Durante años he estado escribiendo sobre el perdón y de como éste es enérgico y no emocional, de como es necesario el perdón para cruzar el puente de 4ª dimensión hacia dimensiones superiores, y de como nos permite liberar a nuestros socios kármicos, y los contratos con almas cercanas y ciclos kármicos. Pero todos nos quedamos atascados en alguna parte de ese proceso, ya que comenzamos con intenciones poderosas que se desvanecen cuando nos encontramos cara a cara con nuestros socios kármicos y revivimos el dolor de nuestro karma. A pesar de que entramos en estas situaciones queriendo perdonar y liberar, nuestras emociones se apoderan y queremos la redención, para saber que se arrepienten de sus acciones y están dispuestos a expiarel dolor que nos han causado. Queremos confiar en ellos, queremos una nueva verdad acerca de nosotros mismos, la cual pensamos que ellos nos pueden dar, y nos conformamos con una solución de compromiso mientras nuestro perdón adquiere condiciones que nos mantienen en nuestros ciclos kármicos.

No es fácil perdonar a alguien que nos ha herido, y liberar toda la situación sin mirar hacia atrás en lo que podría haber o hubiera sido si ellos hubieran sido diferentes. Dependiendo de qué tan involucrado emocionalmente estamos, o lo mucho que esperamos de esa persona, la línea entre el perdón y la redención se desdibuja pues nos paramos en la posibilidad del perdón queremos darles una oportunidad más para ‘hacerlo bien’ o adoptar la superioridad moral, antes de dejarlos ir. Pero estamos haciendo esto para nosotros, no para ellos, porque queremos el reconocimiento de nuestra propia verdad – que merecíamos de ellos algo mejor.

Pero esta vida es como todas las otras vidas, donde nuestros socios kármicos se adhieren a su propósito, para hacer lo que haya que hacerse para crear el espacio energético para nuestra sanación y transformación, conduciéndonos a nuestra liberación del karma a través del perdón. Pero ignoramos este potencial porque nuestro ego herido desea validación, quiere que ellos jueguen bien, sean amables, y muestren consideración por nuestros sentimientos. Queremos ser capaces de confiar en ellos y por eso, necesitan redimirse, ser agradables y no hacer lo que sea que hicieron en el pasado. Así creamos oportunidades de redención y hacemos nuestro perdón condicional de si alguien está dispuesto a cambiar.

estrella

La necesidad de redención es real y poderosa, basada en nuestra profunda herida y en nuestro deseo de saber que somos dignos de amor, bondad y compasión. No vamos a encontrar esas cosas a través de la redención, pero podemos crear sanación y liberación a través del perdón. La energía polar del perdón es el resentimiento; la energía polar de la redención es la aceptación. Si somos capaces de construir nuestro amor propio y valía hasta el punto en que podemos ser energéticamente “a prueba de balas”, aceptar las acciones de nuestros socios kármicos como su verdad, y dejarnos ir, el amor, la alegría, la paz, la bondad, la compasión, y la validación que buscamos será nuestra, en las nuevas relaciones con nuevos socios libres de karma.


Por Jennifer Hoffman

16 de Noviembre 2014
http://enlighteninglife.com

Traducción: Marcela Borean
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

===============================

Read more at the Light Beacons Membership site, click here for details on how to join.

================================

Derechos de autor reservados © 2014 por Jennifer Hoffman. Pueden citar, traducir, reimprimir o referirse a este mensaje si mencionan el nombre de la autora e incluyen un vínculo de trabajo a: http://enlighteninglife.com

Estos y otros artículos de interés pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm para ARTÍCULOS DE INTERÉS
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora

El Manantial del Caduceo en La Era del Ahora

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

Menú de cierre

Envíaselo a alguien especial

cerrar
error: Content is protected !!

Send this to a friend