22

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie e2012

Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

Cambios

Quiero hablar de cambios por un momento. Tuvimos una conferencia de energía muy elevada en nuestro reciente Caminante del Sueño Vida (hace doce días). Muy elevada. Fue el epítome. Fue muy hermoso. Ustedes se estremecían. Entré la primera mañana y dije: “Las energías ya se están moviendo. Ya están fluyendo”. Y dije: “Ellas van a continuar. Ustedes van a llevarlas a nuevos niveles. Van a llevarlas a sorprendentes nuevos niveles, pero…” y nadie oyó el pero. Hm. Quizá olvidé decirlo (Adamus ríe). Pero sí dije cuando regresen a su vida, a su vieja identidad – su casa, su coche, su trabajo y todo lo demás – va a ser difícil por un período de tiempo, un período de tiempo corto. ¿Por qué? Porque están pasando por un cambio cuántico.

Nada es como era cuando ustedes se marcharon, y lo que experimentamos en el Caminante del Sueño Vida arriba en las montañas, es diminuto comparado con lo que van a estar experimentando en los próximos años. Diminuto, en términos de lo que realmente estaba sucediendo.

Entonces, mis queridos amigos, ¿cómo cambian? ¿Cómo pasan por eso? ¿Cómo se abstienen de que los aplaste totalmente?

Bueno, primero que nada, se dan cuenta de que no va a aplastarlos. En segundo lugar, se dan cuenta de que van a tener efectos. Van a sentirlos en su cuerpo, porque su cuerpo está cambiando drásticamente ahora mismo. Van a tener cambios en su estilo de vida cuando pasen por un cambio como ese. Es agitado y lleno de baches al principio. Van a descubrirse – se descubrirán – si tienen necesidad de descanso, escapándose de los otros. La mente crea actividades para justificarse, para mantenerse ocupada, y tantos de ustedes – ocupados todo el tiempo. Actividad tras actividad, proyecto tras proyecto, y no realmente en los senderos de la iluminación; solo para mantenerse ocupados.

Cuando pasen por un cambio mayor, las cosas sucederán. Puede que los ponga por el suelo. Puede que se enfermen. Puede que enloquezcan, dementes. De veras. Y uno de sus amigos Shaumbra enloqueció. Y eso es una cosa buena. Es una cosa buena. No se sientan mal.

El querido Joe, el querido Joe necesitaba ese tiempo tranquilo, necesitaba el tiempo para salir de su mente. Ahora mismo, mientras estamos hablando de ir más allá de la mente, de hecho tiene un hermoso efecto residual para Joe, porque Joe está saliendo de su mente por todos ustedes, de alguna manera. Lo está haciendo por él mismo, pero tiene un efecto en ustedes. El que ustedes sientan dentro de ello ahorita lo está ayudando a él.

Saco a colación este punto – y voy a tener que sacarlo a colación otra vez más adelante para recordarles – vamos a pasar por… ustedes han estado pasando por cambios, pero vamos a estar pasando por cambios cuánticos en esta nueva Serie y más allá. Permitan que estos cambios ocurran en su vida. Cuando algo suceda, no entren en el pánico de pensar qué han hecho mal. ¡No pueden hacer mal en la iluminación! A decir verdad no pueden dar marcha atrás, jamás. No pueden. No pueden decir: “No estoy seguro de esta iluminación. Voy a echarme para atrás”. No pueden en modo alguno. Tampoco pueden hacer mal en la iluminación.

Así que tomemos una respiración profunda con eso.

Muchos de ustedes han pasado por enormes cambios durante las últimas semanas – enormes cambios – y pasaron por ellos bastante airosamente. Permitieron estos cambios. Se escucharon. Cuando se sentían cansados, dormían. Hicieron las cosas que debían. Hicieron respiraciones cuando empezaban a meterse en dificultades, en otras palabras, demasiada actividad mental. Se imaginaron a Aandrah. Algunos de ustedes fueron con… muchos de ustedes fueron con Aandrah (Adamus ríe). Estos cambios van a continuar ocurriendo.

A fin de entender realmente los cambios, lo que está sucediendo, es importante comprender la relación entre lo que ustedes llamarían el sí mismo humano, el Cuerpo de Conciencia, y su alma, su divino.

Imaginen por un momento un libro brillante (risas cuando Adamus muestra su libro “Vive Tu Divinidad”). Este libro contiene muchos elementos diferentes. Papel. Papel, que generalmente viene de los árboles. Papel. Y si en verdad miran el papel, si lo miran de cerca, hay fibras aquí adentro. Ellos están hechos de un montón de fibras que han sido comprimidas para crear el papel.

Hay tinta en las páginas. Tinta en las páginas que forma palabras. Solo son garabatitos chistosos, pero cuando lo leen, significa mucho. Y hay pegamento que lo mantiene junto.

Al parecer en una analogía fatal, esto es como su sí mismo humano. Ustedes son la tinta. Son las palabras en el papel. Son la historia que está siendo escrita en el papel. El papel, podrían decir, sería su espíritu, su esencia. Y el pegamento, el pegamento es la energía y la conciencia que mantiene todo junto.

Entonces las palabras están separadas del papel, hasta cierto punto. Están en el papel, pero están separadas, y de alguna manera, así es como ustedes se ven. No son el papel, son las palabras. Son la tinta en la página, y el papel ha estado separado. Y el pegamento – no siempre siquiera consciente de ello.

Lo que sucede al entender la relación de todos estos elementos es que repentinamente en realidad ya no hay papel. En realidad no es una tinta. Empiezan a mezclarse. Incluso las fibras del papel en sí mismo ya no son solo mantenidas en su sitio como fibras. Empiezan a moverse, cambiar, mezclarse, creando todo un tipo de fibra distinta hasta el punto en que realmente no hay separación entre el papel, las palabras, la tinta, el pegamento. Eso es lo que está sucediendo.

Ustedes ya no son solo el humano. Han cruzado al otro lado de la Línea Atlante de la mente. Ya no hay esta distinción o separación entre el Espíritu, el humano, lo mental, o algo de la energía, cualquiera de estas cosas. Se mezcla. Ese es el proceso de transformación por el que todos y cada uno de ustedes está pasando.

Hay cambios que tienen lugar que a veces van a sentirse como baches en el camino o accidentes en el camino, y no lo son. No lo son. A donde vamos desde aquí es a los potenciales cuánticos, los cambios cuánticos más allá de la mente. A veces sentirán que se están volviendo locos. Hay veces en que su mente se cerrará o se desconectará, o incluso veces en que su cuerpo sienta como que está pasando por tremendo dolor o conmoción. Va a haber momentos, a veces, en que incluso sientan como que sencillamente van a morir. Pero de hecho, en realidad solo están cobrando vida.

Así que tomemos una respiración profunda.

Permitiendo el Cambio

¿Cómo hacemos los cambios? Tomen una respiración profunda. Siempre ayuda. Ayuda a aquietar la mente, ayuda a introducir algunas energías, ayuda a facilitar los cambios por los que están pasando.

También pueden hacer una merabh. Entonces por qué no hacer una ahora mismo (algunos aplausos; Linda dice “Yay”). Hagamos una merabh de cruzar la Línea Atlante, la línea mental. En esta merabh con Yoham, simplemente sean. Simplemente permitan. Una merabh es realmente permitir. Permitir. No forzar. Ese es uno de los cambios cuánticos, cuánticos que vamos a estar discutiendo – ya no forzar.

¿Pueden imaginar – antes de que suene la música – pueden imaginar este nuevo potencial en que incluso ya no tienen que intentar? ¿No intentar? Intentar es una energía mental. En que no tienen que forzar nada. No tienen que forzar un cambio con una merabh, ella simplemente lo hace. ¿Por qué? Porque ustedes lo imaginaron. Lo introdujeron.

A donde vamos con esto, no hay que resolver nada de ello. No hay resolverlo. No pueden. No quieren. Resolver las cosas es muy mental, y de hecho va a ser incómodo tratar de resolver las cosas. También va a ser incómodo no resolver las cosas, porque la gente les va a hacer preguntas.

Ellos van a llegar con ustedes y dirán: “¿Por qué la iluminación?” y ustedes no van a ser capaces de resolverlo. No van a tener la respuesta, y por un breve momento se van a sentir estúpidos, como, “¡Ah! Todo lo que hago es esa iluminación y ni siquiera puedo contestar la pregunta de alguien en la calle”. Y entonces repentinamente, puesto que su mente ya no los está limitando o controlando el pensamiento, de repente sencillamente la entenderán y no vendrá de la mente, pero la entenderán. Y cuando ellos hagan esa pregunta “¿Por qué la iluminación?” y ustedes estén atorados por las palabras, solo van a hacer esto (gentilmente toca a alguien). Solo van a tocarlos en el hombro o en la cara o en cualquier parte – ellos lo van a entender. Ni una palabra necesita que ser dicha – ¡Juuh! – directo en ellos. ¡Ah! Ahí es donde estamos yendo Shaumbra. Ahí es donde estamos yendo.

No es magia. Ninguna magia para nada. De hecho, tengo que reír. Ja. Ja. Ja (risas de Adamus y el público). No hay secretos. No hay misterios. No hay magia. Este es el estado natural de ser. Estado natural de ser. Todo lo demás ha sido antinatural.

Así que hagamos una merabh, cruzando la Línea Atlante, moviéndonos más allá de solo la mente. Oh, lleven a la mente con ustedes, porque va a cambiar. Precisamente como cambia la relación entre la tinta y el papel y el pegamento, cambia a relación con la mente. Ya no tienen que resolverlo, gracias a Dios. Ya no tienen que trabajar en ello.

Así que una merabh. Unos cuantos minutos de música hermosa (a Yoham). ¿Te gustaría que yo cantara contigo esta vez?

EINAT: Sí, ¡por supuesto! (Adamus ríe)

(Comienza la música)

ADAMUS: Unos cuantos minutos de música hermosa y solamente permitir. Permitir. Es una palabra a la que vamos a regresar una y otra vez – permitir.

Vamos a realizar una experiencia especial de Permitir Cuántico – no un taller, sino una experiencia – para aquellos que quieran cinco días de permitir intenso, surgirá a principios del próximo año. Y estaremos hablando a menudo de permitir. De eso se trata. Libertad es permitir. Permitir es libertad. Entonces…

Con la música, con la merabh, un cambio. Un cambio. Un cambio garboso. No quiero cachar a ninguno de ustedes pensando su modo a través de esto.

Y si la música está sonando y ustedes se están preguntando “¿Esto está funcionando? ¿Esto está funcionando?” deténganse, por favor. ¿No están cansados de esa vieja manera? Sí, ¡está funcionando! Obviamente. ¿Por qué? A causa de Yoham (riendo). No, porque ustedes lo están permitiendo. Lo están permitiendo. Está funcionando. Podrían preguntarse todo el día, ¿Es esa la manera en que quieres seguir viviendo? O decir, “Está funcionando”.

El cambio garboso. Re-equilibrio en el cuerpo, mente, espíritu. Está funcionando. Eso es una merabh. ¡Ah! Ustedes no tienen que hacer nada.

Cruzando la Línea Atlante… aquí estamos trece eras después.

(Pausa)

Un tiempo que ustedes visualizaron. Oh, no sabían la fecha, no importaba.

(Pausa)

Era más sobre el potencial.

(Pausa)

Deslizándose garbosamente al otro lado de esa línea…

(Pausa)

…hacia el sentimiento real, el tipo de sentimiento que hoy fue expresado antes respecto a la iluminación.

(Pausa)

No tuvieron que irse mentales. Expresaron a través de sus sentimientos.

(Pausa)

Cruzando la línea…

(Pausa más larga)

…potencial de la libertad. Ah, libertad – retornando a su estado natural.

(Pausa)

Es agradable saber que no hay nada que tengan que obtener o lograr. De vuelta a la libertad, a su estado natural.

(Pausa)

La mente quisiera una para tratar de lograr iluminación.

(Pausa)

Ya está aquí. Ya es su estado natural.

(Pausa)

En la libertad, también es la oportunidad de vivir sus sueños. Hablamos de eso antes con muchos de ustedes, no solo soñar sus sueños sino de hecho vivirlos. Estar en ellos. Traerlos aquí. Experimentar el sueño. Ya no una separación entre esto que conocen como un humano y sus sueños, ellos se juntan.

(Pausa)

Es cuántico. Es total consentimiento… y no hay nada que tengan que hacer para llegar ahí más que permitirlo. Eso es lo mejor. Ningunos secretos, ningunos misterios, ningunos 1,000 dólares. Está regresando a ustedes. Regresando a quien ustedes son.

(Pausa)

Me encanta observar a algunos de ustedes empezando a entenderlo ahora mismo. Algunos de ustedes aún están diciendo: “¿Estoy haciendo esto bien?”. Algunos de ustedes están diciendo: “De veras necesito levantarme e ir al baño, pero Adamus me seguirá”. Algunos de ustedes están enojados.

Es una cosa interesante. Algunos de ustedes están preguntándose si realmente están listos para ello o son merecedores – merecedores – y eso es muy interesante. Bueno, por supuesto que están listos si quieren estarlo. Y por supuesto que nunca van a ser merecedores si siguen pensando así.

Crucen la Línea Atlante. Crucen la Línea Atlante. No se tienen que preguntar si son merecedores. Esa pregunta es absolutamente irrelevante. Absolutamente irrelevante. Simplemente es una cuestión de si esto es algo que están eligiendo. Eso es todo.

Así que escuchen, mientras la música de la merabh sigue sonando.

(Pausa larga mientras la música continúa)

De manera que, cruzando la Línea Atlante, más allá de la mente, vastos nuevos potenciales esperan. No tienen que pensar en ellos o preguntar qué hay realmente ahí o si ustedes están listos. No. Vamos a ir a explorar. Vamos a ir a experimentar.

Habrá cambios. Habrá veces en que van a sentirse torpes o raros, porque están cambiando de un nivel a otro. Ustedes están cambiando. Y mientras entramos en esto en nuestra próxima serie, solo tomen una respiración profunda, hagan algunas merabhs de vez en cuando, solo permitan que estos cambios tengan lugar. Bien.

Gracias a Yoham. Buena música merabheña.

El Arcángel Miguel

Ahora bien, con eso, es hora de las bendiciones, del amor del Arcángel Miguel, de que venga con nosotros, que esté con nosotros aquí. No frecuentemente tengo invitados aquí en el Teatro Shaumbra. De vez en cuando, pero no, me gusta mi tiempo de estar con ustedes. Tenemos mucho trabajo que hacer. Me gusta seguir empujándolo hasta el final, pero especialmente me gusta cómo Miguel y Robert Theiss y Koka reúnen las energías y traen esta hermosa energía de Miguel para todos ustedes.

Y sí quiero señalar que este atril que tenemos aquí es verdaderamente un regalo de las familias del Arcángel Rafael, del Arcángel Miguel, de Yeshua, por supuesto, y Metatrón. Así que esto es de ustedes. Gracias. Y con eso, es un honor compartir este estrado con el Arcángel Miguel. Gracias. Gracias. (Aplauso de la audiencia)

ARCÁNGEL MIGUEL: Creador, has dejado tu libro (refiriéndose a “Vive Tu Divinidad”).

ADAMUS: Oh, es para que tú lo leas (risas).

ARCÁNGEL MIGUEL: Oh. Oh sí. Sí.

ADAMUS: Hay nueva información para ti, Mike.

ARCÁNGEL MIGUEL: Sí. Sí.

ADAMUS: Sí.

ARCÁNGEL MIGUEL: ¿Cuál capítulo recomiendas, dandi?

ADAMUS: “Alquimia de la Luz y la Oscuridad”.

ARCÁNGEL MIGUEL: Absolutamente.

ADAMUS: Ese es uno de mis favoritos.

ARCÁNGEL MIGUEL: Absolutamente.

ADAMUS: Sí. Sí, bien. Gracias.

ARCÁNGEL MIGUEL: Saludos. ¿Cómo estoy con ustedes sin la espada? ¿Ya terminaron de permitirme combatir sus demonios por ustedes? ¿Es realmente ese tiempo en que podemos ser tan libres para saber que no hay nada allá afuera o dentro de ustedes que necesiten temer de nuevo alguna vez? ¿Están listos para esa libertad? Ciertamente.

Este es el grupo – este es el grupo – a la vanguardia de tal libertad, ya que mi querido amigo y profesor el Maestro Adamus ha presentado y compartido con ustedes una variedad de productos, servicios, programas (risas).

ADAMUS: Pero ¡hay de mí! no soy un arcángel.

ARCÁNGEL MIGUEL: Ciertamente.

ADAMUS: Simplemente un Maestro Ascendido.

ARCÁNGEL MIGUEL: Ciertamente.

ADAMUS: ¡Lo cual me recuerdas todo el tiempo!

ARCÁNGEL MIGUEL: Ciertamente (risas).

ADAMUS: Pero tengo una linda túnica. (Adamus se pone de pie y presume su túnica)

ARCÁNGEL MIGUEL: Hm.

ADAMUS: Y un libro.

ARCÁNGEL MIGUEL: Pero con este grupo, después de todas las enseñanzas, toda la danza y toda la celebración, ¿podemos finalmente hacer esto real – la energía, la dimensión, la experiencia, el amor a la vida en sí misma – para convertirnos en los nuevos amantes de la vida? ¿Se tienen ese amor para ser eso? Ciertamente, como Adamus ha estado compartiendo con ustedes, para dejar de pensar en ello. Dejar de pensar en el amor.

Yo estoy absolutamente enamorado de ustedes o no estaría aquí, ya que ¿no es esto más bien un tipo de experiencia aburrida si no están enamorados de la vida? Dejen de llevarme a rastras (algunas risas). Este es el tiempo, y ustedes son el grupo. No hay nadie por delante de ustedes. ¿Eso es una carga o una alegría? (La audiencia dice “Alegría”). Ciertamente. ¿Es una carga o una alegría? (La audiencia dice nuevamente “Alegría”). Ciertamente.

Es mi alegría entonces servir a los nuevos creadores, ya que eso es lo que miro. A aquellos que tuvieron el coraje de entrarle a un viaje, una aventura, una experiencia para descubrir algo que nadie más ha descubierto, menos todos los Maestros Ascendidos. Pero ellos, también, están absolutamente enamorados de ustedes. No pueden evitar estar enamorados de ustedes precisamente como ustedes lo están, y rompería su corazón, como rompería el mío, si ustedes eligen darle la espalda a este tipo de libertad – una libertad que los sitúa siempre a la vanguardia de sus creaciones. Siempre. Qué paso tan audaz. Qué paso tan audaz. ¿Existe en este salón tal amor por esa audacia?

Nosotros la vemos. La vemos. Y entendemos en el parpadeo de un ojo que ustedes desearían que todo ello fuera verdad, y sin embargo su cuerpo no sería capaz de integrarla. Su mente lo haría, ciertamente, se volvería aún más loca. Pero ustedes tienen la sabiduría y el amor para permitir que esto se integre. ¿Pero existe el mañana para verdaderamente hacer real esta elección? ¿Existe el mañana para esta experiencia? ¿Van a esperar a mañana? (Alguien dice “No”). Ciertamente. Ciertamente. ¿Y van a dejar de pedirme que combata a las criaturas que ustedes crearon? Hm.

Con este grupo, depongo mi espada. ¿Por qué? Hm. No porque, como mi socio sospecha, puedo estar desarrollando un túnel carpiano (risas). Ciertamente. Depongo mi espada por el profundo respeto a ahora co-crear con ustedes conscientemente. No por encima de ustedes, ya que ustedes me dieron a luz como un arcángel. Todo lo que yo soy, ustedes lo son. Ahora háganlo propio. Háganlo propio. Inhalen ese potencial como si fuera real, incluso si su mente pregunta: “¿Cómo podría yo ser esto? Ya que todos los libros y todas las enseñanzas han sugerido lo contrario”. Mira hacia arriba por encima de ti y ahí encontrarás algo más grandioso que tú mismo. Pero nosotros miramos hacia abajo encima de ti y vemos la grandeza. La vemos. Ahora deja de esconderte de ella.

Ahora bien, mi pregunta – verdaderamente, mi pregunta – ¿cómo quieren que los sirva, creadores? La espada está abajo. No más batallas. No se trata de la luz y la oscuridad. No hay nada allá afuera que necesitemos temer. ¿Cómo puedo servirlos? Hablen, aquí arriba. Primer voluntario. Ciertamente.

ALAYA: ¡También obtengo un micrófono!

ARCÁNGEL MIGUEL: Puedes obtener cualquier cosa que quiera.

ALAYA: Gracias.

ARCÁNGEL MIGUEL: ¿Prefieres un color diferente? En el atril, por favor (ella va hacia el atril).

ALAYA: Me gustaría ir montada sobre tus alas y ver lo que tú ves.

ARCÁNGEL MIGUEL: No. No.

ALAYA: ¿No? ¿Te gustaría ir montado sobre mis alas y ver lo que yo veo?

ARCÁNGEL MIGUEL: ¿Y si las alas nunca existieron? Solo ¿estamos dispuestos a emprender juntos el vuelo? En tus palabras.

ALAYA: Viajar y volar y ver y experimentar y ser y respirar… sentir.

ARCÁNGEL MIGUEL: Sí. Ahora bien, ¿de veras estás queriendo esta libertad? (Ella suspira). Déjame demostrar. ¿Puedo tocar tu cuerpo?

ALAYA: Sí.

ARCÁNGEL MIGUEL: No puedes tenerla. Responde.

ALAYA: Ni siquiera me estás tocando. Estoy ida. Estoy acabada.

ARCÁNGEL MIGUEL: Hm (a David). Tú toca las piernas. ¿Puede él tocar tu cuerpo? (Ella asiente con la cabeza). Sujeta sus piernas (David sujeta sus piernas). ¿Quieres caminar? No puedes.

ALAYA: Puedo. Ya estoy caminando. No necesito mi cuerpo para caminar.

ARCÁNGEL MIGUEL: Tú estás en tu cuerpo.

ALAYA: Soy parte de él.

ARCÁNGEL MIGUEL: Toda esta transformación ocurre no en un concepto sino como una experiencia física. ¿Cómo se siente que te sea negada la libertad de caminar?

ALAYA: Aunque no se me niega. No se me niega la libertad de caminar.

ARCÁNGEL MIGUEL: Camina (ella trata pero David está sujetando sus piernas; risas cuando ella batalla). ¿Cómo se siente? Él es un hombre hermoso, un servidor público ideal, pero ¡va a estar pegado a ti por el resto de tu vida! Por favor, no dañes el atril (risas).

Solo queremos demost… gracias. Gracias.

ALAYA: De nada.

ARCÁNGEL MIGUEL: Pero queremos demostrar que ¡tienen que querer esta libertad! ¿Quién más se está aferrando a ustedes? ¿A quién más le están permitiendo aferrarse a ustedes en el nombre de qué? Ustedes tienen que asumirla, y decirle no a aquellos que están incómodos, o, como Adamus ha estado diciendo, simplemente no es su momento. Quizá en vida de ustedes aquellos a los que su corazón está tan profundamente conectado desde un lugar de compasión, nunca la conseguirán. ¿Están dispuestos a comprometer su libertad por el cronometraje de ellos? (Alguien responde “No”). Pero ¿están dispuestos a ser un ejemplo viviente para toda la humanidad que quiere saber “Existe algo que está fuera del todo el dogma que nos ha sido impuesto?”. Ciertamente. Ciertamente.

De manera que, ustedes son los nuevos caminantes en libertad del Espíritu, los nuevos creadores vivientes, los nuevos chamanes, los sacerdotes renacidos, el sacerdote sin un sermón. ¡Ah! ¿No se siente maravilloso eso? Ninguna ofensa (a Adamus).

El sacerdote sin un sermón. Solo caminando en libertad. Solo la conciencia de ser eso en vida. Este es el tiempo, hoy, en este momento. Este es el tiempo de poseer esto.

¿La libertad tiene que ser canalizada para que sea real? (La audiencia dice “No”). ¿Pueden ustedes hablar en nombre de su propia divinidad? (La audiencia dice “Sí”). ¿Y recordarlo? (La audiencia dice “Sí”). Ciertamente. Ciertamente.

Otro voluntario. Quizá en esta dirección.

LINDA: ¿Cuál dirección?

ARCÁNGEL MIGUEL: Exacto frente a nosotros. Bob está muy alterado. Le quedan tres días en la carretera con ella.

LINDA: ¡Oh! Perdón, solo estoy siguiendo instrucciones.

KOKA: Gracias. ¿Cuál es la pregunta?

ARCÁNGEL MIGUEL: ¿Cómo te sirvo, querida…

KOKA: ¿Cómo me sirves?

ARCÁNGEL MIGUEL: …sacerdotisa?

KOKA: (Hace una pausa). ¿En verdad sí quieres manejar tres días conmigo?

ARCÁNGEL MIGUEL: Ciertamente. Ciertamente. Tú hablas en nombre de un linaje nacido de un género que se ha desgastado. Hablas de una soberanía que no ha sido realizada. Vives un estado de gracia que ha sido negado. ¿Cómo puedo servirte como nueva creadora?

KOKA: Creo que la mejor manera de servirme es confiar en que puedo hacer eso yo misma.

ARCÁNGEL MIGUEL: Gracias. Gracias. Otro voluntario. ¡Ah! Ya tenemos uno. Ciertamente (la audiencia aplaude cuando Linda es escogida).

LINDA: Sabía que esto iba a venir.

ARCÁNGEL MIGUEL: Yo no soy tan cortés como Adamus. ¿Cómo te sirvo?

LINDA: (Haciendo una pausa). Permitiéndome ser todo lo que yo soy.

ARCÁNGEL MIGUEL: Así sea. Así sea. ¿Esto es fácil, ¡no?

LINDA: Sí, de hecho.

ARCÁNGEL MIGUEL: ¿Podemos ahora no solo danzar juntos, celebrar juntos? ¿Tenemos que mantener esta fachada entre los reinos físicos y etéreos? (Alguien en la audiencia dice “No”) Ciertamente. Ciertamente. Entonces ¿podemos abrirlo a las preguntas generales?

Continúa …

http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/serie13.htm

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend