Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

SHAUD 8: "El Dilema Gurú" Parte 3 y final

National Geographic Wallpapers (24)

La Serie e2012

Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe
3° y ULTIMA PARTE

Preguntas y Respuestas

Entonces las preguntas, hablen fuerte para que el mundo pueda oírlos.

CATALINA: Okey. Hola.

ADAMUS: Sí.

CATALINA: Okey Adamus… (Ella está a punto de llorar).

ADAMUS: Respiración profunda. Estoy contigo. Tú quieres saber…

CATALINA: Sí quiero saber.

ADAMUS: … qué pasó.

CATALINA: Mm Hmm.

ADAMUS: ¿Sansan?

CATALINA: Sí. (Refiriéndose a Sansan Sheng, una mujer Shaumbra que inesperadamente hizo la transición mientras estaba en Kauai para la reciente Escuela Avanzada de Energías Sexuales).

ADAMUS: Bien. Bien. Excelente pregunta. Ahora bien, yo introduciría eso diciendo, que también estoy apenado por la percepción que los humanos tienen de la muerte. Es más fácil que el nacimiento. Es una liberación. Es un momento de liberación tal, que provoca este – sobre lo que hablábamos en el Caminante del Sueño Muerte – como una especie de orgasmo al dejar el cuerpo, al regresar a ti mismo. Es una cosa asombrosa.

Y sé que los humanos se exaltan mucho. Se afligen por la muerte, particularmente cuando un querido amigo, un amado, una esposa, un maestro ya no está con ustedes. Pero eso es una ilusión. Eso es absolutamente una ilusión. Ya que cualquiera aquí pensando que Sansan no está aquí le causa a ella un poco de pena. ¿No piensan que ella ha estado aquí con ustedes todo el día? Absolutamente. ¿No piensan que ella está más cerca de ustedes de lo que yo estoy?

Y señor, si yo pudiera ser tan atrevido como para decir (hablándole al esposo), ella está diciendo: “Richard, ¿cuándo vas a dejar de dudar? ¿Cuándo vas a dejar de dudar? Yo estoy aquí. No estoy acá sino aquí mismo. Y continuaré estando aquí, no porque me siento apenada por ti sino porque tengo tanta alegría de estar aquí contigo. Nosotros teníamos un acuerdo antes de que alguna vez viniéramos a la Tierra, un acuerdo de amor y apoyo, sin importar las dificultadas que aparecieran, meramente un acuerdo de ayudarnos uno al otro”.

Ella dice que: “Tú, Richard, hiciste posible que yo estuviera en mi sendero espiritual. Hiciste posible que yo llegara a mi iluminación como lo hice, y ahora yo voy a estar aquí para ti. Voy a estar provocándote, junto con Adamus. Voy a estar amándote. Voy a estar recordándote quién eres para que puedas tener tu iluminación. Querido Richard, llegamos aquí juntos para la iluminación, no solo para mí, y juntos, antes de lo que pudieras saber, vamos a tener nuestra iluminación en conjunto. Vamos a compartir el amor que tenemos por nosotros mismos y luego el del uno con el otro. Eso es lo que elegimos hacer. No hay nada injusto. No te dejé, querido Richard. No te dejé. Solo cambié la forma en que me veo”.

RICHARD: Gracias.

ADAMUS: Bien. Gracias a ti. (La audiencia aplaude). Ah, y, saben, hay un concepto tan interesante de la muerte.

Ahora bien, a veces es verdad que los que aman sí van más allá y fuera de contacto, por lo menos hasta el momento en que ustedes hacen su transición. Pero aquí tenemos a Sansan – muchas vidas de dedicación espiritual, buscando, en su sendero. La iluminación significaba más para ella que prácticamente cualquier cosa, aparte de su familia. La iluminación es para lo que estaba aquí, y, como acabo de decir, para que ellos compartieran juntos su iluminación en esta época. .

Así que ella tuvo una experiencia interesante en Kauai. Solo echen una mirada aquí a la dinámica. Siéntanla adentro.

Vayamos a Kauai, al día antes de la reunión para la Escuela Avanzada de Energías Sexuales. Era perfecto, puesto que todas las energías estaban entrando. Todo estaba ahí. Sansan quería tener un tiempo para ella misma, hallando eso cada vez más importante, el tener tiempo, como todos ustedes probablemente quieren, para estar en el sí mismo. Decidió ir a uno de los lugares más hermosos del mundo que es la Costa de Na Pali, Kauai, uno de mis favoritos. Visualmente es hermoso. Energéticamente es absorbente. Está nutriéndose de las energías de Isis y de los indígenas que hicieron tanto para hacer que esta isla cobrara vida. Es el lugar donde Sansan nació en su primera vida en la Tierra. Así que ella regresó a este lugar.

En un momento hermoso que va más allá de las palabras, repentinamente fue como que los cielos se abrieron para ella, una sensación de absoluta paz, una sensación de absoluta confianza, y repentinamente un cambio; un cambio de sí misma hacia su iluminación; un asombroso cambio fuera de la limitación humana, fuera del tiempo, fuera del espacio, y fuera del cuerpo.

Y no fue hasta más tarde, por cierto, que lo físico – lo que ustedes llamarían el accidente –ocurrió. No fue un accidente. Fue una partida, Fue una transición, y fue hermosa.

Como sobre lo que hemos hablado antes, generalmente, dentro de pasar por la muerte, no habrá dolor para ustedes, porque ustedes se marchan primero. La mente y el cuerpo siguen operando, pero la conciencia se ha marchado. Ningún dolor, ningún remordimiento, ningún arrepentimiento. Lo único lamentado es por los que están afligidos aquí atrás.

Es un tópico difícil del cual hablar, pero un día… estoy oyendo gritos, vítores, alicientes desde los otros reinos – “Diles que no es el fin. Es un nuevo comienzo. Diles que no hay ningún cielo o infierno. Existes tú mismo y un montón de amigos. Diles que…”. – están diciendo, “… diles ‘Abran sus ojos. No literalmente sus ojos, sino que abran sus sentidos. Nosotros estamos aquí mismo. No nos hemos ido. Estamos aquí mismo, todo el tiempo’”.

Sansan eligió no permanecer en el cuerpo físico, y eso va a ser un desafío para muchos de ustedes cuando lleguen a su iluminación. La iluminación ocurre en los momentos más simples, no cuando la planean. Ni siquiera cuando piensan que la han ganado. Solo ocurre porque lo permiten.

Ustedes van a llegar a un momento en esa iluminación, “¿Me quedo en el cuerpo físico o no?”. Ahora bien, sé que si hiciéramos una encuesta aquí ahora mismo, mayormente cada uno de ustedes diría: “Permanecer en el cuerpo físico”, porque hay muchas cosas que tienen que hacer, porque no importa lo que ustedes digan todavía le tienen miedo a la muerte, tan hermosa como es. Casi tengo que reír, estando aquí así de cerca en su realidad. Es maravillosa, pero bastante áspera – muy densa, muy áspera, muy limitada. Por otro lado imaginen cualquier cosa que quieran, pero es como un jardín de fantasía, si han dejado ir muchos de sus asuntos, como la mayoría de ustedes ha hecho. Es espléndida.

Entonces llegan a ese momento en la iluminación, que parece una eternidad – ocurre en un segundo, pero parece una eternidad – llegan a ese momento, y es muy difícil decir: “Voy a permanecer en el cuerpo físico”, porque es duro, y duele y existen las dolencias y dolores. Y ustedes podrían decir que no es real. Es la ilusión.

Cuando ustedes retornan al otro lado, se dan cuenta de tanto más acerca del sí mismo real. Van a llegar a ese momento, cada uno de ustedes, “¿Debería quedarme o debería marcharme?”. No existe la respuesta correcta o incorrecta. Existe la dificultad de los que dejan atrás – sus hijos, cónyuges, y sí, incluso sus mascotas.

Entonces ¿qué van a hacer? Solo ustedes pueden responder esa pregunta. Solo ustedes pueden responder eso.

Sansan vino acá. Ustedes la han estado apoyando en su viaje por un largo tiempo. Ahora ella viene a apoyar. Así que gracias.

JOYCE (amiga de Sansan): ¿Tú sabes mi pregunta? (Risas de Adamus y el público).

ADAMUS: “¡John Edwards!” (N. de T: Conocido psíquico Norte Americano). Sigue adelante y deja que todos conozcan tu pregunta.

JOYCE: Nosotras siempre salimos juntas.

ADAMUS: Sí.

JOYCE: Andamos juntas. Entonces ella me preguntó antes, ”¿quieres ir por este camino? Es maravilloso. Es como, sabes, es como si ningún hombre ha estado”. Yo dije que me encantaría ir, pero yo ya, sabes, decidí ir a Taiwán, así que no pude ir. Siempre siento que si iba con ella, no hubiera pasado (empieza a llorar).

ADAMUS: No, no. Tú no hubieras ido con ella. Sencillamente no iba a pasar. En otras palabras, tu mente humana dice: “Yo debería haber… “. Verás, te sientes culpable. ¿Por qué? ¿Por qué? Deberías sentirte bendecida de que fuiste una parte de su experiencia. E incluso si te hubieras forzado a ir, y dicho… si tenías una sensación intuitiva de que algo iba a ocurrir, y te hubieras obligado a ir, algo hubiera pasado donde no hubieras podido continuar esa etapa final. ¿Por qué? Porque es lo que Sansan eligió. Es lo que ella quería. Así que no puedes asumir esa carga. Cualquiera de ustedes, no pueden hacer los “Y si”, “Yo debería haber”. Aquí había algo más en juego, y eso era su sí mismo divino.

Una amiga de las tuyas, una querida amiga de todas las tuyas, una esposa tuya, tiene su iluminación; tiene su iluminación, eso es lo que ocurrió; logró lo que siempre quiso, está en completa paz con ello. Completa paz. Y ella solo – en realidad está sobre mi hombro ahora mismo – solo pidiendo: “Por favor, por favor, déjales saber cuán grandioso es. Déjales saber que ahora, como un Maestro, ella puede regresa energéticamente en cualquier momento”. En cualquier momento. Se va presentar como un pájaro, un perro. Se va a presentar como una brisa en el viento. Ella puede regresar en cualquier momento, pero ahora realmente está aquí para apoyarlos. No apoyarlos como que necesitaran algo, sino que estará respaldándolos.

Ustedes dos han estado en este largo sendero de la iluminación, lo creas o no, y tú has estado ahí para ella. Ahora ella va a estar aquí para ti. Bien. Gracias.

La muerte, un tema difícil de discutir; muchos sentimientos, muchas emociones. Su conciencia va a cambiar la percepción de eso dentro de la realidad, entendiendo verdaderamente que no es definitiva, no es cielo e infierno. Ni siquiera es una partida, si uno elige seguir estando alrededor energéticamente, como está Sansan.

Así que ellos están realmente queriendo que yo sea muy claro con ustedes diciendo: “Es estupendo. Es estupendo”. Entonces, bien. Siguiente pregunta. Dos más. Sí. Tres más.

CATALINA: Yo sé todo esto, tú sabes.

ADAMUS: Sí.

CATALINA: Y puedo sentir su presencia. Sé todo esto y…

ADAMUS: ¿Confías en ti misma cuando sientes su presencia?

CATALINA: Sí lo hago.

ADAMUS: Bien.

CATALINA: Sé que ella está aquí.

ADAMUS: Bien. Okay. ¿Qué está diciendo o pensando o sintiendo ella?

CATALINA: Ahora mismo en este momento dijo que ella está bien.

ADAMUS: Sí.

CATALINA: Sí.

ADAMUS: Sí.

CATALINA: Y yo sé todo esto, es solo que mi mente necesita saber esto.

ADAMUS: Sí. Sí. Tus ojos quieren verla. Tus manos quieren tocarla. Pero realmente es tu corazón el que debiera sentirla.

CATALINA: Sí.

ADAMUS: Sí.

CATALINA: Ahora mi pregunta es, es que, me refiero a, Sansan y yo siempre decíamos que… cada vez que vamos a asistir a un taller o lo que sea, siempre que hacemos algo juntas, siempre decíamos que, tú sabes, “Adamus va a estar con nosotras en todo momento”. Creo que esto es algo que necesito saber. Mi mente necesita saber acerca de ¡¿dónde estabas tú?!

ADAMUS: Oh, yo tuve que apartarme. “En todo momento”, olvidé agregar, “Hasta ese último paso”. Y ahí, Sansan lo dio por sí misma. Oh, – hubiera sido rudo de mi parte ¿y quién soy yo para ser rudo? Hubiera sido rudo de mi parte estar ahí en ese momento de iluminación puesto que es tan sublime, tan personal. Así que, efectivamente, cada paso a lo largo del sendero, cada paso a lo largo del camino, hasta que repentinamente tuve que parar. Todos los seres que los apoyan tendrían que parar en ese momento. Ese es su increíblemente hermoso momento personal. No querrían a nadie más andar dando vueltas durante ese momento de iluminación con todo transformándose.

Así que me paré. Esperé. Y luego repentinamente ella estaba conmigo, y de hecho podía verme. Y, por supuesto, en esta iluminación, como que pierdes… los sentidos humanos se hacen expandidos. Ella de hecho podía verme, y dijo: “Adamus Saint-Germain, ¡qué guapo eres!”. (Montones de risas). Extraño pero cierto. ¿Por qué? Les diré por qué – y digo que es verdad – porque ella no vio un humano. Vio los, lo que ustedes dirían, los colores. Vio la esencia, la riqueza, la simplicidad, el espíritu, el amor. Vio el amor que yo tenía por ella, y por consiguiente, en su percepción, yo era la cosa más hermosa que había visto en mucho tiempo. Sí. (Risas).Bien.

Sí, entonces de hecho hay dos momentos en que los seres angélicos no están contigo. Están por ahí realmente cerca, pero uno es cuando verdaderamente decides que vas a ser soberano. Sueltas los espíritus guía que han estado contigo por mucho tiempo, y es lo que algunos de ustedes llaman la noche oscura del alma. Pero no es una noche. Dura por lo menos un par de meses (risas). Aquello fue un término de la mercadotecnia que ellos usaban. Ustedes saben, “Solo una noche y acabas con ello”. Es un tiempo largo.

Todos los seres tienen que dar un paso fuera. Ustedes han pasado por ello, así que ahora puedo decir que estaré con ustedes en todo momento, hasta el momento de su iluminación. Que – por rendir honor – no voy a estar ahí o los otros. Así ustedes hacen eso personal.

En ese momento de iluminación, y de nuevo, Aandrah, tú entenderás qué ocurre. De manera que ustedes llegan a este momento de iluminación, y es sencillamente una aceptación. Es sencillamente decir: “Lo que sea. Yo Soy el que Yo Soy”. Repentinamente, todos los aspectos vuelven a entrar. Es un momento de integración personal. ¡Jush! ¡Jush! ¡Ju, ju, ju! Todos entran volando de regreso. Están tan contentos de que finalmente te amas a ti mismo, que regresan a casa. Vuelven a entrar desfilando. Así que nosotros al parecer nos quitamos del camino y dejamos que los aspectos vuelvan a entrar de manera que no seamos succionados junto con ellos (risas por el chiste de Adamus). Lo hacemos para que pueda ser el matrimonio o la unión de tú volviendo a ti mismo. Así que no hay nada injusto ahí. Nada injusto.

Yo hubiera sido totalmente irrespetuoso y una falta de compasión de mí detener a Sansan. Primero que nada, yo no podía. Ella es más fuerte que yo. Pero yo no hubiera podido detenerla. No hubiera querido detenerla. Esta era su elección, su viaje. Ella tiene trabajo que hacer ahora. Maravilloso trabajo que hacer, pero eso es lo que ella eligió.

LINDA: Última pregunta.

ADAMUS: Última pregunta.

HELEN (amiga de Sansan): Esto en realidad no es una pregunta, sino solo algo que quiero compartir con ustedes, y hace aproximadamente dos días hice una pintura al óleo de Sansan, y sencillamente es absolutamente hermosa y absolutamente apacible. Y debido que es óleo, no está seca, así que no la traje. Pero más adelante compartiré la pintura y luego se la daré a Richard. Pero cuando miras la pintura, sencillamente puedes ver que es a ciencia cierta. Gracias.

ADAMUS: Sí. Bien. Y ella está preguntando si quisieras por favor tomar una fotografía digital de ella y compartirla con otros. Incluso quizá en algunos de estos sitios web – el sitio web del Círculo Carmesí. A ellos les encantaría ver eso.

HELEN: Sí, y esa pintura sencillamente es absolutamente, absolutamente hermosa, y también es como rojo púrpura, así que es como colores carmesí. Así que fue absolutamente hermosa.

ADAMUS: Excelente. Y también, la pintura es una manera de… no tengo tiempo para comenzar una larga disertación, pero lo mantendré corto.

Los antiguos maestros, los maestros que pintaban arredro en Europa hace cientos y ciento de años, no eran solo pintores. Eran trabajadores de la energía. Tomarían una combinación de pinturas y hierbas y a veces incluso cristales-a-trozos de la tierra. Los combinarían y podían pintar vida en un cuadro.

El arte está casi perdido ahora. Muy pocos artistas saben cómo hacer eso, pero ellos podían crear una pintura en que las energías perdurarían por cientos y cientos de años para que cuando ustedes se pararan frente a la Mona Lisa o alguna de las otras pinturas del maestro, ella les haría algo. Casi pueden medir la energía saliendo de ella.

Y el lado siniestro, es que ellos sabían cómo pintar el alma de alguien – en realidad no su alma, sino su esencia – dentro de una pintura. Atraparlos ahí. Es una especie de magia negra. Ellos podían pintar tu retrato de una manera repugnante, y ahora estás atrapado en esa pintura. Pero no vamos a ir ahí.

Tu pintura permite que la energía de Sansan pase a través. Su inspiración, su risa fueron pintadas ahí dentro. Su alegría por la aventura está ahí. Así que ella dice que compartas eso, porque las energías salen a través de ahí. Absolutamente. Al parecer es como una manera para ella de continuar siendo y compartir contigo. No llores. No estés triste. Tampoco dudes. Sí.

Entonces con eso, creo que tenemos aquí una pregunta más.

ALAYA: Yo no entiendo.

ADAMUS: Sí. Bien. Sencillamente dejémoslo en eso (risas). Gracias. Gracias.

ALAYA: Finalmente, no entiendo.

ADAMUS: Grandiosa manera de resumir el día.

ALAYA: No entiendo, y ese es un buen lugar para estar.

ADAMUS: Sí. ¿Qué te gustaría entender?

ALAYA: Yo no conocí a Sansan, pero la siento.

ADAMUS: ¡Sí! ¡Ciertamente! En serio, ella está como ¡aquí mismo! Bailando alrededor. Sí, está jugando con el cabello de la gente por acá. Sí, sí. No sé por qué tengo que compartir esto, pero por alguna razón, al parecer hoy está interesada en los cosméticos de la gente por alguna razón. Ella quiere arreglar a todos. Por favor continúa.

ALAYA: Ella fue a un viaje a Kauai para estar en la Escuela de Energía Sexual, e invitó a su amiga a ir a un viaje, una caminata, y le pasó en la caminata. ¿Ella sabía, semanas antes, que iba a hacer la transición?

ADAMUS: ¡Ah! Buena pregunta.

ALAYA: Quiero decir, quiero saber por mí, porque es como, ¿sé un par de semanas por adelantado? Planeo…

ADAMUS: ¿Quieres saber? (Ella vacila). No, no quieres (Adamus ríe).

ALAYA: Pero fue un accidente. No fue como una enfermedad a largo plazo.

ADAMUS: No.

ALAYA: Y solo ocurrió.

ADAMUS: Sí. Sí y no. Ahora bien, depende. ¿Estás llegando desde una perspectiva humana? La mente humana diciendo… pues si la mente humana sabía lo que iba a pasar, nunca hubiera sucedido. La mente humana hubiera intentado bloquearlo.

Ahí estaba el espíritu, lo auténtico, la esencia de Sansan realmente entendió eso. Déjame expresarlo de esta manera. ¿Ella sabía la fecha, hora, lugar particular? No, absolutamente no. ¿Sabía que la experiencia estaba llegando a su camino? Absolutamente. Hay un conocimiento interno aquí (corazón), no un conocimiento acá arriba (cabeza), y vamos a trabajar en ello en el próximo par de meses, acercando esos un poco más juntos. Pero hubo un conocimiento interno de que era hora, no hora de partir, sino hora de tornarse, de hecho.

Un conocimiento interno que, “Tú sabes, este viaje…”. Estoy tratando aquí de mantenerlo simple.

En nuestras escuelas, platicamos de esa línea justo ahí. ¿Puedes tomar esa línea justo ahí en la alfombra? (al camarógrafo). Okey, justo ahí. Y nosotros platicamos. Ustedes están en esta línea, todos ustedes. Están ahí parados y están pensando acerca de ello. Y entramos en gran detalle, de hecho, como hicimos en Kauai, con ¿por qué no estás dando ese paso? ¿Por qué no?

ALAYA: Yo quiero estar aquí. Quiero estar en este cuerpo físico.

ADAMUS: ¿Quién dijo que no podías estar?

ALAYA: Yo digo.

ADAMUS: De manera que cruzan esa línea y muchas cosas suceden. Es la línea de la iluminación. Es una respiración y una elección. Eso es todo.

Pero… pero, mis queridos amigos, todos ustedes están aquí parados, esperando. Esperando por alguien como Sansan para cruzar, esperando por alguien como ella para darles confianza. Es asombroso. Es maravilloso. Pero ustedes están aquí parados. “Ah, iluminación. No sé. Tú sabes, ¿qué hay en el otro lado?”. ¡Iluminación! (risas). “¿Qué me va a pasar?”. ¡No importa! “¿Qué voy a hacer?”. Cosas iluminadas. Nosotros tomamos el té con los Maestros.

LINDA: Eso es una escuela completa. ¡Eso es una escuela completa!

ADAMUS: Entonces, mis queridos amigos, la única cosa que importaba para Sansan es que había hecho esa elección, “no importa. Es la iluminación. Lo que sucede a continuación no importa”.

Y si ustedes alguna vez están preocupados, porque están… cinco es todo lo que yo quiero. Cinco para la iluminación. Cinco. Cinco, diez, cien, mil. No importa, pero esa es la razón por la cual estamos trabajamos juntos.

Ustedes están aquí en el umbral, y yo estoy diciendo, ¿Por qué no estás cruzando?

EDITH: ¿Por qué no estamos cruzando?

ADAMUS: Tú tienes que contestar eso. ¿Por qué no estás cruzando? ¿Por qué no estás cruzando? Esto va a conducir a mucho…

EDITH: Yo pensé que lo habíamos hecho.

ADAMUS: Lo hicieron, pero todavía no lo experimentaron. Esa es la cosa extraña. Regresen al punto número tres o cuatro de hoy – el tiempo. Lo hicieron, pero ahora se trata de experimentarlo.

Entonces recuerden, en la noche cuando están ahí acostados en la cama, primero que nada, Sansan estaría feliz de venir y hablar con ustedes, Cuando están ahí acostados preguntándose sobre ese paso, “¿Qué va a suceder?” y entra el miedo – “No estoy bien seguro si estoy listo”, y todas estas otras cosas – deténganse y tomen una respiración profunda y recuerden que todo está bien en toda la creación. Au revoir.

Hasta nuestra próxima reunión en el portal de su ascensión. Gracias.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra, quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento del Dios en su interior.
El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe. Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.
Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra. Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes. Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir. Nunca estás solo, ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com

© Derechos de Autor 2010 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403

Cerrar menú

Comparte con un amigo