Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

SHAUD 10: "El Fin de la Evolución" 3ra parte y final

319939_6613

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie e2012

Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

3ra Parte

Continuación …

Final de la Línea

En los minutos restantes, quiero hablar de otro concepto – un concepto interesante, quizá un concepto triste – quizá uno que molestará a unos cuantos de ustedes y que será una contradicción para lo que dije más temprano. Pero así es la vida.

Ustedes han llegado al final de la línea en algo. Han llegado al final de la línea. Voy a dibujar una línea para que entiendan. Han llegado al final de la línea (dibuja una línea). Bien. Y digo eso una y otra vez, porque quizá uno de ustedes seres listos también puede escoger una canción con esas palabras para… me gusta lo que hicieron antes para cuando ustedes…

LINDA: Johnny Cash. “Camina la Línea”.

ADAMUS: No, esa es caminar la línea. Esa es, sabes, esa es una cosa mala. Final de la línea. “Viajando… “ (alguien dice “La de Wilbury”). Sí, Cauldre está tratando de conseguir… “Viajando…” ese grupo que canta.

Así que ustedes llegan al final de la línea, y esa línea es – y esto va a sonar raro por un rato, pero inhálenlo – la evolución. La evolución. Han llegado al fin de la evolución (Adamus toma una respiración profunda). ¡Ah! Hu, ¿temible? ¿Eso quiere decir que ya se mueren, o van hacia atrás? No. No en absoluto.

Ustedes han sido programados y creen en la evolución. La evolución constante. Creen en la evolución de, por supuesto, la mente – aprender más, hacerse más sabios, tener más habilidades para resolver problemas – así que han sido condicionados para eso, programados para ello. Y eso es para lo que básicamente han vivido. Eso es lo que tienen, saben, “Me estoy convirtiendo en un ser evolucionado”.

Hasta cierto punto, hay una capa de evolución de la biología (alguien estornuda ruidosamente). ¡Harás volar a Jesús de la cruz si sigues haciendo eso! (Risas).

Así que ustedes llegan a un punto en que no hay más evolución del cuerpo. Piensan que son una parte de esta evolución de la biología. Miran las ilustraciones de Darwin. Miran los monos de hace mucho tiempo y dicen: “Bueno, yo solo soy un pequeño trampolín en la evolución de la biología física”. No, ustedes son el final de la línea también en eso. Literalmente, con lo que hemos hablado antes, ustedes ya no evolucionan su biología ancestral. Crean la suya propia. Así que ya no es evolucionar a lo largo de la vieja línea. La evolución se detiene. Cuando llegan a este punto del despertar, se detiene.

Incluso los conceptos de espiritualidad dejan de evolucionar. Hm, sí. Porque aquello indica que aún existe algo que aprender. Eso indica que casi hay un crecimiento requerido que viene a continuación. Eso indica que la espiral sigue girando. Y lo hace por un largo tiempo, por un largo, largo tiempo hasta que regresa a sí misma (dibuja una espiral). Hemos hablando antes de esto. Eso detiene el ciclo de evolución.

También hace un cambio dramático en el concepto de su subsistencia, su vida. Ya no evolucionarán cuando lleguen a un cierto punto en el sendero espiritual. ¿Quizá aterrador? La reacción común debiera ser “¡¿Esto es todo??! ¿Esto es todo? ¿No voy a hacerme más listo? ¿No voy a hacerme más saludable? ¿No voy a hacerme más sabio?”. Eso es correcto, y esa es una cosa buena.

Primero que nada, los releva de una tremenda, tremenda cantidad de responsabilidad – carga, debería decir. Carencia de libertad. Había un programa dentro de ustedes que decía “Evolucionar, evolucionar, evolucionar, evolucionar. Se supone que yo mejore cada día. Se supone que me haga más sabio cada día. Evolucionar tú mismo”. Acabaron con eso. No estoy diciendo todos los humanos. Estoy diciendo ustedes. Si están escuchando, si están aquí, acabaron con eso. Muy extraño concepto e incontrolable también.

El evolucionar tiende a ser, nuevamente, una costrucción mental, una idea, literalmente un implante que los ha mantenido girando en esta espiral, creciendo y creciendo y creciendo. Incluso piensan que, bueno, no, el espíritu evoluciona. El divino evoluciona. No, no lo hace.

Lo que sucede es que… déjenme comunicar esto claramente. Cuando dejas de evolucionar, o dejas de intentar evolucionar, lo cual yo sostengo que es un tanto un proceso antinatural – de alguna manera; no totalmente, pero un tanto antinatural – cuando ya no estás tratando de forzar o empujar la evolución de ti mismo, llegas a uno de estos grandes “ajá´s”. Grandes “ajá´s”. Y en ese “ajá” te das cuenta de que no hay nada más que ganar, no hay nada más que perder; no hay nada más que adquirir o aspirar a. En ese momento en el cual quizá repentinamente logras el “ajá”, en algún punto de repente te das cuenta de que ahora, con ninguna evolución más, se trata de la ascensión en vida.

Ahora toda la sabiduría que ha estado en el alma, toda la sabiduría que ustedes han estado, digamos, compartiendo con el alma – el alma, la conciencia – de todo lo que han estado haciendo… y, a propósito, no son los detalles de lo que hicieron; se trata del resultado de lo que hicieron. No existe un Archivo Akáshico en el alma, y me permito disentir con esos que dicen que hay uno flotando por ahí afuera como un fabuloso gran gigante Borg. El universo no da una mierda por los detalles. Esos son mentales, y van a ser limpiados de la memoria. Todos los detalles – lo que hicieron en cierto momento y cierto lugar – sencillamente van a ser tirados por el retrete, porque no importan. Realmente no importan.

¡Son mentales! ¡Son irrelevantes! Es lo que se sintió y lo que se experimentó durante ese período. Eso es lo que el alma recuerda y eso es lo que el cosmos recordará.

Gracias a Dios – y a ti mismo – que no vas a tener que recordar todos los detalles, y que no está guardado es algún gran disco duro cósmico. No, todo eso fue destruído. Gracias a Dios todos los detalles fueron destruídos – lo que traías puesto en un cierto día y lo que le dijiste a alguien y lo que pensaste cuando manejabas y pasaste por un bar y querías entrar y beber un trago. Todos esos fueron destruídos, y lo único que permanece es la esencia, la sabiduría y la experiencia. Eso es todo lo que queda.

Viviendo tu Esencia

Ahora bien, ustedes tienen este maravilloso ser conciencia, y está goteando – goteando (dibuja una gota) – con esta sabiduría. Es como las abejas construyendo su panal, construyendo su colmena. Sencillamente siguen poniendo este hermoso néctar ahí adentro, tanto de él, que ya ni siquiera pueden manejarlo, y solo está queriendo gotear hacia afuera. Pero en realidad solo quiere gotear directo abajo sobre algo relevante – sobre una linda galletita o un biscocho o dentro de una taza de té – preferiblemente que solo embarrarse en el suelo. Es lo mismo con ustedes. Han estado evolucionando y evolucionando y evolucionando, creciendo y creciendo y creciendo. Es hora de parar eso.

Ahora es el momento de tomar esta – esta esencia, esta sabiduría – y vivirla. Dejen de poner miel en la colmena y empiecen a comerla, mis amigos. Eso es verdaderamente de lo que se trata ahora mismo. Cuando dejan de evolucionar, entonces empiezan a vivir. Cuando dejen de hacer sus tentativas mentales en evolucionar, (a) se darán cuenta de cuán antinatural era; (b) se darán cuenta de cuán incompleto era; y (c) se darán cuenta de que la verdadera alegría – ahora ustedes y el Espíritu – es ser esa sabiduría, vivirla. Vivivirla.

Su conciencia, su Espíritu quiere compartir esa sabiduría. Quiere… no es del todo la palabra correcta. Ya quiere que entre en la experiencia.

El néctar, la esencia, básicamente fue puesto ahí, en la colmena, en el panal, basado en la entrada de experiencia; destilado hasta la sabiduría, destilado hasta la hermosa esencia – esencia del alma – y ahora ella quiere regresar a la experiencia. Al parecer una evolución interesante, al parecer un ciclo interesante, dirían ustedes. Pero a fin de hacerlo así, se requiere el fin de la evolución como la han conocido. No más evolución mental.

No significa que ustedes nunca vayan a leer otro libro o ir a otra clase o hacer algo. Para nada. Sino que significa que no hay más razón para tratar de evolucionar al Sí Mismo. Ahora se trata de vivir el Sí Mismo. Una enorme diferencia, porque si ustedes están dedicando todos sus recursos y su energía y todo lo demás para con la evolución, no queda nada por vivir. Ahora es cuando lo reúnen todo.

Parte de la mente va a gritar y decir: “Bueno, no, yo quiero ser realmente, de verdad evolucionada y de verdad un montón de este rollo, y quiero ir por ello. Quiero continuar evolucionando, evolucionando, evolucionando”. Mis amigos, es como un perro persiguiendo su cola, en cierto punto. Ustedes no van a llegar a ningún lado. ¿Qué hace un perro si atrapa su cola? De hecho, si un perro atrapa su cola, ello destruye totalmente las aspiraciones, sueños, persecuciones, pasiones y todo lo demás del perro. Básicamente cuando el perro atrape su cola se va a derrumbar. Así que tenemos una situación aquí en que no hay necesidad de evolucionar. Ahora se trata de vivir.

Ahora la pregunta que algunos de ustedes están formulando es como “¿Pero no es esta una pregunta capciosa que Adamus está poniéndonos? ¿No vas a decir que al vivir la esencia, al ser la esencia, al tener el espejismo como parte de la experiencia de vivir, no continúa eso la evolución?”. A ustedes filósofos sabelotodo, les digo: dejen de pensar de esa manera. En realidad no. Lo digo en serio. Lo digo en serio. Dejen de pensar de esa manera. Eso es una tontería filosófica makyo, y la única manera en que van a saber la respuesta a esa pregunta es haciéndolo, es viviéndolo, es siéndolo. Dejen de pensar en ello. Dejen de construírlo.

Permitan que estas energías que ahora mismo están entrando los hagan pedazos – de una manera amorosa. Oh no, puede ser divertido. Puede ser estupendo. Puede ser jubiloso. Puede ser tan liberador, y ellas están aquí para hacerlo. Están aquí para hacerlo. Están aquí para separarte para que puedas volver a ti mismo ileso y completo, sin todos estos fragmentos, sin todas estas partes y pedazos, sino regresar al estado natural.

Ser Natural

Ahora mismo ustedes están en un estado antinatural – interesante, raro, único – pero antinatural estado de ser. Este no es ustedes. Piensan que lo es. Por eso digo “dejen de evolucionar”, porque todo lo que ustedes están tratando de hacer es evolucionar la construcción humana. Están tratando de evolucionar algo que en primer lugar era artificial para empezar. Una experiencia interesante. No estoy diciendo que es una mentira. Hay un montón de mentiras incrustadas en ella, pero por sí misma no es una mentira. Solo era una experiencia realmente extraña.

Pero ahora mismo ustedes están regresando al estado natural del tú, del Yo Soy, y no es uno que esté sentado en la silla. No es la identidad que tienen ahorita. Su estado natural es… una parte de esa identidad está ahí dentro, pero hay tanto más. Tanto más.

Imaginen por un momento, imaginen vivir desembrollados. Imaginen vivir desembrollados por un momento. Quiero decir, no todos absorbidos por las cosas. (Adamus ríe). Y tenemos un ejemplo por aquí. Cámara 2, hagamos el desembrollo con On (Garret). Adelante On. ¿Es esta tu idea de un Maestro Ascendido? Bueno, ¡por supuesto lo es! Él puede estar riendo y sonriendo. ¡Por supuesto!

Imagina ser desembrollado. Imagina no pasar por los juegos de adivinanzas de lo que deberías hacer a continuación. Imagina no pasar por esta opresión cuando entra el miedo. Exacto cuando has tenido una buena idea, exacto cuando te estás sintiendo bien, repentinamnente –shissst! entra el miedo. Imagina ya no tener que intentar en la vida. ¡De veras! No intentar evolucionarte basado en un montón de información cagada de maestros, padres, tus aspectos, vidas pasadas y todo lo demás. Tratando de, “Bueno, tienes que evolucionar”. Ellos lo dijeron con diferentes palabras. “Tienes que hacer lo correcto. Tienes que ser mejor. Tienes que cumplir”. Todo eso es sobre evolucionar.

Incluso sus maestros espirituales, mis querido amigos, incluso sus maestros espirituales les han dicho que tienen que ser evolucinados. Oh, fue una gran cosa – asistir a una reunión espiritual y al parecer hacer un “Yo soy más evolucionado de lo que tú eres”. Ahora pueden entrar y decir: “Yo no me procupo por la evolución. No me importa. Ustedes continúen en su sendero feliz al infierno (risas). Yo estoy al final de la línea, No más evolución para mí”. Ellos los van a mirar algo raro. Ah sí. La próxima semana ustedes tendrán oportunidad de hacer esto. Ellos los van a mirar algo raro, como “Huh, ¿de dónde vienen ellos?”. Ahí es cuando ustedes dicen: “Porque yo estoy viviendo respirar la esencia. Yo estoy viviendo, no evolucionando”. Hm, absolutamente.

Así que imaginen por un momento qué gran alivio llega cuando ya no están evolucionando. Ah, todavía hay una parte de ustedes que está diciendo: “No, ¿solo un poco de evolución de vez en cuando? No quiero que esto sea …“. Ustedes van a descubrir que la evolución sirvió a un propósito. Los tenía girando. Los tenía experimentando. Pero cuando empiezan esto (señalando el centro de la espiral), cuando regresas a ti mismo… (Linda señala su reloj). ¡Ah! El tiempo es nada. Estoy a punto de hacer mi conclusión aquí, muy dramática. Ella está señalando su reloj como “Adamus, todos están cansados”. No, fascinados. Están absolutamente fas… sus ojos están cerrados y se están reclinando solo porque están tan profundos dentro de ello (algunas risas).

Final de la línea. Regresar a ti mismo, donde la biología viva que ahora posees, donde una mente ha sido desembarazada de su equipaje y sus detalles, repentinamente encuentran la esencia. Repentinamente encuentran esta sabiduría del alma. Y ahora las dos se abrazan una a otra, habiendo pensado por eras que estaban separadas. Después de tener la falsa ilusión de la separación, ahora se dan cuenta de que nunca verdaderamente lo estuvieron. Vuelven a reunirse.

Ello requiere… no, no requiere, Cauldre. No es la palabra correcta. Se trata de la confianza. Se trata de permitir la integración. La confianza está siendo capaz de sentarse aquí en una merabh de tres minutos y decir: (él toma una respiración profunda) “Yo cambié algunas energías. Yo cambié la conciencia. ¡OH! No tuve que trabajar en ello”. Eso es confianza. Eso es confianza. Y también permite que ello ocurra.

Se trata de la confianza, y se trata, mis queridos amigos, de ser natural. Ser natural. Forzar las cosas no es natural. Pensar acerca de las cosas no es natural. Tratar de granjear al vivir no es natural. Las metas no son naturales. Los estudios espirituales no son naturales. Nada de ello. Es un estado antinatural. Es antinatural tener una mente que es diferente u opera en un nivel de frecuencia distinta a la del cuerpo. Eso es antinatural. No es natural hablar de su cuerpo o su mente como que son partes y piezas separadas, y su espíritu. Por eso lo llamo el Cuerpo de Conciencia. Él es, todas ellas.

No es natural – todo este ciclo de encarnación y reencarnación. No es natural. Esas fueron experiencias interesantes, pero regresemos a tu estado natural de ser. Regresemos a los flujos naturales de energía. Regresemos a vivir sin sufrir, vivir sin pensar acerca de cómo vivir, vivir sin preocuparte por el siguiente momento, vivir donde estás inhalando omnímodamente la esencia de ti mismo. Ella siempre ha estado ahí.

Tomemos una respiración profunda con eso, mis queridos amigos.

Sí, espero con ilusión mi nueva peana de profesor. Sí, el próximo mes, por supuesto.

Así que tomemos una respiración profunda mientras damos fin a este Shaud. Creo que hay algo de música que se va a tocar.

Mientras efectúo mi gran salida, quiero recordarles que, en este próximo mes cuando empiecen a sentir estas iluminaciones, salgan de su mente. Dejen de pensar en ellas. Solo déjenlas que ocurran. Hagan el espejismo, el honrarlo, la ceremonia. Y cuando empiecen a dudar de lo que realmente les acaba de suceder, cuando empiecen a dudar si – tú personalmente – puedes vivir dentro de tu vida, si puedes realmente permitirte experimentar, toma una respiración profunda y recuerda, no importa lo que diga el reportero de las noticias, que todo está bien en toda la creación.

Con eso, mis queridos amigos, hasta que nos encontremos otra vez, lo cual pudiera ser hoy en la noche – ¡ja, ja, ja! – Yo Soy Adamus, en servicio a ustedes. Gracias Gracias.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra, quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento del Dios en su interior.
El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe. Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.
Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra. Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes. Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir. Nunca estás solo, ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio Web: www.crimsoncircle.com

© Derechos de Autor 2010 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403

Fin

Cerrar menú

Comparte con un amigo