La energía taquiónica, es neutra, se mueve a veintisiete veces la velocidad de la luz, es la energía del pensamiento, cuando vibra en la alta frecuencia del amor.

Fue la energía que usó Jesús, para efectuar los acontencimientos expepcionales que llamamos milagros.

Él probó, que vibrando, en la muy, muy alta frecuencia del amor, la psique puede dirigir la energía taquiónica, la energía del pensamiento, para elevar la energía vital de los enfermos, efectuando curaciones excepcionales, y incluso levantándolos de la muerte, o bien para acrecentar la frecuencia propia de vibración del agua hasta transformarla en vino.

El amor es neutro, no tiene polaridad, vibra en muy alta frecuencia; su energía que no tiene masa, pertenece al plano espiritual y mental, donde existe conforme a la voluntad del observador.

QUE ES LA ENERGÍA TAQUIÓNICA

Los taquiones son partículas subatómicas que viajan más veloz que la luz.

Son partículas que infunden a la materia física con luz espiritual.

La taquionización es un proceso tecnológico que empapa a la materia física con una cantidad aumentada de taquiones y por ende de forma permanente cambia las propiedades cuánticas de los núcleos atómicos que componen a esa materia.

La composición química no es perturbada, el cambio ocurre a nivel subatómico.

Energuía Taquiónica
Energuía Taquiónica

La tecnología Taquión acrecienta considerablemente la eficacia de las cremas naturales, los suplementos alimentarios y el agua vitalizada.
Pues mengua la entropía de la materia física revierte el proceso de envejecimiento y robustece el sistema inmunológico.

Asimismo armoniza los embrollados campos electromagnéticos en el entorno de la vida humana. En tanto que los taquiones influencian del mismo modo a nuestro cuerpo físico y a nuestros cuerpos de más alta energía, aceleran nuestro desarrollo espiritual dramáticamente.

Por todas y cada una de las razones citadas arriba la energía de taquión tiene un efecto positivísimo en nuestra salud y bienestar.

La materia de este cosmos es un producto de una tensión activa entre el Absoluto y la fuerza de la contingencia.

La fuerza de la contingencia se expresa a sí mediante las fuerzas físicas básicas que mantienen a la materia junta conque no se disuelva de regreso al Absoluto:

la fuerza nuclear fuerte, la fuerza nuclear enclenque, el electromagnetismo, y, la gravitación

Todas y cada una estas fuerzas están sostienes a la ley de la entropía que es la fuerza básica de resistencia contra la voluntad del Absoluto.

Lo opuesto a la ley de entropía es la ley de sintropía que se produce del Absoluto y libera la conciencia y la materia del control de las fuerzas físicas básicas.

La centropía es una fuerza que armoniza los campos de energía anárquica en una compleción unificada y deja la trascendencia de restricciones de tiempo y espacio como son definidas con las incesantes físicas básicas del cosmos entrópico: velocidad de la luz, la incesante de Planck, la incesante fina de la estructura, etcétera
La Energía de la Unicidad se produce del Absoluto y se densifica mediante las múltiples dimensiones del cosmos.

Cuando la Energía de la Unicidad alcanza la dimensión del Ánima, crea un campo de energía armónica que los físicos llaman energía de punto cero.

Esta energía entonces se densifica mediante campos de energía del plano mental, astral y etérico y puede ser aprovechada en el plano físico con aparatos singulares, las llamadas cámaras de energía libre.

Los físicos saben que el vacío realmente no está desocupado sino está repleto de estados potenciales energéticos de los que las partículas nacen. La energía oculta en el vacío es prácticamente infinita y puede ser utilizada sin gran gasto.

Por consiguiente se espera que va a llegar a ser la fuente primordial de energía para la humanidad en el futuro.

Cuando la Energía de la Unicidad se densifica por medio de las dimensiones y desde el infinito entra al mismo tiempo y al espacio, comienza a manifestarse como partículas.

Menú de cierre
error: Content is protected !!

Send this to a friend