Por Geoffrey Hoppe

Artículo de la Revista Shaumbra Octubre 2014

Traducción: Héctor Santos Ramallo

Mirando por la ventana desde un gran auto de lujo, me asombró ver tanta basura y desorden en las calles y a lo largo del canal del río. Egipto es un país muy hermoso, pero para vivir yo no podría entender esos montones de basura.

Sentado a mi lado en el autobús estaba Gerhard Fankhauser del grupo de música Yoham. Él ha pasado muchos años en la India por lo que quizás estaba un poco menos sorprendido que yo por la basura. “¿Cómo pueden simplemente tirar su basura en las calles y en los canales?”, Le pregunté consternado. Gerhard me miró un poco sorprendido de que me atreviera a hacer esa pregunta. Él respondió: “Ni siquiera lo ven. No está en su conciencia”.

Muchos años después, todavía recuerdo su respuesta. “Ellos no lo ven. No está en su conciencia”. Tengo que recordármelo regularmente, especialmente cuando veo a la gente haciendo cosas que no entiendo. ¿Por qué las personas se dañan a sí mismas? ¿Por qué se quedan Atascadas cuando las soluciones parecen ser bastante obvias? ¿Por qué pelean esas batallas y guerras, o roban energía a los demás? ¿Por qué buscan respuestas fuera de sí mismos? ¿Por qué los humanos hacen esas cosas locas que hacen?

Adamus ha estado hablando acerca de la conciencia desde que comenzó a trabajar con nosotros en 2009. La Conciencia es el núcleo de todo, según el Maestro A. La Conciencia llegó mucho antes que el amor. No se puede tener alguna forma de inteligencia sin conciencia. No habría ninguna materia física sin conciencia. Es la conciencia lo que crea la energía, y sin ella la energía no existiría. Sin conciencia no tendríamos siquiera que darnos cuenta de que existimos (duh). En realidad, no existiríamos en absoluto.

La Conciencia no se puede pesar o medir. Nadie tiene más que cualquiera, aunque algunas personas usan más de lo que ya tienen. No tiene juicios. No se preocupa por la luz o la oscuridad, lo bueno o lo malo, la salud o la enfermedad. No es un concepto de la Nueva Era y no requiere que uno tenga creencias religiosas o espirituales para ser conscientes de ello. La verdadera conciencia no conoce el Tiempo y no tiene miedo. No tiene poder, ni necesita poder. La conciencia no te hará rico o buscará un mejor compañero del alma. Simplemente es. Es conciencia, algo tan simple que muy pocos son aún conscientes de ello.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   SHAUD 5: "El Sueño del Alma" 3ra parte

energias

En la nueva Consciousness Revolution Cloud Class, Adamus habla de cómo la conciencia es el elemento más básico de la creación. Cuando no hay conciencia presente no hay realidad. Cuando la conciencia está presente, la realidad se manifiesta. Es bastante simple. Si la luz (conciencia) no está encendido, no existe la habitación (la realidad). Se enciende la luz y de repente aparece la habitación.

La mayoría de los científicos, físicos y líderes espirituales simplemente no son conscientes de ello, y nunca lo han tomado en cuenta al estudiar la naturaleza de la realidad. Ellos simplemente no lo ven. Adamus dice que el Tiempo es el factor que sostiene nuestra realidad limitada en un lugar, incluyendo la gravedad, la densidad y el movimiento. Hay muchas realidades y potencialidades más allá del Tiempo, pero al igual que los egipcios con su basura, simplemente no lo vemos. No está en nuestra conciencia.

Unos pocos físicos de vanguardia están empezando a observar un fenómeno llamado Entrelazamiento Cuántico. Esto es cuando una de dos partículas entrelazadas “sabe” que se ha realizado una medición en la otra, y cuál fue el resultado, a pesar de que no hay medios conocidos para que tal información haya sido comunicada entre las partículas, y que incluso pueden estar separadas por distancias enormes. También están viendo que las partículas reaccionan según el observador. Estos investigadores están empezando a especular que la conciencia es el factor clave de la creación, pero su frustración es que no se puede cuantificar la conciencia. Su hipótesis es que está ahí pero no la ven porque no es una energía o partícula o una forma de onda.

Como sea, estamos rodeados por nuestra propia basura de limitación, lucha y emociones mentales. Al igual que los Egipcios, con sus montones de basura, ni siquiera lo vemos. Movemos los montones de basura alrededor y pensamos que estamos haciendo progresos, pero el hecho es que nuestra conciencia es tan limitada que ni siquiera vemos cómo encimamos chatarra en nuestras vidas. Acabamos tirando más basura en la pila y quejándonos de la vida.

El Maestro simplemente permite que su conciencia se expanda a través de Tiempos Inmemoriales. El Tiempo Inmemorial significa tiempo fuera de la mente, un tiempo antes de la historia y más allá de la memoria. Estirando el significado de este término un poco más, también significa mente sin tiempo. El Maestro sabe que el tiempo es no sólo el pasado sino también la proyección lineal del futuro. Cuando permiten que su conciencia perfore más allá del Tiempo, de repente se dan cuenta de que la naturaleza misma de la realidad no es lo que parecía ser desde dentro de los confines del Tiempo.

> TAMBIÉN PUEDES LEER:   LA VIDA CON ADAMUS - Boletín Shaumbra de enero de 2010

¿Pueden imaginar el avance cuántico que vendrá cuando sólo un pequeño grupo de humanos sean conscientes de la conciencia? ¿Cuándo seamos conscientes de que es nuestra conciencia la que crea la realidad, no la energía o la mente? ¿Que la verdadera “partícula de Dios” es la conciencia? Esto es exactamente lo que nosotros, como Shaumbra, estamos haciendo. Nos tomó un tiempo llegar a este punto, y tuvimos que derramar mucho makyo y distracciones en el camino. Pero eso es todo. Conciencia. Sabiduría. Iluminación. Es nuestra esencia, nuestra alma y nuestra Ley de la Creación.

¿Qué pueden hacer? Es tan simple como parece, empezar cada mañana con una respiración profunda y sentir la esencia de “Yo Existo, Yo Soy El Que Yo Soy.” Esta es la conciencia primaria, y una vez realizada, encienden su luz para poder ver.

Para ser conscientes de lo que estamos percibiendo…. Debemos ser conscientes de nuestra existencia.

– Aristoteles

Estos y otros artículos de interés pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm para ARTÍCULOS DE INTERÉS
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora

La Era del Ahora es del Manantial del Caduceo

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

Menú de cierre

Send this to a friend