Viviendo en las Olas de un Nuevo Océano

delfinpor Dana Mrkich
6 de Abril de 2013

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Ahora estamos en un espacio energético completamente distinto del mundo que existía hasta el final de nuestro ciclo evolutivo más reciente. Hasta finales del año pasado, era como que estábamos en una montaña rusa constante, montando las olas energéticas que llegaban a nuestro planeta. Las olas aumentaron en cantidad y en intensidad cuando llegamos al punto culminante de la transición a nuestro nuevo ciclo. Después de ese punto, aunque, por supuesto, las olas energéticas siempre nos están llegando, la sensación es más como que la parte inicial del ‘tsunami energético’ de estas olas que tenían que hacer que el planeta cruzara la línea, por así decirlo, ya ha pasado, y ahora estamos viviendo en las aguas creadas por ese tsunami.

Es como tratar de hacer pasar un pequeño kayak o canoa por las aguas blancas iniciales, donde están rompiendo las olas. Puede ser muy difícil, y hay una sensación de alivio una vez que sales al mar abierto. Por supuesto, el mar abierto tiene sus propios desafíos y enormes olas ocasionales, pero el kayak está hecho para eso. Así también nosotros vinimos para vivir en este nuevo ciclo, así que estamos preparados para ello y lo ansiamos, aun cuando se sienta un poco como que estamos en ese gran desconocido. Por muy inseguros que podamos estar sintiéndonos ahora, superar la fase de aguas blancas fue realmente la parte más estresante en lo que respecta a nuestros cuerpos. Muchos de nosotros hemos pasado los últimos meses experimentando problemas de salud que no hemos tenido en años o nunca (resfriados, gripes, alergias, pesadez en el pecho, fatiga). Hay varias razones para esto, una es que nuestros cuerpos energéticos estaban viviendo en un estado constante de adrenalina, expectación y preparación por mucho tiempo, conforme nos acercábamos a este punto culminante, sabiendo lo importante que era para todos nosotros poder pasar por él. Es como los artistas que hacen dos espectáculos al día, 7 días a la semana durante meses y nunca se enferman, hasta el día en que empiezan sus vacaciones de dos semanas y entonces ¡bum!, el cuerpo se desploma agotado y pasan las vacaciones en cama con gripe. Las otras razones se tratarán un poco más adelante.

Si están sintiendo una creciente sensación de que el “tsunami de cambio” todavía está por venir, esto se debe a que el plano físico tiene una respuesta retardada a los sucesos energéticos. Cuanto mayor sea la diferencia entre la densidad física de algo y la nueva vibración más elevada, más tiende a demorar que cambie, colapse o se transforme; sin embargo, ya no es el caso de “si es que” va a cambiar físicamente, sino cuándo. Esto se aplica a todo en este planeta en este momento y no hay un solo “cuándo”. Ahora es nuestra experiencia de la realidad cotidiana que todo está en este estado de cambio, con cada cosa transformándose a su manera, en su propio tiempo, dentro del período de transición acelerado global en el que estamos ahora. Hasta las noticias diarias convencionales están proporcionando muchas pruebas de ello.

Las ondas entrantes activaron dentro de nosotros muchos de los últimos restos de lo que necesitábamos soltar antes de entrar en un nuevo nivel de nosotros mismos en nuestro nuevo ciclo evolutivo. En este nuevo ciclo, la energía de estas olas, por supuesto, sigue viva y vibrante, sólo que ahora, en lugar de sentirlas predominantemente como que vienen desde arriba, las estamos experimentando como parte de nuestro entorno. Están existiendo en forma de un océano/río aquí mismo sobre la Tierra, en la Tierra, dentro de nosotros y a nuestro alrededor.

Nos estamos beneficiando de la energía de alta vibración contenida en estas aguas que siguen despertándonos, activando aquello que ha estado dormido, soltando lo que no encaja con nuestro viaje hacia adelante. Estamos aprendiendo cómo vivir dentro de estas nuevas aguas, y la mejor manera de usarlas y trabajar con ellas para poder crear un mundo completamente nuevo. También estamos experimentando y presenciando el efecto dominó físico de esas olas entrantes, el inevitable efecto dominó físico provocado por el hecho de que todos estamos viviendo ahora en un nuevo océano energético. Para muchos que leen esto, ustedes ya han experimentado gran parte de su proceso de cambio inicial interno (y externo), por lo que a menudo se encontrarán observando a los demás mientras ellos pasan por su proceso, observando al mundo mismo mientras pasa a través de su proceso a nivel comunitario, social, político y global, y apoyando a estos procesos si se sienten llamados a hacerlo.

Ahora estamos viviendo en un mundo, en un planeta, con una humanidad, donde todo y cada ser vivo, sistema y estructura ha sido tocado por estas olas, activándonos para adentrarnos en nuestra próxima fase evolutiva. Todo ser vivo, sistema y estructura tendrá su propia manera de cambiar y transformarse en su siguiente fase, y cada uno tomará su propio tiempo requerido, pero todos están en esta nueva línea de tiempo. Si es que algo o alguien es compatible con esta nueva línea de tiempo, bueno, eso es otra cuestión. Sin duda, mucho es incompatible, así que será liberado o transformado en los próximos años. Así que cuando vean algo que no es posible que sea compatible con una sociedad nueva y más evolucionada, y piensen: “no es posible que todos hayamos cambiado porque esa persona, esa actitud, ese sistema, esa injusticia no es congruente con un mundo de alta vibración”, sepan que lo que están notando es un ejemplo directo de algo que está listo para un cambio y limpieza de alguna manera.

Muerte y renacimiento (literal y figurativamente hablando), colapso, transformación, renovación, despertar y procesos emergentes estarán ocurriendo a los Muchos (las masas y la sociedad general), como resultado de que ahora estamos viviendo dentro de la energía de una nueva vibración. Estos procesos incluyen el desmantelamiento de nuestras identidades personales, cuando esas identidades ya no son congruentes con nuestras nuevas intenciones y direcciones. Éstas incluyen la mayor incorporación de nuestro auténtico yo en cualquier forma que se sienta bien y adecuada para nosotros. Algunos de nosotros trataremos de ser productivos en la creación de nuevos sistemas y formas de vida, otros desearán estar al servicio de los millones que recién están despertando, otros tenderán a vivir vidas tan orgánicas, integrales, llenas de pasión y llenas de alegría y/o creatividad como sea posible. Cuando cada uno de nosotros vivimos en verdadera y genuina armonía con nuestro auténtico yo (en lugar de actuar a partir de nuestro ego/problemas/creencias rígidas, etc.), podemos crear un mundo en el que todos vivimos en armonía con los demás y con nuestro entorno. Suena idealista, sí, pero vinimos aquí para nada menos que eso. Siempre recuerden eso cuando tengan ganas de tirar la toalla. Esto no significa que todos vamos a ser iguales o querer las mismas cosas. La armonía proviene de respetar e incluso celebrar las diferencias y las formas de hacer las cosas de cada uno.

Lea:   Es Ciencia: Es más probable que los bebés de septiembre tengan éxito

Las olas que experimentamos el año pasado aumentaron en tamaño e impulso hasta que llegaron a su punto culminante, después de lo cual fue como que emergimos en un océano grande y amplio, aparentemente interminable. La sensación de ser sacudidos en un ciclo de lavado-enjuague-centrifugado una y otra vez, ha sido sustituida por la sensación un tanto extraña de estar flotando en una vasta extensión de agua sin saber muy bien dónde estás ni qué se supone que estés haciendo. Hay otras personas a tu alrededor que se sienten de la misma manera, y cada pocos minutos, más y más personas emergen del gran túnel que está lanzando a todos a este gran océano, así que eso por lo menos es tranquilizador en medio de cualquier sentido de confusión y aislamiento que de otro modo podrían estar sintiendo.

Ahora imagínense que la realidad que es el “tiempo” es muy parecida a una regla. Todo existe Ahora, sólo nuestro punto de conciencia determina en qué parte de la regla estamos ubicados. Así, aunque todos hemos pasado a la línea de tiempo del ‘Cambio’ a nivel de nuestra conciencia colectiva, las distintas oleadas de personas están experimentando distintos aspectos del Cambio en su ahora actual. Algunos de nosotros estamos flotando en el gran Océano, mientras que otros todavía están pasando por el túnel de lavado-enjuague-centrifugado. Más de la corriente principal están experimentando lo que la “primera ola” y “segunda ola” experimentaron hace un tiempo – el desmantelamiento de todo lo que no esté en alineación con su yo auténtico y la revelación de todo lo que no esté en alineación con nuestra verdad y potencial más elevados, tanto personal como del mundo. Muchos están experimentando esto como algo muy nuevo, mientras que otros que han estado en el sendero por mucho tiempo están experimentando niveles nuevos y más profundos de ello.

Imagínense despertar de lo que parece una vida pasada para encontrarse empezando una nueva vida. Sólo que no son un recién nacido, son adultos, aunque el concepto de tener una edad específica parece extraño e irrelevante. Podrían tener desde una vaga idea hasta estar súper claros con lo que tienen ganas de hacer con esta nueva vida. Esto se siente a la vez emocionante, abrumador e incluso desorientador (en realidad es re-orientador). Esto es lo que millones de nosotros estamos experimentando en estos momentos, pues nos encontramos despertando a nuevas capas de percepción y vida conscientes en un campo vibratorio muy nuevo.

Nuestras vidas necesitan ahora girar menos en torno a lidiar continuamente con las energías siempre cambiantes, y más en torno a descubrir la mejor manera de trabajar, usar y vivir en esta nueva energía que nos rodea. Esto requerirá enfoque y una buena conexión con su propio Yo. Un gran porcentaje de nuestra humanidad y realidad física colectiva sigue estando en el túnel de ‘lavado-enjuague-centrifugado’, así que habrá mucho movimiento y cambio produciéndose a nuestro alrededor. Ustedes sabrán, por lo que sientan dentro de su propio Yo, qué es negativo y molesto para ustedes, o qué los llama a involucrarse más.

De vuelta con los problemas de salud física que muchos están experimentando. Aunque estamos ahora en un nuevo espacio vibratorio, el cambio ha dado lugar a la liberación de toda la vieja densidad en los demás. Siendo sensitivos, nosotros percibimos todo eso, por lo que es más importante que nunca que protejamos nuestra energía, seamos firmes con nuestros límites energéticamente, mentalmente, emocionalmente y físicamente, y seamos conscientes de lo que nos estamos permitiendo ‘asumir’. Limpiar, centrar y proteger nuestra energía regularmente se siente importante en este momento. Pueden hacer esto con cosas como sahumerios y/o pueden afirmar: “Todo lo que no es mío, por favor que vuelva a su legítimo dueño, y pido que todo lo que es mío, por favor me sea devuelto ahora.” Otra afirmación protectora/centradora que utilizo es: “Estoy llena de amor, rodeada de amor, protegida por el amor y guiada por el amor.”

Una práctica diaria de conexión con su yo se siente también muy importante en este momento. Para ustedes eso podría ser meditación, pasar tiempo en la naturaleza, salir a caminar, llevar un diario, o hacer una afirmación diaria. Yo a diario afirmo: “Yo estoy conectada con mi yo superior, la fuente más elevada de verdad, amor y luz y el centro y corazón de la Madre Tierra.” También afirmo “Yo estoy alineada con mi mejor yo posible, mi mejor realidad posible y mi mejor movimiento hacia adelante posible en todos los niveles: físico, mental, emocional, espiritual, celular, ADN, ancestral y etérico, incluyendo todos los chakras.” Si esto resuena con ustedes, por favor utilícenlo o creen una afirmación propia que los haga sentir conectados. Esto es algo rápido y fácil que pueden hacer y es útil hacer de ello un hábito, por ejemplo, decirlo cada vez que están en la ducha, o haciendo sus estiramientos después de una caminata.

También estamos experimentando de una manera más intensa cualquier cosa en nuestro interior que no esté en alineación con nuestro yo auténtico y mayor vibración. Así que algo que pudo haber causado simplemente una irritación menor físicamente, incluso en el último año más o menos, se está manifestando ahora de una manera física muy clara para que podamos despejar cualquier cosa que todavía tengamos que despejar.

En esta nueva vibración, las personas no van a necesitar ‘maestros’ ni ‘sanadores’ de la misma manera que antes, porque hemos pasado al ámbito de la conciencia que expande nuestra percepción a un estado de saber y recordar todo lo que sabemos. Sin embargo, muchas personas todavía van a preferir y elegir involucrarse con aquellos que pueden ayudarles a ver, oír, sentir y recordar su propia verdad y sabiduría – no desde una postura de “yo te voy a enseñar” o “yo te voy a sanar”, sino desde una postura de “yo puedo recordarte y mostrarte lo que ya está dentro de ti”. En el pasado, la gente se congregaba en torno a quienes tenían una antorcha, buscando respuestas, creyendo que sólo esa persona tenía el conocimiento que ellos necesitaban. Ahora, quienes sostienen una antorcha deben hacerlo con integridad, utilizándola para arrojar luz sobre los demás, ayudándoles a encontrar sus propias antorchas.

Ahora estamos en el nuevo ciclo, que es como que la represa ha estallado, permitiéndonos montar la ola hacia zonas del río a las que no hemos accedido antes. En cualquier día y en cualquier momento dado, es nuestra elección en qué parte del río estamos nadando. Podemos pasar el tiempo en la parte vieja o en la parte nueva y ninguna es realmente mejor o peor. En los reinos superiores, almas de alta vibración ‘bajan’ a niveles ‘inferiores’ para ayudar a las almas a ‘subir’ los niveles todo el tiempo. A veces las almas no quieren ‘subir’, ya que se sienten cómodas donde están, o se las necesita donde están o aún no están listas para ‘subir’. Traten de no juzgar dónde están ni dónde está nadie más, porque dondequiera que estén han aterrizado allí porque en algún nivel, alguna parte de su realidad vibratoria se sintió atraída a ese nivel. Si no les gusta, tómense un minuto para hacerse conscientes y pregúntense: “Bien, ¿por qué estoy aquí, en esta parte del río, en esta situación, en este patrón?” Su alma podría tenerles una respuesta completamente distinta a la que esperaban. Pueden preguntarle a su Alma este tipo de cosas en la meditación o llevando un diario. Llevar un diario es una gran manera de revisar los emails de su propia Alma/Yo.

Lea:   Aprende a Recuperar tu Energía Vital

Nuestro surgimiento en nuestro nuevo mundo puede parecer decepcionante para muchos que esperaban una demostración más dramática para marcar nuestra entrada oficial. Ciertamente, en un sentido, la Naturaleza nos lleva a creer que el nacimiento es un hecho evidente, y muchos se han quedado preguntándose: ¿dónde está nuestro evento global evidente? Sin embargo, en otro sentido, la Naturaleza también nos muestra que el cambio puede ser sutil y eso no hace que el cambio sea menos poderoso. La transición de invierno a primavera no es un solo gran evento de la noche a la mañana. Muy lentamente se derrite la nieve, las nuevas hojas verdes aparecen en las ramas vacías, y nace nueva vida. Pensamos que nuestro Cambio sería más como el trascendental acontecimiento emocional que es el Nacimiento, pero tal vez sea más como la mágica transición de una estación a otra, o de la noche al amanecer y al día. La diferencia entre invierno y primavera, o noche y día es enorme, dos realidades completa y totalmente distintas. Así también este nuevo ciclo será distinto al anterior, sólo que es difícil saberlo cuando uno está en la etapa de ‘unas pocas hojas verdes’ o ‘justo rayando el alba’ – ¡especialmente cuando esperaban que toda la primavera descendiera completa al escenario mundial con banda sonora musical!

Esto no tiene la intención de convencer a todos de que el Cambio ha ocurrido/está ocurriendo cuando en realidad no es así. Miren a su alrededor por sí mismos, con sus propios ojos. Sí, mucho está roto. Sí, mucho está mal en el mundo. Sin embargo, observen cuántas personas están despertando, noten las historias que están empezando a aparecer en los medios de comunicación, las revelaciones que se están produciendo, los secretos que ya no pueden seguir ocultos, las emotivas reacciones masivas a los eventos y leyes que ya no queremos tolerar como sociedad. Aunque alrededor nuestro sin duda se puede ver todavía mucha nieve, y mucho cielo nocturno oscuro, también hay sin lugar a dudas una ola creciente de indicios de que, en efecto, estamos al comienzo de una nueva estación y un nuevo día. Hay muchísimos foros que les dirán que este nuevo día tiene que ver con la llegada de un Nuevo Orden Mundial creado por los Illuminati y la Tercera Guerra Mundial y esclavitud global. ¿Saben qué? Ésa es la realidad de la que estamos emergiendo ahora. Como raza humana, acabamos de pasar colectivamente por la noche oscura del alma. Al invierno no le sigue el Invierno Parte 2. A la noche no le sigue más noche. A la humanidad ahora le tocan vidas de libertad, empoderamiento, verdad, justicia y armonía.

En la naturaleza, las mayores fuerzas traen consigo el comienzo de los mayores cambios, sin embargo, no es en sí la fuerza lo que crea el cambio. La fuerza simplemente proporciona el catalizador para el cambio. A partir de ahí, es nuestra elección y nuestra responsabilidad, en cuanto a lo que hagamos con las nuevas condiciones en las que nos encontremos.

Visita Wadie.com

Las intensas contracciones del parto llevan al nacimiento de un bebé. Por muy trascendental e impactante que sea el momento del nacimiento, es lo que está más allá del nacimiento lo que realmente nos transforma. El nacimiento abre una puerta a una nueva vida, no sólo para el recién nacido sino para todos los que están conectados con él o ella, y es vivir dentro de esta nueva vida cada día lo que crea la nueva realidad.

Los vientos de un huracán o las olas de un tsunami pueden causar destrucción en cuestión de minutos, pero el final del suceso no es para nada el final, sino el comienzo. Es el comienzo del proceso de limpieza y evaluación. Es el comienzo del proceso de duelo y sanación. Es el comienzo del proceso de reconstrucción y renovación. Poco a poco, un mundo nuevo se va creando sobre las cenizas y escombros del anterior. Y así será con nuestro mundo.

La versión en video de las Visiones Mensuales puede verse aquí! (en inglés)

© Dana Mrkich 2013. Se concede permiso para compartir libremente este artículo con la condición de que se dé crédito al autor, y se incluya la dirección www.danamrkich.com. Pueden seguir a Dana en Facebook en www.facebook.com/danamrkichnews

Con la debida autorización de Dana Mrkich, su material traducido al español se puede descargar en archivo Word desde el sitio creado en http://www.manantialcaduceo.com.ar/dana_mrkich/visiones.htm

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

El Manantial del Caduceo los invita a visitar la página Facebook de Margarita López en www.facebook.com/mlopez.traducciones

Menú de cierre

Comparte con un amigo