w0000090

La Serie e2012
Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

Presentado al Círculo Carmesí
Mayo 5, 2012
www.crimsoncircle.com
www.crimsoncircle.com/co (español)

Nota: Las ilustraciones, fotos y diapositivas de Adamus pueden ser vistas en la versión PDF o en el video en inglés.

Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com
Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio del Círculo Carmesí en el Manantial del Caduceo http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm

Yo Soy el que Yo Soy, Adamus de Dominio Soberano.

Bienvenidos a esta reunión, queridos Shaumbra.

(La mayoría en la audiencia está usando playeras con caracteres extraños que, cuando se pliegan, dicen una frase vulgar. Cuando Adamus da inicio, los miembros de la audiencia le muestran sus playeras).

¡Voy a mantener mis ojos cerrados por el resto de este Shaud! (Muchas risas de la audiencia y Adamus; Sart grita “Te atrapamos”). ¡Solo aquí! ¡Solo con Shaumbra! ¡¿Por qué me están mostrando sus pechos?! (Risas). No entiendo. ¡Algunos de los de los hombres son más grandes que los de las mujeres! Sorprendente. Podría yo… ¡oh, nos mantendremos lejos de eso! (Más risas).

¡De manera que hoy le gastan una broma al maestro! (Risas). Va a ser un laaargo Shaud. Un largo Shaud. ¿Qué creen que toda esta gente sintonizada por todo el mundo pensó, riendo, riendo, riendo, vitoreando, aplaudiendo? ¿Alguien quiere explicar el significado de este dicho? ¿Sí? (Hablándole a Sart). El instigador. El creador, El perpetrador. Sí, ¿y el significado es?

SART: Yo les dije que no lo hicieran (risas).

LINDA: Vaya, vaya, vaya, vaya (llevándole el micrófono)

ADAMUS: Sí.

SART: Yo les dije que no lo hicieran.

ADAMUS: Y tú sabes… tú sabes, que mentir no es bueno para ti.

SART: Aunque soy bueno en ello.

ADAMUS: Y mentirle a Adamus es aún peor.

SART: Ehh, significa amor y compasión (muchas risas).

ADAMUS: Uh, ju. ¿Y así es como te amas a ti mismo? ¡¿Esta es la compasión por ti mismo?!

SART: ¡Gracias, pandilla!

ADAMUS: Bueno, esta es una primicia en cualquiera de mis escuelas o clases (risas). He tenido alumnos que se quedan dormidos. Ah, he tenido algunos que me dan flores (alguien le da flores; la audiencia responde con un “Auuu” y Adamus le da un beso a ella). Ella y yo vamos a ir a la parte trasera del salón por el resto del Shaud. Donde está el vino, por supuesto.

Es una primicia, y les diré que los otros Maestros Ascendidos que están hoy aquí conmigo se rieron mucho más de ello que ustedes (risas). Gracias. Gracias. Sí. Solo aquí. Ah, si quisieras querida (le da las flores a Linda).

LINDA: Gracias, Encontraremos un hogar para ellas.

ADAMUS: Ah, me merecía eso. Yo iba a comenzar con un mensaje adusto (risas). ¿Cómo podría ahora? (Alguien grita “¡Oh, no!”). (Adamus trata de recobrar la compostura, luego ríe otra vez; más risas).

Quizá regresaremos a la respiración. La música lo volverá a hacer.

Yo iba abrir con las palabras… las palabras que decían “Yo asumo que si ustedes están aquí” – iba a ponerme muy dramático, como poético sobre ello – “Yo asumo que si ustedes están aquí, si están viendo o si están leyendo esto, es porque están listos para la iluminación”. (La audiencia vitorea y aplaude). ¡Mi hermosa apertura!

Me lo merecía. Me lo merecía. Yo iba a estar un poco demasiado serio el día de hoy. Ah sí.

Pero sí asumo que si ustedes están aquí, si están viendo o escuchando, es porque esta va a ser su última vida en este planeta (la audiencia responde “¡Sí!”). ¡Oh, ese fue un sí vigoroso! Y si un ser angélico se acercara a ti y dijera: “David, creo que necesitas otra vida”, ¿qué le dirías a ese ser?

DAVID: ¡Chorradas!

ADAMUS: ¡Lo tienes justo en tu playera! (Risas). Justo ahí. Sí. (Adamus ríe).

Su Iluminación

Asumo que si ustedes están aquí, están absolutamente serios respecto a su iluminación. Absolutamente, hasta el punto en que es la única cosa. Es la cosa. ¿Por qué? Porque pasaron muchas, muchas vidas en esta persecución del conejo. Han estudiado tanto, sacrificado tanto, sufrido tanto, y ahora han dicho: “Ha llegado la hora. Ha llegado la hora”.

Comienzo con este tema – comienzo con este tema – porque entonces tú mismo asumes que todo lo que ahora mismo está sucediendo en tu vida– todo – todo está siendo dirigido hacia esto. Ustedes hicieron una elección consciente. Hicieron una elección muy clara. De otro modo, no estarían aquí. Se abrían marchado hace un tiempo (Adamus ríe). ¡Estoy tratando de estar tan serio! Disculpe señor, tiene un bicho en su labio (risas cuando le habla a una mujer con un sombreo y un bigote falso). ¿Cómo puedo estar serio – querido Dios, cómo? – ¡¿con todo esto?!

Asumo que con su elección consciente para la iluminación, todo lo que ahora está sucediendo en su vida está enfocado en eso. Cada evento es acerca de la iluminación. Todo lo que sucede – puede que no les guste todo, porque muchas de las cosas que están ocurriendo son sobre clareo y cambio – mas todo lo que está ocurriendo está todo convergiendo en esta iluminación.

Sé que muy a menudo ustedes se preguntan: “¿Qué está pasando? ¿Por qué no puedo lograr entender todo esto? ¿Por qué estoy teniendo estas subidas y bajadas?”. Mis queridos amigos, todo se trata de la iluminación. Todo. Todo. Ni siquiera tienen que hacer preguntas sobre por qué esta sucediendo esto y por qué está sucediendo aquello. Se trata de su iluminación.

Ahora bien, eso plantea un montón de preguntas – ¿qué es la iluminación? – y desafortunadamente, hay mucha confusión sobre eso. ¿Qué es la ascensión? Un montón de confusión. Pero solo digamos que es la integración de ti mismo, de tu divinidad, de tus aspectos, volver a juntar cada parte y pieza de ti en el cuerpo físico en esta vida.

Ahora bien, si dejan el cuerpo físico o si se quedan y disfrutan realmente, se verá. Es una decisión que no puedo tomar por ustedes. Ni siquiera quiero adiestrarlos de una manera u otra. Pero en ese momento de iluminación ustedes sabrán. Ustedes sabrán. No hay necesidad de temerla. Quizá es la mayor elección que alguna vez harán. No hay razón para temer la partida del cuerpo físico. Como he dicho antes, lo han hecho muchas, muchas veces antes. Muy fácil.

Incluso es difícil anticipar de qué se va a tratar la vida humana en un estado de iluminación, y sé que ustedes lo deliberan. Piensan sobre ello – “¿Cómo va a ser eso de ser iluminado y físico?” – pero ahora mismo, al menos en este momento, la mente ni siquiera puede imaginar. Ni siquiera puede. Ustedes pueden imaginar, lo que dirían, a través de su creativo, a través de su corazón, a través de sus sentimientos. Pero la mente ni siquiera puede imaginar. Entonces lo que sucede es que la mente, el lado humano, empieza entonces a temer, empieza a cuestionar, empieza a retroceder.

Mis queridos amigos, no pueden retirarse de ello. De veras no pueden. Hicieron una elección muy consciente. Todo está en movimiento. Con lo que saben ahora, no podrían volver a estar dormidos. No podrían. Y han intentado, y han intentado, pero no pueden. Saben demasiado, Ahora están conscientes de demasiado.

Puedes andar con dilaciones. Puedes distraerte a ti mismo, lo cual ustedes están llegando a ser expertos en hacer. O puedes sencillamente tomar esa respiración profunda, no temer.

Mis queridos amigos, yo dije en un Shaud reciente, dije – si es cinco, si es un millar, no importa – sino solo unos cuantos seres, humanos, permaneciendo en el cuerpo físico durante la iluminación, harán una diferencia asombrosa no solo en esta Tierra, sino en todos los reinos. No es fácil. Absolutamente no.

Energías Entrantes

Ahora mismo las energías son muy intensas. Ustedes lo están sintiendo desde cualquier parte. Y para agregarle a todo esto – una bombita que voy a dejar caer aquí; sí, las energías son muy intensas, este es el veinte-doce, por supuesto, 2012 – pero para agregarle a todo esto, empezando el 10 de mayo, una nueva ola de energía va a entrar, y va a durar más o menos una semana. Va a ser extremadamente intensa. Ustedes han pasado por unas de éstas antes, sé que pueden pasar por ello nuevamente, pero energías extremadamente intensas, por más o menos una semana.

Lo interesante respecto a ellas – no son oleadas solares, no son oleadas electromagnéticas, solo digamos que estos son verdaderos bombardeos de energía inter-dimensional hacia este planeta – cuando ellas lleguen, van a entrar profundo en la Tierra, y van a liberar algo de la Tierra. Vieja Energía. Vieja historia atascada (algunos en la audiencia gimen). Así que imaginen esta tre… oh, no ¡no es nada para temer! (Adamus ríe). Solo es ser consciente de.

Imaginen estas intensas energías entrando, colisionando con la energía atascada en la Tierra. Imaginen lo que va a suceder (alguien dice “Terremotos”, alguien más dice “Cambios terrestres”). Hmm. No neces… posiblemente, posiblemente. La intensidad en su cuerpo físico, empezando en más o menos una semana.

¿Qué van a hacer ustedes? (La audiencia dice “Respirar”).

MARTY: No ir a practicar el paracaidismo.

ADAMUS: Sí, ¡no ir a practicar el paracaidismo! (Riendo). Bien. Bien. Mofo está hoy justo encima de ello. Sí. O… o quizá… (alguien más dice “Beber”) ir a practicar el paracaidismo (Adamus y la audiencia ríen). Beber dicen ellos, sí. Quizá es el momento de salir de cualquier clase de escondite. Quizá es el mero momento de ir a practicar el paracaidismo o hacer algo un poco loco, algo que los saque de su mente.

Pues realmente lo van a sentir en su cuerpo. Lo van a sentir a todo su alrededor. Otra gente puede que sí, puede que no. La Tierra lo hará, y puede resultar en cosas como terremotos, volcanes. No necesariamente. No necesariamente, pero podría, cuando tienen este nivel masivo de energía entrando. Va a ser muy interesante ver, cuando nos reunamos nuevamente en nuestro próximo Shaud, cuál ha sido el efecto.

También existe una metáfora o una analogía en ello. Cuando estas energías entren, y golpeen la Tierra también van a golpear su cuerpo físico. ¿Cómo está su cuerpo físico ahora mismo? (La audiencia refunfuña un poco). Hmmm. Hmmmm. Un poco dolorido. Un poco achacoso quizá. Un poco desorientado. Entonces ¿qué hacen? Respirar. Conectarse a tierra. Amar ese cuerpo. Alimentar ese cuerpo (alguien dice “¡Yey!”). Yey. Alimentar otra vez ese cuerpo. No es un momento para estar haciendo cosas que abusen del cuerpo. No es un momento para pensar en que tienen que perder un montón de peso derivado de matarte de hambre. Coman. Coman abundantemente. Sí (Adamus ríe).

Entonces, mis queridos amigos, solo como una llamada de advertencia – muy intenso. Todo es una parte del desarrollo de este planeta, de la evolución de este planeta. Así que a veces cuando decimos que las grandes energías están entrando y la gente anda, “¡Oh! ¡Escóndanse bajo tierra! ¡Corran!”, ustedes saben, lo que sea, ustedes tienen que entender que estas energías están aquí por una razón hermosa y específica.

Lo que ahora mismo les está sucediendo a ustedes no es arbitrario. No solo está sucediendo, no solo es porque – ¿cuál es el dicho? – algo sucede…

DAVID: La mierda sucede.

ADAMUS: Vean, él lo dijo, no yo.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   Los milagros llegarán

SART: Es parte de la mierda.

ADAMUS: ¡Sí! Sí. Es parte de su ascensión, su iluminación.

Así que tomemos una respiración profunda con eso.

Démosle la bienvenida a estas energías. El 10 de mayo. El 10 de mayo empezarán a llegar. Grandes. De apoyo. ¡Para ustedes!

Ahora bien, si hay cosas en su vida que se mueven con cautela, las va a tirar de una u otra manera. ¿Pero no es eso bueno? (Algunas personas dicen “Sí”, una persona dice “No”). No. (Adamus y la audiencia ríen). Un público duro hoy aquí. Un público duro.

Shaud Sagrado

Ahora hablemos por un momento. Este es el Shaud sagrado – o yo pensé que era un Shaud sagrado (risas). Era parte de mi mensaje de apertura – “Shaud Sagrado” – y miren lo que hacen ustedes. Pero este es ciertamente un Shaud sagrado. Shaud es una palabra que Tobías usó primero. Es una palabra hebrea antigua, antigua. Y un Shaud significa reunión sagrada, reunión inspirada.

Entonces aquí tenemos este Shaud muy sagrado, y en el Shaud sagrado podemos reír. Podemos usar playeras vulgares (Adamus ríe). Podemos hacer cualquier cosa que queramos. Podemos tomar sorbos de café, beber vino, reír, llorar, ser nosotros mismos, ponernos vestimentas interesantes, bailar si queremos. Aunque en un Shaud sagrado, se trata de los trabajos colectivos de ustedes – de todos los Shaumbra – añadiendo su energía. Se trata de Cauldre y Linda añadiendo la suya. Aandrah y On añadiendo la suya. Todos los que están viendo en línea ahora mismo. Todos lo que se conecten con este trabajo más tarde añadiendo sus energías al Shaud sagrado.

Y hoy planteo este tema, porque ustedes, mis queridos amigos, están en un muy delicado, hermoso pero muy frágil estado de ser. Están haciendo la transición de humano a humano divino. Están haciendo la transición fuera de la era mental, la era de la mente, de ti mismo, ahora a un creativo-mental-divino. Cosas están siendo liberadas de su vida. Nuevas cosas, cosas inesperadas están entrando. Un tiempo muy, muy frágil. Es bueno que puedan reír. Es agradable que puedan reír, porque, como estoy escuchando a uno de ustedes decir: “Sí, si no estoy riendo, estaré llorando”. Pero es agradable que puedan reír de ello.

Pero es una combinación única de todas nuestras energías, y solo es hecho aquí, y solo es hecho así.

Debido al respeto que tengo por ello, y porque sé por lo que ustedes están pasando ahora mismo, es solo aquí. En ninguna otra parte. Así que este es un mensaje para otros que están afirmando que están canalizando en mi nombre, otros que están afirmando estar haciendo Shauds: No es apropiado. Es aquí. Es este grupo. Es este mensajero. Es este equipo. Es este personal que lo reconcentra. Tobías, Kuthumi, no tenían este mismo requerimiento. Ellos estaban trabajando con una energía un poco diferente.

Cuando yo entré, en mi primer mensaje dije: “Esto será lo que es”. Un mensajero, un grupo al que le estoy hablando. Eso es. Cualquier otro, seré tan osado como para decir, está, en un día bueno confundido, en un día malo es engañoso o fraudulento. ¡So! Hm. (Alguien dice “Amén”). Eso es solo el principio (Adamus ríe).

Ahora bien, sí entiendo que Cauldre y Linda están un poco agotados por su reciente viaje, el cual yo disfruté entrañablemente. ¡Oh! ¡Mm! Francia y amor y vino. Qué más podrías querer. Pero entiendo que ellos están un poco agotados por esto, así que hoy vamos a cambiar un poquito. Vamos a introducir más de las energías de ustedes, como ya lo han demostrado. Un poquito más de las mías. Cauldre y Linda pueden retroceder un poquito. Aún tenemos la combinación en marcha, pero solo estamos cambiando un poco la proporción.

Así que ahora la pregunta para ustedes mientras proseguimos – ¿cómo lo quieren hoy? ¿Lo quieren rudo y controversial? (La audiencia grita “¡Sí!”). ¿O lo quieren gentil y dando alas? (La mayoría en la audiencia dice “No”). Edith lo quiere gentil y dando alas. Espera un minuto. Déjame checar algo. Lo siento Edith, ¡hoy se nos acabó gentil y dando alas! (Risas). ¿Te gustaría la otra selección del menú? (Adamus ríe). Rudo y controversial. Y así será. Seremos directos acerca de las cosas.

De hecho yo en realidad solo tengo un punto que abordar en este Shaud entero, y solo tomaría cinco minutos. Pero disfruto hablar, disfruto estar aquí con ustedes, disfruto este proceso de un Shaud en que juntos congregamos todo

Entonces de qué hablar hoy. ¿Podríamos mover el rotafolio para acá? (David mueve el rotafolio al área de la música en vivo). Sí. Música.

Preguntas

Entonces pues, haciendo una rápida valoración de las energías en este Shaud, digo, “¿Qué está pasando?”. ¿Qué está ocurriendo con Shaumbra ahora mismo? ¿Cuáles son todos los sentimientos? ¿Cuáles son las preguntas? Aparte de lo que yo llamaría los asuntos cotidianos, ¿cuáles son los grandes asuntos ocurriendo? Mi querida Linda, si fueras tan amable como para escribir en el rotafolio.

1. “¿Qué tal Voy?”

La pregunta número uno que hemos estado recibiendo recientemente es: “¿Qué tal voy?”. No qué tal voy yo – sé que yo voy bien – sino como les va a ustedes. “¿Qué tal voy?”. Y es interesante. Ha cambiado bastante. En el pasado había otro tipo de preguntas, pero ahora ustedes están diciendo. “¿Qué tal voy ahora mismo?”.

Es una buena pregunta. ¿Qué tal van ustedes? Excepcionalmente bien dadas las circunstancias. Excepcionalmente bien. Todavía están en este cuerpo físico, y eso es un gran punto. Todavía están aquí. Eso es bueno. Es un proceso muy difícil de atravesar. Es duro para la biología. Todo está siendo puesto al día. Todo está siendo reestructurado. De manera que es muy fácil salir del cuerpo.

Ahora bien, no necesariamente significa muerte, sino solo no estar viviendo en su cuerpo. Ustedes se están recordando estar presentes, estar en ese cuerpo. Y de hecho, es interesante notar – por cierto, sí, esta es una especie de boletín – es interesante notar que de hecho están empezando a amar ese cuerpo. Oh, ha sido un largo camino de no gustar de él, de criticarlo todos los días, pero de hecho están empezando a – miren – ¡disfrazarse! (está mirando el disfraz de alguien). ¡Amar el cuerpo! Amar a ese ser en el que están caminando y bailando.

¿Es hora de bailar? (A Lulu, que está usando un hermoso vestido largo que echa chispas). Bailemos. Es el cinco de mayo (una fiesta mexicana). Es un Shaud. Es el cumpleaños de Buda. Bailemos. Por favor. (Lulu va al frente; aplauso de la audiencia). Hermoso atuendo. Hoy te ves bellísima. ¡Guau!

LINDA: ¡Guau! (La audiencia aprueba y chifla).

LULU: ¿Puedo bailar por acá?

ADAMUS: Sí. ¿Necesitas el área dura?

LULU: Es un poquito inesperado, así que solo voy a tener que…

ADAMUS: Toma una respiración profunda.

(Ella baila una especie de tap para todos; aprobación y aplausos de Adamus y la audiencia).

Gracias. Gracias. Ah, solo en un Shaud, Solo en un Shaud.

Entonces volviendo a “¿Qué tal me va?”. Bien. Excepcionalmente bien dadas las circunstancias. El hecho de que hayan logrado mantenerlo junto, aunque haya sido difícil – admirable. Muy, muy bien. Un poquito de demasiada preocupación y duda ahora mismo. Vamos a abordar eso más tarde. Pero todavía demasiada preocupación acerca de qué tal les va.

¡Les va excepcionalmente bien! ¿Podrían solo tomar una respiración profunda con eso y reconocerlo? Hay muchos otros que han venido por este camino y no han llegado así de lejos. Muchos otros que se han rendido – renunciado a esta vida particular, renunciado a todo el proceso de iluminación – pero ustedes todavía están aquí. Y riendo. ¡Riendo! ¡Eso es asombroso! Y desafiando cosas, lo cual es bueno. Estás desafiando los viejos sistemas de creencias dentro de ti mismo, dentro de las organizaciones, aquí mismo dentro del Círculo Carmesí. Eso es admirable.

Entonces ¿qué tal les va? Excepcionalmente bien. Yo les daría – yo les daré – una “A” (la mejor calificación). Absolutamente (la audiencia aprueba y aplaude). Quién soy yo para dar “A´s”, pero así está hecho. Así está hecho.

2. “¿Qué Debería Yo Estar Haciendo Diferente?”

Entonces la siguiente pregunta que ustedes han estado haciendo: “¿Qué debería yo estar haciendo diferente? ¿Qué debería yo estar haciendo diferente?”. Y oímos esto mucho. “¿Qué debería yo estar haciendo diferente ahora mismo?”. Y de hecho voy a pedirle a Linda, que está ocupada escribiendo, que de hecho vaya hacia la audiencia y pregunte. ¿Qué es lo que piensas que deberías estar haciendo diferente para hacerlo un poquito más fácil, para hacerlo un poco más agradable, para realmente dejarte a ti mismo tomar ventaja de cosas como estas energías entrantes? ¿Qué deberías estar haciendo diferente? ¿Quisieras ponerte de pie? Sí.

CAROLYN: Solo necesito dejar ir.

ADAMUS: ¿Qué?

CAROLYN: Soltar todo lo que tengo, tú sabes, que pensaba que era importante en mi vida, todas las cosas a las que, tú sabes, me he asido, pues, tú sabes, tratando de hacer todo perfectamente. Solo intentando… fracasando en ser quien yo realmente soy, porque pienso que tengo que ser todas estas otras cosas.

ADAMUS: ¿Y por qué no sencillamente dejas ir?

CAROLYN: ¡No sé! No sé.

ADAMUS: Quiero decir ¿entonces obviamente estás disfrutando estas cosas?

CAROLYN: ¡No!

ADAMUS: ¿No?

CAROLYN: No. No tanto.

ADAMUS: No, pero aún están ahí.

CAROLYN: Sí.

ADAMUS: Entonces hay algo en ellas que aún disfrutas. Algo en ellas de lo que tú…

CAROLYN: Algo a lo cual asirme.

ADAMUS: … todavía te estás colgando. Sirve a algún propósito, de otra manera se abrían ido.

CAROLYN: Sí.

ADAMUS: Sí.

CAROLYN: Entonces solo tengo que hacerlo, ¿no?

ADAMUS: Bueno, solo date cuenta cuáles son esas cosas, por qué aún estás disfrutando hacer lo correcto, seguir las reglas, hacer cosas por otras personas.

CAROLYN: Quizá, tú sabes, pongo demasiado énfasis en lo que otros pudieran pensar.

ADAMUS: Sí. Bueno. ¿Y cuando sueltas todo eso?

CAROLYN: Entonces sencillamente puedo ser yo.

ADAMUS: Sí. Y ellos puede que…

CAROLYN: Y dejar ir todo.

ADAMUS: … ridiculicen o se burlen, pero ya lo están haciendo, así que no importa (risas). Sí.

CAROLYN: No se rían todos ustedes de mí (risas).

ADAMUS: Bien.

Entonces ¿qué es? Cuando dicen ¿qué debería yo estar haciendo diferente? ¿Qué deberían estar haciendo diferente?

JOYCE: Solo soltar los viejos hábitos.

ADAMUS: Sí. ¿Cómo cuál?

JOYCE: Todas las cosas que piensas que necesitas hacer.

ADAMUS: Nombra una.

JOYCE: Oh, mantener las cosas limpias. Solo esas cosas tipo rutina diaria.

ADAMUS: Sí. ¿Y por qué tienes estas?

JOYCE: Fui muy bien enseñada.

ADAMUS: Sí. Entonces lo que realmente estoy oyendo en esto es más sobre soltar un montón de los detalles humanos, la programación, el condicionamiento de que tienes que hacer estas ciertas cosas. Y esas cosas te dominan.

JOYCE: Lo hacen. Te agobian.

ADAMUS: Te agobian.

JOYCE: Y últimamente he notado eso.

ADAMUS: Y gastas un montón de tiempo abominable – no solo tú, sino todos ustedes – gastan un montón de tiempo abominable precisamente trabajando en los detallitos de la vida. Detalles de la vida. Y finalmente en realidad no hay necesidad de hacerlo. Yo tengo una teoría. Creo que a veces lo hacen porque es una distracción. A veces lo hacen porque piensan que si no lo hacen van a ¡puf! fuera del planeta. En otras palabras, es algo para hacerlos permanecer aquí.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   SHAUD 8: "El Dilema Gurú" Parte 3 y final

JOYCE: Bueno, la conciencia de masas nos lanza un montón de eso.

ADAMUS: Y la conciencia de masas, absolutamente. Pero todos ustedes están llegando al punto en que en realidad no se están preocupando tanto por la conciencia de masas. Eso es una cosa buena. Eso es una cosa buena.

Siguiente. ¿Qué deberías estar haciendo diferente?

EDITH: Yo debería contratar una señora para la limpieza (muchas risas y aplauso).

ADAMUS: Entonces ayúdame a entender. ¿Quieres que alguien más limpie tus porquerías?

EDITH: Exactamente.

ADAMUS: Bien. Bien. Bien. ¿Vas a pagarles bien?

EDITH: Sí.

ADAMUS: Bien. ¿Tratarlas bien?

EDITH: Sí.

ADAMUS: Bien. Bien. ¿Y por qué no lo has hecho hasta ahora?

EDITH: Soy pobre.

ADAMUS: ¿Eres qué?

EDITH: Necesito introducir mi abundancia. Déjame expresar aquello de otro modo.

ADAMUS: No, no necesitas introducirla. Ya está ahí.

EDITH: Bueno, entonces necesito desenterrarla (risas de Adamus y la audiencia).

ADAMUS: Solo necesitas darte cuenta de que ya está ahí. Sí. Necesitas darte cuenta de que en realidad no tienes que hacer nada – y estoy conduciendo a un ejercicio por el que pasaremos en solo un ratito – necesitas entender eso.

No puedes desear meter la abundancia. No puedes pensar… no puedes pensar tu camino hacia la abundancia. Ya está ahí, querida Edith. Solo es ¿cuándo te vas a hacer consciente de ella?

EDITH: Buen punto.

ADAMUS: Cuándo vas…

EDITH: ¿Podrías mostrarme dónde? (Risas).

ADAMUS: Más tarde, querida. Es darte cuenta de ella, y este es un punto metafísico, espiritual, psicológico muy básico. Tú ya tienes todo incorporado contigo, ambas dualidades. Tienes la abundancia, la carencia de abundancia. Ya está ahí. Por alguna razón, estás eligiendo la carencia. Sí, y en un cierto punto, te cansas de ella y sencillamente te mueves más allá de ella. Absolutamente.

La abundancia es más natural que la falta de abundancia. Absolutamente. Bien.

La abundancia – voy a mirarlos directo a los ojos – la abundancia se equipara directamente con su deseo de vivir (alguien dice “Guau”). Se equipara directamente con su deseo de vivir. De manera que no debiera ser ningún misterio que tantos de ustedes tengan problemas de abundancia. ¿Por qué? No están seguros si quieren estar aquí. Entraremos en eso en un momento.

Ustedes deciden que realmente quieren estar aquí, deciden que quieren estar aquí; de buenas a primeras son abundantes. Todas las energías entran corriendo a toda prisa.

Las energías literalmente están a su servicio ahora mismo. Si ustedes no están realmente seguros si quieren estar en este planeta, están sentados en la cerca, están esperando que una ráfaga venga y los empuje a un lado u otro y luego puedan echarle la culpa a la ráfaga, no tomar la responsabilidad, ese es exactamente el nivel de energía que va a entrar para apoyarlos. No mucha. Solo suficiente para sobrevivir. Solo suficiente para vivir. Solo suficiente para arreglárselas. Y ahí es donde muchos de ustedes están. No es porque no hayan resuelto la abundancia. Es porque ¡ustedes no han elegido si quieren estar aquí o no! (Adamus está sacudiendo a Joe). No estoy metiéndome con nadie en especial aquí (risas).

Se podría decir que se trata del compromiso contigo mismo, compromiso para estar aquí, sin si´s o peros sobre ello. No – esta es mi favorita – del “si gano la lotería, en verdad voy a querer estar aquí. Querré quedarme”. No, no, no. No funciona de esa manera. Elijen quedarse; después ganan la lotería, verán. Así es como… la abundancia es realmente tan simple. Tan meramente simple. Tiene que ver con la alegría vital. Sí. Bien. ¿Qué otras cosas querrían hacer diferentes ahora mismo?

LUCÍA: Bueno, yo pienso que realmente debiera confiar – realmente confiar – quiero decir realmente confiar de mí. En mí.

ADAMUS: Sí, ¿y por qué no lo haces?

LUCÍA: Bueno, tengo subidas y bajadas. Cuando de verdad confío en mí, puedo ver cómo realmente la energía está trabajando y cómo realmente han cambiado las cosas.

ADAMUS: Por qué un ser… (Él se para con ella y miran directamente a la cámara). ¿Por qué un ser no confiaría en ellos mismos?

LUCÍA: Bueno, porque… (risitas de ella). Realmente te hace responsable, y es verdadera responsabilidad.

ADAMUS: ¿No es intimidante esto? (Risitas de ella). Temible. (Adamus ríe). Porque… yo responderé la pregunta por ti.

LUCÍA: Sí.

ADAMUS: Porque has tenido situaciones que supuestamente han salido mal.

LUCÍA: Sí.

ADAMUS: Has hecho cosas en que te juzgas por el pobre desempeño, por hacerlo mal. Todos se han dejado entrar al pasado, aunque se estaban abriendo y solo estaban expresándose, y repentinamente, ¿qué? (alguno dice “Te cortan la cabeza”). Sí, consigues que te corten la cabeza. Exactamente. O te quemen o alguna otra cosa. Así que existen aquellos antiguos, antiguos recuerdos que aún están ahí.

Pero es tiempo de dejar ir eso. De veras lo es, porque a fin de cuentas solo se trata de confiar en ti misma.

LUCÍA: Sí.

ADAMUS: Sí. Y cuando lo hagas, sí, las cosas van a cambiar. Oh, las otras personas van a reaccionar. Mucha gente va a decirte que te has vuelto arrogante, te has vuelto engreída, y ahí es cuando tomas una respiración profunda y les muestras tu playera (risas). Y dices: “Sí, tienes razón”. Bien. ¿Qué más?

LUCÍA: ¿Tengo que mostrarles mi playera? (Risitas de ella).

ADAMUS: Sí, sí.

LUCÍA: Frente a la cámara.

ADAMUS: Sí. Bien. ¿Qué más?

LINDA: Mira lo que tienes a las lindas chicas italianas haciendo. Mm hmm. Mm hmm.

ADAMUS: Estoy orgulloso.

LINDA: No, estoy hablando de la playera.

ADAMUS: Sí.

CAROLE: Vivir tu lista de estirar la pata.

ADAMUS: Vivir tu lista de estirar la pata.

CAROLE: Sí.

ADAMUS: ¿Qué es una lista de estirar la pata?

CAROLE: Las cosas que siempre quisiste hacer. (N. de T: antes de morir).

ADAMUS: Sí.

CAROLE: Las cosas que siempre quisiste hacer que es divertimiento.

ADAMUS: Bien. ¿Tú qué quieres hacer?

CAROLE: Viajar. Viajar.

ADAMUS: Viajar. Bien. Bien. ¿A dónde? (Alguien susurra “Francia”).

CAROLE: ¡Egipto! (Risas)

ADAMUS: Después de Francia vas a Egipto.

CAROLE: ¡Después de Francia! Okey.

ADAMUS: Bien. Entonces hazlo.

CAROLE: Hm

ADAMUS: ¿Por qué la vacilación?

CAROLE: La abundancia.

ADAMUS: ¡Ohh! ¡Ohh! ¡Ohh! Dame un vómito de estirar la pata (algunas risas).

CAROLE: La abundancia.

ADAMUS: ¿Ves lo que está sucediendo?

CAROLE: Mm hmm.

ADAMUS: Aquí estabas soñando, yendo a Egipto, viajando – y es grandioso – yendo a Egipto y, oh, una experiencia estupenda. ¡Entonces ve! Y cuando dije eso, tú – “¡Huuh!” – tiraste hacia atrás. ¿Qué pasó? Eh, la mente empezó a hacer clic adentro.

CAROLE: Eso es cierto.

ADAMUS: Hoy vamos a abordar eso. Luego el miedo, y es como ¿soy – necesito recargarme (se recarga en Linda) – soy merecedor? ¿Soy merecedor?

CAROLE: ¿Soy merecedora?

ADAMUS: ¿Tengo el dinero?

CAROLE: Cierto.

ADAMUS: Cierto. Y ohh, quizá va a ser tan diferente y extraño que no voy a ser capaz de manejarlo.

CAROLE: Eso es cierto (risita de ella).

ADAMUS: Sí, sí, sí. ¿Y si se estrella el aeroplano?

CAROLE: Oh, eso no me molesta (risita de ella).

ADAMUS: Debería. Esa es la que… (Muchas risas). Así que todo esto tira hacia atrás, y es como ¡¿por qué?! ¡Ve a Egipto! Ve a Egipto. Disfruta. Absolutamente. Lleva a tu espíritu. Lleva a tus aspectos. Encontrarás algunos que ya están allá. Llegaron allá antes que tú.

CAROLE: Endéudate.

ADAMUS: ¿Por qué? ¿Por qué endeudarte?

CAROLE: Aún no tengo mi abundancia.

ADAMUS: ¡Sí la tienes! Sí, está ahí mismo. ¿Ves qué loco es esto? Sabes, de alguna manera, has elegido la ascensión y la iluminación, Todo en tu vida está concentrándose en eso, queriendo apoyar eso, queriendo entrar. Mas sin embargo, todavía existe esta parte humana… (Alguien estornuda). Vas a hacer volar a Jesús fuera de la cruz con ese estornudo. (Muchas risas).

De manera que… ¡Oh, repentinamente Cauldre despertó! ¡Regresó! ¿Ves Cauldre? Das un paso afuera y ¡¿ves qué sucede?!

De manera que tienes todo trabajando en la ascensión y parte de la iluminación, en la lista de estirar la pata, hacer cosas que siempre has querido hacer, pero ¡bum! Repentinamente, “no tengo la abundancia”. Sí la tienes. Por supuesto que la tienes. Alguna alegría en la vida. Eso es abundancia. Algún deseo apasionado de vivir para decir, “¡Maldita sea, voy a ir a Egipto!”. Sorprendente. Repentinamente la abundancia está ahí, porque está respondiendo a la pasión, a la elección, a la alegría de vivir.

Si diario solo te sientas en la silla preguntándote qué hacer, preocupándote por cómo es la iluminación, cuestionando cómo vas a pagar las cuentas para siquiera sobrevivir al pasar por el resto de tu vida, esa es exactamente la energía que llegará. Y te apoyará tan literalmente, tan hermosamente, porque tú andas como “no sé qué hacer”. Y eso es exactamente lo que vas a recibir, un montón de “yo no sé”.

Es abundante, como Aandrah te diría. ¡Estás recibiendo una abundancia de nada! (Risas). Estás recibiendo una abundancia de “solo sentémonos aquí y pensemos en ello”. Una abundancia de “tengo una lista de estirar la pata, pero no voy a ser capaz de actualizarla”. ¡Oh! Estás abundante y estupendamente haciendo exactamente lo que estás eligiendo.

Entonces cuando te quites los zapatos, por así decir, cuando sencillamente vayas más allá de lo del cerebro, cuando te regocijes en el hecho de que estás aquí, vas a ser iluminada; te regocijes en el hecho de que es una experiencia asombrosa ser un humano, e incluso más así ser un humano iluminado, entonces las energías empiezan a precipitarse hacia adentro.

Y estas energías que estarán entrando en aproximadamente una semana, en vez de atropellarte, van a levantarte. Sí.

CAROLE: Okey, buena idea.

ADAMUS: Sí, grandiosa idea. No solo una buena idea, ¡una idea fenomenal! Una idea simple.

CAROLE: Cierto.

ADAMUS: Bien, gracias.

CAROLE: Gracias a ti.

ADAMUS: Ya lo creo. Yo debí haber sido un orador motivacional (risas). Basta de este trabajo espiritual.

LINDA: Tú eres un orador motivacional.

ADAMUS: Siguiente. ¿Qué harías diferente? ¿Qué deberías estar haciendo diferente?

PETE: Yo diría no haciendo.

ADAMUS: No haciendo.

PETE: No haciendo.

ADAMUS: Bien.

PETE: Y lo que quiero decir con eso es que tengo un plan para mi ascensión o iluminación y en verdad renunciar a ese.

ADAMUS: ¡Bien!

PETE: Y realmente… existe uno externo que es incluso mejor que el mío, y llega a mí cuando renuncio a todas mis idiosincrasias en eso.

ADAMUS: Sí.

PETE: Sí.

ADAMUS: Exactamente. Y, nuevamente, Pete, eso es exactamente hacia donde estamos yendo hoy con este enfoque. Ya no se trata de trabajo. Vamos a hacer un ejercicio para ir más allá de eso. Bien . Grandioso. Siguiente.

ALIYAH (niña): Yo iría a Japón.

ADAMUS: Lo harías. ¿Por qué Japón?

ALIYAH: Porque mi hermano está allá.

ADAMUS: Ahh, esa es una buena razón. ¿Y cuándo te gustaría ir?

ALIYAH: Hoy (risas).

ADAMUS: Eso está bien. Eso está bien. ¿Y qué harías en Japón? Es un país hermoso.

ALIYAH: Dormir (risas).

ADAMUS: ¡Un poco como Shaumbra! (Risas). Ellos van a ir a la iluminación. Van a dormir (Adamus ríe). Bien. Gracias. Gracias. Unos cuantos más.

Continúa….

Menú de cierre

Send this to a friend