SHAUD 11: "Presencia Radiante" 1era Parte

Digital Universe (135)

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie e2012
Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

Presentado al Círculo Carmesí

Julio 7, 2012

www.crimsoncircle.com

www.crimsoncircle.com/co (español)

Nota: Las ilustraciones, fotos y diapositivas de Adamus pueden ser vistas en la versión PDF o en el video en inglés.

Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com

Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio del Círculo Carmesí en el Manantial del Caduceo http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm

Yo Soy el que Yo Soy, radiante y siempre-presente, Adamus de Dominio Soberano. Gracias. (Aplauso de la audiencia)

Bienvenida a esta aula de la ascensión en vida. Te prometo no ser duro contigo el día de hoy. Edith.

EDITH: Gracias.

ADAMUS: Tú puedes ser dura conmigo, pero yo no lo te lo regresaré.

Bienvenidos al aula, mis queridos amigos. Acabamos de pasar por una merabh de cuatro minutos, mientras esa – ejem – música que no vale gran cosa* estaba sonando (la audiencia responde “¡Oh!”). ¡¿No es cierto?! (Kerri grita “¡Sí!” y Adamus ríe). Mientras la música estaba sonando, para que ustedes pudieran ir a la deriva un poquito, para que pudieran permitir un cambio de conciencia. De veras, ¿Por qué no una música grandiosa alguna vez, hm? *”Compañeros del Alma” por Mary Chapin Carpenter yJames Taylor del CD

“Cenizas y Rosas”.

Ustedes pasaron por una merabh de cambio de conciencia de cuatro minutos. El resto de las siguientes dos horas simplemente va a ser dejarse esperimentar cómo es, integrarla, introducirla a su cuerpo, convertirse en una presencia radiante.

¿Se preguntan por qué están hoy aquí? ¡No tienen otro sitio donde ir! (Risas). Aprender sobre la conciencia radiante. Ese es el siguiente paso. Eso es lo siguiente en lo que vamos a trabajar – estar presente. ¡Ah!

Iluminación. La iluminación – es sobre estar presente. Es sobre estar consciente, y existe una enorme diferencia entre estar en la mente y estar consciente. Verdaderamente la hay. Consciente – de hecho en realidad no tienen que usar mucho de la mente.

La iluminación es sobre permitir que un flujo natural tenga lugar. En el instante en que ustedes empiezan a enredarse en eso, en el instante en que empiezan a manipularlo, en el instante en que piensan que el humano – solo el humano aislado – sabe cómo hacer esto y ustedes no invitan al alma, no invitan a los aspectos, no invitan a su sí mismo, no va a funcionar tan bien. Estarán sobre sus manos y rodillas llamándome. ¡Ja, ja, ja! (Risas)

Así que, mis queridos amigos, hoy tenemos muchos invitados en casa. No solo ustedes, no solo Jonette (Crowley) y Águila Blanca. Tenemos muchos invitados en casa. Oh, siempre hay invitados, solo que no los dejo hablar muy a menudo (algunas risas). Muchos invitados en casa el día de hoy.

Tenemos hermosos, hermosos Shaumbra de todo el mundo. Tenemos energías y amor de los seres angélicos.

La Competencia

Saben… y sí digo ‘amor’ porque ellos aman ser parte de todo esto. Les encanta observar. Pero al parecer es un amor interesante. Es el mismo amor que muchos de ustedes solían tener en vidas pasadas yendo a un combate de lanzas (algunas risas). Los caballos, las varas largas, uno vestido de oscuro, otro vestido de claro, persiguiéndose uno al otro, yendo uno en contra del otro – ¡boom! – y uno es tirado del caballo. Y ellos ríen, y aplauden y vitorean cuando ustedes están en el suelo preguntándose qué diablos los acaba de golpear.

¿Por qué? Ellos pueden reír y aplaudir porque saben que ustedes van a volverse a subir. Saben que no los va a destruir. Saben que por alguna extraña razón les gusta volver a subirse a ese caballo, agarrar esa vara e ir tras ello otra vez. Pero ¿con quién están contendiendo? (La audiencia dice “Tú mismo”). Tú mismo. Absolutamente.

¿Por qué estás contendiendo contigo mismo? ¿Por qué? (La audiencia da varias respuestas incluyendo “¿Quién sabe?” y “Entretenimiento”). Entretenimiento (alguien dice “Drama”). Drama (alguien dice “Aburrimiento”). Aburrimiento. Buena respuesta. Aburrimiento (alguien dice “Costumbre”). Costumbre – la mejor respuesta. La costumbre. Sencillamente te acostumbras a a saltar sobre ese caballo, ponerte tu armadura y oponerte a ti mismo. La oscuridad contra la luz. Fuerza dentro de la fuerza. Oh, es emocionante para otros observar. Emocionante, porque siempre quieren saber, primero que nada, cuán apasionado estás con esto; cómo te metes en tu armadura; cómo te la acomodas; cómo agarras tu arma; cómo te subes a ese caballo; cómo tienes tanta determinación y energía, y luego ¡cómo vas a perseguirte a ti mismo! No tantas risas en esa (risas). Cómo te tiran del caballo, te tiran al suelo, pero te levantas y lo intentas de nuevo.

Qué tal que mañana en la mañana cuando se despierten, ninguna armadura. Anden descubiertos, queriendo decir sin esa protección de energía – no usted, señor (risas) – sin esa protección de energía que se ponen cada día. Tiene sentido, puesto que es duro allá afuera. Hay días en que sienten que tienen que subir esa guardia.

¿Por qué no mañana, no subirla, solo para ver qué pasa? ¿Qué tal que mañana no sacan su lanza y la pulen, le quitan la sangre de ayer? ¿Qué tal que dejan esa lanza en el suelo donde cayó por última vez? ¿Qué tal que se olvidan del caballo? El caballo solo es indicativo de la fuerza que a veces usan para entrar a la vida, entrar a su día. ¿Qué tal que solo están es su propia presencia radiante? ¿No es ese el único traje que necesitan? ¿No es esa verdaderamente la única herramienta? ¿No es eso lo único que necesitan para hacer lo asignado hasta el final de un día?

Ahora bien, ¿qué va a sucederle a ese sí mismo oscuro? El sí mismo opositor, esa parte con la que ustedes han estado batallando todos los días, ¿qué va a pasarle? (Alguien dice “Integración”). No. Va a saltar sobre su caballo, va a agarrar su lanza, ¡y los va a perseguir a ustedes! (Adamus ríe). ¿Por qué? La costumbre. La costrumbre. Ha sido entrenado ¿por quién? (La audiencia dice “Por mí”). Sí. Las preguntas son tan fáciles hoy (Adamus ríe). Más tarde entraremos a las difíciles.

Él ha sido entrenado. Es parte de la costumbre, parte del programa, el duelo cotidiano con ustedes. Pero después de un tiempo, se va a cansar un poco de vestirse, de sacar la lanza, subirse al caballo y perseguirlos. Finalmente va a aprender que puede integrarse. Ustedes no tienen que batallar con el día.

Ahora bien, en ese guerrero opositor oscuro, hay elementos de la conciencia de masas. Hay elementos de otras personas – amigos, familia, colaboradores. Hay elementos, pero todos ellos son atraídos por ustedes a esa fuerza opositora. Al parecer como su propia partícula de Higgs, que atrae esa energía. Lo convierte en algo real. Lo convierte en material y en una experiencia.

Así que mañana, solo tomen esa respiración profunda. No se vistan. No agarren la lanza. No se suban al caballo. No batallen. No hay nada en absoluto con lo cual batallar. Nada en absoluto. Cuanto antes se den cuenta de esto, tanta más diversión van a tener con su iluminación.

Tomemos una respiración profunda y demos la bienvenida a nuestros invitados de hoy – los hermosos, los amorosos, los seres angélicos, los seres humanos – todos aquí como parte de esto.

Qué Está Pasando Ahorita

Ustedes están enteramente a mitad del camino del 12-12-12. Sí. “¿Solo a mitad el camino?”, dicen ustedes. A mitad del camino. Pero no necesariamente termina el 12-21. No necesariamente termina a fin de año o el 21 de diciembre. Va a haber un montón de residual. ¿Qué sucede el 21 de diciembre? (Alguien dice “Otro día”). Básicamente otro día, pero ha sido implantado en la conciencia que es un día especial. Incluso aquellos que no están en la misma conciencia, tienen ese implantito, ese pequeño cuestionar si es el fin del mundo, el fin de una era, o solo otra – por extraño que parezca – esperanza perdida.

¿Ustedes se dan cuenta de que va a haber mucha gente que se despierte el 22 de diciembre y sienta una esperanza perdida? “Oh chispas”, como diría Sart. “Solo es otro día”. Eso probablemente es más difícil que ver algún tipo de gran desastre mundial, algún drama, porque hay mucha gente que va a despertar el 22 de diciembre y dirá: “Esto es prácticamente lo que se obtuvo. Ellos hablan de los cambios. Hablan del nuevo mundo. Hablan del fin del viejo mundo, lo que sea. Solo es otro día”.

Esa es quizá una de las cosas más duras, puesto que en ella hay tal pérdida de esperanza, o pérdida de rescate, llamémosla. Una pérdida de algo entrando para hacer un cambio significativo. Para ustedes, a fin de este año, en realidad no importa, porque lo que está sucediendo ahora mismo – particularmente con todas estas energías salvajes, toda la afluencia de energías que han entrado y todas las maneras en que los humanos lo han estado manejando – lo que realmente está pasando es que todo un nuevo conjunto de potenciales está siendo revelado. Potenciales que siempre han estado ahí – siempre, siempre han estado ahí – pero han estado enmascarados. Han estado detrás de la nube o el velo, inadvertidos o ignorados por los humanos.

Lo que está sucediendo ahora mismo es que algunos de esos están llegando a primer plano. Para ustedes, ya han sido años desde que sintieron estos, y básicamente han estado disponibles para ustedes. Para la humanidad, ellos apenas van a empezar a estar conscientes de ello, en gran parte por el mero trabajo que ustedes han hecho en su propia conciencia.

De manera que no va a haber un evento dramático el 21 de diciembre o dentro de semanas o necesariamente dentro de meses. No será dramático. Será una apertura gradual y habrá momentos de gran intensidad. De hecho, este verano – muy intenso, como puede que ya hayan sentido. En el otoño, se va a calmar (alguien dice “Yay”). Bueno, todavía no termino (risas). Solo estamos en otoño (Adamus ríe). Les va a dar, dar a todos, una sensación de paz y calma. “¡Ahh!”.

A fines de septiembre, octubre, ustedes van a decir: “Oh, ¿ves? Las cosas han resultado tan bien”. Al parecer los va a acunar y mecer y confortar. Es como una sinfonía. Es como una sinfonía. Estamos en la parte media. Los tambores están sonando. La orquesta está en su cadencia máxima, y luego se calma, y la sinfonía en el otoño se adormece un poquito. Va al interior. ¡Y luego viene el gran final! Un final de energía. Sí. En la primera quincena de noviembre siguiendo hasta el final del año. Pero nuevamente, ningún aterrizaje de OVNIS, ningún aterrizaje masivo. Ningún … iba a decir ningún inaudito – habrá eventos sin precedente ocurriendo – pero nada que borre a la humanidad de la faz de la Tierra.

Pero todo este tiempo, ahora mismo, tremendas energías entrando. Cambios teniendo lugar. Ustedes pueden verlo. Termina en las noticias, a veces meses y meses después. Pasamos por una enorme infusión de energía los meses pasados. Enorme infusión de energía. Toma un tiempo para que luego ella afecte a los humanos, se introduzca a la realidad, y llegue a las noticias.

Ustedes han tenido eventos climáticos tremendo ocurriendo, y esos continuarán. Exacto aquí en sus propios patios traseros, los fuegos. En otras partes del mundo, inundaciones. Todo esto es parte de todo este proceso de manifestación de la energía. Así que eso va a continuar. Estamos en el punto medio del camino ahora mismo.

Tomemos una respiración profunda dentro de eso.

Ustedes llegaron así de lejos. No fue tan duro. De hecho se está haciendo un poco … ¿No se está haciendo un poco más fácil? (Alguien dice “Sí”, alguien dice “No”). No (Adamus ríe). No.

Tomemos una respiración profunda con eso, mientras continuamos dentro de este año. Cambios fenomenales, fenomenales.

¿Has sentido los cambios dentro de ti mismo? (Alguien dice “Sí”). Sí. ¿Qué tipo? Micrófono por favor, si no te importa. Oh, ¿no es esto aterrador? Sí. Linda está al caso aquí con ese micrófono. Discúlpame.

SHAUMBRA 1 (mujer): Entonces ¿qué cambios he sentido?

ADAMUS: Dentro de ti. ¿Cuáles son las cosas más grandes que has notado?

SHAUMBRA 1: Soltar rollos pasados. Justamente estoy soñando con dejar ir – mucho soñar con soltar rollos pasados.

ADAMUS: Bien.

SHAUMBRA 1: Y entonces solo estoy confiando en que eso está sucediendo de hecho.

ADAMUS: Sí, lo está.

SHAUMBRA 1: Aún cuando no siempre lo estoy sintiendo. Pero confío en que está sucediendo.

ADAMUS: Lo está. Lo está. Y eso suelta los viejos rollos. Capas y capas y capas. ¿Pensaste cuando Tobías se marchó que ese era el final de dejar ir? Pero continúa. Hay tantas capas.

Pero no necesariamente sucede de un modo lineal. No es como que tengas que seguir una línea de tiempo. O no es como que solo puedes dejar ir un tanto a la vez. Hay movimientos tremendos que están ocurriendo entre bastidores, y no solo es dejar ir. Se convierte en una integración, porque cuando dejas ir algo, ello lo libera de su estructura de energía o sistema de creencia. Lo abre, pero luego eso regresa a ti en la integración. Al parecer es como ‘libera despeja, vuelve a regresar’, pero de una manera muy nueva, con la sabiduría de lo que aprendiste.

Verás, cuando es mantenido en… gracias. Cuando es mantenido en sus viejas creencias o viejas estructuras de energía, el alma no puede recibir la sabiduría de ello. Todavía está encerrado. Todavía está tratando de o resolverse o esconderse. Pero tan pronto como los asuntos son liberados en amor, en confianza, ello lo libera. El alma entonces destila esa hermosa experiencia hasta la sabiduría. Bien.

Iluminación Natural

Nosotros estamos aquí para la iluminación. Una y única razón. Ustedes están aquí para la iluminación. La iluminación se trata de la conciencia. La iluminación se trata de, ustedes podrían decir de una manera rara, de la realización o consumación. La iluminación se trata de la simplificación. La iluminación se trata de … (se oye un trueno; risas) la integración. La integración con todas estas partes y piezas flotando alrededor allá afuera. La integración, y en realidad ustedes no pueden hacer la integración si están tratando de hacerlo complejo.

La iluminación es un proceso natural, mis queridos amigos. Un proceso natural. Quizá ese es mi mayor tema y lo será hasta que me vaya.

Oh, puede oírlos preguntando, “¿Cuándo? ¿Cuándo? ¿Cuál es la fecha?”. (Adamus ríe).

La iluminación es un proceso natural, y yo seguiré hablando de eso una y otra vez, porque primero que nada todo este estado de conciencia humana limitada es antinatural. Tener un cuerpo separado, una mente separada es antinatural. No saber o no sentir cuando digo “Yo Soy el que Yo Soy”, tratando de comprenderlo – eso es antinatural. Estar separado de ti mismo, lo que ustedes llaman Espíritu, de su alma – antinatural. Sufrimiento – antinatural. Carencia de abundancia – antinatural. Todas estas cosas – antinaturales. Soledad – antinatural. Antinatural. Todas estas cosas fueron creadas por ustedes, puestas ahí por ustedes como parte de una experiencia gloriosa. Debe haber una mejor manera de hacerlo (Adamus ríe).

Ellas son antinaturales, porque lo natural es simple, está integrado, y es, bueno, ustedes dirían, auto-contenido. Dentro del sí mismo. Eso es natural. Es antinatural ser infeliz. Absolutamente antinatural estar falto de abundancia. Sí, haré una corta … (alguien deja caer una roca al piso).

KATHY: De todos modos es para ti, cariño (dándole la roca).

ADAMUS: Gracias.

KATHY: Necesitaba una señal.

ADAMUS: Bien. Una roca. No te quedes dormido (risas cuando ‘amenaza’ con lanzarle la roca a alguien). Es antinatural ser infeliz. Es totalmente antinatural estar falto de abundancia. Daré una clase de abundancia, pero he estado esperando.

LINDA: ¿Cuándo?

ADAMUS: Cuándo. ¿Cuándo te gustaría que la diera? (La audiencia grita “¡Ahorita!”). ¿Están listos para ella? (La audiencia responde “¡Sí!” y algunos aplausos).

Tengo que advertirles. Ustedes aplauden, vitorean, dicen “estoy listo para ella”. Primero que nada – cómo diría yo esto cortésmente – Cauldre y Linda y muchos de ustedes nunca serán invitados a ciertos lugares por otra gente. Va a ser muy claro, no tan amable, muy directo, y hay algunas personas que van a ofenderse por ello, puesto que están invertidas en la carencia. Maestros, mis queridos amigos, autores, algunos de ustedes – invertidos en su propia carencia de abundancia. ¿No es raro estar invertido en la carencia? ¿No es como una especie de oxímoron?

Pero es un estado de ser antinatural no ser abundante. Ustedes tienen que trabajar en no ser abundantes. ¿Se dan cuenta de eso? Y sé que algunos de ustedes están diciendo: “Pero Adamus, yo realmente puse mi intento allá afuera”. ¡Ptt! (escupe) sobre el intento.

LINDA: ¿Qué fue eso?

ADAMUS: Déjame provocar uno (escupe otra vez). Es antinatural estar carente. Ustedes realmente tienen que trabajar en ello. De hecho, ustedes son absolutamente el mago para ser capaces de estar sin la abundancia. A veces me pregunto cómo hacen eso. Enséñenme su truco. No, no quiero saber. ¿Enseñarme cómo hacen eso? Deberían estar escribiendo libros de cuán brillantes son para estar faltos de abundancia, puesto que simplemente es antinatural.

Problemas físicos, biológicos – totalmente antinatural. ¿Cómo hacen eso? Cómo hacen a su cuerpo tan – no me estoy metiendo contigo (a Pete), solo me estoy recargando en ti – ¡¿cómo hacen que su cuerpo esté tan fuera de balance?! Es antinatural. Jonette, Águila Blanca, Mark, todos ellos saben eso. Están como, “¡Oh… ¡” (se encoge de hombros).

Así que una de las cosas que vamos a hacer, mis queridos amigos, es movernos más allá de algo de esto, pero es difícil. Saben, no es fácil ser Adamus (risas). ¿Por qué? ¡Ups! (su micrófono se resbaló). ¿Por qué? Porque ustedes se sujetan tan fuertemente de ello.

Y hay veces… Bueno, primero que nada, déjenme decir, se sujetan tan fuertemente de ello que su alma los deja. De veras lo hace. En serio, ustedes le dan la espalda a su alma y ella les dará la espalda a ustedes. ¿Por qué? Ella los ama tanto. Es compasión. El mono ve, el mono hace (risas). Muy cierto (Adamus ríe).

De manera que, también hay veces en que ustedes insisten en su carencia o su desequilibrio físico o su condenada depresión – oh, es tan triste – sus otras cuestiones… no tienen relaciones – podemos hacer una larga… hemos hecho largas listas – ¡pero ustedes se aferran a ellas! Y luego me dicen que no son de ustedes. Me dicen que ustedes son una… no estoy mirando a nadie en particular. No… (Adamus ríe). Me dicen que no lo crearon, que solo son una víctima, y pasamos por esto una y otra vez. Se aferran a ellas.

Algunos de los otros seres, por respeto y compasión, los dejan tenerlas. Pero yo no (Adamus ríe). Pelearé contra ustedes por ellas. Las arrancaré de ustedes., si puedo. Veré qué tanto quieren en verdad, verdaderamente esas cuestiones. ¡Oh! La carencia de abundancia. Usaremos esa como un punto de referencia cuando hagamos este curso de abundancia. Voy a cobrar mucho por él (risas). ¡Y luego me marcharé! ¡Ohh!

Usaremos eso como un punto de referencia. ¿Está claro, Linda? La abundancia. Y cuando se inscriban tendrán que poner cuánto dinero tienen en el banco y cuánto dinero están haciendo ahorita y cuánto son sus deudas. Y luego vamos a trabajar en ello, y ya sean seis meses o un año o dos años después, vamos a regresar a ello, y vamos a medir no mi éxito, sino el de ustedes. Vamos a medir para ver cuánto aún se están aferrando a la carencia, si acaso.

Solo – por favor – solo imaginen aquí por un momento. Pretendamos. Hagamos un cuento de hadas espolvoreando la cosa. Solo imaginen una existencia, una vida, vivir, donde toda la abundancia está ahí. Ni siquiera tienen que pensar jamás en ello. Donde la salud sencillamente está ahí. Eh, un par de veces al año se enferman de vómito, pero eso es como una limpieza de las toxinas que están en el aire.

Imaginen una relación que no sea un desafío. Que es un apoyo. En que, saben, no es una batalla. No están buscando nada fuera de ella. Simplemente es una gran manera de disfrutar la vida, compartir la vida con alguien más.

Entonces solo tomen una respiración profunda e imaginen estas cosas.

Imaginen, por un momento, esta cosa que llamamos iluminación, la cual en realidad solo es simplificación. Eso es todo lo que es, e integración. Imaginen cuando ya no la estuvieran persiguiendo; estuvieran de hecho viviéndola. ¡Qué concepto! Sí, solo inhalen eso por un momento. Ustedes sencillamente lo son. Incluso ya nunca hablamos de la iluminación. Nos reunimos así. Jugamos póquer. Bebemos algo de vino. Nos divertimos. Sencillamente nos escapamos del mundo exterior por un ratito. Imaginen eso. Sí.

Entonces, y sé que hemos hablado antes de esto, pero ¿por qué seguimos regresando a las cuestiones de salud, abundancia, relaciones, aspectos, y todas estas otras cosas? (Alguien dice “Nos encanta”). ¡Les encanta! Sí. A mí me da un empleo. Correcto (risas).

SART: ¡Tú estás en la nómina!!

ADAMUS: En la nómina.

Tengo que decir que, a pesar de mis comentarios, que a ustedes les va extraordinario al hacer esta transformación, todo este cambio radical, todo este avance natural. Soportándolo bastante bien. Todavía ocurre mucho forcejeo mental, todavía mucho aferrarse, todavía preguntándose qué pasaría. ¿Qué pasaría, Jan, si mañana en la mañana cuando te despiertes sencillamente dejas ir? Solo dejas ir. ¿Qué pasaría?

JAN: No sé.

ADAMUS: “No sé”. Piensa en ello por un instante. Solo dejas ir. Sueltas, en otras palabras, todas las cosas a las que estás enganchada. Los ganchos están en cosas como dinero, relaciones, salud, y preguntarte qué demonios estás haciendo aquí. Sencillamente te despertaste en la mañana y no te pusiste esa armadura – perdón Pete – no te pusiste esa armadura, y no montaste al caballo, por así decir.

LINDA: ¡¿Qué?! (Risas).

ADAMUS: Es un término ecuestre (más risas). Está bien, ‘subiste al caballo’. Lo que sea. Perdón. ¿Qué pasaría, Jan? Todavía estás pensando en montar al caballo. Quitemos… ooh, quitemos eso (risas). ¿Qué pasaría?

JAN: Esa es una dura de la cual regresar.

LINDA: Ella todavía está montando al caballo, ¡gracias a ti! (Risas)

ADAMUS: (Riendo) Un pié en el estribo, lanza tu pierna sobre él, sí.

JAN: Me es realmente difícil imaginar eso, no estar enganchada a todo, porque en mi vida soy tan ejecutora, tú sabes, que en todo lo que tengo que hacer siempre estoy enganchada a eso, y todas esas cosas. Soltar todo ese tipo de rollos…

ADAMUS: Entonces mañana no ejecutes. ¿Qué va a pasar?

JAN: No sé. Eso es verdaderamente duro. Eso es en lo que estoy trabajando ahorita.

ADAMUS: ¿Es eso verdaderamente duro?

JAN: Para mí.

ADAMUS: Sí.

JAN: Quiero decir, al parecer eso es en lo que estoy trabajando ahorita. En vez de ser una ejecutora, ser una ‘ser-dora’ y es duro.

ADAMUS: ¿Cómo te está yendo con el ‘ejecutar’ (algunas risas)

JAN: Sí. Umm, es como siempre…

ADAMUS: ¿Estás hallando que nada funciona?

JAN: Sí.

ADAMUS: Entonces ¿por qué no haces nada?

JAN: ¡Sí! Me gustaría (ríe nerviosamente).

ADAMUS: ¡Funciona! Funciona. Verás, con todos los enganches a las cosas, a la ejecutorie-dad y el mantenerte ocupada, todos estos son atributos Vieja Energía. ¿Te das cuenta de que puedes conseguir hacer mucho sin hacer nada? De veras puedes. Me refiero a que realmente no tienes que esforzarte. De hecho al parecer eso está pasando de moda. Sí. De veras lo está. Es como… sé que a algunos de ustedes les gusta pensar que son modistas espirituales. No fascistas, modistas. (N. de T: Juego de palabras en inglés: Fashion=moda, Fascist= fascista). Modistas. Aquí en los Shauds inventamos palabras. Como un fashionista. Diseñadores espirituales. Y a veces lo que tienes es tan ayer, sabes, por lo que se refiere a tener que hacer. No tienes que hacer nada. Ahora bien, tu mente dice que vas a ir a la bancarrota y todos van a pensar que te has, sabes, unido a algún culto, y… (Adamus ríe). No tienes que hacer nada.

JAN: Entonces no estoy haciendo lo suficiente. Eso es…

ADAMUS: Entonces no estás haciendo lo suficiente. ¿Te das cuenta de que la verdadera creación no tiene nada que ver con el hacer? La verdadera creación – y vamos a hablar aquí de ello en un momento – se trata simplemente de la presencia radiante. Eso es todo. Y luego toda la ¿&?/$# te pasa (algunas risas). Ese fue un término técnico (Adamus ríe). Algunos de ustedes se están quedando dormidos. Tenemos que mantenerlo… solo los estoy distrayendo aquí. La verdadera presencia radiante hace que suceda. Tú no tienes que hacer nada.

Ahora bien, tú vas a chocar con un conflicto – Jan y otros como ustedes – porque están tan acostumbrados a hacer. Y si no están haciendo, si no están haciendo algo, la cosas no se están moviendo – así creen. Y entonces hay ese constante empujar, empujar, empujar, la rutina diaria. Empu… (él empuja a alguien). Perdón. Empujar, empujar, empujar las cosas. Como empujar una roca cuesta arriba. ¿No se les ha ocurrido, primero que nada, que en realidad no hay roca, y en realidad no hay cuesta? ¿Y no se han parado a pensar por un momento, para qué la están empujando? ¿Adónde están yendo con ella? ¿Qué sucede cuando llegan a la cima de la colina? ¿Qué van a hacer con esa condenada roca que han estado empujando cuesta arriba? ¡Solo es otra colina! Eso es todo. Sí. O ella rueda por el otro lado y ahora ustedes tienen que volverla a empujar hacia arriba.

Entonces, mi punto en todo esto es que hay enormes cambios ocurriendo más allá de lo que ustedes hayan pensado.

Me encanta la mente. Es una creación hermosa, pero le ha llegado su hora, y les está diciendo eso. Les está diciendo eso. Está diciendo por favor “libérame” (Adamus lo dice con una voz alta entonada; muchas risas, particularmente de una persona). Sí. Él obtiene un Premio Adamus. Sí, sí. Risa imperturbable.

LINDA: ¿Junior? ¿Junior lo obtiene? (El joven escribió en su gafete “Adamus Jr”)

ADAMUS: Junior, sí.

LINDA: Okey.

ADAMUS: Hijo (algunas risas del público y Adamus)

Entonces, queridos amigos, mi punto en esto…

LINDA: Adamus, ¿te gustaría entregarle el premio a Junior?

ADAMUS: Oh sí, por supuesto. Para ti (Adamus le entrega el premio)

JUNIOR: Gracias papá.

ADAMUS: Sí, sí (risas). Yo soy virgen (muchas risas y Cauldre crepita con su bebida). Ni siquiera Cauldre se creyó esa.

Mi punto es simple. El enorme cambio por el que ustedes están pasando ahora mismo es con respecto a, bueno, ustedes podrían llamarlos paradigmas, pero es la conciencia. Incluso ha sido difícil imaginar qué viene a continuación. Casi imposible.

O déjenme decir eso de otro modo. Incluso es difícil pensar en ello, y eso ha sido parte del problema. Ustedes han estado pensando en qué viene a continuación, y cuando piensan en ello, en realidad los mantiene en la rutina diaria, en la vieja conciencia, y los guarda de realmente sentir dentro del explorar qué viene a continuación.

Lo que viene a continuación está tanto más allá de la mente, pero a la mente le gustaría saber, a la mente le gustaría participar. Está tanto más allá de la rutina diaria. Sí implica confianza. Es muy divertido. Cambia la perspectiva de todo. Todo en efecto. Y es natural. Esa es la mejor parte.

Es tan natural, que va a suceder. Es inevitable. De hecho ustedes – tú, tu alma, todos tus rollos, tu basura – han elegido este tiempo para que ello suceda. ¿Por qué? Más energía en la Tierra, conciencia más elevada y ustedes están cansados de la rutina diaria. Así que va a suceder.

¿Podrían dejar que ocurra? ¿Por favor? (Alguien dice “Sí”). Bueno, dices eso ahora, pero mañana en la mañana cuando llegues a la autopista y vayas a tu oficina, vas a regresar a ello. Y solo recuerda de lo que hablamos aquí. Deja de hacer cosas. Tu propia iluminación – tu propia iluminación – lo mejor es dejarla sola.

Dejándolo Que Ocurra

Es tan penoso, supongo que ustedes lo llamarían. Es tan descorazonador observar a algunos de ustedes trabajando en su iluminación. ¿Por qué? Porque en realidad no tienen idea de lo que es. De veras. Hemos jugado este juego en los talleres – ¿qué es la iluminación? “No sé, pero pienso que quizá voy a ser un poco más joven, y pienso que mi ADN va a ser un poco mejor y tendré un poquito más de dinero”. Eso no es la iluminación. Esos son resultados de la iluminación. Eso no es la iluminación.

Está ocurriendo! Dejen de pensar en ella, dejen de planearla y solo experiméntenla.

Plantearé esta pregunta – lista en el micrófono para los voluntarios Linda. Plantearé esta pregunta. ¿Cómo se van a dormir en la noche? Cualquiera. ¿Cómo te vas a dormir en la noche?

KATHY: Desde el momento en que me acuesto en la cama o quieres los…

ADAMUS: Empecemos a la seis de la mañana y nos abrimos camino a través del día (risas).

KATHY: ¡Oh! Yo inicio mi mañana… ¡es fácil! ¡Es fácil! Inicio mi mañana y termino mi día con un baño de burbujas.

ADAMUS: Un baño de burbujas.

KATHY: Y a veces Sal de Epson, dependiendo de lo que he hecho durante el día.

ADAMUS: Sí, ¿y si no haces eso?

KATHY: Me agarroto.

ADAMUS: Sí, okey.

KATHY: Mis viejos huesos se sienten otra vez de 60.

ADAMUS: Sí.

KATHY: Sí.

ADAMUS: Bien.

KATHY: Y esta tiroides anda “ju, ju, ju”.

ADAMUS: Sí. Bien. Okey. Baño de burbujas. ¿Alguien más se da un baño de burbujas antes de ir a la cama?

KATHY: Acuéstense y sientan su cuerpo en su cama. Es realmente agradable.

ADAMUS: Bien. ¿Cómo te vas a dormir en la noche? (Alguien grita “Cuando estoy cansado”). Ella llevará el micrófono.

LINDA: Tengo una mano por acá.

ADAMUS: Sí.

MICHELLE: No estoy muy orgullosa de decir esto, pero prendo la TV.

ADAMUS: ¿Te pondrías de pie, mientras no estás orgullosa? (Risas)

MICHELLE: ¡Sí! Prendo la TV, porque sencillamente no puedo dejar de pensar.

ADAMUS: ¡Oh!

MICHELLE: Y pongo algo monótono, como, no sé… y me quedo dormida.

ADAMUS: Eso sería la TV. Sí (risas).

MICHELLE: Sí.

ADAMUS: Es sinónimo.

MICHELLE: Es la única manera en que puedo quedarme dormida.

ADAMUS: ¿Y qué ves?

MICHELLE: Extraterrestres Antiguos o alguna otra cosa… (muchas risas)

ADAMUS: Me marcho (Adamus camina hacia la puerta). Algún otro… alguien más vendrá y canalizará. Yo me marcho. Eso es demasiado para mí. No sé. Arcángel Miguel, eso fue sencillamente un poco…

MICHELLE: ¡Me pone a dormir!

ADAMUS: Es como “¡¿extraterrestres antiguos?!”. ¡¿Ellos están viendo extraterrestres antiguos?! (Adamus sale por la puerta; la gente dice “¿Adónde va?, ¿De veras se está marchando?, ¡Adiós!”; regresa unos instantes después). ¡¿Extraterrestres Antiguos?!

MICHELLE: Me quedo dormida cuando empiezo a verlo. No sé.

ADAMUS: Sí. Bien. Bien. Okey. Y entonces te quedas dormida y ¿qué sucede después de eso? ¿Apagas la TV?

MICHELLE: Sí, me despierto a media noche y la apago después de soñar…

ADAMUS: ¿Esto suena…?

MICHELLE: Yo… yo no… yo no sé. No solía hacer eso.

ADAMUS: ¿Esto suena sano?

MICHELLE: No.

ADAMUS: ¿Natural?

MICHELLE: No.

ADAMUS: ¿Torcido?

MICHELLE: Un poco.

ADAMUS: ¡Un montón! (Risas). Divertido, pero raro. Bien. Sí. No estamos haciendo juicios.

LINDA: (Risitas) Sí, exacto. Buen trabajo. Realmente buen trabajo. ¿Quién más tenía su mano levantada? ¿Alguien más?

ADAMUS: Bien. Podrías escuchar mis mensajes. Eso realmente te pondría a dormir. Lo has hecho antes, pero Tobías te gusta más (riendo). Bien. Gracias.

LINDA: Junior – Junior está listo.

JUNIOR: Respiro hasta quedarme dormido.

ADAMUS: Respiras hasta quedarte dormido. Bien. Bien. Okey. Siguiente. Unos cuantos más. No olvides la parte trasera del salón.

LINDA: Pero tengo que ver una mano levantada.

ADAMUS: Ellos se sientan allá atrás por una razón.

LINDA: Supongo que yo no.

ADAMUS: Sí. ¿Cómo te quedas dormido?

Visita Wadie.com

PAUL: Establezco una condición según lo que quiero experimentar y luego solo recuesto mi cabeza y estoy ido.

ADAMUS: Bien. Okey.

LINDA: Usted está en control, señor ¡Vaya!

ADAMUS: ¿Realizas esa condición? Si estableces una condición o colocas una determinación – no intento hacer juegos de palabras – tú…

PAUL: No siempre o no de inmediato, pero generalmente empieza a guiar mi camino.

ADAMUS: Bien.

PAUL: Así que puede ser una semana más tarde que llegue, pero llega.

ADAMUS: Bien. Okey. Bien. Siguiente. ¿Cómo te quedas dormido?

LINDA: Qué bueno verte otra vez.

MARTY: Me gusta escuchar melodías, de preferencia no heavy metal.

ADAMUS: No heavy metal.

MARTY: Sí.

ADAMUS: ¿Escuchas algunas de mis favoritas?

MARTY: Probablemente no.

ADAMUS: Probablemente no. Probablemente no.

MARTY: Un poco de Yoham.

ADAMUS: Tengo entendido que tú eres totalmente el – ejem – cantante/compositor.

MARTY: Sí, yo también tengo entendido eso.

ADAMUS: Uh ju, uh ju.

MARTY: Con eso por lo menos somos dos.

ADAMUS: Y tienes unos textos muy interesantes.

MARTY: ¡Has estado hablando con Cauldre!

ADAMUS: No, él está demasiado abochornado para hablarme de eso (risas).

MARTY: Estupendo.

ADAMUS: Estupendo. Bien. Gracias. Entonces escuchas melodías.

MARTY: Uh ju.

ADAMUS: ¿Las apagas conscientemente antes de dormirte o solo están… ¿

MARTY: Eh, solo un cronometrador, así que se apagan. Sí.

ADAMUS: Bien.

MARTY: Mm hmm.

ADAMUS: Bien. Bien. Unos cuantos más.

TIFFANY: Yo establezco adónde voy a ir en mis sueños puesto que tengo sueños realmente lúcidos.

ADAMUS: Sí.

TIFFANY: Así que cuando me voy a dormir pienso en las cosas que estoy haciendo en mi vida y me pido soñar sobre ello, y soluciono rollos en mi sueño.

ADAMUS: Bien. ¿Cómo son tus sueños?

TIFFANY: Mis sueños son impresionantes. Son muy divertidos.

ADAMUS: Bien.

TIFFANY: A veces, sin embargo, tengo que decir: “Esta noche no, necesito dormir”.

ADAMUS: Exacto, exacto.

TIFFANY: Porque se hace un poco cansado, pero me marcho…

ADAMUS: ¿Piensas que eso realmente funciona?

TIFFANY: Sí. Me siento diferente con ello.

ADAMUS: Sí. Sí. Me refiero a, ¿no piensas que los estás soñando? ¿O piensas que al parecer solo te estás dando como un ambiente energético?

TIFFANY: Probablemente es energético, pero creo que también voy a lugares.

ADAMUS: Sí. Sí, lo haces (susurrado). Sí. Podrías ir a buenos lugares, lugares apacibles, lugares felices. Ven a mi palacio. Sí.

TIFFANY: Creo que he estado antes en tu palacio.

ADAMUS: ¡Sí! ¡Sí!

LINDA: ¡Uh-oh! ¡Uh-oh! ¡Demasiada información! (Risas)

ADAMUS: Bien. Siguiente. Sí.

JOSHUA: Generalmente, me voy a dormir cuando estoy exhausto.

ADAMUS: Exhausto. Bien. ¿Y es agotamiento infligido, auto-infligido?

JOSHUA: A veces, si estoy cansado de esperar a llegar ahí.

ADAMUS: Sí. Algunos de ustedes a veces se agotarán a sí mismos simplemente para hacer eso. Bien.

¿Por qué hice la pregunta “cómo te vas a dormir”?

Primero que nada, bastante de ello es realmente cansado de escuchar antes de quedarte dormido. El que tuvieras que pasar por un ritual, que tuvieras que pensar tu manera de quedarte dormido, que incluso tuvieras que decirte con qué demonios vas a soñar. ¿No sabes que vas a soñar cosas buenas, ya sea que te digas eso o no? Sí, puedes decirte, por ejemplo, el humano puede decir: “Estoy un poco exhausto, realmente necesito dormir”, porque muchas veces entras a estos estados de sueño, que son realmente estupendos, sencillamente sigues yendo ahí. Solo que no estás recordando. Así que en realidad nada más te estás engañando.

¿Cómo te vas a dormir? Ves Extraterrestres Antiguos en la TV. Te pones los audífono y haces todas estas cosas. ¡Es un poco antinatural! Es un poco, bueno, raro. Hasta denominémoslo correctamente… pervertido (Adamus ríe) que tengan que hacer estas cosas.

Aquí está mi punto. Dormir es natural. Fue diseñado de esa manera. Ustedes lo diseñaron de esa manera. Los sueños son muy, muy naturales. Ustedes tienen… en realidad ahora mismo están existiendo en más o menos una docena o más de sueños. Solo piensan que nada más están aquí, pero existen todos estos estados de sueño continuando, a los que pronto tendrán acceso. Eso realmente los confundirá mientras están intentando manejar al trabajo (algunas risas).

Pero todo esto de tener que hacer algo para entrar al estado de sueño, muy antinatural, porque el estado de sueño en sí mismo es natural. Ustedes lo diseñaron. Es una cosita para guardarlos de perderse totalmente. Dan cabezadas para dormirse y realmente permiten que las reconexiones naturales regresen a su sitio. Lo que ustedes llamarían el viajar o experimentar natural dentro de los otros reinos. La interface natural con su vida pasada y su futuro potencial. La interacción natural – interacción silenciosa – con su alma, todo tiene lugar.

Si no fuera por el sueño, las posibilidades de perderse aquí serían en realidad, verdaderamente elevadas. Así que ustedes hicieron esta cosa ingeniosa. Dijeron: “Daré parte de mi vida solo para mantenerme intacto”. Pero ahora el humano está teniendo dificultad para dormir – quedarse dormido – que interfiere con el estado natural de sueño. Ni siquiera entiende cómo ustedes – él – se va a dormir.

Hoy planteo este punto por una razón muy simple. Quedarse dormido, para el humano, debiera ser lo más espeluznante que ustedes alguna vez hagan. Debería ser. Lo más temible. ¿Por qué? Porque ustedes están cediendo el control. Literalmente están yendo fuera del margen. Están dejando ir. Y a veces lo tienen que hacer por absoluto agotamiento, de otra manera la mente va a seguir agitando y va a tratar de seguir resolviendo las cosas. Pero finalmente, por el agotamiento, ustedes se quedarán dormidos.

Cuando cruzan al otro lado, mis amigos, debiera ser lo más espeluznante que el humano alguna vez haga. Pero no lo es. ¿Por qué? Ustedes lo han hecho aproximadamente 18,000 veces o más, dependiendo la edad que tengan, solo en esta vida. Eso es un montón. Ustedes han llegado a confiar en ello. Han llegado a darse cuenta de que probablemente van a despertar. Probablemente. No siempre. Ni siquiera piensan en quedarse dormidos, solo tienen que trabajar en dormirse.

Y mi punto, Aandrah, es que es lo mismo con la ascensión. Solo es quedarse dormido, pero de hecho es despertar. Es el mismo principio. Es natural. No deberían tener que trabajar en ello. ¿Alguna vez han notado cuando tienen que trabajar en quedarse dormidos, que en realidad hace más difícil dormir? Cuando solo dejan que suceda – apagan Ángeles y Extraterrestres y me escuchan a mí – oh, Extraterrestres Antiguos – es tan natural como quedarse dormido. De veras lo es.

Pero hay algo con lo que la mente está trabajando sin parar – “¿Y si? ¿Qué va a pasar a continuación?”. ¿Por qué? Bueno, porque en realidad ustedes nunca lo experimentaron en este reino. Nunca lo experimentaron aquí mismo. Así que existe toda esta preocupación y consternación, un montón de programación, hipnosis, cubiertas y hábitos que los tienen haciendo esto.

Considérenlo por un momento. Consideren esto de quedarse dormido.

Es dejar ir totalmente. Es liberar y confiar totalmente. Es tomar totalmente una respiración profunda y ahhh, solo dejar ir. Entrar en los otros reinos. Entrar en sus sueños. Ustedes se sienten suficientemente cómodos haciéndolo. Dejan que suceda casi todas las noches.

En realidad la iluminación es más o menos lo mismo. Ustedes no tienen que trabajar en ello. No tienen que tomar una… no deberían tomar una píldora para ello. No tienen que estudiar. ¿Estudian “cómo voy a quedarme dormido en la noche?”. Eso haría que me cansara y quiero ir a dormir. No, solo dejan que ocurra. Todas las noches entran en la experiencia de quedarse dormidos.

¿Saben ustedes cuán hermoso es cuando están en ese a medias, como que se dan cuenta de, “Ah, estoy soltando las estructuras. Estoy soltando los controles”, y empiezan a deslizarse a ese primer estado de sueño, y a veces como que se dejan deslizar de regreso? De la misma manera es con la iluminación, pero en vez de quedarse dormidos en realidad están despertando.

Tomemos una respiración profunda con eso.

Es un proceso natural. De hecho no hay nada que ustedes pudieran o debieran hacer más que dejarse experimentarlo. Pero por alguna razón todavía está esa mente queriendo saltar adentro con sus y sis – “¿Y si me voy a la bancarrota? ¿Y si me enfermo?” – así que ustedes verdaderamente están postergando lo inevitable. Y también está impidiéndoles experimentar alegremente todo este quedarse dormidos hacia su despertar.

No existe una píldora. No existe un agua. No existe un rezo. No existe nada más que ustedes experimentándolo. Eso es todo. Punto.

Ahora bien, existe lo que ustedes llamarían sus experiencias con ello. La experiencia de soltar su humanidad, esta especie de salto cuántico. Existen las transiciones de salir de su limitación humana hacia su plenitud. ¡Sí! Y es bueno compartir acerca de esas. Es bueno reunirse aquí y hablar de ellas. Es bueno reír de ellas. Es bueno darse cuenta y reír de algunas de las cosas locas a las que se estaban aferrando. Pero no es bueno intelectualizar acerca de ello. No es bueno decir: “Así es como haces la iluminación. Y tiene que ser de esta manera, y tiene que ser con ciertas rocas”, y sepa Dios qué otros accesorios. Es bueno solo reunirse y dejarse sentir y experimentar y ser radiante en su propia iluminación.

Es bueno estar en una reunión como esta donde es muy, muy seguro, e incluso puedes abrirte un poquito más, y puedes reírte de ti mismo un poquito más. Reír de algunas de las tergiversaciones y las manipulaciones y las preguntas y las cosas por las que ustedes se preocupan. ¡No hay nada de qué preocuparse! No hay nada de qué preocuparse. Ohhhh, pude ver a la mente corriendo – “No escuches a Adamus, porque él no sabe cómo es estar en bancarrota o enfermo. Y si…”

¿De veras? ¿De veras? No se trata de lo que estoy diciendo. Se trata de ¿puedes confiar en ti mismo, precisamente como confías en ti mismo todas las noches para entrar a eso llamado sueño, el cual es una gran y grandiosa incógnita? Pregúntenle más tarde a su mente, “Mente, ¿qué te parece esa cosa del sueño? Tú no estás realmente ahí. No estás controlando las cosas ¿o sí? Solo estás ahí atrás como pasando el tiempo ociosamente. Mas sin embargo, puedes dejar ir”.

Tomemos una respiración profunda con eso.

(Pausa)

Es fácil. En realidad es asombrosamente fácil, y un día van a venir a mí y van a decirme: “Adamus, fue tan fácil, ¿cómo es que no me dijiste eso?”. (Toma una bebida)

SART: Sí.

ADAMUS: Sí. Sí. Brindo por eso.

Continúa …

Menú de cierre

Comparte con un amigo