Aprende a protegerte de la gente tóxica

¿Tienes en tu ambiente a alguien, ya puede ser amigo, familiar o bien colega, que no solo no te escucha, sino siempre y en todo momento se las arregla para pisar tus sueños y hacerte polvo toda vez que coincidís? Puesto que lamentamos decirte que es una de las tantas gente tóxica para ti.

Mas, cuidado, eso no quiere decir que lo sea para todo el planeta. Es lo que ocurre, por poner un ejemplo, con ciertos maltratadores, que “tienen una conducta de manera consciente planeada y no ejercitan la violencia (sicológica o bien física) contra cualquiera. Son violentos de forma selectiva”, nos explica la socióloga Marta Monllor, directiva técnica de la Fundación Aspacia, un centro que atiende a víctimas y atacantes.

Asimismo es cuestión de percepción. Alguien perjudicial para ti puede ser un sol para el vecino. ¿Afirmarías que es tóxico un hombre que se mofa de los discapacitados, no respeta a las mujeres y no conoce la empatía por los inmigrantes? Kevin Dutton, estudioso de la Universidad de Oxford (R. Unido), ubica a Donald Trump, con ciento setenta y uno puntos, sobre Hitler, que suma ciento sesenta y nueve, en su Inventario de personalidades psicopáticas. Si bien prácticamente sesenta millones de estadounidenses lo vieron de una manera diferente, más bien como alguien digno de regirlos.

Aprende a protegerte de la gente tóxica
Aprende a protegerte de la gente tóxica

Además, hay personas que solo resultan dañinas cuando les dedicas demasiado tiempo. O bien lo son de vez en cuando y otras no. Quizá, cuando están preocupados por algo, se vuelven unos deseoso infecciosos y egocéntricos que no paran de cargarnos de culpa. Y cuando están apacibles, son desprendidos, entretenidos y considerados. Te va sonando, ¿cierto?? No solo conoces a personas de esta manera, sino… probablemente asimismo tengas algo de tóxico en ti. ¿O bien quizá eres siempre y en toda circunstancia afable y clemente?

Lea:   Si la música te pone la piel de gallina, tu cerebro podría ser especial

Ahora, te planteamos ciertos consejos que te pueden asistir a resguardarte de la gente tóxica:

Pon límites. No hay forma más imbécil de perder energía que percibir a una persona que se ceba en sus inconvenientes y no desea saber nada de soluciones, en pos de la compasión del resto para sentirse mejor. En general, lo hacemos por educación: nos resulta violento dejar con la palabra en la boca a ese amigo que lleva ya media hora quejándose. ¿Mas vale la pena? Una buena forma de cortarle es preguntarle de qué forma piensa arreglarlo.

Elige tus batallas. En ocasiones, no vale la pena enfrentarse a una persona tóxica y terminas ya antes si finges no haberla oído o bien si le das la razón como a los locos. En todos y cada caso, piensa bien qué te va a sentar mejor: plantarle cara (y cargar con las emociones negativas añadidas de una riña) o bien torearla con arte.

No entres al harapo. Si respondes en exactamente la misma línea que , dejando que sus emociones te envuelvan y conecten con tus debilidades, estás perdido. Las habilidades sociales pueden adiestrarse para buscar soluciones pacíficas a los enfrentamientos y no contestar al agravio con agravio.

Sé siendo consciente de lo que sientes. Hacerte responsable de tus emociones te da ventaja en el momento de contestar a un ataque tóxico (o bien decidir que no vale la pena).

Sígueme en Facebook

Cultiva tu autoestima. A todos nos influye lo que afirman o bien piensan el resto, mas hasta determinado punto. Absolutamente nadie tiene más derecho a juzgar tu vida que mismo.

Concéntrate en las soluciones. Si te fijas solo en el daño que alguien te hace, le das poder para continuar ocasionándote inconvenientes. Piensa solo en de qué manera vas a manejar a esa persona, eso te va a ayudar a tomar las bridas de la situación.

Lea:   20 Signos De Un Ataque Psíquico

No olvides. Si alguien te ha pisado una vez o bien te ha faltado al respeto… puedes disculparlo, mas no le facilites que lo repita. Resguárdate desde el primer aviso.

Aprende a protegerte de la gente tóxica via Muy Interesante

Menú de cierre

Comparte con un amigo