SHAUD 7: "La Entrega a Ti Mismo" Parte 3 y final

HLS - PH00050

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie e2012

Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

Parte 3

Última parte …

Recuerden que pueden descargar el archivo completo desde http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/serie13.htm

Distracciones

Ahora bien, hablando de distracciones. Las distracciones – ese es mi gran tema el día de hoy. Bueno, mi segundo gran tema. De lo que quería hablarles era de sus distracciones, y ahora mismo es la cosa más grande estorbando.

Aquí están ustedes en este viaje espiritual asombroso. En serio, es asombroso. Si pudieran verlo como yo lo veo. Verdaderamente lo es. Quedan atrapados en los detalles, pero es fascinante cómo funciona, fascinante cómo están introduciendo nuevos niveles de a esta realidad. Pero se distraen.

Y estoy sorprendido. De hecho, esa es la única parte que realmente me sorprende. Están tan cerca. Han – – has elegido ésta como la vida, como la vida de integración. Es todo lo que querías. Es todo lo que te importaba. Era la razón por la cual viniste aquí. Es la razón por la cual estás aquí – para dejar que ocurra. De hecho, en realidad no tenías que hacer nada para hacer que ocurra, y sabías eso antes de llegar aquí. Dijiste: “Solo voy a bajar acá y dejar que ocurra”.

Pero luego te distrajiste. No tú (Lulu), sino ustedes – todos ustedes. Se distraen por las cosas; olvidan que esa era la pasión, que la razón por la cual estás aquí, Joe, es por la integración. Quedan atrapados en las cosas humanas. Y sí, si entiendo. En serio, entiendo que es fácil que les suceda a todos ustedes, pero quedan… (El viento silba de nuevo, Adamus hace una pausa y mira alrededor). ¿Fuiste tú Larry?

Ustedes quedan atrapados en las distracciones. ¿Cuáles son? Bueno, son su trabajo. Son… se preocupan por su salud, y luego cuando se preocupan por su salud, van a tener problemas de salud. (Coge el bizcochito de chocolate de alguien, le da una mordida, hace una cara y tira el resto al suelo, risas). Quedan todos atrapados en las cosas. Quedan atrapados en los rollos familiares, rollos laborales. Quedan atrapados en los rollos mundiales. Se preocupan por el mundo. ¿Por qué? pues, ¿su preocupación va a arreglarlo? ¿O solo añade al problema?

Preocúpense de lo que ustedes deberían estar haciendo. Eso es un llena-el-espacio-vacío tan simple, tan simple. Cuando dicen: “¿Qué debería yo estar haciendo?”. Solo disfrutándolo. Eso es todo. Eso es todo. No tienen que hacer nada grande, en términos como de empezar un negocio y volverse multimillonario. No importa. No importa.

Se distraen por su coche que se averió. ¿Y qué? Caminen (Adamus ríe). Yo lo hice. Yo no tenía un coche. Tenía caballos. ¡Consigan un caballo!

Se distraen por las preocupaciones de dinero, abundancia – asunto Shaumbra número uno, la abundancia – y entonces te dices que no puedes hacer nada porque no tienes el dinero. Bueno, chico, ¡¿eres un profeta o qué?! (Risas). Y sencillamente va a continuar de esa manera. No vas a tener dinero, y no vas a hacer nada. ¡Vaya! Bastante sorprendente.

Se distraen por, eh, voy a llamarlo filosofía. Saben, toda esta… oh, Cauldre, realmente necesito encerrarlo en ese cuarto (algunas risas).

Se distraen por los gurús. Se distraen por las clases y, saben, por las últimas cosas en las que están metidos. Y si no es oro blanco, es algún tipo de cristal. Saben, de hecho hay un nuevo cristal de África, descubierto en la costa oeste, y puede curar el cáncer de su cuerpo. Y resulta que yo tengo algunos a la venta para después. ¡Por favor, por favor! Solo hay una cosa que los va a curar. Yo (risas). ¡Tú! ¡Tú! Tú, tú. Hola querida, te ves tan preocupada (le da un beso a Linda).

Solo hay una cosa que los va a curar, y eso es ustedes. Eso es ustedes, pero no lo creen. No lo creen. Lo siento.

EDITH: Sí lo creemos.

ADAMUS: Estoy hablando genéricamente. Estoy hablando editorialmente. Hablando para los que no son tan sabios. Pero, querida, hay muchos que están atascados.

LINDA: ¿Ella necesita el micrófono?

EDITH: ¡No!

ADAMUS: No, no, no (riendo). ¿En qué iba Edith?

EDITH: Me olvidé. Los cristales.

ADAMUS: ¡Oh los cristales! Tengo cristales a la venta.

Entonces las distracciones, ustedes se distraen por la siguiente cosa, por la siguiente ola, por el siguiente gurú, por el siguiente libro, por el siguiente canalizador. Yo me estoy marchando. De veras, en alegría, por supuesto. ¿Por qué preguntan cuándo? Bastante pronto. Sí (Linda ríe nerviosamente). Por eso ellos me llamaron… (Risas). ¡Bueno! No, no soy psíquico. Solo estoy mirando dentro del tubo. “¿Cuándo se va a marchar?”. Bueno, exactamente en 45 minutos. Pero luego regresaré, por un rato. Por eso me llaman Conde St. Germain – contando hasta cuándo me iría. (Adamus ríe). Pensé que eso era chistoso (risas).

¿Podrían ustedes – grupo técnico – en el futuro podrían hacer para mí una octavilla de risas?

LINDA: ¡No! ¡No! Tienes que ser chistoso por tu cuenta (muchas risas).

ADAMUS: ¡Oh! (Risas). Oh, ¡ahora abre su boca y habla! Ella no… (Una caricatura de risas es exhibida en la pantalla; muchas risas).

Destilando

ADAMUS: Un momento. Me saldré del tema solo por un momento. (La cinta de risas se exhibe otra vez).

LINDA: Nunca hagas eso otra vez.

ADAMUS: Destilemos esto aquí mismo. Hoy hemos tenido mucha risa – buena risa, buen flujo – y no hemos acabado.

Destilémoslo. ¿Qué significa eso? Que sienten hasta la esencia de ello. La risa en este salón, la alegría en su corazón, un poco de alivio del día a día, un poco de mezclarse con su cuerpo y mente.

Destilémoslo ahora mismo. ¿Qué significa eso? Significa que lo sacan de ser un concepto mental. Sientan la esencia de ello. Inhálenla. Es suya. Es suya. Suya y de su alma. No son las palabras que han sido dichas. No es qué hora es. Es ese destilar esta sabiduría.

La sabiduría está llena de alegría, simplicidad, liberación – liberación para ser lo que realmente son. Lo destilan hasta la esencia.

Voy a pintar un cuadro para ustedes. Así que estamos aquí sentados, y ojala todos aquí en línea, estén pasándola a lo grande, disfrutando la comida, compañía, algunas palabras. ¿Qué está pasando ahora mismo con su alma? Sientan eso por un momento. Ningunas palabras.

(Pausa)

¿No es esto la invitación para el alma? ¿No es esto la integración?

(Pausa)

El alma y el humano han – son lo mismo – pero han estado separados por mucho tiempo, a propósito. Era un plan brillante. Era un plan brillante, pero el plan para volver a reunirse no estaba del todo tan bien planeado (algunas risas). ¡Eso fue chistoso! ¡Sí! Sí. Puedes usar eso en cualquier momento (a Garret).

Bueno, y no tenía que estar, porque cuando el alma se hizo a sí misma – se rehízo a sí misma – y le dio parte de sí misma a la experiencia humana, no se preocupó de cómo iba a volver a reunirse. Se preocupaba de cómo iba a bajarlos a ustedes – ella – acá. Eso es lo que requirió un montón de esfuerzo. Pero sabía que ella volvería a reunirse.

Y eso es lo que está sucediendo ahora mismo. Eso es toda esta vida – volver a reunirse – sin pensar en su ruta a través de ello. Riéndose de su ruta a través de ello. Sin ponerse en sus manos y rodillas. En serio, de verdad. Cambien lugares por un momento. Apenas sueltan el aspecto humano, el alma entra.

“Alma, ¿esto se ve bien?”. (Adamus se hinca con las manos juntas como si orara). ¿Se ve bien tener a esta partecita humana de ti misma en sus manos y rodillas, una metáfora para batallando? ¡No! Eso no es lo que alma quiere (se levanta).

El alma quiere: “¡Provócalo!! ¡Apresúralo! Yo, el humano, he aprendido cómo moverme en este planeta. He aprendido cómo comer y dormir y”, bueno, ustedes llenen el resto de los espacios en blanco, pero: “Al parecer lo he entendido. Nunca lo perfeccionaré, y no quiero, querida alma. No quiero perfeccionarlo. Solo quiero estar cómodo con ello. Así que baja. Ahora es seguro. Puedes apresurarlo. Juntos vamos a tener una época increíble. Juntos vamos a tener una época brillante”.

Eso es lo que está sucediendo ahora mismo.

SHAUMBRA 2: ¿De qué tiene miedo el alma?

ADAMUS: ¿De qué tiene miedo el alma? Bueno, ese es un curso por el que tienes que pagar (muchas risas de la audiencia y de Adamus). Sabes, solo iré así de lejos. Como una ramera espiritual, tú sabes. Tienes que pagar por las cosas realmente buenas. Pero lo haré, te diré el secreto.

De hecho el alma está más renuente que el humano. El humano – tú – has estado queriendo esta conexión, rezando por ella, de una manera torcida. Tú sabes, rezándoles a otros dioses. Nunca pongas ningún Dios antes que tú mismo, puesto que tú eres ese Dios.

Así que el humano ha estado aquí abajo, ustedes han estado aquí abajo, diciendo finalmente: “¡Oye, es hora! ¡Ha sido hora!”. Esto ha estado ocurriendo por un par de miles de años, un montón de vidas. “Hola, es hora”. Un poco de renuencia de parte de ustedes… (Alguien dice “¿Un poco?”, Adamus ríe). ¡Ah! Pero escúchenme. La verdadera renuencia era del alma. La verdadera renuencia era del alma.

Ella ha estado – a veces no me gustan tanto las palabras humanas – pero el alma ha estado en el sueño, no ustedes en realidad. El alma ha estado en una mirada interna, un viaje interno por mucho tiempo. Ustedes son la expresión externa del alma. Son la parte a la que el alma le dijo: “Ven a la Tierra o sal en los reinos angélicos”. El alma fue adentro, hacia dentro de sí misma.

Se requería de ambos, lo interno y lo externo para el verdadero entendimiento del Yo Soy. Se requería que el alma entrara en este sueño profundo diciendo, de alguna manera – y esto no es literal, sino de alguna manera, el alma diciendo: “Y un día despertaré cuando mis experiencias estén listas para mí”.

Pero el alma, en este sueño profundo, tiene una renuencia a entrar, no está segura si ustedes están listos, no está segura si este es el lugar para hacerlo. Necesita que la expresión humana de sí misma diga: “Es seguro aquí. Te invito acá. Te quiero acá. Estoy listo, querida alma. No la próxima vida, sino ahorita”.

La responsabilidad de ustedes – su verdadera responsabilidad – es soltar cómo han definido alma, religión, Dios; soltar cómo han definido su propia identidad, porque va a cambiar en el momento en que inhalen su verdadera alma. Va a cambiar.

Entonces digamos que ustedes están invitando al alma a que entre, y ella está superando su renuencia. ¡Ah! Qué gran título de libro – “El Alma Renuente”. Sí. Ella está despertando. Está atarantada. ¿Saben cómo están ustedes en la mañana cuando se despiertan? Oh dios, no hablemos de eso, pero el alma está despertando. Está atarantada, de alguna manera. Está desenfocada, de alguna manera. Cuando ustedes empiezan a invitarla, ello ayuda a traer ese foco. Ayuda a despertar al alma. Pero cuando tienen la expectativa – la expectativa Vieja Energía – que cuando son iluminados repentinamente van a ser psíquicos, no ocurre. O que de buenas a primeras van a ser ricos o… a mí en realidad… no me gustan estas historias como la de Yeshua caminando sobre el agua y transformando el agua en vino – los milagros – porque tienen tanta expectativa alrededor de ellas y la gente se afana por eso. Y eso, mis queridos amigos, es una distracción – sí llego a mi tema – la distracción de la que precisamente estaba yo hablando.

De hecho ustedes están invitando a esa alma a que entre, pero luego se distraen. Y el alma, en una manera extraña de decir, podría estar sentada exacto junto a ustedes. Pero si están distraídos, incluso si han llamado al alma, la han invitado, han dicho: “Estoy listo, no me importa qué, estoy listo”, pero si están terriblemente distraídos, esa alma podría estar sentada exacto junto a ustedes y no la van a ver. ¿Qué va a hacer el alma? Sí, decir: “Bueno, ¡era más divertido dormir! Ni siquiera me reconocen”.

También en soyespiritual.com:   ¿Qué significan los diferentes colores del aura?

No, en la física espiritual lo que sucede es que una parte del alma empieza a entrar, y cuando una conexión no es hecha, ella, de alguna manera, retrocede hasta que el espacio es creado nuevamente y hasta que ustedes se den cuenta.

Entonces ¿qué hacen ustedes? Mantengan sus ojos abiertos, metafóricamente. Se salen del tubo, porque el tubo también representa sus expectativas de cómo el alma y Dios y la religión se supone que sean. Y no lo son para nada.

El alma es simplicidad. Tan simple, que puede que no la reconozcan sentada junto a ustedes. El alma es sabiduría. Sabiduría tan sabia que la mente ni siquiera entiende ese tipo de sabiduría. La mente solo entiende más hechos, cifras, juicios; a la sabiduría, no en realidad.

El alma es los potenciales de ustedes. Pero si están en el tubo, ¿cómo podrían en realidad ver sus potenciales? Solo están viendo sus probabilidades, y la probabilidad – como señalé en nuestra reciente sesión* – la probabilidad para la mayoría de los humanos no se ve tan bien. Ellos van a morir a los 70, quizá 80 años de edad. Van a enfermarse. Su mente va a volverse loquita. Van a estar arruinados la mayor parte de tiempo. Esa es la probabilidad para la mayoría de los humanos. Es realmente triste. Realmente bastante triste cuando ustedes lo miran, y cómo ellos viven es esas probabilidades. Y ellos no tienen que hacerlo, y ustedes no tienen que hacerlo.

[*Refiriéndose a “Probabilidades & Potenciales”]

El alma es esa simplicidad. No es un gran ángel dorado. No lo es, porque ustedes ya estaban en esa etapa. Ya eran el ángel esponjado, sacudiéndose por ahí, teniendo reuniones de ángel, cafés latte de ángel. Ya han hecho eso, así que están más allá de eso. De manera que no necesitan que entre el ángel dorado o ningunos ángeles. El alma es tan simple, sin embargo tan profunda (Adamus suspira). Realmente estoy divagando hoy, pero esto está okey.

El alma… a veces las palabras son tan limitantes, pero la esencia de ustedes, ustedes, ella realmente quiere saber cómo es ser amada de primera mano. Hmm. Lo entiende a distancia viniendo de ustedes, viniendo de las experiencias y de su sabiduría de las edades. Pero no sabe cómo es tenerlo de primera mano. En otras palabras, aquí mismo.

Así que ustedes podrían decir que hay una poca de renuencia respecto a eso. El alma ha sopesado el amor, contemplado el amor, siente el amor que ustedes han tenido, que han experimentado. Pero no lo conoce en un sentido práctico. Eso es un montón. Eso es un montón sobre el alma, venir acá y tener eso. Llámenlo un poco abrumador para el alma.

Depende de ustedes, queridos humanos, guiar a su alma dentro de la experiencia del amor, pero cómo puedes hacerlo si no te amas a ti mismo. Mmm.

Sientan por un momento – este es un buen ejercicio – sientan por un momento. Ustedes están pagando cuentas. Están pagando cuentas y – quiero que sientan la diferencia entre el humano y el alma – están pagando cuentas, están mirando su cuenta de banco, se ponen un poco ansiosos. Se preguntan cómo van a hacerle, pero de algún modo usualmente siempre la hacen. Pero están mirando sus estados de cuenta y mirando cuánto pueden pagar este mes y esperando, esperando, esperando mantener un poquito de flujo entrando para que lo puedan liquidar. Ese es el humano.

El alma no piensa o siente de esa manera para nada. En realidad no le importa. En realidad no le importa. ¿Qué está recibiendo el alma? ¿Cuál es la sabiduría del alma?

Casi no quiero ponerlo en palabras, pero lo haré. El alma no está preocupada por pagar las cuentas. El alma está sintiendo esto llamado flujo de energía, cómo es limitar la energía. El alma está sintiendo cómo es estar en tal densidad física. La sabiduría que está llegando al alma de la experiencia en esta cosa cotidiana que ustedes hacen de pagar cuentas, la sabiduría que el alma tiene está llegando a un entendimiento más profundo de que ello es el hacedor de energía. Eso es lo que el alma está haciendo.

Vean, el humano está preocupado; el alma anda “Esto es maravilloso. Esto es grandioso”.

Vas manejando por la carretera, manejando por la autopista, observando el otro tráfico, manejado tu coche, observando tu marcador de gasolina, tu kilometraje, preocupándote de vez en cuando por la policía, puesto que manejas demasiado rápido (mirando a Linda).

LINDA: Y qué. (Risas)

ADAMUS: (Riendo). Ese es el humano, y a veces es bueno. Están escuchando la música, y están teniendo un poco de tranquilidad. Oh yo sé, muchos de ustedes hablan por sus teléfonos celulares, pero no intenten hacer eso tanto.

De manera que esa es la experiencia humana. ¿Qué está experimentando el alma? ¿Cuál es la sabiduría en el alma?

(Pausa)

Viajar. Viajar en la densidad. Viajar. Solo imaginen por un momento cómo lo experimenta el alma. Es como maniobrar y manejar y experimentar y ver colores y movimientos. Eso es lo que el a…

LINDA: El alma quiere que yo vaya más rápido (risas).

ADAMUS: No, el alma no quiere que vayas más rápido (Linda se está riendo). Ah, ese es un buen punto. El alma quiere que estés… el alma quiere más conciencia de la experiencia. Conciencia de la experiencia.

Pasan por la muerte, lo cual tarde o temprano cada uno de ustedes hará. Pasan por la muerte. El humano se preocupa por… “Oh dios mío, ¿qué sucede?”. Pérdida de identidad. El humano se preocupa por el dolor – pasar por el dolor. El humano se preocupa por – de hecho esta es realmente una rara – una de las mayores preocupaciones: los asuntos pendientes. “Debí haber hecho esto”. Ustedes saben cuán frecuentemente ellos llegan al otro lado y dicen: “Pero no limpié mi closet y el refrigerador. ¿Qué pasa con la comida en el refrigerador?”. Pues, ¡¿de veras?! Se va a pudrir. Va a oler. Ocurre cuando las cosas mueren (algunas risas).

Así que el humano pasa por toda esta preocupación. Ustedes saben que lo que el alma está sintiendo es la evolución, los ciclos, la expansión, el hecho de que es eterna y la muerte no es nada. La muerte es un parpadeo del ojo, y no es nada. De hecho la muerte es el nacimiento y el nacimiento es la muerte.

De manera que existe esta interesante, muy diferente dinámica entre el alma y el humano. Muy diferente. Muy diferente.

Entonces mi consejo – para resumir esto y seguir con nuestro programa – esto es así: no pienses como un humano, siente como tu alma. Sí. Buen título de libro. Y haz eso tú mismo. En serio, siente como tu alma, porque lo eres. De hecho lo eres. Siente como tu alma.

¿Qué fue destilado de la experiencia? No me importa si es bueno o malo. No me importa si tuvieron una pelea con alguien o se metieron en un accidente de coche. Al alma no le importa. ¿Accidente de coche? No es la gran cosa. ¡Caramba! ¡Qué experiencia en las fuerzas juntándose! ¡Qué experiencia incluso en tener miedo y qué experiencia solo en esta cosa estupenda! No es nada. Los coches se pueden arreglar. En verdad se pueden arreglar (Adamus ríe). Sí.

La experiencia. Hagamos esta juntos – carencia de abundancia. Tantos de ustedes afrontan, tantos de ustedes batallan con ella. No sé por qué, puesto que hay mucha energía allá afuera, puesto que ustedes son tan brillantes, tan talentosos. Solo han levantado este muro.

Así que han tenido esta cuestión de la abundancia… muchos de ustedes, no todos. Disculpa Edith, hoy estoy generalizando. Muchos de ustedes tienen esta cuestión de la abundancia prosiguiendo, y se preocupan por ello. Se preocupan, “¿Voy a morirme de hambre? ¿Voy a perder mi casa? ¿Voy a tener que ir a robar un banco o esas tiendas 7-Eleven*?”. Gracias Cauldre. “7-Eleven o cualquier…”. Yo no recomiendo eso, dice Linda. Por favor introduce el desmentido. No hagan esas cosas.

[* 7-Eleven es una cadena de tienditas de conveniencia en los E.E.U.U. y en otras partes.]

Así que la abundancia. Un asunto grande, grande. Al alma no le importa. Ni un comino. Ello es abundancia, de una manera extraña. Es una abundancia de carencia de abundancia. El alma lo mira – “¿Cómo es limitarme a mí misma, pretender que no tengo cuando de hecho sí tengo? ¿Cómo es pasar por ese juego?”. Y entonces el alma saborea la sabiduría de eso. Sé que ustedes no piensan que es divertido, pero el alma solo está omnímodamente tomando el sol en esa experiencia.

El alma también está preguntando, cuestionando, “¿Si quieres abundancia, por qué no la creas?”. Y la mente humanan dice: “No sé cómo. Es tan duro aquí abajo”. Y el alma dice: “¡Pero solo llevas a cabo!”. Y el alma está confundida, porque ustedes piensan que no lo hace. Ustedes piensan; ella no piensa. Y el alma dice: “Bueno, no. Solo lo haces así, y entonces ocurre”.

Así que tomemos una respiración profunda mientras damos vuelta en la esquina, llegando a la brillante conclusión de lo que hubiera sido de otra manera un día aburrido. (Adamus ríe).

La Cosa Más Importante

Hoy mi punto número uno para ustedes, y ahora me pongo serio. Desearía que tuviéramos una musiquita seria, pero pues nos ponemos serios.

Ustedes se están distrayendo. Yo me esmeraré tratando de que ustedes se guarden de perder mucho el rumbo. Se distraen por las cosas mundanas, y a veces pienso que se distraen a propósito. De veras lo hago. A veces pienso que crean estas distracciones, solo para no tener que encarar los asuntos más grandes – el asunto más grande de amarte a ti mismo.

Así que ustedes crean cada distracción. Saben, cuando realmente no quieren hacer algo, al parecer hacen todo lo demás. Ahí es donde algunos de ustedes están yendo.

Yo los regresaré de las distracciones, ojala. Pero seguir adelante con esta buena tripulación Shaumbra (algunas risas), seguir adelante en este primoroso, a veces…

LINDA: ¡Dejen de reírse de él!

ADAMUS: … interesante sendero mofo en conjunto, va a requerir que ustedes hagan una entrega. Va a requerir que hagan una entrega a ti mismo – un requerimiento – porque no va a funcionar si… (Adamus finge bostezar). Saben, cuando te relajas, bostezas, bostezas. Sí claro. (Adamus ríe). Cauldre está diciendo: “Cuando tú te aburres, ellos bostezan, St. Germain”.

Se trata de hacer una entrega a ti mismo. Si hoy estás aquí, si estás sintonizado en línea, o si estás escuchando esto más tarde, si estás viendo, si te estás rascando la cabeza preguntándote qué está pasando aquí, a fin de seguir adelante, necesitas hacer una entrega a ti mismo. De otra manera, va a ser muy grueso. De otra manera, vas a dormir mal… oh, ya lo haces. Vas a tener sueños terribles… oh, eso también. Vas a tomarte demasiado muy en serio.

Ahora bien, cuando digo que hagas una entrega a ti mismo, no estoy diciendo que te vuelvas neurótico contigo mismo o auto-absorto o auto-indulgente. Esa son cosas de la identidad humana volviéndose obsesiva con el sí mismo. Estoy hablando de una entrega a ti mismo, una entrega a ti, y ‘ti’ incluye tu alma (se fija en el piso bajo sus pies). ‘Ti’ incluye tu piso que cruje aquí. ‘Ti’ incluye tu alma, una entrega a ti.

¿Qué quiero decir con eso? Bueno, tienes el alma, tienes tu sí mismo – tienes tu sí mismo – entrando desde su capullo espiritual. Te tienes a ti regresando. Es como el más grandioso invitado en todo el mundo. Tienes todo eso entrando, pero hay una carencia de entrega a ti mismo. Recuerda cuando estábamos haciendo aquella prueba que tus brazos deberían haberse elevado. Acto seguido deberías haber sido capaz de levantar del piso a la otra persona por tu entusiasmo, tu entrega a ti… sí, eso hubiera sido algo, tu entrega a ti mismo.

También en soyespiritual.com:   Seis cosas que pueden debilitar tu magia

¿Qué quiero decir con entrega a ti mismo? Significa tomar tiempo para ti antes que para todo lo demás. Eso es una distracción, cuando quedas atrapado con los rollos de todos los demás, sanando y remendando a todo el resto del mundo. Te sientes culpable por hacerla, pero a fin de seguir adelante con este grupo, conmigo, vas a tener que hacer esa entrega a ti mismo.

La entrega a ti mismo es tomar ese tiempo, es amarte a ti mismo, es darte las cosas que necesitas. Y cuántos de ustedes – ni siquiera voy a mirar, voy a mantener mis ojos cerrados – ¿cuántos de ustedes no se darán ese regalo?

¿El regalo de qué? El regalo de la abundancia. El regalo del amor de ti. El regalo del amor de otros. El regalo de la biología sana. El regalo de lo que quieres crear. Es dándote a ti mismo – permitiéndote a ti mismo – ese regalo. Entregándote a ti. Y la resistencia está aquí mismo. Puedo sentirla en el salón – sqh, sqh – resistencia, porque, “Bueno, en realidad no se supone que yo haga eso. Únicamente puedo darme un poquito. ¿No es aquello como pervertido? Pues ¿no es como que raro amarte a ti mismo?”, están diciendo ustedes. O “¿no tengo una responsabilidad con todas estas otras cosas?”. O… Toda distracción en la que puedas pensar para no entregarte a ti mismo.

Pero para seguir de aquí en adelante, van a necesitar hacerla. De otra manera, anoten mis palabras, se retirarán de este grupo, de esta familia, con alguna excusa rara. No les gustó algo que dije. Huh. Eso…

SART: Yo nunca la he hecho.

ADAMUS: ¡Nunca la has hecho! (Adamus ríe). Pero ve, no has usado eso como excusa, y esa es la diferencia. O alguna excusa extraña, pero va a requerir una profunda, profunda, profunda entrega a ti mismo.

Y en este próximo mes, quiero que realmente sientan lo que es esa entrega. ¿Qué quiero decir con, ‘entregarte a ti mismo’? ¿Cuáles son los desafíos? Bueno, les puedo decir right off the bat*. Se empata con la religión y el concepto de Dios y todo este rollo que les ha sido implantado, hipnotizado, de que supuestamente no tienen que cuidarse.

[* “Right off the bat” es una expresión que significa “Al instante” o “Ahora mismo”]

Ese fue uno de los trucos más perversos de todos, yo creo. Y sé que tiendo a irritar a algunas personas a propósito, pero eso fue perverso, decirle a la conciencia humana – decirles a los humanos, asustarlos hasta cagarse – que no puedes amarte a ti mismo, haciéndolo sonar anormal, egoísta, y ello ha sido perpetuado. Ha sido perpetuado. Sus padres que puede que les hayan dicho eso, o sus maestros, solo estaban repitiendo lo que oían, lo que oían, lo que oían.

Cuando haces una entrega a ti mismo, no es egoísta. Es importante. Es amorosa. Es afectuosa. Es lo que te va a llevar a tu pasión más grandiosa – estar aquí para la integración. ¿Cómo puede el alma, sentada aquí mismo integrarse, estar contigo en tu vida? No está aquí para rescatarte. Supera ese concepto. El alma no rescata. El alma ama la experiencia. No rescata. No hay ningún rescate aparte de la entrega a ti mismo.

El alma no va a arreglar tus problemas, pero una cosa curiosa ocurre. En la integración repentinamente te das cuenta de que no hay problemas. Lo que quieres arreglado o cambiado está arreglado o cambiado.

También sabrás mantener tus manos a distancia de las otras personas. Eso fue realmente gracioso, de hecho (algunas risas). Lo que quiero decir con eso – te conectas, atas tu vida, tu camino al de todos los demás. ¿Y no has… ? aprendiste. Sé que muchos de ustedes aprendieron, el viejo asunto [de] la brujería, la magia negra – tantos de ustedes estaban en ello – aprendieron cómo funciona la energía y luego pusieron sus manos sobre otras personas. (El viento silba otra vez; risas, algunos aplausos y alguien dice “En el momento justo”). En el momento justo. Ustedes no se dan cuenta de qué difícil es hacer eso (algunas risas). Tienes que conocer gente, ángeles para lograr hacer eso.

De manera que, queridos Shaumbra, la entrega a ti mismo.

Una Vivencia con Tu Alma

Ahora bien, me gustaría tener una corta vivencia. Solo tenemos unos cuantos minutos sobrantes aquí en nuestra reunión del día de hoy titulada, por cierto, “La Entrega a Ti Mismo”. Así que no llames a Cauldre en la mañana para preguntarle cómo quiere titularla. En realidad él nunca está ahí la mañana siguiente. No puedo concebir que le preguntes a él cuál va a ser el título. Así que este Shaud es “La Entrega a Ti Mismo”.

Ahora bien, esto es algo sobre lo que estaremos trabajando juntos todo el mes, todo el mes ustedes y yo. La entrega a ti mismo. Así que van a tener experiencias con cómo es entregarte a ti. A ti.

Por cierto, ustedes son su alma. Cuando miro dentro de sus ojos, ustedes son su alma. Pero veo capas. Veo la capa humana y veo la capa del alma. Y si solo pudiera llevarlas a verse una a la otra, y si pudiera llevarlas a dejar de pretender que una vive afuera en el espacio exterior y la otra está aquí abajo en – ¿cuál fue la palabra que usaste? – la tierra de mofo. Ellas están empacadas juntas. Eso es un dos-por-uno. Es un Cracker Jack*. Hay un premio ahí dentro. Ella no está afuera en alguna otra parte. Entonces, el alma está aquí mismo.

[* “Cracker Jack”, es un bocadillo de palomitas de maíz que viene con un premiecito dentro de la caja]

Hagamos algo mientras comenzamos nuestro mes de la entrega a ti mismo. ¿Listos?

Tomen una respiración profunda (la audiencia dice “Sí”). Okey, una vivencia.

Ahora, voy a pedirle al Sr. Kuderka – doctor, profesor, el estimado Sr. Kuderka – que toque la música en un momento, la música que se tocó antes de entrar a esta sesión, al Shaud, justo después que Aandrah hizo la respiración.

A ustedes voy a pedirles que sientan desde ella – primero desde la perspectiva humana, luego desde el alma. La primera parte de la – básicamente hay dos partes cantadas – la primera parte del canto, imaginen a su alma sentada exacto junto a ustedes o ya dentro de ustedes, cantándoles. Escuchen las palabras.

Luego hay un pequeño interludio musical. Luego cuando el canto empieza de nuevo, ustedes están cantándole al alma – a la renuente alma, pero a la hermosa alma.

Y todo este tiempo mientras la música está sonando y ustedes están experimentando esto, sientan hacia dentro la entrega a ti mismo, la entrega a tu alma, la entrega a tu humanidad. La entrega a tu humanidad. La humanidad es una cosa hermosa. Ustedes han recibido algunos raspones y abolladuras. Ella ha andado por ahí unas cuantas veces, ha sido lanzada al arroyo. ¡Al alma le encanta! “¡Caramba, qué experiencia!”.

Ahora bien, podrían ustedes imaginar, podrían imaginar pues pasar por todo eso, y que el alma haya tenido toda esta experiencia, pero al humano finalmente diciendo: “Oye alma, no más. No más, alma. Me alegra que te hayas divertido con ello, pero ¿%#=/!? (risas), yo no. Alma, vamos a hacerlo diferente. Vamos a hacerlo diferente, y alma, vamos a hacerlo juntos. Tu sabiduría, mi guapura”. Su guapura (risas), “Tu simplicidad, mi ingeniosidad. Tus potenciales, mi encanto, alma. He aprendido un montón mientras he estado aquí abajo. Aprendido un montón en este planeta. Pongámoslo junto.

Entonces con eso, tomen una respiración profunda.

Apaguen las luces. Querido Hunter, es bueno verte de nuevo (Hunter el hijo de Larry está manejando las luces). Ha pasado mucho tiempo desde las Escuelas de Misterio. ¿Qué te pasó? ¿Escapaste de las Escuelas de Misterio? ¿Te expulsaron? Eh, disculpa. No fui yo. Mejor suerte esta vez.

Bajen las luces y realmente sientan hacia dentro la música. Primero el alma cantándole a ustedes, y luego la segunda parte, ustedes cantándole al alma.

Tomen una respiración profunda y empecemos.

[LA MÚSICA EMPIEZA – “La Forma de Nosotros” por Ian Britt]

Tu alma te está cantando…

Deja que te dé una serenata…

[LA MÚSICA CONTINÚA Y EMPIEZAN LAS PALABRAS]

Ya no estás solo

Hemos encontrado un espacio para llamarlo propio

No hay necesidad de preocuparse o inquietarse

Tenemos toda la fuerza que necesitamos en la forma de nosotros

En la forma de nosotros

En la forma de nosotros

Y sé que lo has tenido arduo

Y el camino ha estado lleno de baches y escabroso

Pero dile adiós a un mundo que una vez conociste

Tengo toda la fe en mí y en ti

Sujeta mi mano

Sujeta mi corazón

Deja ir tu miedo

Cariño siempre estaré aquí

ADAMUS: Y a continuación, ustedes le cantan a su alma…

[LA MÚSICA CONTINÚA]

Nunca me sentí del todo tan en casa

Tu dulce caricia es lo mejor que he conocido

Ahora que te he demostrado que soy merecedor de tu confianza

Construyamos un mundo en la forma de nosotros

En la forma de nosotros

En la forma de nosotros

Sujeta mi mano

Sujeta mi corazón

Deja ir tus miedos

Cariño siempre estaré aquí

Cariño siempre estaré aquí

ADAMUS: Solo sentémonos en el silencio, en la oscuridad por un momento.

(Larga pausa)

Inhálate tú mismo. Inhálate tú.

(Pausa)

Una entrega a ti mismo. Ningún compromiso.

(Pausa)

Entrega a este hermoso ser que eres…

Entrega a tu salud…

Entrega a tu riqueza…

Entrega a tu equilibrio y expansión…

(Pausa)

Entrega a tu conciencia…

(Pausa)

Entrega a la alegría de vivir…

(Pausa)

Entrega a tu alma.

(Pausa)

Toma una respiración profunda…

(Pausa)

Y ahora podemos volver a prender las luces.

Queridos Shaumbra, cinco de ustedes, 50 de ustedes, 10,000 aquí de pie – bueno, tendremos que conseguir un lugar más grande, pero aquí – seres iluminados, seres integrados, seres que se han acepado totalmente a sí mismos, entregado a sí mismos y permitido la integración, la mezcla, el amor de su alma aquí mismo en este planeta.

Yo no voy a estar aquí durante 20 o 30 o 50 años, así que no piensen que vamos a extender esto. Un par, un par más quizá, pero necesito saber, Kuthumi necesita saber, el Concejo Carmesí necesita saber, mucho otros, ¿están ustedes en la entrega a sí mismos a partir de este punto? Más que nada, ustedes necesitan saber.

Tomen una respiración profunda, y recuerden que todo está bien en toda la creación.

Ha sido un placer estar aquí con ustedes. Hasta nuestra próxima reunión. Yo estaré con ustedes cada desafiante y maravilloso paso del camino.

Mahalo, queridos Shaumbra, Mahalo.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra, quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento del Dios en su interior.
El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe. Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.
Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra. Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes. Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir. Nunca estás solo, ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio Web: www.crimsoncircle.com

© Derechos de Autor 2010 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403

Cerrar menú

Comparte con un amigo