sí, ¿qué es la alegría para ti?

SHAUMBRA 2: Bueno, no sé cómo contestar esto. Quiero decir, lo que me da alegría, por lo que quiero estar aquí es que amo a la Tierra.

ADAMUS: Sí.

SHAUMBRA 2: Y me gustaría compartir con otros lo que tengo.

ADAMUS: No. No.

SHAUMBRA 2: ¿No me gustaría?

ADAMUS: No. No. No (Adamus ríe). Y no solo te estoy hablando a ti, les estoy hablando a todos ustedes. Superen ese makyo, ¡por favor! ¡Por favor! Vamos a tener un tiempo realmente difícil con todo esto de la iluminación si dices que lo estás haciendo porque quieres compartir con otros. ¡No funciona! ¡Disculpa!

SHAUMBRA 2: Okey, bueno, es porque yo…

ADAMUS: Eso lo vamos a hacer después. Después de la iluminación regresaremos y hablaremos de compartir con otros.

SHAUMBRA 2: Okey. ¿Es porque no quiero sentir que estoy sola?

ADAMUS: No sé.

SHAUMBRA 2: Bueno, quiero decir, ¿esa sería una respuesta okey? (Risitas de ella). Ya que la primera no lo fue.

ADAMUS: Es programación. Es vieja programación. No puedes hacerlo por ti misma, entonces conseguiste hacerlo de manera que puedas compartir con otros. Olvídate de ello.

SHAUMBRA 2: Okey.

ADAMUS: Sí. No hay compartir en el Tercer Círculo.

SHAUMBRA 2: Okey, entonces volviendo a no necesito hacer nada (risas). No necesito hacer nada. No necesito compartir.

ADAMUS: Y eso suena egoísta. Entonces pues ¿qué te trae alegría?

SHAUMBRA 2: ¿Qué?

ADAMUS: ¿Qué te trae alegría?

SHAUMBRA 2: Salir y hacer cosas.

ADAMUS: Bien.

SHAUMBRA 2: Y me encanta.

ADAMUS: Grandioso.

SHAUMBRA 2: Y es una pasión para mí.

ADAMUS: Bien. Bien. Bien. Y también entra en esa voz, porque todos pudieron oírla, había timidez en ella. Sí. Y dejas que otras cosas te afecten… te hagan ir y venir, abstenerte de lo que realmente quieres hacer.

SHAUMBRA 2: Okey.

ADAMUS: Sí. Y cada vez que alguien se pone de pie, en realidad está hablando por todos ustedes. Todavía hay timidez. ¿Son merecedores de esta ascensión? ¿Les es posible poder aceptar todas estas energías entrando? ¿Y si quizá están privando a alguien más de algunas energías? (Risas). Exactamente. Exactamente.

SHAUMBRA 2: Entonces ¿siento que necesito validar con otra gente dentro del compartir lo que siento? O ¿es esa la necesidad que tengo?

ADAMUS: Verdaderamente, no creo que estés clara sobre lo que quieres, poniéndolo sin muchos rodeos. Pero hoy querías sin pelos en la lengua.

SHAUMBRA 2: Sí. Directo.

ADAMUS: Creo que no estás verdaderamente clara.

SHAUMBRA 2: Okey.

ADAMUS: Poco clara.

SHAUMBRA 2: Okey.

ADAMUS: Eso está bien. Pero la claridad da resultados.

SHAUMBRA 2: Okey.

ADAMUS: Deberíamos escribir eso en el rotafolio. La claridad da resultados.

LINDA: Sí señor.

ADAMUS: Bien. Y una pregunta más sobre – oh, dos. ¿Sí?

ANISHA: Yo tengo el mismo problema. Pienso que estoy temerosa de mí misma.

Sígueme en Facebook

ADAMUS: Oh absolutamente.

ANISHA: Y, tú sabes, yo tengo un montón de mis propios asuntos, el makyo que llamas, y adelante sé directo. Quiero decir, yo soy…

ADAMUS: (Riendo) ¡ellos dicen eso!

ANISHA: No, en serio. Quizá necesite eso. Necesito una llamada a despertar, porque sencillamente estoy perdida.

ADAMUS: Sí.

ANISHA: Pienso que estoy entendiéndolo, pero luego doy dos pasos atrás.

ADAMUS: Cierto. ¿Por qué?

ANISHA: No siento como que lo merezco.

ADAMUS: Sí. Yo no necesité ser directo. ¡Tú fuiste bastante directa contigo misma! (Risas). ¿Por qué – ayúdame a entender – por qué no lo merecerías? ¿Chica mala?

ANISHA: Parte del tiempo.

ADAMUS: Parte del tiempo. Sí… sí lo fuiste (risas de Adamus y la audiencia). Pero quizá porque otros te dijeron que no eras merecedora. Quizá hay una cuestión de la conciencia de masas, otras cuestiones que dicen: “tú no deberías tenerlo primero”.

ANISHA: Cierto. Sí.

ADAMUS: Entonces es eso, y también estar temerosa de, tú sabes, lo que sucede cuando abres esa puerta. Lo que verdaderamente sucede, sí. Entonces ¿qué vas a hacer con ello?

ANISHA: No sé.

ADAMUS: Ah, exactamente. Y eso es exactamente lo que recibes – no sé – y entonces dices que estás perdida y confundida. Absolutamente. Pero si no te estás sintiendo merecedora de algo, ¿Qué haces?

ANISHA: Bueno, ahorita estoy trabajando en amarme a mí misma y aceptar quien yo soy.

ADAMUS: (Adamus bebe un trago, tose y hace como si tuviera nauseas; algunas risas). Me alegra que no estuviera ya en la boca de Cauldre. ¡Se hubiera rociado encima de Edith! Sí, eso es makyo maravilloso (risas).Y tú lo sabes. Yo lo sé. Todos lo sabemos. Es como un pedo en el elevador (risas). Sabes que ocurrió. Todos pretenden que no está ahí. ¡Pero lo está! Es makyo.

En primer lugar, no trabajas en amarte a ti misma. Lo haces o no lo haces. Sencillamente te amas a ti misma. Te das a ti misma ese amor.

En segundo lugar, se trata de – oh, larga historia – otros alimentándose de ti, tú sintiéndote no merecedora. Solo dices no. “No más. No, ya no voy a tolerarlo. Voy a ser quien yo elijo ser”. Es así de simple. Oigamos tu voz.

ANISHA: (Ella hace una pausa y luego susurra) no puedo hacerlo.

ADAMUS: (Susurrando) ¡no creí que podías! Sí. Sí.

¿O puedes?

ANISHA: Puedo hacerlo.

ADAMUS: Okey bien. Ordénalo.

ANISHA: Sí.

ADAMUS: Sí. Bien. Solo cualquier… danos tu voz.

ANISHA: ¿Qué estoy diciendo?

EDITH: Di Yo Soy la que Yo Soy.

ADAMUS: Yo Soy la que Yo Soy. Sí. Bien, gracias Edith.

ANISHA: Yo Soy la que Yo Soy. (Adamus señala hacia el piso con sus pulgares y la audiencia está de acuerdo). Okey. Yo Soy la que Yo Soy (un poco más alto). ¿No?

ADAMUS: Y ningún micrófono.

ANISHA: Okey. Esto es duro.

ADAMUS: (Riendo) en realidad no.

(Ella hace una pausa y alguien dice: respira a través de tu panza).

Sí, inhala. Imagina a Aandrah ahí mismo.

(Ella vuelve a hacer una pausa).

ANISHA: Yo Soy la que Yo Soy (dicho rápidamente) ¿No?

ADAMUS: No. Y verás – y quiero usar nuevamente esto como un ejemplo – tú piensas respecto a las cosas. Te preocupas por las cosas. Te preguntas por las cosas. Es hora de empezar a ordenar esas cosas. Yo Soy la que Yo Soy es una afirmación para ti misma de que eres merecedora, que estás presente y que estás lista para vivir. Así que con esa voz, no vas a convencerte a ti misma, mucho menos a ningún otro. ¿Entonces?

(Pausa)

ANISHA: Yo soy merecedora y Yo Soy la que Yo Soy. ¿No?

ADAMUS: No. No. Disculpa. Es una determinación (ella empieza a sentarse). Oh, no te vas a librar tan fácil (risas).

Yo Soy el que Yo Soy (dicho con mucha seguridad) ¿Ves? Yo Soy el que Yo Soy. Estoy comprometido a ello. Yo Soy el que Yo Soy

Sí, y a veces sí lleva esa furia que surge. Más que todas estas voces de otras personas diciendo: “No eres merecedora. Tienes que ser como esto, tienes que ser como aquello”. Incluso de tus aspectos entrando y diciendo que: “Todavía no estás lista. No estás lista para la ascensión. No estás lista para la iluminación”.

No, tú tienes un largo camino que recorrer. Solo eres una niñita trabajando en esto. Así que…

ANISHA: ¡No!

ADAMUS: Ah, ¿ves? ¡Ah! ¡Ah ahhh! ¡Ah ja! Ese fue un buen no.

Entonces pues, nuevamente, para todos ustedes en este próximo mes, trabajen en esa voz. Sé que hablo mucho de la voz, pero es su energía. Es su firma de energía. Escúchate a ti mismo. ¿De donde está viniendo? ¿Aquí arriba? ¿Es miedosa? Y, una vez más, quizá el próximo Shaud Aandra pudiera contarnos su historia de la furia, de encontrar su voz. Y ahora cuando ella usa esa voz, la cual aún está pasando por sus evoluciones y aperturas, es clara. Es realmente clara. Es hora de ponerte claro contigo mismo.

Entonces con eso, tomemos una respiración profunda.

Regresemos a esta energía creativa hermosa, fluyente. Abre nuevas posibilidades y potenciales.

(Pausa)

Esta ola de energía entrando el 10 de mayo y durando más o menos una semana, ¿qué van a hacer con ella? ¿La van a dejar derribarlos?

SART: Reírnos de ella.

ADAMUS: Van a reírse de ella. Van a decirle que, sí, les preste servicio. Sí. Sí.

EDITH: Vamos a utilizarla.

ADAMUS: Sí. Así que tomemos una buena respiración profunda con eso. Va a estimular la mente y el cuerpo, potencialmente introduciendo esas energías, rejuveneciendo el cuerpo, puesto que si ustedes van a quedarse, van a querer un cuerpo bueno y sano. Si van a quedarse, quieren una mente aguda. Si van a quedarse, quieren ser capaces a pesar de todo de entrar es su próxima vida fuertes, soberanos, llenos de energía, abundantes – absolutamente – y jubilosos.

Tomemos una respiración profunda.

Y en cualquier momento que alguna vez entren en cualquier duda, ya conocen aquellas famosas palabras. Toma una respiración profunda y di, todo está bien en toda la creación.

Con eso, ha sido un honor.

Yo Soy el que Yo Soy – ¡Yo Soy el que Yo Soy! – Adamus en servicio a ustedes. ¡Gracias!

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra, quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento del Dios en su interior.
El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe. Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.
Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra. Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes. Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir. Nunca estás solo, ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com

© Derechos de Autor 2010 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403

Menú de cierre

Comparte con un amigo